Carlos Molina: «Internet permite crear una oferta formativa más variada»

Entrevistamos a Carlos Molina, parte del equipo directivo de Escuela Mediterránea de Psicología

Entrevista a Carlos Molina

Los tiempos cambian, y con ellos, se transforman también las necesidades y demandas a las que hay que hacer frente para desarrollar un perfil profesional interesante y con futuro.

Evidentemente, esto se cumple también en el ámbito de la Psicología, área de desarrollo laboral en la que no es precisamente fácil ni encontrar trabajo o clientes, ni dar los primeros pasos teniendo bajo el brazo únicamente el título universitario. En un mundo cada vez más interconectado y con cada vez más personas formadas buscando un hueco en el mercado laboral, es complejo saber en qué dirección ir... pero también hay cada vez más oportunidades para formarse buscando cursos y masters que encajen con lo que buscamos. Precisamente de ello hablaremos en esta entrevista a Carlos Molina, parte del equipo que responsable de Escuela Mediterránea de Psicología.

Entrevista a Carlos Molina: las nuevas tendencias en formación en Psicología

Carlos Molina es Director de Operaciones del grupo empresarial que ha creado Escuela Mediterránea de Psicología, un centro de formación en el campo de la Psicología que en poco tiempo ha logrado ofrecer una importante diversidad de masters, cursos y posgrados en la modalidad online y que tiene presencia en varias de las principales ciudades de España. En esta entrevista, Carlos nos habla sobre las dinámicas que actualmente están dando forma al mundo de la formación en este ámbito profesional tan amplio que incluye tanto el mundo de la salud mental como los nuevos descubrimientos en neurociencias y las estrategias de gestión de equipos y de comunicación en las empresas.

¿Cuáles son las principales ideas de base que dieron lugar al nacimiento de Escuela Mediterránea de Psicología?

La Escuela Mediterránea de Psicología nació como respuesta a varias carencias que existían en cuanto a formación en Psicología. Detectamos que había muchas posibilidades de mejora en el sector, y decidimos aprovecharlas.

Por un lado, nos dimos cuenta de que el mercado laboral premia cada vez más la especialización de sus profesionales, pero esta especialización requiere una formación previa que no es fácil de conseguir.

Primero, estudia el grado universitario, dedica mínimo cuatro años de esfuerzo y dedicación y, después, no creas que has acabado; tienes que seguir invirtiendo años y dinero en diferentes masters o en prepararte el PIR, todo ello sin poder trabajar a la vez porque requiere una presencialidad y un tiempo que impiden que dedicarte a otra cosa a la vez.

Nosotros queremos facilitar este proceso, hacerlo más accesible a todo el mundo, que puedas estudiar y especializarte sin importar si a la vez estás trabajando, que te queden algunas asignaturas de la carrera, que tengas responsabilidades familiares o que estés sacando adelante otros proyectos. Queremos que la situación personal de cada estudiante no suponga un freno para seguir creciendo como profesional. Por eso hemos creado nuestra metodología 100% online y flexible.

Además, por otro lado, está el grupo de personas que, aunque no tienen la carrera de Psicología, están muy interesadas en esta rama y les gustaría formarse en ella, ya sea por motivos personales o profesionales. También queríamos crear una solución para ellos, con programas formativos accesibles y temarios más ligeros, aunque igualmente rigurosos.

Más allá de lo que ha ocurrido en los tiempos de la crisis del coronavirus… ¿La formación online ha llegado para quedarse?

Por supuesto, no me cabe ninguna duda de que la formación online ha llegado para quedarse. El coronavirus, desde luego, ha sido un acelerador, porque nos ha obligado a hacer todo a distancia, pero también nos ha hecho darnos cuenta de que aprender desde casa es posible, de que ya contábamos con toda la tecnología necesaria, y que solo necesitábamos cambiar ciertas costumbres y salir de nuestra zona de confort.

