Las 80 mejores frases de Hosea Ballou

Un repaso a las frases del teólogo Hosea Ballou más interesantes.

Las mejores frases de Hosea Ballou

Hosea Ballou fue un clérigo universalista de origen estadounidense, además de escritor teólogo. Se convirtió en el pastor de la Segunda Iglesia Universalista de Boston, siendo conocido por sus seguidores como uno de los fundadores del universalismo estadounidense.

Si te interesa conocer las ideas de este pensador, te gustará esta selección de las mejores frases de Hosea Ballou, comentadas.

Las frases de Hosea Ballou más interesantes

En esta recopilación de frases de Hosea Ballou, tendremos el punto de vista de este clérigo sobre la vida, la religión y las personas.

1. Odiar es castigarse a uno mismo.

Vivir con rencor solo hace daño a quiénes lo sientan.

2. La sospecha es mucho más que un error de derecho, más a menudo injusto que justo. No es amigo de la virtud, y siempre un enemigo de la felicidad.

Las sospechas pueden generar malos entendidos y también conflictos innecesarios.

3. La brevedad y la concisión son los padres de corrección.

Una lección no debe ser amenazante o intimidante.

4. Nadie tiene mayor activo para su negocio que el orgullo de un hombre por su trabajo.

La mayor recompensa de nuestro trabajo debería ser el orgullo que sentimos al estar allí.

5. La energía, como el grano bíblico de la semilla de mostaza, removerá montañas.

Atraes lo que piensas y cómo actúas.

6. Es fácil ser hermoso; es difícil parecerlo.

De nada vale la belleza interna si por dentro somos monstruos.

7. Las lágrimas de alegría son como las gotas de lluvia de verano atravesadas por los rayos del sol.

Traen un alivio que nos hace saber que todo ha valido la pena.

8. Esforcémonos por mantener la unidad del espíritu en los lazos de la paz.

La paz solo puede ser lograda con la unión.

9. La verdadera felicidad es bastante barata, pero qué cara pagamos por su falsificación.

Solemos creer que la felicidad está en tener mucho, cuando en realidad significa tener tranquilidad.

10. La sospecha es siempre enemiga de la felicidad.

Nadie puede permanecer tranquilo si vive en la intriga.

Citas de Hosea Ballou

11. Las teorías son siempre muy delgadas e insustanciales, solo la experiencia es tangible.

La verdad está en las cosas que vivimos.

12. Nunca dejes que tu celo supere tu caridad. El primero no es más que humano, el segundo es divino.

Cuando nos dejamos conquistar por la codicia, nos volvemos menos humanos.

13. La experiencia es conocimiento retrospectivo.

Aprendemos mediante las lecciones de nuestras vivencias pasadas.

14. No hay más que un paso del compañerismo a la esclavitud cuando uno se asocia con el vicio.

Nunca controlas el vicio, este te domina a tí.

15. Es apropiado para el filósofo y quizás más para el cristiano ejercitar la paciencia.

La paciencia nos ayuda a ver más allá de nuestros ojos.

16. La humanidad, en su conjunto, está progresando, y la filantropía espera con esperanza.

A pesar de la oscuridad, podemos ver la caridad surgir de las personas.

17. Como "la crueldad no tiene remedio en la ley", deja que evitarla sea para ti una cuestión de honor.

Los malos actos surgen cuando somos infelices o queremos venganza.

18. Cansa el camino que no desafía.

Aunque queramos alejarnos de los problemas, los retos nos ayudan a crecer.

19. La exageración es una relación de sangre con la falsedad y casi tan censurable.

Muchas experiencias ‘magnificas’ solo son mentiras adornadas.

20. Todas nuestras posesiones no son nada comparadas con la salud, la fuerza y una conciencia limpia.

De nada sirve tener todas las riquezas, si no tenemos una buena calidad de salud física y emocional.

21. La gratitud es la flor más hermosa que brota del alma; y el corazón del hombre no conoce otro más fragante.

Agradecer lo que tenemos y a quienes nos ayudan, nos lleva a apreciar nuestro entorno.

22. Es en la enfermedad que más sentimos la necesidad de esa simpatía que muestra cuánto dependemos unos de otros para nuestra comodidad e incluso nuestras necesidades.

Cuando nos sentimos mal, necesitamos la compañía de otros.

23. Es mi humilde oración que yo pueda ser de alguna utilidad en mi día y generación.

Lo que hagas es necesario para la vida, no pienses lo contrario.

24. No hay excusa posible para una mentira cautelosa.

Toda mentira es una mentira.

25. Si los hijos deben gratitud a su padre terrenal, ¿cuánto más la gratitud de la gran familia de los hombres debe a nuestro padre en el Cielo?

Recordando a los creyentes a quienes deben otorgar su fe.

26. No existe tal cosa como "mejor" en el mundo de los individuos.

Todos somos iguales, nadie es más que otro.

27. La predicación es demasiado útil, pero la práctica es mucho más efectiva.

La mejor forma de predicar es con el ejemplo.

28. No hay mejor regla para probar una doctrina que la pregunta: ¿Es misericordiosa o no es misericordiosa?

La forma de saber si una doctrina es honesta y verdadera.

29. La hipocresía se viste más a menudo con el ropaje de la religión.

Muchas personas bondadosas esconden una fachada de avaricia.

30. Nunca seas tan breve como para volverte oscuro.

Nos volvemos oscuros a medida que perdemos nuestra humanidad.

31. Aunque la ambición como tal es un vicio, a menudo también es el padre de la virtud.

La ambición nos ayuda a perseguir nuestros sueños, a menos que nos dejemos llevar por la codicia.

32. La pretensión casi siempre exagera el original y, por lo tanto, se expone.

Cuando alguien exagera su historia, sabes que está mintiendo.

33. La falsedad es cobardía, la verdad coraje.

Nada que haga daño es bueno u honorable.

34. La verdadera simpatía es ponerse en el lugar del otro; y nos movemos en proporción a la realidad de nuestra imaginación.

No necesitas pasar por lo mismo que otra persona, para empatizar con su situación y ayudarlo.

35. Cuarenta es la vejez de la juventud, cincuenta es la juventud de la vejez.

La juventud es un estado emocional y mental.

36. La experiencia de otros se suma a nuestro conocimiento, pero no a nuestra sabiduría; eso se compra más caro.

Podemos aprender de las experiencias ajenas, pero seguiremos intentando lo mismo hasta que aprendamos nuestras propias lecciones.

37. El servilismo es repugnante para un carácter verdaderamente noble, y engendra sólo desprecio.

Puedes ser cómplice de una injusticia cuando te callas.

38. El tiempo nublado se funde finalmente en la belleza, y las más brillantes sonrisas del corazón nacen de sus lágrimas.

Siempre tendremos la esperanza de un nuevo día que nos ayude a prosperar.

39. Sembraron vientos, y segarán tempestades.

Recuerda que todos tus actos tendrán una consecuencia, buena o mala.

40. Si su carácter es de misericordia, tiene la imagen de Jesús, que es el camino, la verdad y la vida.

Toda enseñanza cristiana debe predicar los ejemplos de amor de Jesús.

41. Los que cometen injusticias soportan la mayor carga.

Nadie puede permanecer con la conciencia tranquila cuando comete una injusticia.

42. Ningún reproche o denuncia es tan potente como la influencia silenciosa de un buen ejemplo.

Todos tienen que responder ante sus actos, pero siempre es mejor enseñar con valor y amabilidad.

43. La autoestima es lo mejor de todo.

Al tener la autoestima alta, sentimos que podemos conquistar todo lo que nos proponemos.

44. Una buena sonrisa es el sol de la sabiduría.

Aprende a ser feliz y lo demás pasará a un segundo plano.

45. La enfermedad es la retribución de la naturaleza indignada.

La naturaleza se cobra todas las heridas que le infringen con maldad.

46. Todo en el mundo existe para terminar en un libro.

Cada quién tiene la capacidad de hacer algo grande.

47. ¡Cuán rápido un acto verdaderamente benévolo es recompensado por la conciencia de haberlo hecho!

Hacemos una buena acción por la satisfacción de hacer algo provechoso, no para esperar una recompensa.

48. La obediencia resume todo nuestro deber.

Todos debemos obedecer ante los buenos valores.

49. Una vida piadosa es el argumento más fuerte que puedes ofrecer al escéptico.

La mejor predicación es la de no juzgar a nadie y darle la bienvenida a todos.

50. No hay inmunidad de las consecuencias del pecado; el castigo es rápido y seguro para todos y cada uno.

Todos pagamos por las consecuencias de nuestros actos.

51. Las personas entusiastas e impulsivas a veces falsificarán sin pensar, pero el equívoco es una pretensión de malicia.

En la carrera por ser grandes, tendemos a ser impulsivos de forma irremediable.

52. La enfermedad, al abrirnos los ojos a las realidades de la vida, es una bendición indirecta.

En los momentos difíciles es cuando más apreciamos las cosas que tenemos.

53. Entre el corazón humilde y contrito y la majestad del Cielo no hay barreras; la única contraseña es la oración.

La oración es una conexión entre el alma y el carácter espiritual.

54. El odio es la venganza del cobarde por haber sido intimidado.

El odio nunca trae nada bueno para las personas.

