¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 70 mejores frases de Lady Di

Un recopilatorio de las frases de Diana de Gales más interesantes.

Frases de Lady Di

Diana Spencer, quien pasaría luego a llamarse Diana de Gales al contraer matrimonio con el heredero de la corona británica, Carlos de Gales, fue una filántropa, voluntaria y activista que se ganó el amor del pueblo gracias a sus labores de caridad y su personalidad abierta y humana ante todos por igual, lo que la adjudicó el título de ‘la princesa del pueblo’.

Si quieres conocer su manera de pensar, sigue leyendo. Aquí podrás ver un recopilatorio de las mejores frases de Lady Di.

Las frases de Lady Di más interesantes

A pesar de que su matrimonio y viuda dentro de la monarquía no fue un ‘cuento de hadas’, Diana siempre mantuvo una actitud positiva y bondadosa ante los demás, pero sobre todo, otorgó una educación de calidad a sus hijos. Para conocerla mejor, traemos una recopilación con las mejores frases de Lady Di.

1. Hay que hacer solo lo que dice tu corazón.

Diana siempre priorizó el instinto por sobre la razón.

2. La gente piensa que al final del día, un hombre es la única respuesta. En realidad, un trabajo gratificante es mejor para mí.

La felicidad tiene que venir de uno mismo, no de otra persona.

3. Nada me trae más felicidad que tratar de ayudar a las personas más vulnerables de la sociedad.

La verdadera vocación de la princesa del pueblo.

4. Prácticamente todos los días salía en la portada de los diarios, lo que te aísla; cuanto más alto te ponen los medios más abrupta es la caída. Y yo era plenamente consciente de eso.

Hablando de la presión extrema que sentía por culpa de la prensa.

5. Me gustaría ser una reina en el corazón de las personas, pero no me veo siendo la reina de este país.

El único reinado que Diana apostaba, ayudar a su pueblo.

6. Por cambios en el comportamiento de mi marido, por todo tipo de razones que rezuma el instinto de una mujer; simplemente lo sabía.

Hablando de cómo descubrió la infidelidad de Carlos.

7. Mis primeros pensamientos son que no debo defraudar a la gente, que debo apoyarlos y amarlos.

Una de las mayores motivaciones para seguir adelante a pesar de su infelicidad dentro de la realeza.

8. Después de algunos años, te ves a ti misma como un buen producto que se vende bien, en un estante, y como la gente hace mucho dinero a expensas de ti.

El momento en que se dió cuenta de la forma en que la prensa la veía.

9. Pienso como cualquier matrimonio, especialmente cuando has tenido padres divorciados como yo; quieres esforzarte aún más para que funcione.

Todos los hijos que vienen de matrimonios disfuncionales, buscan formar una familia estable y feliz.

10. Ya todo era difícil antes, pero en aquellos momentos todo se hizo cada vez más y más complicado.

Sobre el momento en que se desató el escándalo de la infidelidad.

Citas de Lady Di

11. Los brazos de una madre son más reconfortantes que los de cualquier otra persona.

Diana siempre mostró un genuino amor a sus hijos, sin importar las normas de la realeza.

12. Los abrazos pueden hacer mucho bien, especialmente a los niños.

Por eso, ella nunca dejó de demostrar cariño a sus hijos.

13. Vivo por mis hijos, estaría perdida sin ellos.

Sus mayores razones para seguir luchando dentro de la monarquía.

14. Realiza un acto de bondad al azar, sin esperar recompensa, con la seguridad de que un día alguien podría hacer lo mismo por ti.

Diana fue todo un ejemplo de voluntad y humanidad.

15. En este matrimonio éramos tres, demasiada gente.

La confesión que dejó en jaque a la monarquía.

16. Llámame Diana, no Princesa Diana.

Diana nunca se sintió cómoda con su título real.

17. Cada uno de nosotros tiene que probar cuánto puede preocuparse por los demás y, en el proceso, cuidar de nosotros mismos.

Ayudando a los demás descubrimos nuestro propio valor.

18. Siempre me sentí diferente, sentía que estaba en el lugar equivocado.

Hablando de su incomodidad dentro de la realeza británica.

19. La amabilidad y el cariño del público me han ayudado a atravesar algunos de los períodos más difíciles de mi vida. Su amor siempre me ha facilitado el camino.

En su camino filantrópico, encontró su lugar en el mundo.

20. Creo que el pueblo británico necesita a alguien en la vida pública que le dé cariño, que los haga sentir importantes, que los apoye, que les dé luz en sus túneles oscuros.

Afirmando la importancia de que el pueblo sienta cerca a sus gobernantes.

21. Si encuentras a alguien que amas en la vida, entonces aférrate a ese amor.

El amor fue el único logro que Diana no consiguió conquistar.

22. Quiero hacer algo, no solo estar.

La princesa del pueblo siempre tuvo un carácter proactivo.

23. Abrazar no tiene efectos secundarios dañinos.

Haciendo referencia al contacto con las personas que padecen de VIH.

24. Todo el mundo necesita ser valorado, todos tenemos el potencial de ofrecer algo.

Lamentablemente, muchas personas se quedan sin la oportunidad de demostrar lo que son capaces de hacer.

25. Me gusta tocar a las personas, es un gesto que me nace naturalmente, no es premeditado, brota del fondo de mi corazón.

Explicando su naturaleza cercana y demostrativa de amor.

26. La mayor dolencia que el mundo sufre actualmente es el mal de la falta de amor.

La falta de amor en la infancia trae estragos fuertes en los adultos. Personas infelices que no quieren ayudar a los demás.

27. Quiero entrar en una habitación, estar en el hospital con los que están muriendo o en un hospital con niños enfermos, quiero sentir que se me necesita.

El único camino que Diana había deseado recorrer.

28. Sé que puedo dar mucho a esas personas carentes, por un minuto, una hora, un día o un mes, y es eso lo que quiero hacer.

Diana nos demostró que dando un poco de cariño, se puede hacer una gran diferencia en la vida de cualquier persona.

29. Soy consciente de que la gente que he amado y he muerto, están en el mundo de los espíritus cuidando de mí.

Las personas que más amamos se quedan con nosotros para siempre.

30. Limpiar mi imagen y la de mis hijos, son mis prioridades.

La princesa de Galés protegió la imagen de sus hijos cuánto pudo.

31. El instinto de una mujer en una relación es la mejor prueba de que algo no va bien.

Por eso siempre hay que escuchar nuestros instintos.

32. Personas como yo pueden apoyarlas y ser una especie de luz en el final del túnel. Para mí ese es el único camino posible.

El rumbo que Diana buscaba era de ser una mediadora para quienes lo necesitaran.

33. Si alguien que precisa de mí, me llama, voy a su encuentro no importa dónde esté.

Un ejemplo perfecto del actuar de Diana hacia quiénes necesitaban de su ayuda.

34. Sabía cuál era mi trabajo; era salir y conocer a la gente y amarla.

Diana tomó un lado que la monarquía jamás había hecho, acercarse a las personas.

35. Asumo parte de la responsabilidad por el rumbo que tomó nuestro matrimonio.

En todo conflicto de pareja, ambas personas tienen un grado de responsabilidad por todo lo que sucede dentro de esta.

36. Es vital que la monarquía se mantenga en contacto con la gente, es lo que trato de hacer.

Dando el ejemplo perfecto de cómo la monarquía puede convivir con el pueblo de forma positiva.

37. Quisiera asegurarle a toda la gente que me ha querido y apoyado durante estos últimos quince años, que nunca le voy a decepcionar.

Manteniéndose fiel a quienes la apoyaron, incluso estando fuera del poder.

38. Creo que hay mucha gente que no quiere que sea reina. Y con mucha gente me refiero en la institución que represento porque han decidido que soy inaceptable.

Explicando las razones de por qué ella nunca podría ser reina.

39. A los 19 años una siempre cree estar preparada para todo y que sabe a lo que se va a enfrentar.

Como adolescentes, es común que crean que pueden conquistar el mundo, aunque la realidad es muy distinta.

40. Me sentí obligada a actuar. Bueno, cuando digo actuar, me vi obligada a salir y hacer mis compromisos y no defraudar a la gente, apoyarlos y amarlos.

Saliendo adelante a pesar de todo el caos que rondaba en su vida personal.

41. La responsabilidad era y es un desafío. En cuanto a convertirme en reina, no era mi principal preocupación cuando me casé con mi marido: eso estaba muy lejos todavía.

Lo último que Diana deseaba era convertirse en reina, pero si estaba cuidando ese puesto para su hijo.

42. Dicen que es mejor ser pobre y feliz que rico y miserable, ¿pero qué tal un compromiso como moderadamente rico y sólo malhumorado?

Un comentario sarcástico sobre su situación sentimental.

43. No me llames un ícono. Solo soy una madre tratando de ayudar.

Diana detestó toda idea que la glorificaba por encima de ser un ser humano responsable.

44. A pesar de todo, soy afortunada por haber encontrado mi papel, tengo plena conciencia de ello, y me encanta estar con la gente.

Aunque su vida no fue fácil, gracias a su papel dentro de la monarquía, encontró su verdadera vocación.

45. Soy una figura humanitaria, siempre lo he sido y lo seguiré siendo.

Aclarando su posición dentro de la sociedad.

46. La felicidad es la conjunción de muchas cosas. Se es más feliz en la medida en que se consiguen.

La felicidad está en hacer cosas nuevas y actuar por nuestra cuenta.

47. En aquel momento me sentía intimidada ante las perspectivas de futuro, pero también sentía que contaba con el apoyo de mi futuro marido.

Creyendo casi ingenuamente que podía contar con el apoyo de su nueva familia.

48. No, nunca nadie se sentó frente a mí con un papel y me dijo: Esto es lo que le espera de usted.

Siendo honesta de cómo toda la responsabilidad como princesa cayó de golpe sobre ella.

49. Fue horrible…,encajar algo así. Sufrí una bulimia incontrolable, si se puede describir así, y también una sensación de no servir para nada, de ser inútil, de no tener esperanza ninguna, de haber fracasado en todo.

Diana fue la primera en hablar con honestidad y sin miedo sobre sus problemas psicológicos.

50. Lo que más me intimidaba de toda aquella situación, era la atención de la prensa, porque cuando nos comprometimos nos dijeron que los medios nos dejarían relativamente tranquilos, y no fue así.

La prensa fue sin duda alguna el peor enemigo de Diana durante toda su vida.

51. Es preciso que alguien que posea una vida pública pueda dar cariño y afecto a las personas, hacerlas sentir importantes..

Las figuras públicas tienen un poder inmenso sobre llevar mensajes de buenos valores hacia los rincones más profundos del mundo.

52. Todo el mundo es tan intolerante con los demás.

Un malestar que ella intentaba remediar con su mensaje de esperanza y bondad.

53. Espero que William y Harry sigan mi ejemplo... que traten de entender las inseguridades, emociones, angustias, sueños y esperanzas de los más necesitados.

Cuando somos empáticos con las situaciones de los demás, somos capaces de entender mejor a los demás.

54. Cuando eres realmente feliz, eres capaz de perdonar muchas cosas.

El perdón esa una sanación personal.

55. Mi padre me enseñó a tratar a todos por igual y espero que William y Harry sigan mi ejemplo.

Uno de los mayores aprendizajes que heredó a sus hijos.

56. Yo no sigo un libro con normas.

Por eso fue considerada como la ‘oveja negra’ dentro de la familia real británica, a pesar de que hacía miles de buenas acciones.

57. En 1986, según la biografía de Jonathan Dimbleby, mi marido retomó la relación con Camilla Parker-Bowles, pero yo no podía hacer nada al respecto.

Dejando al descubierto un poco de su situación estando en el medio de Carlos y Camila.

58. Tuve dificultades en mi vida como todo el mundo ha visto a lo largo de los años, pero ahora quiero usar todo ese conocimiento para ayudar a otras personas que lo necesiten.

Utilizando sus malos momentos como ejemplos para hacer un cambio positivo en todos.

59. Me gusta ser un espíritu libre. A algunos no les gusta eso, pero así soy yo.

Si hay algo que Diana nunca renunció, fue a ser ella misma a pesar de todo.

60. Tengo todo lo que quiero. Sólo quiero que alguien esté ahí para mí, sentirme segura y protegida.

Un amor verdadero, un sueño que no logró hacer realidad.

61. Me tomó mucho tiempo entender por qué la gente estaba tan interesada en mí. Supuse que era porque mi esposo había hecho un trabajo maravilloso antes de nuestro matrimonio y nuestra relación.

Al principió Diana creyó que toda la atención que recibía de los medios era debido a quién era su esposo.

62. Lucharé por mis hijos a cualquier nivel para que puedan alcanzar su potencial como seres humanos y en sus deberes públicos.

Diana crió a sus hijos para que fuesen hombres y humanos comprometidos con sus creencias y valores.

63. La vida es solo un viaje.

Es por eso que ninguna meta debe ser inalcanzable, porque es el viaje el que nos enseña todo lo que necesitamos.

64. En Palacio creo que todos estaban muy tensos con la situación; veían que había problemas pero no querían interferir; aunque, estaban ahí, nos hacían saber que estaban ahí si les necesitábamos.

Sobre la forma en que la familia real mostraba su apoyo.

65. Ser una princesa no es tan bueno como parece.

Los cuentos de hadas nos muestran una realidad completamente distinta a lo que es en realidad ser parte de la realeza.

66. Sabía que algo profundo se acercaba a mí y que sólo estaba pisando el agua, esperándolo. No sabía lo que era. Pero sabía que era diferente de mis amigos en el lugar al que iba.

El pensamiento que se generó en su mente, el momento en que se dió cuenta de la vida que tendría como miembro real.

67. Sentí que tenía que proteger a James (James Gilbey), que él siempre había sido y continuaba siendo muy buen amigo; no podía soportar la idea de que su vida se complicara por estar relacionado conmigo. Y eso me preocupaba. Protejo mucho a mis amigos.

Demostrando su fidelidad a sus amigos.

68. La familia es lo más importante del mundo.

Es por eso que Diana era una mamá leona con sus hijos.

69. No soy una figura política, soy una figura humanitaria, siempre lo fui, siempre lo seré.

Dejando en claro que su trabajo no estaba relacionado en absoluto con su vida anterior como royal.

70. Sufrí una bulimia incontrolable, si se puede describir así, y también una sensación de no servir para nada, de ser inútil, de no tener esperanza ninguna, de haber fracasado en todo.

Un sufrimiento que Diana tuvo que sobrellevar en silencio y soledad por muchos años.

Psicóloga

Adriana Méndez es psicóloga integral, graduada en la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado de Venezuela. Apasionada de la escritura, la lectura y la divulgación científica, especialmente en el campo de la salud mental.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados