El lenguaje tiene un impacto que va más allá de lo que se dice. Wikimedia Commons.

El análisis del discurso es una técnica de investigación cualitativa que ha tenido un impacto importante tanto en las ciencias sociales como en la psicología social, y que surge a partir de la importancia que ha cobrado el lenguaje no solo como una forma de expresar una determinada realidad social, sino como una manera de construirla.

Es también una orientación compleja que ha ganado una popularidad importante en los estudios sociales y que puede ser realizada de maneras muy distintas. A continuación encontrarás una descripción general sobre el análisis del discurso, sus antecedentes y la repercusión que ha tenido en la psicología social.

Estudio del lenguaje en la psicología social

El lenguaje es sin duda uno de los elementos más complejos e interesantes que compartimos los seres humanos, es por eso que se ha posicionado como un objeto de discusión e investigación científica desde hace siglos.

En ciencias sociales se reconoce al siglo XX como un periodo en el que el lenguaje se ubicó en el centro de las investigaciones y los análisis sociales, históricos, filosóficos y científicos, lo que se conoce como el giro lingüístico. En otras palabras, el estudio del lenguaje ha sido una herramienta muy útil para la comprensión de los procesos tanto psicológicos como sociales.

De ahí surge el interés de la psicología social por estudiar y analizar los discursos, lo que a su vez ha generado técnicas de investigación como el análisis del discurso, el análisis temático, el análisis de contenido o el análisis conversacional.

Lo que distingue al análisis del discurso es que considera la teoría del lenguaje como algo complejo. A diferencia, por ejemplo, del análisis del contenido, que se concentra en la manifestación directa de un concepto y en las veces que este se repite, el análisis del discurso presta atención a algunos elementos que estructuran el lenguaje cotidiano, como la ironía el doble sentido, las metáforas, las implicaciones, o el propio contexto, entre otros, que pueden dar cuenta de relaciones que implícitas o latentes.

Análisis del discurso: una propuesta teórica y metodológica

El análisis de discurso es el nombre que se le ha dado a un conjunto de propuestas teóricas y metodológicas que son en realidad muy diversas. Por lo mismo es difícil ofrecer una sola definición de esta técnica y tampoco existe una especie de receta que pueda ser utilizada de la misma forma por todos los investigadores o investigadoras.

Algunos antecedentes

Aunque sus antecedentes pueden rastrearse también en otras tradiciones, el análisis del discurso surge principalmente a partir de la filosofía lingüística de la escuela de Oxford, que considera que el lenguaje afecta directamente la realidad social (las relaciones interpersonales, la conducta, la cognición, el lenguaje).

Específicamente la teoría de los actos de habla ha impactado de manera importante al análisis del discurso, ya que propone que las expresiones lingüísticas producen efectos que van más allá de las palabras que se utilizan. Por otro lado, el análisis del discurso también está influenciado por trabajos que tienen una orientación más política y sociológica.

Definiciones posibles

Una de las formas posibles de definir el análisis de discurso consiste en señalar que se trata de un método de investigación flexible que sirve para realizar una interpretación sistemática de los discursos.

Y un discurso es un conjunto de prácticas lingüísticas que mantienen y promueven las relaciones sociales (Iñiguez y Antaki, 1994), con lo cual, el lenguaje no es solo una habilidad comunicativa individual sino que es una práctica que constituye y regula relaciones sociales que son susceptibles de ser estudiadas.

Hay muchas formas de analizar un discurso. En cualquier caso el punto de partida es preguntarse cuáles son y cómo son las relaciones sociales que se quieren explicar (plantear un problema de investigación relacionado con el discurso), para después reunir el corpus de datos que se analizarán, esto es, los materiales lingüísticos (por ejemplo, nota de prensa, entrevistas, una política pública, un reglamento, etc.).

A partir de ahí, los discursos pueden ser analizados por medio de diferentes herramientas. Algunos investigadores inician realizando un análisis de contenido, categorizando el contenido de los textos según los objetivos de su investigación para después interpretar algunas de estas categorías.

Otros investigadores realizan lecturas profundas, cuidadosas, repetidas y sistemáticas de cada enunciado buscando recursos del lenguaje como la ironía, las metáforas, las contradicciones, procurando desvelar las relaciones sociales que se movilizan a través de dichos recursos, es decir, buscando los efectos latentes del lenguaje.

Lo que en todo caso es importante en términos de rigurosidad de la investigación es justificar adecuadamente los pasos que hemos seguido durante el análisis.

Análisis crítico del discurso

El análisis crítico del discurso se ha posicionado recientemente como un método de investigación nuevo y ha ganado mucha popularidad. A muy grandes rasgos consiste en aplicar una perspectiva crítica al análisis de discurso, esto es, poner atención a no solo a las relaciones sociales, sino a las relaciones de poder, el abuso de poder y la dominación que configuran la realidad social y que se movilizan a través del lenguaje.

Es decir que el análisis crítico del discurso busca comprender cómo es que la dominación se produce y reproduce a través de los discursos. A nivel metodológico no hay una gran diferencia sustancial, resulta igual de flexible e interpretativo que el análisis de discurso tradicional.

Su aportación a la psicología social

El principal impacto del análisis del discurso en la psicología social es que permite desarrollar una alternativa a los métodos de investigación centrados en la experimentación, considerando que este no es un proceso neutro donde el investigador no afecta la realidad que investiga, sino al contrario.

Asimismo, ha impactado en la forma de hacer psicología social, porque entiende al lenguaje no como algo que está en cada individuo sino como una forma de construirnos a nosotros y nosotras mismas, y al entorno con el que interactuamos.

Al ser una tradición tan amplia y heterogénea, existen escuelas, autores y paradigmas que matizan de forma distinta tanto la teoría del lenguaje como los métodos de investigación, en las las perspectivas más tradicionales del análisis del discurso así como en la corriente del análisis crítico del discurso.

Referencias bibliográficas:

  • Íñiguez, L. (2003). El análisis del discurso en las ciencias sociales: variedades, tradiciones y práctica, Pp: 83-124. en Íñiguez, I. (Ed.) Análisis del discurso. Manual para las ciencias sociales, Editorial UOC: Barcelona
  • Van Dijk, T. (2002). El análisis crítico del discurso y el pensamiento social. Athenea Digital. Revista de Pensamiento e Investigación Social, 1: 18-24.
  • Íñiguez, L. y Antaki, C. (1994). En análisis del discurso en psicología social. Boletín de Psicología, 4: 57-75.