55. Es la naturaleza del intelecto esforzarse por mejorar en el poder intelectual.

Quienes quieren mejorar buscan aumentar sus conocimientos por su cuenta.

56. La prosperidad parece ser escasamente segura, a menos que se mezcle con un poco de adversidad.

Nadie está seguro en la cima por mucho tiempo.

57. La duda es un incentivo para la verdad y la indagación paciente marca el camino.

Las dudas nos llevan a buscar respuestas.

58. La ociosidad es vacío; el árbol en el que la savia está estancada, permanece infructuoso.

Siempre es bueno aprovechar los momentos libres.

59. Hay un criterio inevitable de juicio tocante a la fe religiosa en asuntos doctrinales. ¿Puedes reducirlo a la práctica? Si no, no tengas nada de eso.

Toda enseñanza religiosa debe practicar buenos valores.

60. La paciencia a veces se pone a prueba con el fanatismo y las tonterías de los farisaicos, sabios y conocedores de sí mismos, que profesan la religión de Cristo, pero se paran de puntillas.

Los fanáticos religiosos son los peores enemigos de la religión.

61. Una religión que requiere persecución para sostenerse es de la propagación del diablo.

Exponiendo una crítica hacia quienes utilizan las enseñanzas como una forma de atentar contra los demás.

62. La fe, para ser genuina y de algún valor real, debe ser el fruto de ese amor divino que Jesús manifestó cuando oró por sus enemigos en la cruz.

Es la mayor enseñanza que dejó Jesús.

63. Es una ocupación gloriosa, vivificante y autosuficiente en su naturaleza, luchar con la ignorancia.

La mejor forma de aliviar la ignorancia, es averiguando la verdad.

64. La educación comienza en las rodillas de la madre, y cada palabra pronunciada al alcance del oído de los niños tiende hacia la formación del carácter.

Los padres son esenciales para la educación de los hijos.

65. La moderación es la clave del disfrute duradero.

Todo disfrute es necesario, pero cuando se sale de control, se convierte en una sentencia.

66. Incluso cuando tengas ocasión de reprender, procura hacerlo con manifiesta bondad. El efecto será incalculablemente mejor.

Logramos más hablando con calma y comprensión, que lanzando fuego por la boca.

67. Si estamos de acuerdo en el amor, no hay desacuerdo que pueda hacernos daño.

Todos podemos tener diferencias y discutir, pero si hay amor, existe una solución.

68. El error siempre está más ocupado que la verdad.

Hay errores que se cometen por equivocación.

69. El amor de una madre, en cierto grado, santifica a la descendencia más despreciable.

No importa la forma en cómo cuidan a los hijos, estos terminan eligiendo su camino, sea bueno o malo.

70. El ojo es la entrada al alma.

¿Crees que los ojos revelan mucho de una persona?

71. Las personas honestas y valientes tienen muy poco que decir sobre su coraje o su honestidad.

Las personas reales no necesitan adornar sus historias, dejan que sus actos hablen por ellos.

72. La mayoría de las personas que cometen un pecado cuentan con algún beneficio personal que se derivará de ello, pero la blasfemia ni siquiera tiene esta excusa.

Existen actos que no pueden justificarse.

73. ¿No os ha soportado Dios todos estos años? Sed tolerantes con los demás.

Una lección a aprender de la religión, es ser amables y comprensivos con los demás.

74. Solo puede llamarse verdadero refinamiento lo que eleva el alma del hombre, purificando las costumbres mejorando el intelecto.

Se trata de tomar nuestras creencias y mezclarlas con los buenos valores que hemos adquirido.

75. La ley del cielo es el amor.

El mandato universal que todos debemos seguir.

76. El verdadero arrepentimiento siempre implica una reforma.

Cuando queremos cambiar de verdad, es porque hemos aprendido de nuestros errores.

77. El sol no tiene necesidad de jactarse de su brillo, ni la luna de su esplendor.

Nadie necesita opacar a los demás para brillar.

78. Es bueno tener cuidado con aquellos cuyos órganos visuales evitan tu honesta consideración.

Una referencia a alejarnos de las personas que no son honestas.

79. La prosperidad a menudo presagia adversidad.

Dicen que mientras más alto estás, más dura es la caída.

80. Un uso descuidado y blasfemo del nombre del Ser Divino no solo es pecaminoso, sino que también es evidencia prima facie de asociaciones vulgares.

El primer paso de la hipocresía de quienes dicen seguir a Dios.

Psicóloga

Adriana Méndez es psicóloga integral, graduada en la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado de Venezuela. Apasionada de la escritura, la lectura y la divulgación científica, especialmente en el campo de la salud mental.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados