¿Tienes objetivos? ¿Tienes metas? ¿En qué sueñas? Probablemente todos, en algún momento de nuestra larga o corta vida, nos hayamos parado a pensar en el futuro.

Este futuro puede estar lleno de muchas cosas, pero lo que suele estar presente cuando pensamos en futuro, son los objetivos futuros que queremos alcanzar. En este artículo abordaremos el tema de cómo marcarse objetivos, cuáles son los objetivos más comunes agrupados por categorías, ¡y muchas cosas más!

¿Cómo marcarse objetivos en el día a día?

Antes de explicar cómo marcarse objetivos, vamos a concretar en qué consisten éstos. Los objetivos son fines a que se dirigen nuestras acciones, deseos o inquietudes. Los objetivos pueden ser pasionales, laborales, de desarrollo laboral, social, familiar…

Existen tantos objetivos como tipos de deseos tenemos las personas, alcanzarlos o no dependerá de varios factores; motivación, esfuerzo, constancia, coherencia.

En este artículo veremos los objetivos más comunes y revisaremos diversas técnicas útiles para aprender cómo marcarse objetivos de forma eficaz.

Los objetivos más comunes

Como ya se ha adelantado, existen tantos tipos de objetivos como tipos de deseos. Aquí encontrarás algunos objetivos específicos más comunes, clasificados por categorías, que pueden ayudarnos a pensar en cómo marcarse objetivos.

1. Objetivos de salud

  • Hacer más ejercicio
  • Perder X kg de peso
  • Comer de forma más saludable
  • Tener menos estrés
  • Meditar cada día
  • Cuidarse y mimarse más el cuerpo
  • Tener más tiempo para uno mismo
  • Correr una maratón una vez en la vida
  • Tener menor nivel de colesterol y azúcar

2. Objetivos familiares

  • Ver a mi familia más a menudo
  • Depender menos de mi familia
  • Conseguir que mis hijos tengan una buena educación
  • Mejorar la relación con los familiares
  • Educar con valores a los
  • Tener un animal doméstico

3. Objetivos de sentido y satisfacción

  • Escribir un libro
  • Sentirse más realizado con la vida
  • Vivir de cada detalle de forma plena
  • Disfrutar más de todo lo que hago
  • Divertirse más y preocuparse menos
  • Relativizar más las cosas
  • Viajar más
  • Realizar el Camino de Santiago
  • No boicotearse a uno mismo
  • Tener más autoestima
  • Escribir un libro
  • Trabajar en una ONG
  • Estar menos tiempo en las redes sociales

4. Objetivos de dinero

  • Ahorrar
  • Ahorrar para pagar la entrada a un piso en X años
  • Comprar solo lo que es necesario
  • Ganar más dinero
  • Gastar mi dinero de forma más consciente
  • Listar los lo gastos e ingresos
  • Tener un plan de jubilación
  • Alcanzar una estabilidad financiera

5. Objetivos de desarrollo personal

  • No enfadarse tan a menudo
  • Tener más confianza en uno mismo/a
  • Tener un diario y escribir cada día
  • Saber gestionar un poco más las emociones
  • Saber empatizar más
  • Apuntarme a un curso de crecimiento personal e inteligencia emocional
  • Leer más

6. Objetivos de pareja/ámbito afectivo

  • Encontrar a la media naranja
  • Pasar más tiempo juntos (con la pareja o romance)
  • Mejorar la relación con la pareja
  • Tener una aventura pasajera
  • Hablar con confianza de mi identidad sexual
  • Experimentar más en el sexo
  • Practicar sexo con más asiduidad
  • Formar una familia

7. Objetivos de desarrollo social

  • Tener más amigos
  • Conocer gente
  • Quedar más a menudo con los amigos
  • Reunir a los amigos más a menudo
  • Hacer un viaje genial con un gran amigo

8. Objetivos de desarrollo profesional

  • Hacer un máster
  • Aprender un idioma
  • Obtener la titulación X
  • Cambiar de trabajo por otro que apasione más
  • Salir antes de trabajar
  • Aprender a manejar un programa informático X
  • Ser capaz de gestionar el tiempo
  • Crear una empresa propia
  • Llevarse mejor con los compañeros
  • Aprender a liderar
  • Tener más vacaciones y tiempo libre
  • Aumentar los beneficios
  • Aumentar la motivación de la plantilla
  • Disminuir los conflictos
  • Reducir el estrés
  • Pensar menos en el trabajo
  • Mejorar la forma de funcionar de la empresa
  • Ascender

9. Objetivos domésticos

  • Mudarse de piso
  • Comprar una parcela para edificar en ella
  • Hacer la reforma del cuarto de baño o de la cocina
  • Comprar una bici de montaña
  • Poner parquet en el suelo
  • Reciclar más
  • Cambiar de ciudad, o de país

Técnicas para saber fijarse metas de forma eficaz

Antes de pararse a pensar en cómo marcarse objetivos, lo esencial es pensar si existe realmente una motivación real de obtener esos objetivos.

Hay que tener en cuenta, que existen una serie de características que es importante que posen los objetivos que nos marcamos.

Así, para elaborar una lista de objetivos concretos, es importante que estos sean claros y específicos. Si además estos son medibles, es una constante positiva, ya que esto permite cuantificar el nivel de logro y así cuando se quiera medir ese objetivo, se podrá saber si se va por el buen camino y así obtener feed-backs positivos para seguir trabajando en ello.

Además, los objetivos deben ser, en la medida de lo posible, alcanzables. Deben tener una parte alta de realismo y debe haber una parte de posibilidad real de alcanzarlos - que se ajusten a nuestras capacidades y limitaciones -.

Y en último lugar, es importante que los objetivos que nos marcamos sean, en cierta medida, temporales. Es decir, que se acoten a un determinado período. El hecho de fijar un objetivo temporal, hace que pueda ser mayor la motivación para conseguirlo.

Pasos a seguir a la hora de marcarse objetivos

Pero, ¿cómo marcarse objetivos, de forma más práctica? Aquí puedes ver una serie de pasos para hacerlo.

1. Hacer una lista detallada con los objetivos

En cada aspecto de la vida puedes marcarte objetivos. Una buena idea es escribir una lista con todo lo que quieres añadir, cambiar o modular en tu vida, y tenerlo de forma visual.

2. Establecer un plazo de tiempo determinado para conseguir los objetivos

Matizar un plazo determinado es importante para seguir no diluir esa meta y centrarse al máximo en ella, sabiendo que tiene ‘fecha de caducidad’.

3. Especificar y matizar lo máximo posible los objetivos

Como ya hemos visto, es importante acotar los tiempos de los objetivos que se quieren realizar. Por ejemplo: “Quiero estudiar francés cuatro días a la semana”, “Quiero ir al gimnasio de 8 a 9 cada dia”.

El hecho de especificar favorece la adquisición del hábito, porque sabes exactamente lo que quieres: cuánto, dónde y cuándo. Además, es importante dejar de banda las generalidades;“quiero mejorar en mi carrera profesional”, “quiero comer de forma más saludable” y centrarse en aspectos concretos; “quiero hacer este máster”, “quiero comer verdura cinco días a la semana”.

4. Identificar los propósitos que sustentan los objetivos

Otro paso a seguir sobre cómo marcarse objetivos es identificar los propósitos en que éstos se sustentan. Así, resulta esencial pensar y recordar las razones que han dado lugar a ese objetivo. El hecho de tener motivos que sustenten la persecución del objetivo es muy importante.

5. Desglosar cada objetivo en tareas a realizar

Diseñar una plan a seguir para conseguir ese objetivo es en sí mismo muy motivador para continuar con la misión, ya que puedes ir evaluando tu grado de persecución del objetivo.

Por ejemplo: para ponerte en forma y perder kilos de más, deberás:

  • Buscar información y apuntarte a un gimnasio que se adapte a tus necesidades (tiempo, ubicación…)
  • Seleccionar las clases o máquinas que más se adapten a ti
  • Ir regularmente
  • Sustituir ciertas comidas por otras más energéticas

6. Tomar acción de forma inmedia:

Después de buscar dentro de ti qué es lo que te motiva, con qué sueñas, y por qué, es hora de pasar a la acción. Focalízate en lo que deseas, interiorízalo, y ¡comienza a actuar!

7. Realizar algo cada día que acerque a los objetivo

El siguiente paso en relación a cómo marcarse objetivos es realizar algo cada día que nos acerque a ellos.

De esta manera, una buena manera de acercarte a tus objetivos es a través de la disciplina: realizar cada día algo que te oriente hacia tus metas y te permita mantener ese impulso inicial. La acción periódica aumenta la determinación y la energía.

8. Pensar en los objetivos diariamente y realizar un seguimiento del progreso periódicamente

Es importante tener consciencia plena de cuáles son tus objetivos. Pensar en ellos, y en las consecuencias positivas que pueden derivar de esos objetivos, y hacerlo de forma periódica, es un estímulo innegable para no abandonar tu proceso de conquista.

Además, se sabe que el subconsciente se programa de forma automática cuando se piensa en algo de forma repetida, intencionada y si es con altas dosis de emoción, mejor.

Referencias bibliográficas:

  • Marinak, Barbara A.; Gambrell, Linda B. (2008). "Intrinsic Motivation and Rewards: What Sustains Young Children's Engagement with Text?". Literacy Research and Instruction. 47: 9–26.
  • Zeus, P. y Skiffington, S. (2002). Guía completa de coaching en el trabajo. Madrid: Mc Graw Hill.