¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 50 mejores frases de Bertolt Brecht

Dramaturgo y poeta, su vida en el exilio nos deja memorables reflexiones en forma de citas célebres.

frases de bertolt brecht

Bertolt Brecht (1898 - 1956), nacido como Eugen Berthold Friedrich Brecht), fue un dramaturgo y poeta alemán y creó el llamado teatro épico. Se le considera uno de los literatos más creativos y brillantes del siglo XX.

Movido por un ansia de diferenciación individual, el joven Bertolt Brecht decidió ir a contracorriente de una sociedad acomodada y con demasiados convencionalismos. Aunque se matriculó en la facultad de medicina, pronto abandonaría sus estudios y se dedicaría a escribir y dirigir obras de teatro.

Frases célebres de Bertolt Brecht

Comunista y defensor de la lucha de clases, Bertolt Brecht fue un intelectual apasionado en su tiempo, hasta el punto en que fue perseguido por Hitler y tuvo que exiliarse en distintos países europeos.

En el artículo de hoy vamos a conocer de cerca la figura de este importante pensador y dramaturgo alemán a través de las mejores frases de Bertolt Brecht.

1. El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida.

Sus preceptos morales quedan resumidos en esta cita célebre.

2. Primero va el comer, luego va la moral.

De nada sirve la política si no están solventadas algunas cuestiones básicas.

3. El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento.

Reflexión sobre el arte y su capacidad para emocionarnos.

4. Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.

Irónica frase acerca de la opacidad y la arbitrariedad de la justicia.

5. ¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?

Comunista y fiel a sus principios, consideraba el sistema capitalista como el causante de ciertos males y escaseces de su nación.

6. Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.

Las mentiras y la doble cara no puede perdurar en el tiempo.

7. Con la guerra aumentan las propiedades de los hacendados, aumenta la miseria de los miserables, aumentan los discursos del general, y crece el silencio de los hombres.

Quienes organizan las guerras siempre salen beneficiados tras los conflictos.

8. El arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma.

Reflexión sobre el arte y su función social y cultural.

9. La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.

Una de las frases de Bertolt Brecht más célebres y recordadas, sobre el paso del tiempo y la incipiente eclosión de un nuevo orden mundial.

10. La historia ama las paradojas.

Extracto de una de sus misivas.

11. Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después. Esos que no se olvidan de cuidar nuestra formación, sin que por ello dejen de engordar, escuchen esto: por más que le den vueltas, primero es comer, y después de hartos ¡venga la moral!

Un alegato en contra de las élites dominantes.

12. La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.

Fantástica reflexión sobre el entorno natural.

13. Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.

Acerca de la ignorancia imperante en su época.

14. Los demócratas burgueses condenan con énfasis los métodos bárbaros de sus vecinos, y sus acusaciones impresionan tanto a sus auditorios que éstos olvidan que tales métodos se practican también en sus propios países.

Crítica al pensamiento burgués.

15. Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo.

No vale de nada estar solo en contra del aspecto superficial que causa la desigualdad.

16. Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

Una de las frases de Bertolt Brecht más memorables, sobre el esfuerzo incesante de los hombres buenos.

17. Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa.

Metáfora para reflexionar sobre el ejemplo que damos a los demás.

18. Ciertos países logran todavía conservar sus formas de propiedad gracias a medios menos violentos que otros. Sin embargo, los monopolios capitalistas originan por doquier condiciones bárbaras en las fábricas, en las minas y en los campos. Pero mientras que las democracias burguesas garantizan a los capitalistas, sin recurso a la violencia, la posesión de los medios de producción, la barbarie se reconoce en que los monopolios sólo pueden ser defendidos por la violencia declarada.

Pensamiento de corte sociológico para comprender la economía de mercado y la creación de oligopolios a través del monopolio de la violencia que representa el Estado.

19. Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo.

La sombra del dictador fue alargada.

20. En los tiempos sombríos, ¿se cantará también? También se cantará sobre los tiempos sombríos.

Dudas que nacen de sus días tristes en pleno surgimiento del III Reich.

21. ¿Qué tiempos son estos en los que tenemos que defender lo obvio?

Brecht denunció de manera incansable todas las injusticias que integraban la sociedad de su época.

22. Los débiles no luchan. Los más fuertes quizás luchen una hora. Los que aún son más fuertes, luchan unos años. Pero los más fuertes de todos, luchan toda su vida, éstos son los indispensables.

Una frase muy inspiradora que sigue siendo un referente para distintos movimientos revolucionarios internacionales.

23. Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

Brecht fue testimonio del período de entreguerras en Europa, una etapa de grandes revoluciones en todo el continente, las que describió en gran parte de su obra.