Una vez que todos hemos comprobado las ventajas de la formación online, ¿para qué volver atrás? Antes, si querías hacer un máster en un centro de formación fuera de tu ciudad, suponía que debías dejar atrás tu casa, con todos los gastos de transporte y alojamiento que ello conlleva, además de las inconveniencias que puede suponer a nivel personal.

En la Escuela Mediterránea de Psicología, nuestros alumnos no están obligados a poner su vida patas arriba para formarse, pueden estudiar donde quieran, a la hora que quieran, hacer los exámenes cuando quieran y seguir su propio ritmo.

¿Suele cometerse el error de creer que la formación online es únicamente para las personas que entran dentro del concepto de “nómadas digitales”?

Es cierto que hay algunas personas más propensas que otras a lanzarse a la formación online. Todavía quedan perfiles con muchas reticencias a adaptarse a lo digital, porque piensan que es solo para jóvenes, o con personas con capacidades especiales como ser muy organizadas o hábiles con la tecnología, cuando no tiene por qué ser así.

Al final, todo el mundo puede tener sus preferencias, pero nosotros creemos que, como mínimo, mereces la oportunidad de probar una metodología online y decidir si es lo que mejor se adapta a tus necesidades.

Si alguien toma la vía de la presencialidad, nos gustaría que fuese porque verdaderamente lo prefiere, no por falta de opciones online o por miedo hacer las cosas de forma diferente a como se han hecho hasta ahora.

¿Cuáles son los principales aspectos positivos de disponer de una oferta de formación en Psicología que exprime cada vez más las posibilidades que ofrece Internet?

Para mí, la ventaja más clara es la flexibilidad. Internet nos ha permitido crear una oferta formativa mucho más accesible y variada, que se adapta a las necesidades de cualquier persona. Desde el salón de tu casa a las 10 de la noche, puedes estudiar tanto el Máster en Psicología Infantil como el Postgrado en Neuropsicología clínica, así como uno de nuestros cursos de autoayuda.

Además, en nuestra escuela, a menudo celebramos ponencias con diferentes profesionales que invitamos a trabajar con nosotros, estas ponencias son también 100% online, y las dejamos grabadas en nuestra plataforma para que nuestros alumnos puedan verlas cuando quieran. Lo llamamos Método Mediterránea. En resumen, a raíz de la flexibilidad que nos da Internet surgen otros muchos aspectos positivos.

¿Para una entidad centrada en la formación como Escuela Mediterránea de Psicología, la modalidad online aporta también una mayor flexibilidad para adaptarse a las necesidades de la gente que quiere profesionalizarse y ofrecerles opciones con relativa rapidez?

Exactamente. La modalidad online facilita y agiliza muchísimo la profesionalización y la especialización de las personas interesadas. Desde que decides que quieres ampliar tu formación hasta que empiezas, por ejemplo, un Máster, en nuestra escuela pueden pasar solo unos días. Además, si organizas bien tu tiempo y eres constante con ello, en menos de un año puedes tener tu título en tus manos.

¿Diría que una parte del sector de la educación y la formación universitaria o de posgrado no se plantea ofrecer opciones online simplemente porque eso se aleja de lo que se lleva haciendo durante décadas con las clases presenciales? ¿Hasta qué punto pesa la lógica de la tradición?

Según nuestra experiencia, esto es completamente cierto. Salir de la zona de confort y cambiar nuestros hábitos es algo que cuesta y que requiere un esfuerzo, tanto a nivel individual como a las organizaciones en general.

Cuando, a raíz del COVID, empezaron a surgir nuevas formas de hacer las cosas, había personas que estaban deseando que todo volviese a la normalidad, volver a trabajar y a ofrecer formación como antes, sin quedarse con ninguna de las nuevas técnicas online que se habían desarrollado. En mi opinión, lo más inteligente es quedarte con lo mejor “de antes” y lo mejor “de ahora”. Si todos siguiésemos la lógica de la tradición, no habría innovación ni avance, algo que para nosotros es muy importante.

Artículos relacionados