Un resumen de la vida y contribuciones a la Psicología de Mary Ainsworth.

La conciliación laboral y familiar es especialmente complicada, sobre todo para las mujeres. Aunque actualmente se están haciendo pasos para llegar a compatibilizar estas dos esferas, falta mucho camino por recorrer. Su lucha se inició hace ya muchos años con Mary Ainsworth.

Ainsworth fue una psicóloga estadounidense que hace más de 70 años apoyó esta lucha. También hizo otras aportaciones, como la teoría del apego, a través de La situación extraña. En este artículo conoceremos de forma resumida una biografía de Mary Ainsworth y un repaso a sus aportaciones.

Mary Ainsworth: biografía de esta psicóloga norteamericana

Mary Ainsworth fue una psicóloga estadounidense nacida en Glendale, Ohio, en diciembre de 1913. Ingresó en la Universidad de Toronto en 1929 y se graduó en 1935. Se considera una pionera en los estudios de apego, y consecuentemente, en la teoría del apego. Por otro lado, también se interesó por aspectos de la mujer y del ser humano, que hasta entonces habían estado relegados a un segundo plano.

A su vez, fue una de las psicólogas más influyentes y citadas durante el siglo XX, a pesar de que en su época las mujeres tenían muy restringido su protagonismo profesional. En la actualidad sus aportaciones siguen siendo un pilar sobre el que construir más estudios en psicología.

Trayectoria y vida

Mary Ainsworth nació en Estados Unidos, pero su familia se trasladó a Toronto, Canadá, cuando ella era una niña. Se graduó en Psicología del Desarrollo en la Universidad de Toronto y obtuvo su Doctorado en 1939. Al finalizar sus estudios, se unió al cuerpo de la Armada de Mujeres Canadienses; pasó cuatro años en el ejército y alcanzó el rango de Mayor.

Al cabo de unos años se casó y se trasladó a vivir a Londres con su marido. Entonces empieza a trabajar en el Instituto Tavistock junto al psiquiatra John Bowlby. Los dos inician un camino de investigación basado en las experiencias de separación de los niños con sus figuras de apego o cuidadores.

En el año 1953 se traslada a Uganda y empieza a trabajar en el Instituto Africano de Investigación Social de Kampala; ahí continúa sus investigaciones acerca de relaciones tempranas de los niños con sus madres.

Un tiempo más tarde logra un puesto en el Instituto John Hopkins en Estados Unidos y, posteriormente, en la universidad de Virginia, donde continúa desarrollando su teoría del apego, hasta que en 1984 se retira profesionalmente.

Finalmente, Mary Ainsworth falleció en el año 1999, a la edad de 86 años, después de toda una vida dedicada a desarrollar e investigar una de las teorías psicológicas más importantes que disponemos hoy en día.

La teoría del apego

Mary Ainsworth desarrolló junto a John Bowlby una de las teorías psicológicas más importantes para la comprensión del desarrollo social temprano: la teoría del apego. Dicha teoría inicialmente se formuló enfocada a los niños, aunque Mary Ainsworth, posteriormente (en los años 60 y 70) introdujo conceptos nuevos, para finalmente en los años 80 ampliar la teoría también a los adultos.

Para estudiar el apego diseñó la situación extraña, que vamos a ver detallada en las siguientes líneas.

La situación extraña

Mary Ainsworth es conocida, entre otras muchas aportaciones, por diseñar en 1978 junto a sus colaboradores “La Situación Extraña”: se trataba de un procedimiento de laboratorio para estudiar el apego en la infancia. Consistía en establecer dos episodios de separación entre el niño y su cuidador/a (generalmente la madre) para analizar el tipo de apego del niño, a través de su actitud y conducta de exploración bajo condiciones de estrés (separación).

Concretamente, Mary Ainsworth y sus colaboradores estudiaron niños de entre 10 y 24 meses de edad, mediante 8 episodios que implicaban separaciones y reencuentros con la madres, así como la presencia de un extraño en algunos de ellos.

A partir de este experimento, clasificaron el apego de los niños según la conducta que estos manifestaban durante la separación, así como por la actitud de los mismos durante el reencuentro con la madre.

Los resultados obtenidos sugirieron clasificar el apego en cuatro tipos: apego seguro, apego ansioso evitativo, apego ansioso ambivalente-resistente, y apego desorganizado/ desorientado. Vamos a ver en qué consisten cada uno de estos tipos de apego:

1. Apego seguro

Es el apego más común (aparece en el 65% de los niños). Implica que el niño explore de forma activa cuando la madre está presente (base segura), y que se intranquilice ante la separación. Finalmente, el niño se muestra afectuoso cuando la madre regresa.

2. Apego evitativo, rechazante o huidizo

Aparece en el 20% de los casos. El niño muestra poco malestar en la separación, evita e ignora a la madre cuando regresa, se muestra enojado y no la busca cuando la necesita. La conducta exploratoria es activa. Se trata de niños que pueden ser muy sociables con extraños.

3. Apego ambivalente o resistente

Se da en el 10-12% de los casos. Este tipo de apego caracteriza a niños que exploran poco, que se mantienen cerca de la madre, que se inquietan mucho en la separación y antes de la misma, y que ante el regreso de la madre se muestran ambivalentes. Exploran poco y son difíciles de tranquilizar.

4. Apego desorganizado-desorientado

Aparece en el 3-5% de los casos, y se trata del patrón menos seguro. Aquí se combinan los patrones resistente y evitativo; aparecen conductas inconsistentes y contradictorias.

La labor de Mary Ainsworth

Mary Ainsworth destacó la importancia de desarrollar una relación sana de apego materno, es decir, un apego sano y seguro en el niño. También destacó la influencia que un apego inseguro podría tener en el niño, así como en su etapa adulta.

Según la teoría del apego de Mary Ainsworth, uno de los factores esenciales que afectan al apego es la sensibilidad de la madre con respecto a las necesidades de su bebé, que se considera vital para el desarrollo de un apego seguro.

Esta psicóloga se pronunció muchas veces a favor de la necesidad de implementar programas que ayudaran a las mujeres a compatibilizar su carrera profesional con su maternidad. Esto fue así ya que en aquel momento era casi impensable que las mujeres pudieran compatibilizar estas dos facetas de sus vidas. Es por ello que se considera a Mary Ainsworth una de las precursoras de los programas de conciliación laboral para las madres. Así, fue investigadora y a la vez reivindicativa, y luchó por los derechos de las mujeres en ese sentido, interesándose por aspectos muy importantes para las mujeres, esos que se habían dejado siempre de lado.

Referencias bibliográficas:

  • Main, M., and Hesse, E. (1992). Disorganized/disoriented infant behavior in the Strange Situation, lapses in the monitoring of reasoning and discourse during the parent’s Adult Attachment Interview, and dissociative states. In M. Ammaniti and D. Stern (Eds.), Attachment and psychoanalysis.
  • Vasta, R.; Haith, M.M.; Miller, S.A. (2001). Psicología Infantil. Ed. Ariel. Barcelona.
  • Papalia, D.E.; Olds, S.W.; Feldman, R.D. (2005). Psicología del desarrollo de la infancia a la adolescencia. McGraw-Hill. Madrid.
  • Fonagy, P. (2008). Teoría del apego y psicoanálisis. Clínica y Salud, 19(1), 131-134.