¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Agustín Piedrabuena: «Enterramos nuestras asignaturas internas pendientes»

En esta entrevista a Agustín Piedrabuena, de InnerKey, hablamos de coaching y desarrollo personal.

Agustín Piedrabuena: «Enterramos nuestras asignaturas internas pendientes»

Dentro del concepto del coaching se agrupan formas muy diferentes de entender el desarrollo personal y profesional, así como el bienestar emocional. Del mismo modo, no hay una sola metodología ni una manera de definir los problemas que los coaches deben afrontar en su trabajo. Debido a esto, hay corrientes de coaching con sus propias características, y algunas de ellas incluso combinan las ideas y las técnicas de varias de las demás.

En este caso vamos a entrarnos en el coachig transpersonal, una de las "ramas" el coaching más adaptables, de la mano de alguien que lleva muchos años trabajando a partir de este: Agustín Piedrabuena, Director de InnerKey.

Entrevista a Agustín Piedrabuena: Cómo el coaching transpersonal transforma tu vida

Agustín Piedrabuena dispone de una trayectoria de más de dos décadas como directivo en grandes empresas, y es fundador y Director de InnerKey, escuela de formación en coaching creada en el año 2011. Su manera de entender el bienestar humano parte de una filosofía de trabajo que se basa en combinar la estructura del Coaching con la profundidad de la Psicología Transpersonal. En esta entrevista nos habla acerca del concepto del coaching transpersonal.

¿Cuál es el objetivo fundamental del coaching transpersonal?

El objetivo fundamental del coaching transpersonal es ayudar a las personas, desde lo más profundo de su Ser, a construir la vida personal y profesional que realmente anhelan. Y subrayo la palabra "realmente", ya que la mayoría de veces, o no sabemos lo que queremos y tan solo huimos de lo que no queremos, o creemos saberlo desde nuestra pequeña y temerosa mente racional. En ambos casos estamos limitando sustancialmente nuestra vida. Trabajando en profundidad, el coaching transpersonal te ayuda a saber quién eres en realidad, a saber lo que quieres de verdad, y a ir a por ello con coraje y determinación. Como podrás imaginar, trabajando de esta manera, un proceso de coaching transpersonal marca un profundo antes y después en la vida de las personas.

¿Y cuáles son los principales pilares en los que se basa el coaching transpersonal?

La palabra trans-personal hace referencia al transcender de la persona, lo cual significa ir más allá del pequeño personaje con el que nos hemos identificado. Dentro de nuestra mente creemos ser alguien, y ese alguien está conformado por toda nuestra estructura de creencias y emociones asociadas a pensamientos recurrentes acerca de nosotros mismos. Dado que en occidente solemos tener muchas más creencias limitantes que empoderadoras, y mucho más miedo que coraje, la mayoría de personas creen ser mucho menos de lo que realmente son y, por tanto, solo creen poder vivir una vida muy por debajo de sus auténticos propósitos.

Por eso, el coaching transpersonal ayuda a las personas a superar a su propio personaje, y a colocarse en un lugar más elevado, más sabio y más poderoso. Les ayuda a hacer un salto de consciencia para que puedan observarse desde más "arriba" y, desde ahí, resolver sus asuntos y tomar decisiones mucho más precisas, certeras y alineadas con la vida que realmente anhelan. El coaching transpersonal les ayuda a caminar desde la fuerza y convicción de su Ser, dejando a un lado a su ruidosa y temerosa mente.

¿Puede decirse que el coaching transpersonal potencia el proceso de desarrollo personal y profesional?

Yo diría que, más allá de potenciarlo, lo multiplica. Si un proceso de coaching únicamente ayudase a las personas a lograr sus objetivos, sin que con ello creciesen y se hiciesen más sabias, tendrían que buscar a un/a coach cada vez que se fijasen un nuevo objetivo. En cambio, si les ayudamos a saber quiénes son, qué les hace ser únicos/as e irrepetibles, a despertar su valía personal y profesional, y a conectar con el verdadero propósito de su corazón, entonces ya nunca más necesitarán ayuda. A partir de ese momento conseguirán lo que se propongan por sí mismos/as. ¡Esa es la grandeza del coaching transpersonal!

A partir de tu experiencia, ¿cuáles crees que son las creencias limitantes más comunes en el ser humano?

La mayoría de los humanos en occidente nos quedamos "atascados" en nuestra mente de adolescente. Como decía un ilustre maestro zen, los humanos solemos morir a los veinte y nos entierran a los ochenta. Hay un momento en el que creemos que ha llegado la hora de ser adultos, y en ese momento aparcamos y enterramos, de por vida, nuestras asignaturas internas pendientes. De ahí que la mayoría de las personas lleven en su interior creencias y emociones típicas de la adolescencia: miedo exagerado al fracaso, miedo a no ser aceptados, vergüenza por ser diferentes, miedo a que se descubra cómo son en realidad, falta de autoestima, creencia de no tener suficiente talento o inteligencia, creencia de no tener carisma, ni suficiente poder de influencia, ni suficiente coraje, ni claridad mental, ambición, fuerza de voluntad... Todas estas creencias y emociones forman parte de ese pequeño personaje que creemos ser. Creemos ser eso por las experiencias, a menudo dolorosas, que hemos vivido en nuestra infancia y adolescencia.

