Séneca fue uno de los filósofos estoicos más importantes.

El nombre de Séneca es conocido como el de uno de los más conocidos filósofos de la antigüedad. De nombre LuciusAnnaeus Seneca, este pensador y máximo exponente de la corriente filosófica conocida como estoicismo nació alrededor del año 4 a.C. y falleció a en el 65 d.C., siendo forzado a suicidarse.

Este gran autor, que también tuvo una gran relevancia en la gestión del imperio romano durante el crecimiento del emperador Nerón (el cual terminaría por ordenar su ejecución), nos ha dejado profundas reflexiones a lo largo de sus obras filosóficas. En este artículo veremos algunas de las frases de Séneca más conocidas sobre diversos temas, vinculados especialmente a la moral.

70 de las más conocidas frases de Séneca

Séneca es un autor especialmente conocido a nivel filosófico por sus reflexiones y teorías sobre la moral. A continuación repasaremos una setentena de las más conocidas frases de este autor.

1. La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada

No importa cuanto vivamos sino cómo lo hagamos.

2. Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella

El autor critica la ausencia de pasión, elemento que nos conduce a vivir y actuar tal y como queramos hacerlo.

3. No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas

Muchas cosas que se consideran imposibles sólo lo son porque no se intentan. Esta frase nos empuja a atrevernos a luchar por lo que queremos.

4. A través de lo áspero se llega a las estrellas

Esta frase nos indica que el camino a la felicidad está lleno de obstáculos, y que sólo afrontar las dificultades nos va a llevar a nuestros objetivos.

5. La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy

En esta frase se refleja el hecho de que tendemos a perder nuestro presente preocupándonos por el futuro, no pudiendo disfrutar del día de hoy.

6. La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte

Interesante reflexión que nos deja ver que la rabia y el odio terminan por hacer más daño a la propia persona que hacia quien va dirigida.

7. No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba

Las dificultades nos obligan a superarnos a nosotros mismos, nos ponen a prueba de tal modo que salimos fortalecidos y nos vemos capaces de superar nuevos obstáculos. Alguien que va por el camino fácil y no enfrenta las dificultades nunca sabrá de qué es capaz.

8. El alma noble posee la gran cualidad de apasionarse por las cosas honestas

La honestidad y la virtud son valores altamente apreciados, y la nobleza supone ser capaces de buscar causas, motivaciones y aspiraciones justas.

9. Importa mucho más lo tú pienses de ti mismo que lo que otros piensen de tí

Séneca expresa la necesidad de valorarse a uno mismo y darle la justa importancia a las opiniones de los demás.

10. Decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos. Concordar las palabras con la vida

Frase que refleja la importancia de ser sincero con uno mismo y actuar conforme a lo que sentimos.

11. En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto

Séneca nos habla de los tres momentos en que podemos compartimentar el tiempo, reflejando que lo pasado es verdadero y ya ha sucedido, el futuro puede variar enormemente y el presente es un tiempo breve que nos va a conducir a uno y otro futuro.

12. Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto

La prudencia y la reflexión son algo necesario para valorar cómo actuar, pero tienen su tiempo: debemos ser capaces de vivir y reaccionar a lo que ocurre en el momento inmediato.

13. No hay mayor causa de llanto que no poder llorar

Poder expresar lo que sentimos nos permite desahogarnos, liberarnos de la tristeza. Sin embargo, si no lo hacemos este sentimiento se enquista y sigue en nosotros largo tiempo.

14. ¿Quieres saber que es libertad? No ser esclavo de ninguna cosa, de ninguna necesidad, de ningún azar, reducir la fortuna a términos de equidad

Séneca identifica libertad con no necesitar nada hasta el punto de depender de ella.

15. Sabed que cuando uno es amigo de sí mismo, lo es también de todo el mundo

Séneca nos indica la necesidad de respetarnos y querernos a nosotros mismos, algo necesario para vincularse correctamente con el entorno.

16. Nunca hizo rico al hombre el dinero, porque solamente le sirve para aumentar su codicia

El dinero no es algo que nos sirva para llenarnos y hacernos felices. Por sí mismo, de hecho, no tiene ninguna utilidad. Amar el dinero solo lleva a querer cada vez más, sin quedar nunca satisfechos.

17. Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad

Ley y justicia a veces no van de la mano. Pero nuestra moral puede hacer que no hagamos cosas ilícitas pese a estar legalmente permitidas, o viceversa.

18. Vive con el inferior tal cual quisieras que el superior viviera contigo. Siempre haz con el esclavo no más que lo que quisieras hiciera contigo un dueño

Séneca nos empuja a tratar a los demás con la misma deferencia que esperamos recibir, sin aprovecharnos de nuestra posición para perjudicarles u obtener más de ellos que lo que nos gustaria que hicieran con nosotros..

19. Hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido

Pintar, cocinar, besar… son cosas sobre las que no basta con el conocimiento teórico de cómo debería hacerse para hacerlas bien. Sin pasión e implicación emocional, además de práctica, son requeridas para llevar a buen puerto la acción en cuestión.

