El atletismo es un deporte más complejo de lo que uno pudiera pensar, y las pruebas de pista que lo componen, todas ellas muy variadas, son auténticas demostraciones de la gran capacidad física y mental de los atletas.

Veamos más a fondo qué son exactamente este tipo de pruebas, además de ver qué capacidades se requieren para poder superarlas y cuántos tipos hay.

¿Qué son las pruebas de pista?

Las pruebas de pista son diferentes actividades que forman parte del atletismo. Este deporte es uno de los más antiguos y practicados a lo largo de la historia, estando conformado por diferentes competiciones en las que se realizan saltos, lanzamientos de varios objetos y, cómo no, carreras a diversas distancias.

Las pruebas de pista reciben este nombre porque se llevan a cabo, habitualmente, en una pista, normalmente un circuito en forma ovalada, conformado por dos rectas paralelas que se unen en los extremos con dos curvas. Las medidas de la pista varían en función del tipo de competiciones que se vayan a llevar a cabo.

Como actividad humana antigua que es, el atletismo ha ido cambiando la cantidad de pruebas en la que los experimentados atletas se han ido enfrentando a lo largo de la historia. Lo que sí tienen en común todas estas pruebas es que el atleta debe tener una gran capacidad de autosuperación, obtenida tras un arduo esfuerzo que se recompensa en forma de alto rendimiento y resistencia.

Habilidades de los atletas

Para poder superar las pruebas de pista es necesario que se posean unas bien desarrolladas capacidades, tanto físicas como mentales. El atleta debe poseer una impecable coordinación y, para lograr sus objetivos deportivos, debe someterse a un duro entrenamiento. El atletismo no es solamente correr más rápido que los demás contendientes. Se requiere de una gran preparación y fuerza de voluntad para lograr los objetivos que uno se plantea.

De hecho, algo que puede parecer tan simple y banal como es el calentamiento es clave para lograr tener éxito en la competición, además de fomentar el conservar la integridad física y la salud de las articulaciones, músculos y huesos. Además, la competición tiene el potencial de ser tan compleja que el estilo con el que se da comienzo la carrera puede hacer que se pierdan unos valiosos segundos o hacer que uno se canse más rápido.

Estas actividades físicas no únicamente puede suponer un gran desgaste a nivel físico. Los atletas están sometidos a una fuerte carga mental, dado que tanto antes como durante la competición deben reaccionar ante los estímulos y tomar las decisiones pertinentes para asegurarse de que logran un buen resultado.

Los tipos de pruebas de pista más importantes

A continuación veremos las principales pruebas de pista más conocidas y vistas en las competiciones a nivel internacional.

Carreras a pie

Las carreras a pie son competiciones atléticas que tienen por objetivo el determinar quién es el competidor que logra recorrer una distancia caminando o corriendo en el menor tiempo posible. Dentro de las carreras a pie se pueden diferenciar entre las seis siguientes:

1. Carrera de velocidad

En estas competiciones se deben recorrer entre unos 100 y 400 metros en el menor tiempo posible, dependiendo de la distancia acordada en la propia competencia. Normalmente, la distancia recorrida se hace de en línea recta, en terreno nivelado y sin obstáculos, especialmente si se trata de una distancia relativamente pequeña como son 100 metros.

En distancias mayores es más habitual utilizar toda la pista, pasando por las curvas del circuito.

2. Carrera de fondo y de media distancia

Las carreras de media distancia se tienen que recorrer entre 800 y 3.000 metros, mientras que en las de fondo las distancias superan los 3 kilómetros. En este tipo de carreras la resistencia adquiere un papel mucho más importante que no la velocidad.

3. Carreras de ruta

A diferencia de las anteriores, que se realizan dentro del circuito tradicional del atletismo, las carreras de ruta se caracterizan por hacerse fuera del estadio, en lugares como carreteras o vías. El ejemplo más característico de esto son los maratones.

4. Carreras de campo a través

Este tipo de competición es, básicamente, una carrera de fondo pero que se realiza en espacios diversos, normalmente en el propio campo.

5. Carrera pasaje de vallas

Es una carrera en la que hay obstáculos por el camino. Está inspirada en la hípica, en la que el caballo tiene que saltar vallas, solo que en este caso son los propios participantes quienes las tienen que saltar.

6. Carrera de relevos

Normalmente participan grupos conformados por cuatro competidores, quienes deben recorrer una distancia en el menor tiempo posible recorriendo cada uno de ellos parte del trayecto.

Cada participante debe pasarle al siguiente una vara de madera, llamada testigo, la cual es el objeto con el que se debe realizar la carrera.

Marcha atlética

La marcha atlética tiene sus orígenes en Gran Bretaña. Consiste en un desplazarse, caminando, por una distancia de entre 20 y 50 kilómetros. Los participantes deben caminar de la forma más rápida que puedan, y siempre teniendo un pie en contacto con el suelo.

Saltos

De competiciones con saltos hay muchas, dependiendo de si hay o no objeto con el que ayudarse para saltar y también la altura que superar.

1. Salto de pértiga

Es una competición muy antigua, que se remonta a la Grecia Clásica, aunque ha ido sufriendo modificaciones a lo largo del tiempo. Consiste en pasar por encima una barra transversal sin hacerla caer, usando una pértiga como ayuda para realizar el salto.

2. Salto de longitud

El salto de longitud consiste en saltar desde lo más cerca posible a una ‘plancha de salida’, después de haber hecho una carrera para obtener impulso.

3. Salto de altura

Similar al salto de pértiga, solo que sin ella. Consiste en saltar sobre una barra horizontal sin derribarla al pasarla por encima.

4. Triple salto

Como su propio nombre indica, consiste en realizar tres saltos después de tomar impulso desde la plancha de salida. Gana quien al hacer esto haya conseguido desplazarse más metros.

Lanzamientos

Los lanzamientos consisten, básicamente, en lanzar lo más lejos posible varios objetos. Estos pueden ser una bola pesada, una jabalina, un disco o incluso un martillo, que es una bola atada a una cuerda.

Pruebas combinadas

En las pruebas combinadas los atletas deben enfrentarse a varias pruebas de pista de forma consecutiva.

Generalmente, estas pruebas son diez y se las llama decatlón, aunque existen otras variedades con menos cantidad de pruebas, como son el heptatlón y el triatlón.

Referencias bibliográficas:

  • Campos, J; Gallach, J. (2004). Las técnicas de atletismo. Manual práctico de enseñanza. Barcelona, España. Editorial Paidotribo.
  • Hornillos, I. (2000). Atletismo. Barcelona, España. Editorial INDE publicaciones.