Luis Cernuda (Sevilla, 1902 - Ciudad de México, 1963) fue un destacado poeta y crítico literario español, miembro de la conocida como Generación del 27.

Este andaluz tuvo un papel destacado durante la época dorada de la literatura española. Amigo de Vicente Alexandre, Federico García-Lorca y Rafael Alberti, las poesías de Cernuda viajaron desde el surrealismo hasta la crítica política.

Frases de Luis Cernuda

Pasó sus últimos años en México, donde desarrolló su etapa de poesía conceptual. Exiliado de su país natal a causa de la Guerra Civil, encontró el amor en el culturista Salvador Alighieri, a quien dedicó varios de sus poemas.

En el artículo de hoy vamos a conocer las mejores frases de Luis Cernuda, así como algunos de sus versos y citas célebres que han pasado a la historia.

1. Tú justificas mi existencia: si no te conozco, no he vivido; si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Una gran declaración de amor incondicional.

2. Mi eterna locura, imaginar dichoso, sueños de futuro, esperanzas de amor, periplos soleados…

Sobre sus ilusiones de futuro, que en parte se vieron truncadas por la Guerra Civil Española.

3. La seguridad, ese insecto que anida en los volantes de la luz…

Lejos de la seguridad está el explorar, el vivir.

4. Allá, allá lejos; donde habite el olvido.

De su obra homónima.

5. ¿Volver? Vuelva el que tenga, tras largos años, tras un largo viaje, cansancio del camino y la codicia, de su tierra, su casa, sus amigos, del amor que al regreso fiel le espere.

Volver siempre es agradable, aunque se dejen muchas cosas atrás.

6. No conozco a los hombres. Años llevo de buscarles y huirles sin remedio. ¿No les comprendo? ¿O acaso les comprendo demasiado?

Del poema 'A un poeta futuro', uno de los más recordados.

7. Terminó la niñez y caí en el mundo.

Hay un día en que uno despierta siendo adulto, con responsabilidades y deudas.

8. Diré cómo nacisteis, placeres prohibidos, Como nace un deseo sobre torres de espanto.

Verso de Luis Cernuda perteneciente a su libro “Peregrino”, de una de sus obras más fundamentales: “Los placeres prohibidos”.

9. No es el amor quien muere, Somos nosotros mismos.

Un gran verso en que nos muestra que sin este sentimiento probablemente ya no existamos.

10. Si el hombre pudiera decir lo que ama, si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo como una nube en la luz.

Un gran verso sobre el amor oculto.

11. Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Otro extracto de su obra “Los placeres prohibidos”, publicada en 1931.

12. No hace al muerto la herida, hace tan sólo un cuerpo inerte.

Verso extraído de su obra “Donde habite el olvido”, de 1932.

13. Equívoca delicia. Esa hermosura no rinde su abandono a ningún dueño.

De su libro de poesías “"Égloga, elegía, oda”, de 1927.

14. Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío.

Sobre el amor sincero y pasional.

15. Fatiga de estar vivo, de estar muerto, con frío en vez de sangre, con frío que sonríe insinuando por las aceras apagadas.

“Un río, un amor”, de 1929.

16. Escucha el agua, escucha la lluvia, escucha la tormenta; esa es tu vida: líquido lamento fluyendo entre sombras iguales.

Gran metáfora que podemos usar para reflexionar profundamente.

17. Las ciudades, como los países y las personas, si tienen algo que decirnos, requieren un espacio de tiempo nada más; pasado éste nos cansan.

Una de las frases de Luis Cernuda más recordadas y celebradas.

18. La vida en tiempo se vive, tu eternidad es ahora, porque luego, no habrá tiempo para nada.

Sobre la inmensidad de la vida, si se sabe vivir intensamente.

19. Si el hombre pudiera decir lo que ama,si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo como una nube en la luz.

Un verso de su libro “Si el hombre pudiera decir lo que ama”.

20. En el sur tan distante quiero estar confundido. La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta; Su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.

Verso de “Quisiera estar solo en el sur”.