gravitus.co

Con el estilo de vida de las sociedades modernas, es sumamente importante mantenerse activo y evitar el sedentarismo, puesto que el ejercicio físico aporta muchos beneficios para nuestra salud mental y física.

El objetivo de realizar deporte debe ser la salud de la persona; sin embargo, el aspecto físico es muy importante para muchos, y no es de extrañar en esta sociedad que nos exige tanto.

En este artículo te propondremos un reto de sentadillas para que puedas tener unas piernas y glúteos más, fuertes, firmes y tonificados y para que tu bienestar general se incremente. Ahora bien, antes de seguir, puedes echarle un vistazo a estos dos interesantes artículos:

Los beneficios de hacer sentadillas

Las sentadillas son todo un clásico en los entrenamientos de piernas, pues es un ejercicio que permite desarrollar los músculos y fortalecer los tendones y los ligamentos de las piernas y glúteos, pero también afecta positivamente al core y la zona lumbar.

Hay que reconocerlo, a muchas personas les cuesta realizar ejercicios de piernas; sin embargo, las sentadillas aportan muchos beneficios para la persona que las realiza:

  • Incrementa la fuerza de tren inferior, y ayuda a tonificar piernas y glúteos.
  • Aumenta la densidad ósea de la espina dorsal, caderas y piernas, lo que ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Ayudan a quemar calorías y grasa durante las siguientes 24 horas tras el ejercicio.
  • Estimula el sistema cardiovascular.
  • Incrementa el metabolismo basal, por lo que se queman más calorías estando en reposo.
  • Afecta a la potencia y resistencia en otros ejercicios o actividades: correr, jugar al fútbol, saltar, etc.
  • Si se realizan correctamente, se incrementa el rango de movilidad y aumenta la flexibilidad alrededor de las caderas.
  • Con menos repeticiones, más peso y la dieta correcta es posible desarrollar la masa muscular en la zona de piernas y glúteos.
  • Mejora la postura puesto que, con este ejercicio, se trabaja el core y la zona lumbar.

Reto de las sentadillas: piernas y glúteos tonificados en un mes

Después de leer estos beneficios, seguro que deseas pisar el gimnasio y aprovecharte del poder de las sentadillas. Es por eso que, en este artículo, vamos a presentarte un reto que fue publicado en la revista “Shape” para que puedas conseguir unas piernas y glúteos espectaculares.

Puedes realizar este reto en combinación con otros entrenamientos. Por tanto, si tienes ya una rutina el gimnasio, puedes realizar el reto antes de comenzar o después, según te plazca.

A continuación puedes encontrar el reto explicado.

Día 1: Sentadilla básica

La sentadilla clásica es la más habitual. Para realizarla, simplemente hay que colocarse de pie, con las piernas abiertas y con los pies alineados con los hombros. Las manos deben de estar delante del pecho y los codos ligeramente doblados. Empuja las caderas hacia atrás de manera que los hombros vayan ligeramente hacia adelante, pero mantén la mirada al frente y la espalda recta.

A la vez, dobla las rodillas como si fueses a sentarte. Haz una pausa en la posición inferior y vuelve a ascender. Si eres experto, puedes llegar prácticamente a la posición de cuclillas, pero nunca sacrificando la buena postura. Haz 15 repeticiones, con o sin peso dependiendo del nivel de condición física.

Día 2: Patada de glúteo

Este ejercicio también recibe el nombre de patada de burro. La forma clásica trata de ponerse en posición de cuarto patas, simulando a un burro, y realizar una patada trasera, siempre manteniendo el core apretado, la espalda recta y la mirada al suelo.

La patada se realiza levantando la pierna tras llevar la rodilla a los abdominales y simulando una coz. Ahora bien, existen distintas variaciones, como simplemente simplemente levantando la pierna recta cuando se está en posición de plancha o realizando una sentadilla y después levantando la pierna hacia atrás. Puedes comprobarlo en el siguiente vídeo.

Haz 10 repeticiones con cada pierna.

Día 3: Sentadilla básica + patada de glúteo

Combina los ejercicios del día 1 y el día 2. Haz 15 repeticiones de sentadillas clásicas y 16 repeticiones de patada de glúteo (8 para cada lado).

Día 4: Sentadilla básica + patada de glúteo

Como en el día anterior, combina los ejercicios del día 1 y el día 2. Haz 20 repeticiones de sentadillas clásicas y 20 repeticiones de patada de glúteo.

Día 5: Descanso

Tómate un día de descanso para reponer fuerzas y para que los músculos puedan repararse.

Día 6: Sentadilla sumo

La sentadilla de sumo es parecida a la sentadilla normal, pero la colocación de las piernas es ligeramente distinta, con las puntas de los pies y las rodillas apuntando hacia fuera. Debes realizar 15 repeticiones de este ejercicio, y puedes hacerlo con o sin peso.

Para saber cómo ejecutarlo, puedes visualizar el siguiente contenido audiovisual.

Día 7: Sentadilla sumo de alcance

Este ejercicio es una variación de la sentadilla sumo, pero en vez de simplemente bajar y subir, es necesario levantar los brazos y las puntas de los pies en la subida, como si un plie de ballet se tratase. Haz 20 repeticiones.

Échale un vistazo a este vídeo para saber cómo hacerlo.