20. Te diré cuál es el verdadero placer y de dónde viene: de la buena conciencia, de las rectas intenciones, de las buenas acciones, del menosprecio de las cosas del azar, del aire plácido y lleno de seguridad, de la vida que siempre pisa el mismo camino

El autor indica que el verdadero gozo surge de actuar del modo que pensamos que es el correcto.

21. No tener nada que te excite, que te acucie, que con su ataque o con su anuncio ponga a prueba el temple de tu alma, estar echado en un ocio sin inquietudes no es tranquilidad sino indolencia

El autor indica en esta frase la necesidad de tener algo que nos desafíe y nos apasione, no dejando pasar el tiempo y la vida sin hacer nada con ella.

22. Por muy elevado que la fortuna haya puesto a un hombre, siempre necesita un amigo

La amistad, tener a alguien en quien confiar y que a su vez confíe en nosotros, es algo que es imprescindible para el ser humano.

23. Dar consejos al hombre avisado es superfluo; darlos al ignorante es poca cosa

Dar consejos es algo que todos hemos hecho, pero es algo que no suele tener ninguna utilidad real.

24. La vida no ni es un bien ni un mal, es sólo ocasión de bien y de mal

Nuestra vida no es per se ni buena ni mala, sino que ello dependerá de lo que hagamos con ella.

25. Más dura la memoria de las injurias recibidas que de los beneficios

Los favores suelen ser tenidos en cuenta y agradecidos durante poco tiempo, mientras que se recuerda durante mucho más tiempo y con mayor intensidad a quien nos ha hecho gran daño.

26. El que tiene mucho desea más, lo cual demuestra que no tiene bastante; pero el que tiene bastante ha llegado un punto al que el rico no llega jamás

Esta frase nos habla de la avaricia como un pozo sin fondo, que jamás llega a llenar a quien la posee. Quien no desea más, es porque ya es feliz con lo que tiene.

27. Compra sólo lo necesario, no lo conveniente. Lo innecesario, aunque cueste un solo céntimo, es caro

El filósofo nos habla en esta frase de la necesidad de moderación y de controlar los excesos en lo que a economía se refiere (aunque puede ser aplicado a otras facetas).

28. Los brazos de la fortuna no son largos. Suelen apoyarse en quien más se acerca a ella

La suerte estará del lado de quien se arriesgue. Puede fallar, pero intentarlo te acerca más a la probabilidad de ganar.

29. La felicidad no mira dónde nace, sino adónde puede llegar

Frase en la que el filósofo deja ver que todos podemos ser felices y hacer felices a otros, independientemente de nuestra situación.

30. Algunas veces incluso vivir es un acto de coraje

Afrontar las dificultades y vicisitudes de la vida es en realidad un acto de valor, puesto que debemos enfrentarnos a momentos de dolor y sufrimiento.

31. Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo

Nada guarda mejor un secreto que hacer que siga siéndolo.

32. A algunos se les considera grandes porque también se cuenta el pedestal

Reflexión que deja ver cómo algunas personas son sobreestimadas debido no solo a cómo son o que han hecho, sino por su posición social o por donde el esfuerzo de otros ha hecho que esté. También la idealización de alguien permite hacer su leyenda mayor de lo que es.

33. El destino conduce a quien lo acepta, y arrastra al que rehúsa admitirlo

El destino, que en timpos del pensador se consideraba algo preestablecido, es algo que va a ocurrir queramos o no. Aceptarlo conlleva ser capaz de disfrutar del camino, mientras que negarlo nos lleva al sufrimiento.

34. La llaga del amor, quien la sana, la crea

El autor nos indica que el hecho de amar puede hacer sufrir, y que quien cura ese sufrimiento es precisamente quien lo puede crear.

35. Admira a quien lo intenta, aunque fracase

Por mucho que podamos caer y fracasar, intentar algo supone un gran esfuerzo y valor que merece ser considerado.

36. Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho

La vergüenza y el arrepentimiento surgen del conocimiento de haber actuado mal, siendo lo único positivo que se genere el deseo de solucionar el mal provocado.

37. Para ser feliz hay que vivir en guerra con las propias pasiones y en paz con las de los demás

Séneca nos indica que debemos ser capaces de regular nuestras pasiones y actuar en base a la razón, así como no meternos ni criticar las pasiones ajenas.

38. Merece salir engañado el que, al hacer un beneficio, tenía en cuenta la recompensa

Hacer algo por alguien debe ser altruista y no perseguir el propio beneficio. Porque en caso contrario no estamos haciendo algo por alguien, sino por nosotros mismos.

39. Jamás se descubriría nada, si nos consideraremos satisfechos con las cosas descubiertas

El autor nos empuja a no darnos por satisfechos, a no conformarnos con lo preexistente sino a crear y luchar por descubrir cosas nuevas.

40. Necesitamos la vida entera para aprender a vivir, y también, cosa sorprendente, para aprender a morir.

Vida y muerte son dos conceptos que debemos aprender y desarrollar a lo largo de toda nuestra vida.

41. La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste

Séneca nos empuja con esta frase a esforzarnos y luchar por salir de la tristeza y el sufrimiento en vez de dejarnos llevar por ellos.

42. El que no quiere vivir sino entre justos, que viva en el desierto

El mundo no es siempre justo, y tampoco la mayoría de las personas. Debemos ser capaces de entender y afrontar este hecho.

43. La naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo

No nacemos sabiendo, pero sí con la capacidad de aprender.

44. No hay cosa más fuerte que el verdadero amor

El amor es la fuerza más poderosa.

45. El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio

Quien tiene el poder va a ver como sus decisiones van a ser odiadas por parte de la población, y su poder puede ser envidiado.

46. El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo

El autodominio y la autonomía es lo que nos hace capaces de hacer frente al mundo y determinar nuestro futuro.

47. No existe ningún genio sin un toque de demencia

Esta frase hace referencia a la vinculación que se ha hecho entre genialidad y la capacidad de tener pensamientos alternativos y divergentes.

48. Peores son los odios ocultos que los descubiertos

Los enemigos declarados, los que sabemos que nos odian, son visibles y sabemos a qué atenernos. Pero aquellos odios de los que no somos conscientes nos pueden hacer mucho más daño por ser inesperados.

49. Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones

Esta frase nos empuja a ser sinceros y actuar en base a nuestras creencias y no adular para conseguir un trato de favor.

50. El que siempre busca grandezas, alguna vez la encuentra

“El que la sigue la consigue”. Esta frase nos lleva a perseguir nuestras aspiraciones.

51. No es necesaria la fortuna para sólo subsistir

Limitarse a sobrevivir no requiere de gran esfuerzo (siempre y cuando las necesidades básicas estén cubiertas), pero sí vivir nuestra vida buscando lograr nuestros sueños.

52. Una buena conciencia no teme a ningún testigo

Quien actúa como cree que debe actuar y sin hacer daño a otros no tiene de qué arrepentirse.

53. Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos

Aquellos a los que consideramos pequeños pueden ser más sabios de lo que parece, y deberíamos valorar más su opinión.

54. Incontenida, la cólera es frecuentemente más dañina que la injuria que la provoca

De nuevo, Séneca nos recuerda que la rabia es más dañina para la persona que lo que la ha provocado.

55. La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo

El autor refleja que no ser uno mismo por propia decisión, negarse a uno mismo, es la peor de las esclavitudes y sufrimientos.

56. Este día que tanto temes por ser el último, es la aurora del día eterno

En esta frase, Séneca nos habla del miedo a la muerte y a la desconocido, así como la esperanza en el más allá.

57. Un gran marinero puede navegar aunque sus velas sean de alquiler

A pesar de que no tengamos medios, podemos llegar a nuestros objetivos si luchamos por ellos y empleamos inteligentemente los recursos disponibles.

58. El que es prudente es moderado; el que es moderado es constante; el que es constante es imperturbable; el que es imperturbable vive sin tristeza; el que vive sin tristeza es feliz; luego el prudente es feliz

La prudencia es una virtud que, según propone el autor, nos ayuda a la larga a ser felices.

59. Ingrato es el que por miedo es agradecido

Agradecer por obligación, por miedo a ser atacado o mal juzgado si no se hace, es en realidad egoísta. El verdadero agradecimiento es el que nace de la apreciación de lo que se nos ha aportado.

60. Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido

Creer en lo que queremos y lo que buscamos hará que nos esforcemos más por conseguirlo.

61. No hay, en mi dictamen, hombre que aprecie más la virtud y la siga con más gusto, que el que por no hacer traición a su conciencia, ha perdido la reputación de hombre de bien

No importa la fama, sino ser fiel a uno mismo y a lo que uno considera justo.

62. Desdichado es el que por tal se tiene

Si no nos tenemos por desgraciados, no lo seremos, y haremos algo por cambiar las cosas que nos nos gustan.

63. La recompensa de una buena acción es haberla hecho

Los buenos actos nos dejan con la sensación de haber hecho lo que debíamos, y no debería esperarse otra recompensa.

64. La amistad y la enemistad proceden de la voluntad

Nuestras relaciones con los demás dependen de lo que ambos consideren.

65. No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos

Nuestra vida es nuestra, y es lo que hacemos nosotros en ella lo que las modifica.

66. Nuestra naturaleza está en la acción. El reposo presagia la muerte

Somos seres vivos, que necesitan de actividad. No hacer nada lleva al aburrimiento y a la tristeza.

67. La conversación es la expresión de nuestro modo de pensar

Lo que expresamos y cómo lo hacemos (e incluso lo que no) es a menudo un reflejo de cómo pensamos.

68. Cuando un velero no sabe a que puerto se dirige, ningún viento es el adecuado

El filósofo refleja la necesidad de fijarnos metas, de orientar nuestra vida a una dirección concreta.

69. El amor en su esencia es el fuego espiritual

El amor es una fuerza intensa que nace de las entrañas y que nos une a los otros.

70. No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia

Los problemas nos ayudan a madurar y a aprender. A hacernos un sitio y a superar las dificultades.