Más allá de la espectacularidad de los torneos y los partidos realizados en el deporte de competición, hay otros aspectos que, aunque más sutiles, juegan un rol fundamental a la hora de explicar el desempeño de los deportistas.

Los procesos psicológicos relacionados con la gestión de las emociones y del foco atencional son una muestra de ello. En este caso hablamos acerca de estas variables psicológicas con Miguel A. Rodríguez Ramírez, experto en rendimiento mental deportivo.

Entrevista a Miguel A. Rodríguez Ramírez: ¿qué es el rendimiento mental deportivo?

Miguel Ángel Rodríguez Ramírez es coach especializado en rendimiento deportivo y gestión de las emociones, con más de dos décadas de trayectoria profesional en este ámbito. En esta entrevista nos habla acerca de algunos de los aspectos clave a tener en cuenta para mejorar el desempeño en el deporte.

¿Qué es lo que te llevó a interesarte por el rendimiento mental deportivo y el apoyo profesional a deportistas?

Llevo dedicado al deporte toda mi vida. Primero como deportista, y después como entrenador de deportivo, formador de técnicos y gestionando entidades deportivas. El deporte es una actividad muy vinculada al rendimiento, aunque se suele dar más importancia al resultado. Y desde luego, para que un deportista o equipo deportivo alcance su máximo rendimiento, la clave es que sepa gestionar su mente.

En el deporte de competición, ¿cuáles son los principales aspectos del rendimiento en los que se nota quién sabe gestionar sus pensamientos y emociones y quién no?

Pues, durante en el entrenamiento, la motivación es el aspecto más evidente. Para ello, tener una buena planificación de objetivos y desarrollar tu compromiso y responsabilidad con las metas que quieres alcanzar, son la clave. En competición entran más en juego las emociones.

Me encuentro con muchos deportistas que rinden muy bien en los entrenamientos pero bajan bastante en la competición. Saber gestionar lo que pasa dentro de tu cabeza, lo psicológico, requiere de entrenamiento, como cualquier otro ámbito (técnica, táctica, preparación física), y los resultados que obtienes son magníficos.

¿La edad del o la deportista influye mucho a la hora de intervenir para mejorar su rendimiento desde la gestión de los elementos psicológicos?

No debería. Muchos entrenadores y padres entienden que debe haber un entrenamiento mental cuando su deportista tiene problemas, y eso es un error. Las cualidades mentales (concentración, atención, activación…) se deben entrenar y potenciar.

Aunque se da importancia a todo esto cuando llegan los malos resultados, en realidad hay hacer un desarrollo progresivo, y como cualquier aprendizaje, cuanto más joven es el deportista mayores son sus logros y evolución.

Miguel Ángel Rodríguez, coach deportivo

¿Qué papel juega la Inteligencia Emocional en la gestión de la ansiedad al competir en el deporte?

Importantísimo. Como te comentaba, entender qué es eso que estás sintiendo, estrés, ansiedad, miedo, presión, de dónde te viene y sobre todo en que te puede ayudar, cambiar por completo las cosas. Por ello la inteligencia emocional aplicada al deporte, yo la llamo Inteligencia Deportiva, es clave para hacer de algo negativo, un punto fuerte más en tu rendimiento como deportista.

En lo que respecta a la capacidad de concentrarse en la actividad deportiva y no ceder a la rumiación psicológica o a los pensamientos catastróficos, ¿cuáles son las estrategias más utilizadas?

En mi caso siempre opto por un entrenamiento basado en Mindfulness. Es la mejor herramienta para lograr desarrollar la atención y la concentración, y no caer en el diálogo interno negativo.

Fuera del campo de juego lo planteo de una manera práctica y planificada, para hacerlo ameno al deportista que lo que busca es acción, no alguien que le explique cosas.

En el campo de juego, con rituales de concentración y técnicas de enfoque de la atención. Es muy importante que el deportista lo perciba como un entrenamiento más, porque esa es su forma de mejorar en todas las facetas de su carrera deportiva.

¿Cuáles son las principales fases de intervención en deportistas al ayudarles a desarrollar sus habilidades de gestión de las emociones?

Lo primero debe ser ayudarles a ser conscientes de su nivel al respecto. De los aspectos que le potencian y de aquellos que necesitan mejorar. Desde ese punto de vista, el trabajo después se centra en encontrar la mejor forma de aplicar cada una de las variables de rendimiento y gestión mental que un deportista tiene que controlar para ser su mejor versión, para alcanzar su máximo rendimiento y sus metas deportivas. El proceso que les marco es toma de conciencia-definición de objetivos-desarrollo de la responsabilidad-entrenamiento práctico.