Día 8: Sentadilla sumo + sentadilla sumo de alcance

En el octavo día es necesario combinar ambos ejercicios anteriores y realizar 15 repeticiones de la sentadilla sumo y 20 de la sentadilla sumo de alcance.

Día 9: Sentadilla sumo + sentadilla sumo de alcance

Como en el día anterior, debes combinar los ejercicios del día 6 y del día 7, y realizar 15 repeticiones de la sentadilla sumo y 20 de la sentadilla sumo de alcance.

Día 10: Descanso

Aprovecha este día para reponer fuerzas y que el cuerpo se recupere del esfuerzos que estás realizando en el reto.

Día 11: Sentadilla con oblicuo

Para realizar la sentadilla de oblicuo, es necesario llevar a cabo una sentadilla sumo como se ha explicado en las líneas anteriores.

Ahora bien, hay que poner las manos detrás de la cabeza de manera que quedan los codos doblados hacia afuera. Al llegar a la posición inicial tras la bajada, es necesario continuar elevando la pierna como si fuésemos a tocar con las rodillas en el codo. Debes quedarte donde tu rango de movimiento te permite y volver a la posición inicial.

Día 12: Sentadilla con salto

Realizamos la sentadilla clásica pero dejando que los brazos fluyan de manera natural, pues la sentadilla es clave para iniciar un salto. Puedes ver cómo hacerlo en el video que se muestra a continuación. Haz 20 repeticiones.

Día 13: Sentadilla con oblicuo + sentadilla con salto

Haz los dos ejercicios anteriores. 15 repeticiones de la sentadilla con oblicuo y 20 repeticiones de la sentadilla con salto.

Día 14: Sentadilla con oblicuo + sentadilla con salto

Como en el día anterior, haz los ejercicios del día 11 y día 12. Lleva a cabo 15 repeticiones de la sentadilla con oblicuo y 20 repeticiones de la sentadilla con salto.

Día 15: Descanso

Disfruta de un día de descanso para reponer fuerzas y para que los músculos puedan repararse.

Día 16: Sentadilla estrecha

La sentadilla estrecha es un ejercicio diferente, que pocas veces se utiliza pero que es muy efectivo. Es como la sentadilla clásicas, pero en vez de tener las piernas abiertas, hay que tenerlas cerradas. Las manos en la nuca. Haz 15 repeticiones.

Día 17: Sentadilla pistola

La sentadilla pistola es una sentadilla compleja, que consiste en hacer la sentadilla normal pero extendiendo una de las piernas hacia adelante. Para aquellas personas que no sean capaces de hacerlo, pueden apoyarse con las manos en un banco e intentar hacer el movimiento la ayuda de los brazos. Haz 10 repeticiones con cada pierna.

Día 18: Sentadilla estrecha + sentadilla pistola

Realiza los ejercicios anteriores. Haz 15 repeticiones de la sentadilla estrecha y 20 repeticiones de la sentadilla pistola.

Día 19: Sentadilla estrecha + sentadilla pistola

Este día es necesario realizar los mismos ejercicios del día anterior.

Día 20: Descanso

El día 20, haz un día de descanso para reponer fuerzas y para que los músculos puedan repararse.

Día 21: Sentadilla cruzada

Colócate con los pies separados como en la sentadilla clásica y los codos doblados, las manos juntas delante del pecho. Baja en una posición en cuclillas, con los muslos paralelos al suelo. Coloca el pie derecho hacia atrás y hacia la izquierda. En esta posición sube y baja al ritmo de las repeticiones. Luego haz lo mismo con la otra pierna. 10 repeticiones en cada lado.

Día 22: Sentadilla split

Este ejercicio consiste en ponerse en posición de zancada. Con una pierna hacia adelante y hacia detrás. Después es necesario bajar una rodilla mientras la otra pierna se dobla. Haz 10 repeticiones de cada lado.

Día 23: Sentadilla cruzada + sentadilla split

Haz los dos ejercicios anteriores. Realiza 20 repeticiones en cada uno de ellos.

Día 24: Sentadilla cruzada + sentadilla split

Como en el día anterior, realiza estos ejercicios con 20 repeticiones cada uno.

Día 25: Descanso

Un día de descanso es clave para reponer fuerzas y que el cuerpo se recupere del esfuerzo realizado.

Día 26: Sentadilla isométrica

Este tipo de sentadilla consiste en colocarse en la posición de sentadilla clásica, y cuando se realiza la baja, en vez de subir tras un breve pausa, es necesario permanecer en esa situación un largo periodo de tiempo. Haz este ejercicio durante el máximo de tiempo que puedas.

Día 27: Sentadilla pop

La sentadilla pop consiste en realizar una sentadilla un un salto “jumpin´ jacks”. Haz 20 repeticiones de este ejercicio. Puedes ver cómo ejecutar este en este video:

Día 28: Sentadilla isométrica + sentadilla pop

Realiza los ejercicios anteriores. Aguanta lo que puedas en la la sentadilla isométrica y haz 20 repeticiones de la sentadilla pistola.

Día 29: Sentadilla isométrica + sentadilla pop

Como en el día anterior, realiza los ejercicios anteriores. Aguanta lo que puedas en la la sentadilla isométrica y haz 20 repeticiones de la sentadilla pistola

Día 30: Superset de sentadillas

Para acabar este reto, haz todos los ejercicios anteriores, con un total de cinco repeticiones durante dos sets, de manera seguida.