Aristófanes fue un escritor de comedias griego, nacido durante el año 444 a.C en la célebre ciudad de Atenas.

A lo largo de su vida Aristofanes escribió muchas grandes obras pero por desgracia hoy en día solo se conservan 11 de ellas. Algunas de sus obras más destacadas fueron por ejemplo: Las nubes, Las Aves o Las ranas, siendo esta última una elegante sátira contra el célebre poeta trágico Eurípides.

Grandes frases de Aristófanes, el autor de comedias griego

¿Te gustaría poder conocer algunas de sus frases más destacadas? A continuación podrás disfrutar de las 75 mejores frases de Aristófanes, un genio de la comedia griego que sin duda debes conocer. Te acercamos a la figura de este comediante a través de sus citas célebres.

1. Con las palabras, la mente tiene alas.

El poder del lenguaje refuerza en gran medida el potencial de los seres humanos.

2. Permitidle a cada humano el practicar el arte que domina.

Poder vivir la vida a nuestra manera es algo que todos deseamos poder hacer.

3. La patria de cada hombre es el país donde mejor vive.

Nuestro país natal siempre encontrará un espacio en nuestro corazón.

4. Todo el mundo sabe que los hombres viejos son dos veces niños.

Al hacernos mayores, ciertas cosas que parecían importantes durante otras etapas, simplemente dejan de tener importancia.

5. La desconfianza es madre de la seguridad.

La desconfianza nos brinda la oportunidad de ser más precavidos.

6. No hay en el mundo nada peor que una mujer, excepto otra mujer.

Como vemos en esta cita Aristófanes poseía una gran desconfianza con respecto al género femenino, ¿Creeis que ésta era justificada?

7. El hombre, aunque tenga los cabellos grises, siempre conseguirá esposa; pero la mujer dispone de corto tiempo.

Desde la antigüedad, las mujeres han sido víctimas de una sociedad donde el hombre poseía un gran poder de decisión y ellas quedaban forzosamente en un segundo e inmerecido lugar.

8. Nadie puede hacer que un cangrejo camine derecho.

Ciertas personas no cambiarán su estilo de vida por mucho que hagamos por ellas.

9. El guiar al pueblo no es cosa de un hombre culto ni de buenos principios, sino de un ignorante y bellaco.

Desde los inicios de la historia, los dirigentes han sido comúnmente más conocidos por sus errores que por sus aciertos.

10. Los sucesos malvados proceden de causas malvadas.

Todo gran acto malvado, sin duda viene dado, por una causa malvada que lo ha hecho posible.

11. No hay ningún hombre realmente honrado, ninguno de nosotros se encuentra libre del afán de lucro.

El afán de lucro es algo que siempre ha influenciado enormemente al ser humano, la avaricia es un mal que todos deberíamos desterrar.

12. Ciegos humanos, semejantes a la hoja ligera, impotentes criaturas hechas de barro deleznable, míseros mortales que, privados de alas, pasáis vuestra vida fugaz como vanas sombras o ensueños mentirosos.

Sin duda, el ser humano podría ser mucho mejor de lo que actualmente es, pero es culpa nuestra y de nuestras propias acciones que esto no sea así.

13. Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.

Nuestros enemigos nos dan la excelente oportunidad de conocer nuestros puntos más débiles, debemos aprender de ellos y posteriormente solucionarlos.

14. ¿De verdad crees en los dioses? —Yo sí. —¿En qué te basas? —En que me aborrecen. ¿No es un indicio verosímil?

Todos hemos pensado alguna vez que la suerte, sin duda, no está con nosotros, ¿Os consideráis personas afortunadas?

15. Amor es, en consecuencia, el nombre para el deseo y la búsqueda de la totalidad.

El amor es algo que el ser humano lleva buscando miles de años y que muy pocos de nosotros llegamos a encontrar realmente.

16. Educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender un fuego.

Para poder educar correctamente a un niño o niña, debemos fomentar y cultivar en él la búsqueda del conocimiento.

17. Debajo de cada piedra se encuentra al acecho un político.

Los políticos eran para Aristófanes, un tipo de persona al que no le guardaba un gran aprecio.

18. En las adversidades sale a la luz la virtud.

Las adversidades son las oportunidades que nos da la vida, de poder brillar con nuestro máximo esplendor. Estas deben crear en nosotros un sentimiento de superación, no de resignación.