24. El que no sabe es un imbécil. El que sabe y calla es un criminal.

Una frase que puede servirnos para definir la postura de algunas personas frente a las injusticias.

25. Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque.

Algunas verdades deben defenderse con uñas y dientes, algo que supo Brecht desde el principio.

26. Cuando el delito se multiplica, nadie quiere verlo.

Un resumen de cómo funcionaba la sociedad de su época, especialmente durante el nazismo.

27. ¡Alabad el árbol que desde la carroña sube jubiloso hacia el cielo!

Brecht fue verdaderamente crítico con las religiones del mundo, especialmente del cristianismo.

28. Porque no me fío de él, somos amigos.

Una metáfora verdaderamente llamativa, incluída en la obra de Brecht.

29. Desgraciado el país que necesita héroes.

Un país que necesite héroes es un país al límite, destruído, donde los contratos sociales se han traicionado y donde la gente no puede vivir en paz y libertad.

30. Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo.

Una verdadera declaración de intenciones de su posición política.

31. No le temas tanto a la muerte, sino más bien a la vida inadecuada.

Una frase que nos empuja a vivir de la manera más plena posible.

32. Las convicciones son esperanza.

Creer firmemente en nuestras convicciones nos dará la fuerza suficiente para triunfar en la vida.

33. Quien no ha compartido la lucha, compartirá la derrota.

Una frase que nos demuestra el momento crítico en el que vivían las democracias europeas con el auge del fascismo.

34. Tal vez sea un error mezclar vinos distintos, pero el viejo saber y el nuevo bien se mezclan.

Una analogía muy acertada sobre el conocimiento.

35. Lo que no sabes por ti mismo, no lo sabes.

Solo la experiencia empírica nos permitirá llegar al conocimiento.

36. No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado.

Una idea bastante repetida tanto en la obra de Brecht como en sus proclamas políticas.

37. A la buena gente se la conoce en que resulta mejor cuando se la conoce

Todos nos hemos llevado una grata sorpresa al conocer de primera mano a una buena persona.

38. Quiero ir con aquel a quien amo. No quiero calcular lo que cuesta. No quiero averiguar si es bueno. No quiero saber si me ama. Quiero ir con aquél a quien amo.

Una verdadera declaración de amor.

39. La ciencia tiene un solo precepto: contribuir a la ciencia.

Una definición sorprendente, pero no por ello menos cierta, de la ciencia.

40. ¡Contra la injusticia y la impunidad! Ni perdón ni olvido.

Una de las muchas proclamas revolucionarias que podemos leer en la obra de Brecht.

41. No acepten sin discusión las costumbres heredadas.

Brecht también fue un fervoroso crítico de las tradiciones y de los convencionalismos sociales.

42. Un hombre debe tener por lo menos dos vicios. Uno sólo es demasiado.

Como buen izquierdista revolucionario, muchos de sus escritos elogian el vicio y la libertad personal.

43. Escapé de los tigres alimenté a las chinches comido vivo fui por las mediocridades (epitafio)

Una de sus facetas más conocidas fue su sentido del humor desbocado.

44. Hay muchas maneras de matar.

Brecht consideraba que el sistema capitalista era responsable de muchas de las penurias que vivía la gente de su época.

45. Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime.

Una alegoría sobre la opresión que puede ser perfectamente vigente hoy en día.

46. No me harás aborrecer la guerra. Se dice que aniquilamos a los débiles, pero la paz hace lo mismo.

Algunos de sus planteamientos políticos fueron verdaderamente polémicos en su época.

47. La cuerda cortada puede volver a anudarse, vuelve a aguantar, pero está cortada.

Brecht fue un maestro de la palabra escrita y su obra está plagada de grandes metáforas.

48. ¿A dónde fueron los albañiles la noche que terminaron la Muralla China?

Un aporte muy sorprendente y humorístico de este gran autor alemán.

49. Aquello que no es raro, encontradlo extraño. Lo que es habitual, halladlo inexplicable. Que lo común os asombre. Que la regla os parezca un abuso. Y allí donde deis con el abuso, ponedle remedio.

Brecht trabajó de manera comprometida con la situación de su época y muchos de sus escritos tenían como objetivo arengar a las masas.

50. Quizá volvamos a tropezar, pero allí donde me abandonaste no volverás a encontrarme.

Sus obras reflejan relaciones humanas muy reales, a veces dolorosas y otras triunfantes.

Psicólogo social

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Máster en terapia cognitivo-conductual. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Posgrado en Intervención psicosocial. Máster en Actividad Física y Salud por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados