Aldous Huxley (1894 - 1963) fue un reconocido filósofo y escritor de ensayos y novelas nacido en Godalming, Inglaterra. Autor de obras distópicas de un gran valor para la crítica social de su tiempo, alcanzó la popularidad internacional con Un mundo feliz. También cuenta en su haber otros libros como Las puertas de la percepción o La isla, obras igualmente aclamadas.

En su tierna juventud, con solo 16 años, Huxley sufrió una enfermedad repentinamente y quedó prácticamente ciego. Con un tesón y fuerza de voluntad destacables, Huxley aprendió a leer en Braille. Por suerte, pudo ir recuperando gran parte de su visión con los años.

Artículos relacionados:

Frases y citas célebres de Aldous Huxley

Viajero incansable, Huxley nos descubre un mundo en que las fuerzas del poder dominan a placer a las masas, sumisas y entretenidas.

En este post vamos a conocer algunos de las mejores frases de Aldous Huxley. Son citas célebres que han pasado a la historia por su profundidad.

1. Una mentira con interés puede ser destapada por una verdad aburrida.

Sobre el poder de la manipulación, especialmente en los medios de comunicación.

2. Vernos a nosotros mismos como los demás nos ven es un don en extremo conveniente.

La visión que tienen los demás sobre nosotros y el don de sabernos reconocer en esas miradas externas.

3. Todos los hombres son dioses para su perro. Por eso hay gente que ama más a sus perros que a los hombres.

Controvertida frase sobre el cariño entre hombre y perro.

4. Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico.

En la imaginación está el mejor sexo posible.

5. Saber es relativamente fácil. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera, es siempre más duro.

El conocimiento puro contra la ética.

6. La civilización es, entre otras cosas, el proceso por el que las primitivas manadas se transforman en una analogía, tosca y mecánica, de las comunidades orgánicas de los insectos sociales.

Una gran metáfora para comprender el desarrollo de las sociedades.

7. El burgués es el perfecto animal humano domesticado.

Una crítica de Aldous Huxley a los pequeños empresarios.

8. Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo.

Sobre la capacidad para promover un cambio empezando por uno mismo.

9. La felicidad no es nunca grandiosa.

Según esta gran frase de Huxley, siempre hay algún aspecto de nuestra existencia que nos puede preocupar.

10. Participamos en una tragedia; en una comedia sólo miramos.

La propia historia vital siempre es vivida con un cierto toque angustiante.

11. Cada generación piensa que puede ser más inteligente que la anterior.

Un rasgo soberbio que caracteriza la evolución.

12. Pero yo no quiero la comodidad. Yo quiero a Dios, quiero la poesía, quiero el verdadero riesgo, quiero la libertad, quiero la bondad. Quiero el pecado.

Sobre su afán de libertad y riesgo.

13. Las palabras pueden ser como los rayos X si se emplean adecuadamente: pasan a través de todo. Las lees y te traspasan. Ésta es una de las cosas que intento enseñar a mis alumnos: a escribir de manera penetrante.

Una de esas frases de Aldous Huxley que nos muestran su faceta pedagógica.

14. El bien de la humanidad debe consistir en que cada uno goce al máximo de la felicidad que pueda, sin disminuir la felicidad de los demás.

Vive y deja vivir.

15. Los vecinos que uno nunca ve de cerca son los vecinos ideales y perfectos.

Frase irónica sobre la vida en comunidad.

16. El hombre silencioso no presta testimonio contra sí mismo.

Una de las claves de la discreción, según Huxley.

17. Tal vez, sólo los genios son verdaderos hombres.

Una visión algo reduccionista de la hombría.

18. Existen tres clases de inteligencia: la inteligencia humana, la inteligencia animal y la inteligencia militar.

Sobre los tipos de inteligencia, en una irónica cita célebre de Aldous Huxley.

19. El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.

Una cita sobre el amor y la experiencia del enamoramiento.

20. En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. No sabemos porque no queremos saber.

Gran reflexión sobre nuestras infraexplotadas capacidades.

21. Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.

La demagogia suele ir de la mano de rimbombancia y presuntuosidad.

22. El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.

Una máxima en la que coinciden muchos grandes pensadores.

23. Quizá la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia.

Una de las frases de Huxley que más han trascendido.

24. Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro.

Siempre es más reconfortante descubrir las cosas por uno mismo.

25. Los hechos no dejan de existir aunque se los ignore.

Una muestra de su materialismo filosófico.

26. La totalidad está presente incluso en las piezas rotas.

En la línea de la anterior.

27. La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.

Somos capaces de salir adelante gracias a la resiliencia y a la fuerza de voluntad.

28. El hábito convierte los placeres suntuosos en necesidades cotidianas.

La grandeza está en la autoridad, según esta frase de Aldous Huxley.

29. El progreso tecnológico sólo nos ha provisto de medios más eficientes para ir hacia atrás.

Sobre la regresión paradójica que nos traen los avances tecnológicos.

30. El dolor es un horror que fascina.

Nada más perturbador que ver a centenares de personas disfrutando ante el sufrimiento ajeno.

31. Dudar es tener dos pensamientos.

Entre dos aguas, entre dos caminos.

32. Allí donde exista una especialización excesiva, un exceso de división organizada del trabajo, el hombre se ve degradado con facilidad al nivel de mera función encamada.

Al no dejarnos pensar de forma global, nos convertimos en meros ejecutores, enajenados de la actividad misma que nos da de comer.

33. Lo que pensamos determina lo que somos y lo que hacemos, y, recíprocamente, lo que hacemos y lo que somos determina lo que pensamos.

Frase filosófica del gran Aldous Huxley.

34. Lo que el rito es para el culto público, los ejercicios espirituales son para la devoción particular.

Buena reflexión de corte antropológico.

35. La estupidez es por cierto, un producto de la voluntad.

Quien no aprende es porque no quiere hacerlo.

36. La voluntad puede ser fortalecida por el ejercicio y confirmada por la perseverancia.

No es preciso dejar que venga por sí sola: la voluntad hay que perseguirla y adiestrarla.

37. La población óptima (...) es la que se parece a los icebergs: ocho novenas partes por debajo de la línea de flotación, y una novena parte por encima.

Frase extraída de “Un mundo feliz”, su libro más famoso.

38. El liberalismo, desde luego, murió de ántrax.

Otro extracto de su obra más célebre, acerca de la ideología de la libertad al capital.

39. Los ropajes, como he descubierto ahora, son mucho más que recursos para la introducción de formas no representativas en las pinturas y esculturas naturalistas.

Una reflexión sobre el mundo de la estética.

40. Los espectáculos públicos representan actualmente un papel comparable al que representó en la Edad Media la religión.

Una de esas frases de Huxley en que hace un paralelismo entre dos momentos históricos distintos.

41. Lo que hace falta es una nueva droga que alivie y consuele a nuestra doliente especie sin hacer a la larga más daño del bien que hace a la corta.

Reflexión especialmente distópica.

42. En un mundo donde la educación es predominantemente verbal, las personas muy cultas hallan punto menos que imposible dedicar una seria atención a lo que no sea palabras y nociones.

Una particular visión sobre el objeto de interés de las personas ampliamente instruidas.