19. Hay que ser remero antes de llevar el timón, haber estado en la proa y observado los vientos antes de gobernar la nave.

La experiencia nos permitirá en el futuro, poder desarrollar un cargo superior con un mayor acierto.

20. Las mujeres son lo mejor de la vida, pero también la parte más amarga.

Una relación de amor-odio con el sexo femenino.

21. No es posible vivir con estas malditas mujeres, pero tampoco sin ellas.

El hombre siempre ha buscado la compañía de la mujer, es algo innato en todos nosotros.

22. Palabras a caballo.

Las palabras pueden ser en ciertas ocasiones, más rápidas que los pensamientos.

23. El hombre es el único animal que hace daño a su pareja.

En el reino animal, ningún animal excepto el hombre, ataca de forma premeditada a su propia pareja. La violencia de género es un mal, con el que la sociedad debe que acabar.

24. Un solo plato no basta para dar de comer a dos ladrones.

Aquél que es capaz de perjudicar a un tercero para poder enriquecerse, jamás se sentirá satisfecho con lo que posea.

25. Una golondrina no hace verano.

Un pequeño indicio no dictamina forzosamente, que un gran cambio se haya producido.

26. Abre la boca y cierra los ojos, y mira cuanto te enviará Zeus.

Como se puede apreciar en esta graciosa frase, Aristófanes no era un hombre religioso.

27. En la poesía hay más verdad que en la historia.

La poesía nos descubre vivencias y emociones de terceras personas de las que podemos aprender a no caer en el mismo error.

28. ¡Oh, Menandro, y tu vida humana! ¿Quién de los dos ha copiado al otro?

La vida de una persona puede muchas veces no ser lo que parece e intentar parecer lo que realmente no somos, nos acabará trayendo más de un disgusto.

29. ¡Santuarios! ¡Santuarios! Seguramente ustedes no creen en los dioses. ¿Dónde están sus argumentos?¿Dónde están sus pruebas?

Una gran cita de Aristófanes en la cual podemos ver que la falta de pruebas concretas le llevaba irremediablemente al ateísmo.

30. La juventud pasa,la inmadurez se supera,la ignorancia se cura con la educación,y la embriaguez con sobriedad,pero la estupidez dura para siempre.

Una persona estúpida tiene un gran problema realmente difícil de solventar, pues no hay educación que corrija realmente esta deficiencia.

31. Es a través de enemigos, no de amigos, que las ciudades aprenden a construir altos muros.

Cuando somos atacados por terceras personas, es cuando aprendemos el valor de la autodefensa, debemos estar preparados para cualquier situación posible.

32. Para los niños, la educación es el maestro de escuela. Para los jóvenes, es el poeta.

Cuando llegamos a tener cierta edad, la poesía puede ser una buena fuente de experiencias de las que aprender.

33. Nada es más cobarde que la riqueza.

Aquellas personas que acumulan una gran riqueza, jamás desearían encontrarse en una situación donde puedan perderla.

34. Incluso si me convences, no me convencerás.

Ciertas formas de pensar permanecerán siempre con nosotros a lo largo de toda nuestra vida.

35. Un actor debe refinar el gusto del público.

La calidad de un arte puede llegar a permitir que su público objetivo refine sus propios gustos.

36. Uno no debe tratar de engañar a la desgracia, sino resignarse a ella con buena gracia.

Todos pasamos por altibajos emocionales o sociales, debemos aprender de ellos y dejar que pasen por sí solos.

37. No discurra las palabras con su padre, ni lo trate como un puntillero, ni le reproche al anciano que lo ha querido con su edad.

Saber mantener una relación sana con nuestros congéneres, nos permitirá vivir una vida mucho más tranquila.

38. No hay arte donde no hay tarifa.

El artista siempre se ha debido plenamente a los deseos de los poderosos, pues el artista también tiene que comer para poder vivir.

39. Una multitud de pícaros disfruta de las bendiciones que han ganado por pura injusticia, mientras que las personas más honestas son miserables y mueren de hambre.

La sociedad en la que vivimos no es todo lo justa que realmente debería ser, pues aquella persona que demuestra tener picardía sale beneficiada en la mayoría de ocasiones.

40. A menudo sucede que menos depende del valor de un ejército que la habilidad del líder.

Los líderes deciden en gran medida la suerte de sus seguidores, debemos valorar muy bien a qué personas elegimos seguir.

41. Un esclavo no es más que medio hombre.

Los esclavos en la antigüedad no eran considerados como personas reales, estos eran muchas veces usados como simples objetos.

42. ¡Qué cosas inesperadas suceden, sin duda, en una larga vida!

A lo largo de toda nuestra vida, siempre aprendemos cosas nuevas y evolucionaremos como individuos.

43. Es el poder convincente de los grandes pensamientos e ideas para generar frases de igual tamaño.

Para poder llegar a recitar una gran frase, un gran pensamiento debe servirnos de inspiración.

44. Pobreza, el monstruo más temible que jamás haya respirado.

La pobreza es un mal que siempre ha asolado a toda la humanidad, en pleno siglo XXI, sin duda debemos acabar con él.

45. La riqueza, el más excelente de todos los dioses.

La riqueza puede permitirnos vivir la vida que siempre hemos soñado, pero aún siendo poseedores de ella, la felicidad no está garantizada.

46. El amor al vino es el fracaso de un buen hombre.

El alcoholismo es algo que siempre ha perseguido al hombre desde los inicios de la civilización, no debemos caer en él si deseamos llevar una vida productiva.

47. ¿Te atreves a acusar al vino de enturbiar el motivo? Cíteme efectos más maravillosos que los del vino. ¡Mira! Cuando un hombre bebe, es rico, todo lo que toca tiene éxito, gana juicios, es feliz y ayuda a sus amigos. Ven, trae aquí una jarra de vino rápido, para que pueda empapar mi cerebro y obtener una idea ingeniosa.

Como vemos en esta cita, Aristófanes era sin duda un gran bebedor de vino, algo muy común en la nobleza de la antigüedad.

48. No hay bestia, ni ráfaga de fuego, como una mujer tan indómita. Con calma se va por su camino donde incluso las panteras serían avergonzadas.

La mujer era vista, a ojos de los hombres, como un ser al que realmente no entendían. Aristófanes se pronunció sobre la relación que tenía con ellas en más de una ocasión.

49. Es de mal gusto para un poeta ser tosco y peludo.

El aspecto físico era algo que siempre se cuidaba en la Antigua Grecia.

50. Las mujeres, ustedes, dipsomaniacos sobrecalentados, nunca desaprovechan la oportunidad de preparar una bebida, una gran bendición para los camareros, sino una pesadilla para nosotros, ¡Sin mencionar nuestra vajilla y nuestra lana!

Las mujeres y el alcoholismo fueron sin ninguna duda dos grandes constantes en la vida de este célebre cómico ateniense.

51. Un hombre debería poder soportar cualquier desastre por el bien de su país.

Indiferentemente de la época en la que nos encontremos, las guerras entre naciones siempre han sido una constante en la vida de las personas.

52. Invocar únicamente los argumentos más débiles y, sin embargo, triunfar es un arte que vale más de cien mil dracmas.

Ser habilidosos al debatir puede permitirnos obtener muchas victorias personales, es una cualidad que en la vida moderna resulta esencial en nuestro día a día.

53. No debemos advertir a un pecador voluntario; No lo detendremos, sino que lo dejemos seguir su curso, hasta que se despierten las desgracias, su conciencia se despertará y lo impulsará a aplacar a los dioses ofendidos.

Ciertas cosas es mejor aprenderlas mediante la propia experiencia, pues de otra manera jamás entenderíamos el funcionamiento de las mismas.

54. Las oraciones sin vino son perfectamente inútiles.

En esta graciosa cita, una vez más Aristófanes, nos habla de el vino y sus múltiples bondades.

55. La mujer es experta en obtener dinero para sí misma y no se dejará engañar fácilmente; ella entiende el engaño demasiado bien a sí misma.

Las mujeres al igual que los hombres, pueden llegar a dominar muy bien el arte del engaño.

56. Mezcla y amasa todo el negocio del estado como lo haces con tus salchichas. Para ganar a la gente, siempre cocínelas con algo sabroso que les guste.

Para poder manipular mucho mejor a una sociedad, debemos distraerla con aquello que más le guste.

57. ¡Ah, los generales! ¡Son numerosos, pero no son buenos para mucho!

Como podemos llegar a intuir, este célebre escritor, no era un gran amante de los asuntos bélicos.

58. No tome un guía ciego.

Saber elegir nuestros consejeros nos permitirá poder lograr nuestros objetivos.

59. Una antigua tradición declara que cada error idiota que pasemos a la ley, tarde o temprano, redundará en beneficio de Atenas.

En otras palabras: las leyes solo sirven para recaudar dinero para el estado, ¿Pensáis vosotros de la misma manera que Aristófanes?

60. Si un hombre me debe dinero, parece que nunca lo olvido. Pero si hago lo que debo, de alguna manera nunca lo recuerdo.

La memoria puede ser algo selectiva en depende qué situación nos encontremos, esto es algo que muchos de nosotros puede llegar a sucedernos.

61. Un zorro es la sutileza misma.

La figura del zorro en la literatura represente, efectivamente, la misma sutileza, un animal sumamente grácil a la par que veloz.

62. No puedes tener nada más que decir: has derramado cada gota de lo que sabes.

Hablar más de la cuenta puede meternos en más de un problema, esto es algo que todos debemos evitar en nuestra vida personal.

63. Hoy las cosas están mejor que ayer.

Mejorar en nuestro día a día es algo a lo que todos debemos aspirar.

64. Un insulto dirigido a los impíos no debe ser censurado; por el contrario, el hombre honesto, si tiene sentido, solo puede aplaudir.

Es mejor no hacer un mal comentario a aquel que no actúa de la forma correcta, pero por el contrario debemos valorar en gran medida a quien por sus actos que se lo merece.

65. La trataría como a un huevo, cuya cáscara quitamos antes de comerla; Me quitaría la máscara y luego le besaría la cara bonita.

Para poder llegar a enamorarnos, debemos mostrar a nuestra persona amada cómo somos realmente.

66. ¡Una tregua para frases ociosas!

En cualquier gran coloquio intelectual siempre es necesario una buena tregua para poder hablar de otras cosas.

67. Es justo que el que hace el bien sea feliz, que el malvado y el impío, por otro lado, sea miserable; esa es una verdad, creo, que nadie se va a burlar.

Sin duda, de esta manera que nos comenta Aristófanes, la sociedad sería mucho más justa pero también es algo que por desgracia, en la vida real no se suele cumplir.

68. Los tiempos cambian. Los vicios de tu edad son elegantes hoy en día.

Los tiempos cambian efectivamente y las generaciones también cambian sus formas de actuar.

69. No debes decidir hasta que hayas escuchado lo que ambos tienen que decir.

Un consejo muy sabio que todos deberíamos interiorizar, no debemos caer en falsas apariencias.

70. El amor es simplemente el nombre del deseo y la búsqueda del todo.

El amor es algo que siempre ha determinado en gran medida la vida de los hombres, su búsqueda siempre ha estado presente desde el principio de los tiempos.

71. Posees todos los atributos de un demagogo; Un chillido, una voz horrible, una naturaleza perversa y tergiversada y el lenguaje del mercado. En ti todo está unido, lo cual es necesario para gobernar.

De esta forma tan curiosa, Aristófanes nos habla sobre los gobernantes, unos seres que vistos desde su particular punto de vista, resultan cuanto menos curiosos.

72. Mira a los oradores en nuestras repúblicas; mientras sean pobres, tanto el estado como la gente solo pueden elogiar su rectitud; pero una vez engordados con los fondos públicos, conciben un odio por la justicia, planean intrigas contra la gente y atacan a la democracia.

El poder y la riqueza pueden sin duda llegar a influir a ciertas personas, nosotros no debemos caer en el mismo error que otros cometieron.

73. Si te topas con un pensamiento que te desconcierta, abandónate de ese enredo y prueba con otro, tu cerebro estará fresco para comenzar de nuevo.

No debemos dar demasiadas vueltas a problemas que quizás no tengan solución, con ello sólo conseguiremos perder tiempo y esfuerzo.

74. La verdad es impuesta sobre nosotros, muy rápidamente, por un enemigo.

La verdad es algo que no podemos evitar eternamente, al final nos encontrará y se revelará en su máxima plenitud.

75. La gente sabía, aunque todas las leyes fueran abolidas, seguiría llevando la misma vida.

Vivir una vida calmada y ordenada es algo que todos debemos hacer, pues para poder vivir en armonía todos necesitamos llevar una cierta rectitud.