Las 3 diferencias entre inconsciente y subconsciente

Te explicamos cómo distinguir entre los conceptos de inconsciente y subconsciente.

Diferencias entre inconsciente y subconsciente

La existencia de una esfera de la actividad psíquica o mental que no es accesible a la conciencia ya fue estudiada por los filósofos clásicos y suscitó un gran interés entre finales del siglo XIX y principios del XX a psicoanalistas como Sigmund Freud o Carl Gustav Jung, entre otros, quienes se refirieron a ella con el término conocido como “inconsciente”.

Existen algunas diferencias entre inconsciente y subconsciente como la naturaleza de cada uno, su funcionalidad, el grado de accesibilidad a la conciencia humana y también su nivel de reconocimiento en el campo de la psicología y del psicoanálisis. En este artículo hablaremos con mayor detalle acerca de las diferencias entre inconsciente y subconsciente.

Aprendiendo a distinguir entre el inconsciente y el subconsciente

Antes de ver cuáles son las diferencias entre inconsciente y subconsciente conviene explicar en qué consisten ambos conceptos dentro del ámbito de la psicología y sobre todo en el psicoanálisis.

1. El inconsciente

El término "inconsciente" suele utilizarse para referirse a aquellos procesos mentales o partes que no se encuentran accesibles a la conciencia de manera temporal o incluso permanente, pudiendo ser esta esfera de la actividad psíquica y mental de dos formas: la primera sería como una inteligencia racional, que es aquella que se encuentra dotada de sus propias reglas productivas y procesales, cuya comprensión suele ser compleja; en segundo lugar, como un ámbito de la actividad psíquica, refiriéndose actividades psíquicas inherentes (p. ej., respuestas automáticas, memoria a corto plazo, etc.).

Freud se refirió al inconsciente como una serie de contenidos psíquicos y procesos, así como también de impulsos que no se encontraban accesibles a la conciencia de las personas, de manera que no se podían controlar de manera racional. También entendió que en la parte inconsciente se encontraban algunos contenidos psíquicos que habían sido retirados de la concierta y dichos contenidos podían llegar a aflorar en la mente a través de los sueños de manera simbólica o incluso a través de lapsus (errores o equivocaciones involuntarias).

Para Freud, quien incluyó la parte inconsciente su primera teoría psicoanalítica (primera tópica), en la que dividió a la mente en tres partes (inconsciente, preconsciente e inconsciente) se refirió a la parte inconsciente como es parte no lógica, la sede central de los instintos y deseos reprimidos que, por lo tanto, no se manifiestan a nivel consciente, pero que cada persona debe lograr satisfacer.

Por otro lado, Jung se refirió en sus teorías a dos tipos de inconsciente: el personal, que estaba relacionado con los aspectos ocultos y reprimidos que había surgido a raíz de las interacciones entre la persona y su entorno y; por otro lado, el colectivo, que fue sobre el que Jung llegó a poner más énfasis refiriéndose a este concepto como la parte psíquica que contiene los elementos colectivos e históricos que se encargan de modular la manera en la que las personas piensan, sienten y actúan, por lo que el inconsciente colectivo contiene las estructuras psicológicas construidas socialmente y heredables (arquetipos).

2. El subconsciente

Hay que destacar que el término "subconsciente" prácticamente se encuentra en total desuso hoy en día en el campo de la Psicología; sin embargo, es un concepto que se escucha con bastante frecuencia a nivel coloquial e incluso ha llegado a ser utilizado como un sinónimo del inconsciente, siendo otro motivo por el que conviene que conozcamos las diferencias entre inconsciente y subconsciente.

El concepto subconsciente fue utilizado en el ámbito de la psicología a finales del siglo XIX por el psiquiatra y neurólogo Pierre Janet, contemporáneo de Freud, para referirse a aquellos fenómenos de la personalidad en desdoblamiento, basándose en una hipótesis acerca de que hubiera una segunda conciencia, más atenuada y menos accesible que la parte consciente; de manera que el subconsciente sería el responsable de la escisión a nivel psíquico y mental.

En su teoría sobre la mente, Janet desarrolló varias investigaciones en base a los conceptos de subconsciente y disociación, asociando en sus hipótesis el origen de los síntomas neuróticos de varios de sus pacientes a contenidos del subconsciente que habían disociado. Dicho término llegó a ser utilizado también por Freud en sus primeras investigaciones; sin embargo, acabó sustituyendo el término subconsciente por el de inconsciente, siendo el motivo que ha dado lugar a que sean en muchos casos utilizados como sinónimos, aunque a día de hoy sería más acertado utilizar el término inconsciente.

Distinguir entre inconsciente y subconsciente

Las principales diferencias entre inconsciente y subconsciente

Aunque los términos inconsciente y subconsciente sean utilizados en ocasiones indistintamente, en realidad existen diferencias entre ambos conceptos. Eso sí, algunas de esas diferencias son bastante sutiles, por lo que hacer un contraste de ambas entidades psíquicas puede resultar algo complejo. Por lo tanto, vamos a explicar a continuación cuáles son las principales diferencias entre inconsciente y subconsciente.

Antes de detallar todas las diferencias entre inconsciente y subconsciente, conviene mencionar que, de forma general, el término “inconsciente” se suele utilizar para referirse a la zona de la mente más inaccesible y profunda; mientras que el “subconsciente” se usa para hacer referencia a aquella zona de la mente no consciente más superficial, siendo la que se encuentra justo por debajo del umbral de la consciencia.

1. Reconocimiento en el campo de la psicología y del psicoanálisis

Entre las diferencias entre inconsciente y subconsciente cabe destacar que la idea del inconsciente fue bastante desarrollada por Freud en sus teorías psicoanalíticas, un campo de la psicología en el que a día de hoy se sigue estudiando y utilizando, mientras que el término subconsciente, aunque fuera utilizado en un principio por Freud y también por Janet, entre otros, es un término que ha ido quedando en desuso y en la actualidad no está reconocido de manera oficial por la psicología moderna ni tampoco por el psicoanálisis.

El subconsciente a día de hoy es un concepto que se escucha más en el terreno coloquial, siendo a veces utilizado con un sinónimo del inconsciente; no obstante, este término ha quedado relegado a un terreno más metafórico de la mente o místico.

2. El grado de accesibilidad de cada uno

Otra de las diferencias entre inconsciente y subconsciente es el grado de accesibilidad de cada uno, de manera que el subconsciente se encuentra más accesible a la conciencia si se presta atención; mientras que el inconsciente es la parte psíquica que menos accesible se encuentra para la conciencia.

De esta forma, el subconsciente sería considerado como una parte intermedia entre la conciencia y la inconsciencia, siendo un término que podría asemejarse en parte al preconsciente, una de las partes psíquicas sobre las que habló Freud en su primera tópica o primera teoría psicoanalítica.

Cabe mencionar que cuando nos referimos a la parte subconsciente podríamos estar hablando de supresión, de manera que cuando se suprime un recuerdo doloroso, se está forzando a que sea ubicado por debajo del umbral de la conciencia. En cambio, cuando hablamos de la parte inconsciente, utilizamos el término de supresión para referirnos a una reacción instintiva e involuntaria que guarda en la parte inconsciente un suceso traumático con el donde de proteger a esa persona, siendo un mecanismo de defensa psicológico.

Por lo tanto, podría decirse que el subconsciente, de acuerdo con las teorías de la psicología clásica que se referían a este término, sería un puente entre la conciencia y el inconsciente, de manera que con esfuerzo podríamos acceder a los recuerdos que se encuentren almacenados en el subconsciente, mientras que los que se encuentran en el inconsciente serían más inaccesibles.

3. La funcionalidad de cada uno

La cuarta de las diferencias entre inconsciente y subconsciente que vamos a mencionar es su funcionalidad. El subconsciente sería aquella parte de la mente más emocional; en otras palabras, sería la que permite a las personas sentir, conectar con otra persona, siendo una parte que se apoya más en la experiencia y en los recuerdos.

En cambio, el inconsciente sería la parte más primitiva de la mente humana, de manera que se encuentra guiada por medio de la evolución natural de la especie humana, por lo que se encarga de las funciones más primitivas como pueden ser los instintos.

  • Agid, Y. (2021). Subconsciousness: Automatic Behavior and the Brain. New York: Columbia University Press.
  • Bertran, P. (S.f.). Las 5 diferencias entre consciente, inconsciente y subconsciente. MédicoPlus.
  • Farahian M. (2015). Subconscious Vs. Unconscious Learning: A Short Review of the Terms. American Journal of Psychology and Behavioral Sciences , 2(3), pp. 98-100.
  • Kiesel, A. (2020). ¿Procesa el cerebro el 95 por ciento de la información de manera inconsciente? Mente & Cerebro, 100, pp. 60-61.
  • Prince M, Taylor W, Warren H, Pressey H. (1927). The subconscious. In W. S. Taylor. Readings in abnormal psychology and mental hygiene (pp. 474–491). EEUU: D Appleton & Company.
  • Quiroga, M.P. (2015). C. G. Jung: Vida, obra y psicoterapia. Bilbao: Desclée de Brouwer.
  • Sánchez, T. (2003). Psicoanálisis y Psicología: Convergencia o confrontación. Madrid: Biblioteca Nueva.
  • Sánchez, T. (2014). Qué es la psicosomática: Del silencio de las emociones a la enfermedad. Madrid: Biblioteca Nueva.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados