7 razones por las que empezar un plan de desarrollo y crecimiento en tu vida

Una reflexión sobre la importancia del desarrollo, el crecimiento y la superación en la vida.

Razones por las que empezar un plan de desarrollo y crecimiento en tu vida

Transformar tu vida y alcanzar los objetivos que esperas alcanzar es posible y también una elección. Cada persona tiene en sus manos la posibilidad de crecer, desarrollarse y, por lo tanto, superarse, pero lograr resultados requiere de saber definir nuestras ideas y entender en dónde están las metas que perseguimos. Requiere de encontrar significado a las acciones emprendidas y al fin que se quiere alcanzar. Y también, saber qué se requiere para hacerlas tangibles.

Una cosa es querer crecer y otra muy distinta saber hacerlo. Y es en este punto donde se abre el vértice entre quienes se estancan y quienes alcanzan el éxito.

El crecimiento y el desarrollo son conceptos clave

En conversaciones recientes he notado que las personas están más sensibilizadas acerca de la importancia de la superación, principalmente por el posicionamiento del concepto “superación personal”, pero cuando se habla de crecimiento o desarrollo, hay confusión sobre a qué se refieren estos términos.

En una definición de diccionario de la Real Academia Española sobre crecimiento encontraremos que se explica como un desarrollo gradual en madurez, edad, tamaño, peso o estatura. Aquí podemos apreciar que aparece la palabra desarrollo como parte de la explicación. Así, en la definición de desarrollo vemos que es un proceso que genera crecimiento, lo que nos permite concluir que en realidad se trata de sinónimos. Finalmente, la superación se define como el proceso de mejorar algo.

Plan de superación personal

Más allá de la palabra que empleemos, lo relevante es que podemos hablar sobre el crecimiento, el desarrollo y la superación como un camino para evolucionar, es decir, pasar de un estado actual a un estado deseado.

¿Por qué empezar un plan bien estructurado de desarrollo, crecimiento y superación en tu vida?

Las personas cambiamos y nos transformamos en todo momento. Somos seres dinámicos que, a través de nuestros sentidos, estamos absorbiendo nuevo conocimiento y, por lo tanto, cambiando constantemente. La vida misma nos orilla a cambiar. La pregunta aquí es si quieres dejar que la vida sola se encargue de tu crecimiento, o si estás dispuesto a ayudarle y ayudarte, tomar las riendas y acelerar el proceso al aportar tu esfuerzo y apertura para llegar más lejos y de mejor forma.

Tú puedes subirte al automóvil del aprendizaje de la vida y elegir el asiento en el que quieres viajar. Puedes sentarte atrás y dejarte llevar; puedes ser un copiloto activo e ir descubriendo rutas en tu aplicación GPS, o puedes ser el piloto y tomar el control de la velocidad, las paradas, la ruta y el carril sobre el que viajas, sorteando los obstáculos el camino. Esa decisión depende de ti.

En el caso de las personas que han decidido emprender ya has elegido el asiento del piloto, sin embargo, la pregunta es si tienes claridad sobre cómo llegar al destino definido de una manera sustentable y rentable y las habilidades necesarias para rodear los obstáculos inesperados que se presenten. Para ello es importante hacer una elección explícita sobre el crecimiento que quieres alcanzar, y así desarrollar la mentalidad necesaria para llegar ahí.

Una visión de desarrollo te ayuda como empresario en el modelado de la toma de decisiones en todas las áreas del negocio. Alimenta la cultura, incrementa el nivel de ambición y ayuda a alcanzar el propósito de la empresa.

  • Según S&P, una visión de crecimiento puede incrementar hasta en 80% el valor generado a los grupos de interés. Si optas por una visión de crecimiento estarás dentro del grupo de personas que genera mayor valor para las personas clave de tu profesión.
  • En tiempos de crisis, muchas empresas han logrado crecer por encima del producto interno bruto de los países donde operan, gracias a sus estrategias de crecimiento. A nivel personal, al optar por un buen plan de crecimiento, tendrás mejores oportunidades de sortear cualquier tipo de crisis.
  • El pensamiento y la comunicación de los líderes con visión de desarrollo, crecimiento y superación se desempeñan, piensan, hablan y actúan diferente que quienes no tienen esta mentalidad. Es decir, optar por un buen plan de desarrollo mejora tus habilidades de comunicación, asesoría y resolución de problemas, lo que te coloca como un referente para tu equipo, clientes y grupos que confían en ti.
  • Facilita la identificación y definición de metas al crear mayor claridad sobre tus gustos, necesidades, capacidades y siguiente nivel a alcanzar. Así sabrás qué descartar y en dónde enfocar tus esfuerzos impulsando tus acciones con determinación y motivación.
  • Incrementa el impacto que aportan tus resultados al saber cómo desglosarlos en partes más sencillas de gestionar. Cuando trabajas tu desarrollo personal aprendes a simplificar tu análisis y a ver cada situación en fragmentos más fáciles de atender. Esto te ayuda a cubrir todo el espectro de la situación y generar un impacto mayor a través del resultado.
  • Dar pasos más certeros. Con el proceso de crecimiento, desarrollo o superación cambias la visión de las decisiones. Aprendes que tu opinión es una expresión del momento en el que la emites y resultado de la información con la que cuentas. Sin embargo, esta nunca es la verdad absoluta y requerirá de adaptaciones y mejoras en otro momento y nueva información que surja. Con esta visión podrás sentirte más libre al tomar decisiones que te ayuden a avanzar en el momento y a validarlas nuevamente cuando das un siguiente paso relevante.
  • Disfrutar más lo que realmente vale la pena. Al tener una visión más abierta sobre el funcionamiento de las decisiones, sabrás que no vale la pena dedicar todo tu tiempo y esfuerzo a un momento específico, pues más adelante surgirá nueva información y será necesario adaptar las decisiones del aquí y el ahora. Por eso, también tendrás la visión de equilibrar tus tiempos laborales y profesionales y disfrutar de tu vida, de tus seres queridos y de quienes quieres a tu alrededor, pues nada es tan crítico ni tan definitivo y, por lo tanto, vale la pena disfrutar y vivir el momento plenamente.

Ahora lo sabes; el crecimiento, el desarrollo y la superación personal y profesional son sinónimos de transformación, de esa evolución estratégica que te permitirá reconocer que todo está en constante cambio y que, por lo tanto, es mejor colaborar con la vida al subirse a la balsa de la aceptación, la motivación y la determinación. Con esto en mente serás el arquitecto de tu vida, impulsarás lo que es relevante para ti y generarás las condiciones de felicidad y satisfacción que necesitas para vivir plenamente.

Artículos relacionados