El mundo del cine también ha tratado el tema de la fragilidad amorosa. Los Puentes de Madison.

El desamor es uno de esos sentimientos que todos hemos vivido y en general no nos ha gustado sentir. Es un tipo de vivencia se nos remueve por dentro, pero sabemos que no somos los únicos que hemos vivido el fin de una historia de amor real o imaginada.

En estas experiencias hay dolor pero también belleza, y por eso a veces nos interesa y nos gusta conocer otras historias similares a la nuestra. En algunos casos es hasta reconfortante ver que no somos los únicos que lo vivimos. Quizás por eso las películas de desamor son tan interesantes, además de servir para llevarnos a reflexionar.

El top de películas de desamor

Ciertamente no todas las películas románticas tienen que acabar bien, pues la verdad es que en la vida real no todo amor es correspondido o acaba desembocando en un final feliz. De hecho, que todas las películas respondan al prototipo de historia romántica de “y se casaron y fueron felices y comieron perdices” es algo que puede llegar a cansar por previsible.

Pero la vida real es muy compleja y hay películas que saben plasmar esos tantos otros relatos no tan ideales. Historias de amor y desamor muy reales, que a veces parecen sufrir cierto veto en la gran pantalla. Las películas de desamor que veremos a continuación han sabido presentar con gran maestría este lado trágico de las relaciones afectivas más intensas.

1. Blue Valentine

Ryan Gosling y Michelle Williams protagonizan esta historia de amor de una pareja joven. Llevan 7 años juntos y tienen a una hija, pero a medida que pasa el tiempo ella va perdiendo el interés en su marido; y es que diferentes temas laborales también han mellado la relación y la vida familiar.

Él ve que la relación está muriendo, y desesperadamente intenta salvarla. Su amor muestra síntomas de revivir en una escapada romántica en la que recuerdan sus mejores momentos, aunque salvar su matrimonio es todo un reto que no parece fácil de conseguir.

2. La Boda de mi mejor amigo

Esta comedia romántica està protagonizada por Julia Roberts, Cameron Diaz, Dermot Mulroney, Rupert Everett, y fue un éxito rotundo tanto a nivel comercial como crítico. La banda sonora también fue muy galardonada, y si estás buscando una buena película de desamor y no la has visto esta será una excelente opción.

La historia se basa en la relación de dos amigos de toda la vida. No se ven a menudo, y al principio de la película se sabe que uno de los dos se va a casar. Lo que acontece a continuación es una revelación sobre enamoramiento que marcará el desarrollo de la película.

3. Los Puentes de Madison

Los puentes de Madison es una película basada en el libro de Robert James Waller y que ya es un clásico del género. Dirigida por Clint Eastwood y con el mismo Clint Eastwood y Meryl Streep como protagonistas, relata una historia atípica con cargado componente romántico.

Una granjera y sacrificada madre de familia y un fotógrafo del National Geographic espíritu libre ven como nace entre ellos un amor imposible y vivido por personas de edad madura.

4. Closer

La Closer relata un entramado de amor, sexo, pasión y traición en la que intervienen dos parejas protagonizadas por Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen. Casi nada.

El guión está bien pensado, pues esta tragicomedia adquiere tiene un relato muy intenso pero al mismo tiempo realista de lo que pasa entre algunas parejas.

Closer tiene la virtud de no ser una película predecible, con partes que sorprenden al espectador por la gran verosimilitud de los sentimientos que en ella se expresan.

5. American Beauty

Esta película ya es otro clásico del cine. Un padre encarnado por Kevin Spacey está pasando por la crisis de la mediana edad, no soporta su trabajo y vive una especie de frustración a nivel sexual.

Su actitud apática y aletargada, y toda la desidia que siente por su mujer, contrasta con lo que pasa cuando conoce una atractiva amiga de su hija. Se siente de nuevo vivo y joven e intenta impresionarla desesperadamente.

6. Mi vida sin ti

Esta película cuenta la vida de una joven de 23 años con dos hijas, un marido que apenas trabaja, un padre en la cárcel y una madre que odia al mundo.

Su trabajo tampoco le ayuda a sentirse mejor, pues es limpiadora de una universidad a la que no puede aspirar matricularse, y además vive en una caravana en el jardín de su madre. Toda esta experiencia vital tan gris da un vuelco monumental después de un reconocimiento médico.

En una nueva situación vital en la que el tiempo es algo que se le acaba, decide elaborar una lista de objetivos vitales. Y se va a sentir el placer de vivir como nunca, sintiéndose mejor de lo que nunca podría haber pensado.

7. Una vez (Once)

Esta película irlandesa cuenta la historia de un cantante y compositor que cuando no está trabajando con su padre canta y toca sus canciones en Dublín. Durante el día toca tema que todo el público conoce, pero por la noche aprovecha para expresar sus sentimientos a través de sus canciones.

Una inmigrante checa que vende flores por la calle queda impresionada por su talento y por compartir pasadas historias de desamor. De hecho ella también escribe estas historias, pero jamás las interpreta delante de nadie. Su camino de cruza un día en el que tienen la ocasión de hacer un dueto, y a partir de entonces descubren que hay algo que los une.