Todo ese dolor crea una coraza de protección que nos impide seguir creciendo y resolver nuestras viejas asignaturas pendientes. Con tal de no volver a sufrir, enterramos nuestras heridas abiertas, nos ponemos todo tipo de caretas para aparentar ser diferentes, más seguros, más poderosos, más atractivos, más de todo aquello que echamos de menos en nuestro interior. Si, por ejemplo, coacheas a una persona de 40 años, lo más probable es que lleve 20 años cultivando esa protección, aferrándose a ella, amándola y odiándola al mismo tiempo. Ese apego a nuestro personaje creado, suele ser nuestro mayor obstáculo para cambiar, ya que cualquier cambio supone una gran amenaza al status quo de nuestro personaje.

Por eso el coaching transpersonal es tan retador y transformador. Cuando observas a tu propio personaje y descubres lo que está haciendo contigo y con tu vida, despiertas y dejas de ser su esclavo/a. Tomas las riendas de tu vida con la sabiduría de la mujer o el hombre que eres ahora, y no desde el niño o adolescente herido que habita en tu interior. Desde ahí puedes conquistar las grandes metas que anhela tu corazón, pues habrás superado a tu peor enemigo: tu propia creencia de lo que eres.

¿Los beneficios del coaching transpersonal suelen aparecer de manera gradual, o pueden llegar a hacerse notar en poco tiempo?

Un proceso de coaching transpersonal suele durar entre 4 y 6 meses y tener entre 6 y 8 sesiones. En este tiempo las personas experimentan un gran cambio. Pero más allá de los beneficios percibidos a lo largo del proceso, que son muchísimos, la mayor ventaja de este tipo de coaching es lo que te llevas para el resto de tu vida. Habrás crecido, habrás descubierto quién eres, habrás descubierto tu poder único, y tendrás el coraje para usarlo y construir la vida que anheles. ¿Qué más se puede pedir?

¿Buscarle un sentido a la vida es más sencillo con la ayuda de un coach, o esa es una tarea que lleva a cabo únicamente cada persona?

El camino del despertar, es decir, del hacerse cada día más sabio/a y de crearse una vida cada vez más plena, es algo que cada uno debe hacer por sí mismo. Nadie puede hacerlo por ti. Es una gran regla del Universo. Crearse una vida con sentido es ¡muy difícil! si vamos en serio. Hablar de ello es muy fácil. Vivirlo es un proceso a menudo duro y doloroso, ya que has de enfrentarte a numerosas dudas existenciales, y tienes que soltar "cosas" que, aunque sabes que te atan a donde no debes estar, en el fondo no quieres soltar por pánico al vacío o por la pereza de cambiar. Sentirse acompañado/a por un/a Coach Transpersonal durante este difícil proceso ¡es una bendición!

¿Qué le diríais a una persona que está buscando escuela para estudiar coaching y no sabe cómo elegir?

Le preguntaría cuál es su propósito para formase en coaching. Si es para ayudar de verdad a otras personas, le aconsejaría no aprender un coaching "light". Existe mucho coaching "light" en el mundo, que difícilmente logra resultados sostenibles en las personas. Si quieres ayudar en serio, aprende a hacer un coaching retador y profundo como el coaching transpersonal.

Si tu motivación para formarte en coaching es tu propio viaje de crecimiento interior, te diría lo mismo. Si de verdad quieres crecer, has de bajar a lo más hondo de tu inconsciente. El coaching "light" te dejará a medio camino.

Si lo que quieres es ayudar a personas o equipos en el mundo empresarial, también te diría lo mismo. Aprende un coaching que realmente funcione. Las empresas necesitan a coaches con mucho coraje, capaces de hacer temblar los mismos cimientos de las poderosas creencias que tienen limitados a tantos/as ejecutivos/as y equipos. Hacer coaching en el mundo empresarial es lo más difícil, ya que en el trabajo llevamos doble coraza: la profesional y la particular. Por esa razón, como coaches necesitamos disponer de herramientas muy potentes, profundas y transformadoras, que saquen a los profesionales y equipos de sus habituales bucles frenéticos de autoalimentación.

Ahora bien, si tu motivación para formarte en coaching es básicamente engordar tu curriculum vitae, entonces te diría que buscaras un curso muy fácil, y que tuviera muchos "sellitos". Alguno que se realizara por streaming, para que no tuvieras ni que exponerte. Si, en el fondo, tu propósito no es ayudar (a ti o a los demás), entonces un curso de coaching light será suficiente para ti.

En todos los demás casos, te recomiendo aprender el coaching más transformador y sostenible que conozco, el coaching transpersonal.

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese