Los 4 mitos sobre la felicidad

Estos son varios de los mitos acerca de la felicidad más propagados; creencias muy dañinas.

Los mitos sobre la felicidad

Seguro que has dicho en más de una ocasión que las cosas no deberían ser de determinadas maneras. Que lo único que quieres es tener una vida feliz y tranquila. Y seguramente hayas oído frases como “lo importante es ser feliz”, “no debes estar triste” o “no pienses en cosas desagradables”.

Nuestra sociedad está repleta de mensajes de este estilo, que nos dicen cómo vivir la vida de forma “correcta”. Debemos pasarlo bien en todo momento, vivir enpaz y alegría siempre. Y es lógico que no queramos vivir situaciones desagradables y prefiramos evitarlas.

Sin embargo, seguro que tu experiencia te dice que las cosas no son como las pintan en las películas: siempre con un final feliz. Es muy probable que las cosas no nos salgan como esperamos.

Los principales mitos sobre la felicidad

Lo cierto es que existen una serie de mitos alrededor de la felicidad que nos hacen creer en todos estos mensajes. Vamos a comentarlos a continuación.

1. La felicidad es un estado natural de todas las personas

Esto es algo que nuestro contexto sociocultural insiste mucho: somos felices por naturaleza. Nada más lejos de la realidad, y la estadística lo desmiente. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) una de las condiciones psicológicas graves más incapacitantes y comunes es la depresión.

Creencias falsas sobre la felicidad

Además, hay que añadir que uno de cada cuatro adultos presenta adicción al alcohol u otras drogas. Por no hablar de otros problemas como la soledad, las dificultades sexuales, el aislamiento social, la baja autoestima… Al final, podemos hacernos a la idea de lo poco común que es la felicidad en nuestro entorno.

2. Si no somos felices, no somos perfectos

Si nos creemos el mito nº 1, seguramente asumimos que el sufrimiento psicológico es algo anormal. Si sufrimos es porque somos débiles o incluso porque estamos enfermos, producto de algún problema mental. En consecuencia, solemos tender a la autocrítica, a culparnos por lo que nos pasa.

Así, los seres humanos hemos evolucionado hasta el punto de que nuestros pensamientos nos han ayudado a resolver muchos problemas. El inconveniente viene cuando utilizamos esta resolución de problemas en el mundo psicológico. Así, es normal y sano que nuestra mente funcione de esta manera. Ha evolucionado y esto tiene sus pros y sus contras. Pero no hay nada malo en nosotros/as, nuestra mente está funcionando de manera natural.

3. Para vivir tranquilos/as, debemos eliminar todo lo negativo

Tiene sentido que para encontrar la felicidad debemos deshacernos de todo lo negativo. Es un mensaje que ha calado hondo en nuestra sociedad.

Sin embargo, lo cierto es que cuando más valoramos algo, viene asociado tanto a sentimientos agradables como desagradables. Por ejemplo, seguro que alguna vez has experimentado la alegría de haber sido elegido/a para entrar a un curso que estabas deseando realizar. Inevitablemente, es muy probable que, tras haberlo comenzado, sientas decepción y tristeza por no ser lo que esperabas.

Como vemos, la vida está repleta de experiencias de este tipo. Por lo que, si te crees este mito, es probable que tu vida se haya vuelto más difícil de lo que imaginabas.

4. Hay que controlar lo que sentimos y pensamos

Hagamos una prueba. Lee la siguiente frase: “No pienses en un elefante rosa”. ¿Qué ha pasado? ¿Has podido no pensarlo? ¿O ha aparecido un elefante rosa por tu mente sin quererlo? Es muy probable que sí, por lo que nuestra experiencia nos está diciendo que controlar lo que pensamos y sentimos no es del todo posible. Sin embargo, nuestra sociedad está constantemente diciéndonos que debemos controlarlos. Si somos capaces, podremos vivir felices. ¡Ojalá fuera tan fácil!

Lo cierto es que, aunque no podamos controlar lo que pensamos y sentimos, sí podemos controlar nuestros actos. De tal manera que, a pesar de que nos vengan pensamientos o emociones desagradables, podemos elegir actuar en dirección a una vida valiosa, con sentido e importante para cada uno de nosotros/as.

¿Qué hacer ante esto?

Estos cuatro mitos están muy extendidos en nuestra sociedad. Nos llevan a una lucha contra nuestra naturaleza humana que nunca podremos ganar. Y es aquí cuando vienen la mayoría de las dificultades y problemas psicológicos.

Así pues, la mejor opción es cuestionarnos estos mitos, no tomarlos como verdades, aunque estén extendidos socialmente y buscar otros pensamientos alternativos más racionales. Permitirnos sentirnos mal, al igual que nos permitimos sentirnos bien, y buscar el para qué y no el por qué nos sentimos de una determinada manera. De esta manera podremos reflexionar para avanzar y mejorar en comportamientos valiosos que nos harán sentir bien.

En PsicoAlmería, centro de psicología en Almería con sesiones presenciales y online, te podrán ayudar de manera personalizada a entender y aprender de tus emociones, pensamientos y conductas para que consigas alcanzar el bienestar o equilibrio en tu día a día.

Centro de Psicología

Almería
Terapia online

PsicoAlmería es un centro de psicología ubicado en Almería; su equipo de profesionales atienden a pacientes de todas las edades interviniendo desde las terapias cognitivo-conductuales, las Terapias de Tercera Generación y la hipnosis clínica.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados