Publio Virgilio Marón, más conocido simplemente como Virgilio, fue un poeta romano famoso por haber escrito La Eneida, las Bucólicas y las Geórgicas. Además tuvo también un papel relevante en la obra de Dante Alighieri, donde Virgilio lo guió en su descenso al infierno.

Las obras de este escritor fueron admiradas y estudiadas desde sus inicios en la antigüedad, pero fue en el medievo cuando algunas de sus obras pasaron incluso a considerarse proféticas creyendo que en una de sus obras, el escritor había llegado a predecir en nacimiento de Cristo.

Reflexiones y frases de Virgilio

Para todos aquellos que no conocen la obra literaria de este escritor, hemos recopilado las 75 frases más relevantes de Virgilio para que podáis empezar a descubrirlo.

1. El tiempo de vivir es para todos breve e irreparable.

La vida posee una cantidad de tiempo determinada y este tiempo nunca se recupera.

2. En cuerpos pequeños se agitan almas muy grandes.

Alguien que de tamaño pequeño puede tener una personalidad enorme.

3. Los números impares son gratos a los dioses.

¿Pensáis que unos números dan más suerte que otros? Virgilio así lo pensaba.

4. Ahora los bosques están cubiertos de hojas; ahora el año está en su más bella estación.

La primavera es posiblemente la estación más bella de todo el año.

5. ¿Quién podría engañar a un amante?

Un amante es algo de por sí secreto, prohibido y posiblemente bastante susceptible de ser traicionado.

6. Sin tardanza y sin descanso.

Debemos realizar las labores de forma rápida, sin perder el tiempo.

7. La bajada al Averno es fácil y suave; las puertas de Dite están de par en par abiertas noche y día. Pero dar un paso atrás y volver a ver el cielo ¡Eso sí que es tarea y empeño difícil!

Bajar al infierno puede ser algo relativamente fácil, lo difícil es una vez dentro poder salir.

8. Nuestra raza es resistente por su linaje.

Virgilio habla en muchas de sus obras sobre seres mitológicos de todo tipo.

9. No te inclines ante la adversidad; más bien oponte audazmente a ella tanto cuanto tu suerte te lo permita.

Nosotros mismos nos labramos nuestro propio porvenir, no debemos dejar que los problemas nos dobleguen.

10. Descubro el rescoldo de la antigua pasión.

La forma de escribir de este escritor era sin duda muy poética.

11. Todo lo vence el amor; cedamos, pues, también al amor nosotros.

El amor es una de las mayores fuerzas que puede mover al ser humano.

12. Fuera de mí empuño las armas y una vez con ellas en la mano, me falta la prudencia necesaria.

Para poder llevar a cabo grandes proezas deberemos ir consecuentemente armados.

13. ¡Feliz aquel que conoce a los dioses campestres!

En la antigua roma necesitaban toda la ayuda posible para que sus huertos fueran fértiles.

14. No es lícito confiar cuando los dioses son adversos.

Antiguamente se creía que un mal presagio era señal suficiente para no actuar de una determinada forma.

15. Recelo de los Dánaos, aún cuando se acercan con las manos llenas de regalos.

En la mitología griega, Dánao era el hermano de Egipto, hijos del Nilo y nietos de Poseidón.

16. Dejamos los confines de nuestra patria y nuestros campos bien amados.

Para poder tener aventuras, debemos abandonar nuestro hogar y zona de confort.

17. No es el Destino quien nos abruma. Mortales somos y mortal es el enemigo que nos acosa. Vidas y manos tenemos tantas cuantas él.

En cualquier batalla nosotros somos tan mortales como nuestros enemigos, no debemos tener miedo de ellos.

18. Demos comienzo por Júpiter, ¡Oh, Musas! Todas las cosas están llenas de Júpiter.

Júpiter era el rey de los dioses romanos, nombrado como Zeus en la mitología griega.

19. Una nueva gran secuencia de siglos nace ahora.

El tiempo nunca se detiene, avanza cambiando todo lo que se encuentra a nuestro alrededor.

20. Escucha ahora los traidores engaños de los Dánaos, y un solo ejemplo de sus crímenes te advierta de los demás.

Los Dánaos fueron, según la Ilíada, parte de las tropas que consiguieron engañar a los troyanos, pudiendo conquistar así la famosa ciudad.

21. Para los vencidos no queda más salvación que el desesperar de salvación.

Cuando los soldados eran derrotados en una batalla, sabían que morirían irremediablemente.

22. Pueden, porque creen poder.

Si estamos totalmente decididos a hacer algo, nuestra decisión nos ayudará a poder hacerlo realidad.

23. Todo lo vence el trabajo rudo y la necesidad aguijoneada por las adversidades.

Con trabajo, esfuerzo y perseverancia, lograremos triunfar en nuestro cometido.

24. ¡Guerras! ¡Terribles guerras!

Las guerras son algo terrible para todos los pueblos que las sufren.

25. La inteligencia mueve a la materia.

La inteligencia nos puede permitir crear todo aquello que podamos llegar a imaginar.

26. ¡Oh, jóvenes! ¿Qué fuerza os impele a buscar caminos desconocidos?

Cuando somos jóvenes, es el mejor momento para explorar el mundo y vivir aventuras.

27. No abandones la costa... Deja a otros la alta mar.

Bordear la costa es una forma de navegar mucho más segura.

28. El miedo descubre las almas innobles.

El miedo es un sentimiento que puede paralizarnos y mermar en gran medida nuestras capacidades.

29. ¿Tan miserable es el morir?

Todos moriremos en algún momento, es ley de vida. Puede ser muy complicado lidiar con la muerte de un ser querido o un familiar pero es algo, que por desgracia no podemos evitar.

30. Comienza ya, niño, a reconocer con una sonrisa a tu madre.

Lo primero que ve un recién nacido siempre es a su madre, uno de los momentos más bonitos que una madre puede vivir.

31. ¡Ah, si Júpiter me volviera a traer los años ya pasados!

¿A quién no le gustaría volver a ser joven? A este escritor le hubiese encantado.

32. Fácil es la bajada a los infiernos.

Cometer pecados y por ellos bajar al infierno, puede ser algo bastante fácil de realizar.

33. La pobreza espolea en medio de circunstancias adversas.

En la antigüedad, la pobreza era algo que se encontraba por todas partes.

34. Mientras vive el rey, la armonía es en todos absoluta; una vez desaparecido aquél, la concordia queda rota.

Nuestros dirigentes dictaminan en gran medida la calidad de vida que percibimos en nuestra sociedad.

35. Hay dos puertas del Sueño, de las cuales una dicen es de materia córnea, por donde se da fácil salida a los espectros verídicos; la otra resplandece con blancos marfiles, más por ella envían los Manes hacia lo alto los falsos ensueños.

En esta cita, Virgilio nos hace referencia a las entradas y salidas del Hades, el inframundo para los griegos. Una puerta de entrada y una puerta de salida.

36. Pero entretanto huye el tiempo; huye irreparablemente.

El tiempo se nos escapa lentamente, cada segundo que pasa nunca más volverá a suceder.

37. Suceda lo que suceda, los peligros y la salvación serán unos y los mismos para nosotros dos.

Permanecer con aquellos a los que amamos, es algo que todos deberíamos hacer en nuestra vida.

38. ¡Levántese de mis cenizas un vengador!

La muerte de un ser querido puede provocar una gran cantidad de sentimientos en sus allegados, provocando incluso un sentimiento de venganza.

39. El vicio prospera y vive encubriéndolo.

Muchas personas ocultan sus vicios y con el tiempo estos se vuelven más fuertes.

40. Lo que ha de suceder, sucederá.

No podemos parar lo inevitable, como bien nos dice Virgilio en esta cita.

41. ¡Qué felices serían los campesinos si supieran que son felices!

Para poder ser felices debemos permitirnos a nosotros mismos serlo.

42. Tu honor, tu nombre y tu gloria perdurarán eternamente.

Una gran cita para despedir a aquella persona que fue grandiosa en vida.

43. La suerte ayuda a los osados.

La suerte siempre es un factor a tener en cuenta, pero siendo valientes esta nos ayudará en mucha mayor medida.

44. Entretanto, la aurora había traído a los desgraciados su luz pura, llevándoles nuevamente trabajos y fatigas.

La vida puede resultar muy dura para ciertas personas, uno nunca sabe lo que le traerá el nuevo día.

45. El espíritu permanece inconmovible y deja que las lágrimas corran en vano.

No debemos perder nunca nuestro espíritu y entusiasmo, debemos ser fieles a nuestra forma de ser.

46. Pequeño es el campo del trabajo, pero no es pequeña la gloria.

Incluso las tareas más simples puede traernos grandes victorias, no debemos menospreciar a nada ni nadie.

47. Aun la virtud es más hermosa en un cuerpo hermoso.

La belleza física es algo que durante toda la historia se ha sabido valorar, los cánones de belleza han sido, por eso, muy distintos con el paso del tiempo.

48. No siento envidia, sino más bien admiración.

Debemos alegrarnos por los logros ajenos, no debemos sentir ninguna envidia por ellos.

49. ¡Oh, cuánto el labrador fuera dichoso si los bienes preciara de su estado!

El estado debe mucho a sus campesinos, debe a ellos su bienestar y porvenir.

50. ¡Funesto amor, a qué cosas no precipitas al corazón humano!

El amor puede hacernos cometer actos de los que después nos arrepentimos.

51. Buscad a vuestra madre antigua.

Todos los seres venimos al fin y al cabo de la misma madre naturaleza.

52. También los dioses habitaron en los bosques.

En la antigüedad se creía que los dioses habitaban los bosques, lagos y montañas.

53. Yo sabía que los cachorros son semejantes a los perros, y los recentales, a los corderos; y así solía comparar lo grande con lo pequeño.

Todo ser vivo es en sus inicios o juventud una versión en miniatura de sí mismo.

54. Aunque tuviera cien bocas y cien lenguas, y mi voz fuese de hierro, no podría enumerar todas las formas del crimen.

Los crímenes pueden ser cometidos de mil formas diferentes, continuamente se crean crímenes nuevos en el mundo.

55. ¡Lejos, lejos de aquí, vulgo profano!

Virgilio nos muestra en esta cita su desencanto con ciertas partes de la sociedad.

56. El Destino hallará su camino.

Pase lo que pase, al final llegaremos a nuestro propio destino. Es algo inevitable.

57. ¿Qué cosa hay a que no arrastres a los humanos corazones, oh execrable hambre de oro?

El afán de riqueza lleva a los hombres a cometer los crímenes más viles, la avaricia es muy perjudicial en nuestra vida.

58. Una oculta herida vive dentro del pecho.

Los daños emocionales nos causan heridas que pueden tardar mucho tiempo en sanar.

59. Si es lícito comparar lo pequeño con lo grande.

El tamaño es algo que siempre conlleva aspectos negativos y positivos, según de la forma en la que lo miremos.

60. Sed firmes y guardaos para mejores días.

En el comienzo de cualquier batalla el soldado debía mantenerse firme y esperar el mejor resultado posible.

61. Cada cual confía en sí mismo.

Nuestras capacidades personales pueden ser un factor decisivo, permitiéndonos llegar a buen puerto en las situaciones más difíciles

62. No todos podemos todo.

Las proezas más importantes sólo pueden llevarlas a cabo unos pocos hombres en el mundo.

63. Los hados nos llaman.

En esta cita Virgilio nos habla sobre sus famosos hados, un tipo de divinidades que hacen referencia en el mundo real a las casualidades de la vida.

64. No he de hacer distinción entre tirios y troyanos.

Tirios y troyanos eran enemigos entre sí, Virgilio nos quiere decir en esta cita que le es indiferente la victoria de cualquiera de ellos.

65. ¿Cómo es posible que quepa tan grande ira en ánimos celestiales?

La ira puede ser una emoción muy difícil de controlar y que puede llevar a cometer grandes errores.

66. Las cosas humanas mueven a llanto, y sus males tocan el corazón.

El ser humano siempre ha pasado por grandes calamidades y desastres desde su aparición.

67. Admira y ensalza las extensas posesiones, pero tú cultiva una pequeña heredad.

Debemos concentrarnos en aquello de lo que disponemos, no debemos fijarnos en los bienes de los demás.

68. Es hermoso morir luchando.

La muerte que todo soldado desearía para sí mismo.

69. La mujer es una cosa siempre variable y tornadiza.

Las relaciones entre hombres y mujeres siempre han sido tormentosas desde la antigüedad.

70. Este es el lugar de las sombras, del sueño y de la noche llena de sopores.

A todos nos alcanzará la muerte y llegaremos a este lugar, donde por fin reposaremos.

71. ¿Por ventura la pasión violenta de cada cual ha de ser su dios?

Nuestras pasiones y emociones dirigen en gran medida nuestro propio porvenir.

72. Cada cual es arrastrado por sus propios placeres.

Nuestros placeres pueden meternos en más de un problema en la vida, debemos ser cautos en su disfrute.

73. Aparecen nadando en el vasto mar unos pocos.

Siempre habrá ciertas personas que, contra todo pronóstico, conseguirán salir a flote.

74. ¡Feliz el que ha llegado a conocer las causas de las cosas!

El conocimiento y la sabiduría, nos permiten poder vivir una vida mucho más plena.

75. Cada cual tiene señalado su día. ¡Breve e irreparable es el tiempo que tiene asignado a su vida!

Todos moriremos llegado nuestro momento, debemos aprovechar nuestro tiempo lo máximo posible.