A medida que se van diversificando las formas en las que los psicólogos dan apoyo profesional y tratamiento, también lo hace la manera en la que la tecnología se adapta al funcionamiento de la psicoterapia. Un ejemplo de esto es la terapia online, un formato relativamente reciente de intervención psicológica en pacientes que ya ha demostrado ser muy útil y eficaz.

De hecho, la terapia online hace que contar con el trabajo de los psicólogos sea más sencillo y fácil para miles de personas para quienes el simple hecho de pedir ayuda ya supone un gran esfuerzo de cambio de mentalidad y de hábitos. Las personas con Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) suelen ser un ejemplo de este tipo de problema: reconocer que no están bien y empezar a ponerle remedio a lo que les pasa supone exponerse a la incomodidad de no ceder a determinados impulsos.

Para hablar acerca del uso de la terapia online en el tratamiento a personas con TCA, en esta ocasión entrevistamos a la psicóloga Blanca Ruiz Múzquiz, profesional especializada en este ámbito.

El tratamiento de los TCA a través de la terapia online: entrevista a Blanca Ruiz Múzquiz

Blanca Ruiz Múzquiz es psicóloga residente en Madrid y experta en el ámbito clínico, y lleva más de 10 años ofreciendo terapia a personas con muchos tipos de alteraciones psicológicas, entre las que destacan los trastornos de tipo emocional y los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

En esta entrevista nos habla acerca de cómo la terapia online ha abierto las puertas a una nueva forma de dar apoyo profesional a personas con problemas como la anorexia, la bulimia y otras psicopatologías similares.

¿Qué implica para una persona con un TCA el hecho de tener que cumplir con el confinamiento por la pandemia?

Para las personas que tienen algún tipo de Trastorno de la Conducta Alimentaria es un momento muy complicado el hecho de tener que estar confinados en sus casas por diferentes motivos. De los más importantes es que los problemas que subyacen a los síntomas es probable que se agraven, ya que pueden estar conviviendo con dinámicas tóxicas o disfucionales dentro de sus familia, pareja o de forma solitaria.

Esto lo que provocaría sería un aumento en la sensación subjetiva de angustia, de sentir descontrol, sentir mucha incertidumbre y frustración agravándose así los síntomas: dejar de comer, tener más atracones, vómitos o la necesidad de hacer deporte de forma constante.

¿Qué ventajas aporta la asistencia psicológica online a la hora de ayudar a las personas con TCA?

Es una oportunidad para poder prevenir y para tratar los síntomas más evidentes, como podría ser la necesidad de darse atacones, vómitos, las distorsiones corporales o conductas compulsivas y compensatorias. De igual manera, es una oportunidad para poder ver cómo se relaciona con su ambiente más directo y observar sus dinámicas relacionales de formas más directa.

El hecho de que puedan realizar la terapia desde su casa, su habitación o un entorno seguro hace que para estas personas con TCA se reduzca ese coste extra que tiene al tener que enfrentarse a vestirse, salir de casa, salir al mundo, puesto que en fases en las cuales hay una obsesividad muy alta supone un esfuerzo enorme desplazarse para tener la sesión.

¿La terapia online hace que más perfiles de personas con un TCA se animen a "ir al psicólogo", dada la discreción que les ofrece este formato de atención profesional?

Díría que la terapia online les ofrece más que la discreción, que también, la facilidad de poder hacerlo de forma más ligera mentalmente, ya que tienen que enfrentar menos obstáculos y barreras que si hablamos de la forma tradicional de asistencia física.

¿Cuáles son los Trastornos de la Conducta Alimentaria que se ven de manera más habitual en terapia online? ¿Hay alguna diferencia con respecto a los que suelen verse en consulta presencial?

No, no hay difierencia en cuanto a los tipos de TCA que se ven de forma online a la presencial; sigue habiendo anorexia, bulimia, trastornos por atracón, etc. Lo que sí he notado es que de forma online sí han contactado más que de forma presencial.

¿Cómo se desarrolla el proceso de la terapia online aplicada a personas con anorexia o bulimia, por ejemplo?

El proceso de la terapia va por fases, en las cuáles se van tratando los síntomas visibles a la vez que se va tratando lo que no se ve, que es fundamental, para entender por qué está la anorexia o bulimia, para qué está, cuándo está, cuándo no está; hay que conocer el trastorno en sí.

Es un proceso integral, es muy difícil aislar el tratamiento de una parte sin tocar de forma directa o indirecta otros aspectos importantes de la persona que le llevan a estar en esa situación.

El proceso conlleva un compromiso por ambas partes de estar en la terapia y de trabajar juntas. En casos graves o según la severidad de ciertos aspectos se trabaja de forma multidisciplinar con un seguimiento médico psiquiátrico, nutricional y de terapia de apoyo grupal.

¿Cuál crees que es el mensaje más importante a transmitir a una persona que haya desarrollado anorexia, bulimia u otro trastorno similar y que aún no se atreve a ir a terapia?

"Confía en el proceso terapéutico". Le diría que sé que es muy difícil dar ese salto de confianza, que es como tener fe en algo que no sabe si existe. Tener fe en que si lo hace estará mejor.

Muchas veces preferimos lo malo conocido que lo bueno por conocer porque es nuestra zona de confort y aunque sea un infierno, es un infierno que conocemos; sin embargo, dar ese salto implica no saber si habrá un infierno mucho peor y eso asusta y paraliza. Es por eso por lo que le diría que confíe, que de ese paso y salte al proceso terapéutico.