John Fitzgerald Kennedy, quien también fue conocido por su apodo JFK, fue un célebre presidente de los Estados Unidos de América nacido en la localidad Brookline, Massachusetts durante el año 1917.

Como presidente dirigió a su país en numerosas situaciones complicadas, presenció el auge del movimiento por los derechos civiles e inició la que más tarde se conocería como la carrera espacial, todo ello en nada más y nada menos que en tres años de mandato.

Frases célebres de J.F. Kennedy

Por desgracia, en 1963, este excelso presidente fue tiroteado por Lee Harvey Oswald, mientras este circulaba en su coche durante un desfile presidencial. Una desafortunada situación que como todos sabemos conmocionó al mundo y le convirtió de inmediato en el presidente estadounidense más célebre del siglo XX.

En el texto que encontrarás a continuación podrás descubrir las 75 mejores frases de John Fitzgerald Kennedy, el que sin duda fue uno de los presidentes más queridos por todo el pueblo estadounidense.

1. El cambio es la ley de la vida. Y aquellos que solo miran al pasado o al presente seguramente perderán el futuro.

Uno nunca sabe lo que la vida le depara, el futuro puede ser maravilloso si hoy tomamos las decisiones correctas.

2. Hay riesgos y costos para la acción. Pero son mucho menores que los riesgos a largo plazo de una inacción cómoda.

Si no actuamos ahora, el mal probablemente prevalecerá. Las injusticias suelen llevarse a cabo cuando la mayoría de personas no hacen nada por solucionarlas.

3. Que cada nación sepa, si nos desea bien o mal, que pagaremos cualquier precio, soportaremos cualquier carga, enfrentaremos cualquier dificultad, apoyaremos a cualquier amigo, nos opondremos a cualquier enemigo para asegurar la supervivencia y el éxito de la libertad.

Los EEUU bajo el liderazgo de este célebre presidente nunca se dejarían doblegar por nada ni nadie. Algo que dejaría muy claro con citas tan inspiradoras como ésta.

4. Cuando se escribe en chino, la palabra 'crisis' se compone de dos caracteres. Uno representa peligro y el otro representa oportunidad.

De toda crisis siempre alguien sale fortalecido, pues como suele decirse, nunca llueve a gusto de todos.

5. Que se corra la voz de este tiempo y lugar, tanto para amigos como para enemigos, de que la antorcha ha pasado a una nueva generación de estadounidenses, nacidos en este siglo, atemperados por la guerra, disciplinados por una paz dura y amarga.

Los años 60 parecían ser una nueva oportunidad para que el pueblo estadounidense pudiese reinventarse, una década que sin duda fue muy ajetreada.

6. El hombre sigue siendo la computadora más extraordinaria de todas.

El ser humano es una máquina biológica excepcional. 60 años después de la presidencia de Kennedy ninguna máquina puede aún igualar las habilidades del ser humano.

7. Hoy nos encontramos al borde de una nueva frontera, la frontera de los años sesenta, una frontera de oportunidades y peligros desconocidos, una frontera de esperanzas y amenazas incumplidas.

El futuro parecía ser brillante para esta joven nación, las esperanzas de todos sus habitantes estaban puestas en ello.

8. El gran enemigo de la verdad a menudo no es la mentira, deliberada, artificial y deshonesta, sino el mito, persistente, persuasivo y poco realista.

Una mentira dicha mil veces sigue siendo una mentira, como individuos no debemos caer en aquellas falacias que lleven mucho tiempo repitiéndose.

9. No busquemos la respuesta republicana o la respuesta demócrata, sino la respuesta correcta. No tratemos de arreglar la culpa del pasado. Aceptemos nuestra propia responsabilidad para el futuro.

El futuro de la nación, como este presidente sabía dependía de todos sus habitantes, no de un determinado partido político.

10. Nuestro progreso como nación no puede ser más rápido que nuestro progreso en educación. La mente humana es nuestro recurso fundamental.

La educación es un aspecto fundamental para el correcto desarrollo de una nación, pues sin ella ningún pueblo podrá nunca alcanzar unas cotas intelectuales elevadas.

11. La tolerancia no implica falta de compromiso con las propias creencias. Más bien condena la opresión o la persecución de los demás.

Como sociedad debemos ser tolerantes con todos aquellos que no piensan como nosotros, todos debemos ser libres de poseer nuestro propio punto de vista.

12. Todas las madres quieren que sus hijos crezcan para ser presidentes, pero no quieren que se conviertan en políticos en el proceso.

La política puede corromper en gran medida a un hombre, algo que por suerte a Kennedy no le sucedió.

13. La historia es un maestro implacable. No tiene presente, sólo el pasado se precipita hacia el futuro. Intentar retener es ser dejado de lado.

La historia puede enseñarnos qué errores no debemos cometer, su estudio sin duda puede ser algo que nos ayude muchísimo en nuestra vida.

14. El mundo es muy diferente ahora. Porque el hombre tiene en sus manos mortales el poder de abolir todas las formas de pobreza humana y todas las formas de vida humana.

Depende de todos nosotros que la especie humana pueda alcanzar su máximo desarrollo como sociedad, el futuro puede ser un lugar ciertamente increíble si todos ponemos de nuestra parte.

15. Cuando llegamos a la oficina, lo que más me sorprendió fue descubrir que las cosas estaban tan mal como habíamos estado diciendo.

Cuando este presidente tuvo total acceso a las cuentas de la nación, pudo ver con sus propios ojos cómo de profundo era el pozo que éstas habían excavado.

16. Los cínicos y escépticos modernos... no ven ningún daño en pagarles a aquellos a quienes les confían las mentes de sus hijos un salario menor que el que les pagan a aquellos a quienes les confían el cuidado de sus tuberías.

Los profesores merecen, claro está, un salario acorde con sus responsabilidades, algo que en aquellos tiempos por desgracia no sucedía.

17. Al expresar nuestra gratitud, nunca debemos olvidar que el mayor aprecio no es pronunciar palabras, sino vivir de acuerdo con ellas.

Nuestros actos dicen mucho más sobre nosotros que cualquier palabra que podamos pronunciar. Muchas personas actualmente viven de forma que sus actos no concuerdan con sus palabras.

18. El coraje de la vida es a menudo un espectáculo menos dramático que el coraje de un momento final; pero no es menos una magnífica mezcla de triunfo y tragedia.

Vivamos cada momento que la vida nos ofrezca, intensamente, pues una vez estos pasen ya nunca más volverán a suceder.

19. Lamento decir que hay demasiado sentido en el chiste que la vida se extingue en otros planetas porque sus científicos eran más avanzados que los nuestros.

El ser humano es completamente capaz de poder acabar consigo mismo, una gran responsabilidad que ninguna otra especie animal posee.

20. La guerra existirá hasta ese día lejano cuando el objetor de conciencia goce de la misma reputación y prestigio que el guerrero tiene hoy.

Las guerras nunca deben ser bienvenidas, pues debemos tener claro que éstas siempre acarrean muchas más desventajas que oportunidades.

21. Los problemas básicos que enfrenta el mundo de hoy no son susceptibles a una solución militar.

La diplomacia puede evitar efectivamente grandes desgracias, esta siempre debe ser la herramienta que un gobierno más utilice.

22. La victoria tiene mil padres, pero la derrota es huérfana.

Las derrotas son siempre amargas y en el plano militar, estas son mucho más comunes de lo que solemos pensar.

23. El momento de reparar el techo es cuando brilla el sol.

Debemos prepararnos para el futuro antes de que este llegue, de otra forma cuando algo malo suceda ya será demasiado tarde.

24. Para que el arte alimente las raíces de nuestra cultura, la sociedad debe liberar al artista para que siga su visión donde sea que lo lleve.

El mundo del arte era considerado por Kennedy como muy interesante, un ámbito que siempre fomentó e incentivó en medida de sus posibilidades.

25. Jruschov me recuerda al cazador de tigres que eligió un lugar en la pared para colgar la piel del tigre mucho antes de atraparlo. Este tigre tiene otras ideas.

El gobierno ruso estaba vendiendo la piel del oso antes de haberlo cazado, algo que como todo buen cazador sabe es un clarísimo error.

26. Expresar los hechos con franqueza no es desesperar el futuro ni acusar al pasado. El prudente heredero hace un cuidadoso inventario de sus legados y rinde cuentas fielmente a aquellos a quienes debe una obligación de confianza.

Debemos ser prudentes en nuestras acciones si deseamos tener un futuro benévolo con nosotros, el trabajo que hoy realicemos nos dará siempre su fruto en el mañana.

27. En la larga historia del mundo, solo a unas pocas generaciones se les ha otorgado el papel de defender la libertad en su hora de máximo peligro. No rehuyo esta responsabilidad, lo agradezco.

Como hombre, Kennedy era muy valiente, durante su vida se enfrentaría sin dudar contra todo lo que el mundo le arrojase.

28. Hay muchas personas en el mundo que realmente no entienden, o dicen que no, cuál es el gran problema entre el mundo libre y el mundo comunista. ¡Que vengan a Berlín!

En aquellos años el mundo comunista era visto con muy malos ojos por los estadounidenses, algo lógico si tenemos en cuenta que su forma de vida capitalista chocaba frontalmente con las ideas políticas social comunistas.

29. La geografía nos ha hecho vecinos. La historia nos ha hecho amigos. La economía nos ha hecho socios, y la necesidad nos ha hecho aliados. Aquellos a quienes Dios ha unido tanto, que nadie se separe.

Los EEUU y Canadá han sido socios desde tiempos inmemoriales, ambos países siempre han compartido una visión de futuro común que con el tiempo les ha beneficiado a ambos.

30. No creo que los informes de inteligencia sean tan interesantes. Algunos días saco más provecho del New York Times.

Como vemos, los periódicos también nutrían de información a este célebre presidente, algo que nos enseña que nunca debemos menospreciar el poder de los medios de comunicación.

31. Preferimos la ley mundial en la era de la autodeterminación a la guerra mundial en la era del exterminio en masa.

Las guerras en la actualidad deben ser evitadas a toda costa, una forma de pensar que como vemos Kennedy siempre compartió.

32. Si alguien está lo suficientemente loco como para querer matar a un presidente de los Estados Unidos, puede hacerlo. Todo lo que debe estar preparado para hacer es dar su vida por la del presidente.

Una frase sin duda muy controvertida, pues por desgracia Kennedy acabaría siendo asesinado por el infame Lee Harvey Oswald, como todos sabemos.

33. Todos los hombres libres, donde sea que vivan, son ciudadanos de Berlín. Y por lo tanto, como hombre libre, me enorgullezco de las palabras 'Ich bin ein Berliner!'

Sin duda, visitar Berlín tuvo que ser una experiencia muy interesante para él, una preciosa ciudad dividida por la mitad en aquellos tiempos de la guerra fría.

34. Un niño mal educado es un niño perdido.

Un niño sin educación lo tendrá mucho más difícil en el futuro, pues la educación es una herramienta esencial para que todos podamos alcanzar con el tiempo nuestras metas personales.

35. No podemos esperar que todas las naciones adopten sistemas similares, porque la conformidad es el carcelero de la libertad y el enemigo del crecimiento.

Cada nación debe ser totalmente libre de poder elegir aquella forma de gestión que más le interese. Un país por muy poderoso que sea nunca debe imponer sus ideas a otro.

36. Estados Unidos ha arrojado su gorra sobre la pared del espacio.

Los EEUU en los años 60 ganaron con extrema contundencia la carrera espacial, a día de hoy todavía es el único país que ha enviado hombres a la luna.

37. Podría decirse ahora que tengo lo mejor de ambos mundos. Una educación de Harvard y un título de Yale.

Ambas universidades, Harvard y Yale, son de las mejores del mundo, poder asistir a cualquiera de las dos nos garantizará probablemente un futuro muy prometedor.

38. Cuando el poder conduce al hombre hacia la arrogancia, la poesía le recuerda sus limitaciones. Cuando el poder reduce el área de interés del hombre, la poesía le recuerda la riqueza y diversidad de la existencia. Cuando el poder corrompe, la poesía se limpia.

Kennedy valoraba en gran medida la poesía, un fantástico género literario que sin duda puede permitirnos ver el mundo de una forma completamente diferente de como lo hacíamos hasta ahora..

39. Creo que esta es la colección más extraordinaria de talento, de conocimiento humano, que se haya reunido en la Casa Blanca, con la posible excepción de cuando Thomas Jefferson cenó solo.

Thomas Jefferson era un claro referente para él, todo un ejemplo a seguir como hombre y también como presidente.

40. La paga es buena y puedo caminar al trabajo.

El oficio de presidente posee aspectos positivos pero también negativos, pues como se suele decir, no es oro todo lo que reluce.

41. Espero que ningún estadounidense desperdicie su franquicia y descarte su voto votando por mí o contra mí únicamente por mi afiliación religiosa. No es relevante.

Al final Kennedy logró ser investido presidente, un cargo que este ostentó desde el año 1961 al año 1963.

42. En un sentido muy real, no será un hombre que vaya a la luna, será una nación entera. Por lo que todos nosotros debemos trabajar para ponerlo allí.

Que el hombre pudiese llegar a la luna fue una proeza realmente épica, un logro fabuloso que desde aquel entonces los seres humanos no hemos vuelto a replicar.

43. La ignorancia de un votante en una democracia perjudica la seguridad de todos.

El voto de los ignorantes puede salirle muy caro al resto de la población, por eso la educación posee un peso tan importante dentro de cualquier tipo de sociedad.

44. El costo de la libertad siempre es alto, pero los estadounidenses siempre lo han pagado. Y un camino que nunca elegiremos, y ese es el camino de la rendición o la sumisión.

Los estadounidenses pueden ser vistos como un pueblo profundamente guerrero, ellos nunca permitirán que otros países coarten sus libertades.

45. Nuestros problemas están hechos por el hombre, por lo tanto, pueden ser resueltos por el hombre. Y el hombre puede ser tan grande como quiera. Ningún problema del destino humano está más allá de los seres humanos.

El ser humano efectivamente posee grandes cualidades, como especie aún no hemos encontrado un problema que con el tiempo no hayamos podido solucionar.

46. No tenemos miedo de confiar al pueblo estadounidense hechos desagradables, ideas extranjeras, filosofías extrañas y valores competitivos. Para una nación que teme dejar que su gente juzgue la verdad y la falsedad en un mercado abierto, es una nación que le teme a su gente.

El pueblo americano debe poseer siempre el máximo conocimiento posible, pues de esta forma sabrá diferenciar entre las ideas malas y buenas con una mayor facilidad.

47. La conformidad es el carcelero de la libertad y el enemigo del crecimiento.

Un pueblo conformista es un pueblo que no avanza hacia ningún sitio, siempre que algo no nos guste de nuestra sociedad, todos debemos intentar luchar por cambiarlo.

48. Que ambas partes busquen invocar las maravillas de la ciencia en lugar de sus terrores. Juntos exploremos las estrellas, conquistemos los desiertos, erradiquemos enfermedades, aprovechemos las profundidades del océano y fomentemos el arte y el comercio.

El ser humano actuando en conjunto puede ser una auténtica fuerza de la naturaleza, las divisiones que existen entre nosotros en realidad solo nos debilitan como especie.

49. Si una sociedad libre no puede ayudar a los muchos pobres, no puede salvar a los pocos que son ricos.

Una sociedad debe intentar ser justa y equitativa, pero también es cierto que aquel que más trabaje sin duda deberá poseer una mayor parte del pastel.

50. Tenemos el poder de hacer de esta la mejor generación de la humanidad en la historia del mundo o de hacerla la última.

En los años 60 los estadounidenses debían demostrar de qué eran realmente capaces, algo que en aquellos años sin duda hicieron con creces.

51. ¿Te das cuenta de la responsabilidad que llevo? Soy la única persona que se interpone entre Richard Nixon y la Casa Blanca.

La rivalidad con Nixon era en aquella época clara y evidente, aunque con el paso del tiempo ambos lograron alcanzar el despacho presidencial de la Casa Blanca, en momentos diferentes de la historia.

52. Las cosas no suceden. Las cosas están hechas para suceder.

Las casualidades ciertamente no existen, pues si no estamos preparados para ellas nunca podremos llegar a aprovecharlas.

53. Claro que es un gran trabajo; pero no conozco a nadie que pueda hacerlo mejor que yo.

Ser presidente de los EEUU es una de las responsabilidades más grandes que una persona puede poseer, una responsabilidad para la que Kennedy estaba totalmente preparado.

54. Nuestro vínculo común más básico es que todos habitamos este planeta. Todos respiramos el mismo aire. Todos apreciamos el futuro de nuestros hijos. Y todos somos mortales.

Como seres humanos debemos aprender a respetarnos los unos a los otros, el mundo puede ser un lugar muy bonito si todos ponemos de nuestra parte.

55. La aptitud física no es solo una de las claves más importantes para un cuerpo sano, es la base de una actividad intelectual dinámica y creativa.

El ejercicio físico puede ser algo que realmente fortalezca en gran medida nuestra salud. Por ello siempre dentro de nuestras posibilidades individuales, todos nosotros deberíamos intentar llevar un estilo de vida lo más activo posible.

56. La paz es un proceso diario, semanal, mensual, que cambia gradualmente de opinión, erosiona lentamente las viejas barreras, construye silenciosamente nuevas estructuras.

La paz necesita de todos nosotros para poder perdurar, pues siempre habrá algún político o militar de turno que en algún momento dado intente acabar con ella.

57. Los problemas del mundo no pueden ser resueltos por escépticos o cínicos cuyos horizontes están limitados por las realidades obvias. Necesitamos hombres que puedan soñar con cosas que nunca fueron.

Los grandes soñadores son los constructores del mundo del mañana, pues sin grandes sueños que lo cimienten ningún futuro brillante para todos nosotros nunca podría ser desarrollado.

58. El mundo sabe que Estados Unidos nunca comenzará una guerra. Esta generación de estadounidenses ha tenido suficiente guerra y odio... queremos construir un mundo de paz donde los débiles estén seguros y los fuertes sean justos.

La guerra era una situación que Kennedy deseaba evitar a toda costa, pues él sabía perfectamente que el pueblo estadounidense había sufrido demasiado ya en el pasado por culpa de ella.

59. La misma palabra secreto es repugnante en una sociedad libre y abierta; y somos, como pueblo, inherentemente e históricamente opuestos a las sociedades secretas, a los juramentos secretos y a los procedimientos secretos.

Estados Unidos es una nación que alberga numerosas sociedades secretas, desde los conocidos Illuminati a los Masones. Unas sociedades que como vemos en esta cita, no contaban con la aprobación personal de este joven presidente.

60. Soy un idealista sin ilusiones.

Sin duda debemos ponernos grandes objetivos, pero siempre debemos vivir de forma realista nuestras vidas.

61. Espero un gran futuro para Estados Unidos: un futuro en el que nuestro país combine su fuerza militar con nuestra moderación moral, su riqueza con nuestra sabiduría, su poder con nuestro propósito.

Kennedy tenía muchas esperanzas puestas en su propia nación, una fe puesta en el futuro de todos que por desgracia fue truncada demasiado pronto.

62. Una nación que ha olvidado la calidad del coraje que en el pasado se ha llevado a la vida pública no es tan probable que insista o considere esa calidad en sus líderes elegidos hoy, y de hecho lo hemos olvidado.

Como pueblo debemos elegir aquellos líderes que consideremos más aptos para el cargo, una decisión que puede salirnos muy cara si no sabemos elegir sabiamente.

63. No es probable que un joven que no tiene lo que se necesita para realizar el servicio militar tenga lo que se necesita para ganarse la vida. Los rechazos militares de hoy incluyen a los desempleados más duros del mañana.

El ejército no es un camino apto para todo el mundo, solo los más válidos para poder servir en él conseguirán perdurar en su carrera militar a lo largo del tiempo.

64. El camino que hemos elegido para el presente está lleno de peligros, como lo están todos los caminos.

Los Estados Unidos siempre se han involucrado en todas aquellas cuestiones internacionales que parecían ser urgentes, sin importar los posibles riesgos que estos tuviesen que afrontar posteriormente por ello.

65. Estamos atados al océano. Y cuando volvemos al mar, ya sea para navegar o para mirar, volvemos de donde venimos.

El océano es un medio natural realmente maravilloso, pero si entre todas la naciones no lo cuidamos, éste poco a poco con el pasar de los años se irá deteriorando.

66. Israel no fue creado para desaparecer: Israel perdurará y florecerá. Es el hijo de la esperanza y el hogar de los valientes. No puede ser roto por la adversidad ni desmoralizado por el éxito. Lleva el escudo de la democracia y honra la espada de la libertad.

Los EEUU siempre han apoyado al estado de Israel, una coalición que como todos sabemos aún perdura en la actualidad.

67. Nos gustaría vivir como una vez vivimos, pero la historia no lo permitirá.

Algunas etapas de crecimiento económico no pueden mantenerse a lo largo del tiempo, la economía de un país por desgracia no siempre puede ir a la alza.

68. El impuesto sobre las ganancias de capital afecta directamente las decisiones de inversión, la movilidad y el flujo de capital de riesgo... la facilidad o dificultad que experimentan las nuevas empresas para obtener capital y, por lo tanto, la fortaleza y el potencial de crecimiento de la economía.

Tengamos claro que ningún país puede brindar servicios a sus ciudadanos, si éste previamente no ha recaudado los impuestos necesarios para ello.

69. Un hombre hace lo que debe, a pesar de las consecuencias personales, a pesar de los obstáculos, los peligros y las presiones, y esa es la base de toda la moral humana.

Debemos ser siempre consecuentes con nuestros ideales, pues actuando de esta manera nunca haremos nada que no nos deje dormir por las noches.

70. Los esfuerzos y el coraje no son suficientes sin propósito y dirección.

Si no tenemos claros nuestros objetivos, nunca podremos alcanzarlos. Pues los grandes esfuerzos, si no persiguen un objetivo claro, suelen ser totalmente infructuosos.

71. No soy el candidato católico para presidente. Soy el candidato del presidente del Partido Demócrata, que también es católico.

Su religión no debía ser un motivo real por el cual considerar o no su elección, pues todo estadounidense tiene el derecho individual de poder creer en aquella religión que más le represente.

72. La guerra incondicional ya no puede conducir a una victoria incondicional. Ya no puede servir para resolver disputas... ya no puede preocupar solo a las grandes potencias.

La guerra debe ser evitada a toda costa, pues esta siempre nos acarreará muchos más perjuicios que beneficios.

73. Una nación que teme dejar que su gente juzgue la verdad y la falsedad en un mercado abierto es una nación que le teme a su gente.

El pueblo americano siempre debe poseer la última palabra, pues de otra forma dicha nación no podría considerarse como una nación totalmente democrática.

74. Nadie ha sido excluido debido a su raza de luchar o morir por Estados Unidos, no hay signos blancos o de colores en las trincheras o cementerios de la batalla.

El ejército siempre se ha nutrido de todos los pueblos que han habitado los Estados Unidos de América sin importar su raza, religión o ideología.

75. Creemos que si los hombres tienen el talento para inventar nuevas máquinas que los dejan sin trabajo, tienen el talento para volver a poner a esos hombres a trabajar.

La automatización no tiene por qué acabar con los puestos de empleo, pues siempre deberá haber alguien que supervise dichas maquinas.