Un repaso a la vida de este psicólogo.

Nuestras emociones son fuerzas internas que afectan continuamente a nuestra conducta y percepción, pero cuyo funcionamiento exacto ha sido un gran desconocido a lo largo de la historia. Ello ha generado que muchos investigadores hayan intentado ofrecer una explicación a nivel científico de porqué y cuando surge una emoción, existiendo una gran variedad de teorías al respecto.

Una de ellas es la que Stanley Schachter hizo junto a Jerome Singer, siendo el primero de ellos un importante psicólogo especializado en psicología social. De cara comprender mejor su obra, puede ser de utilidad conocer un poco más de la vida de este autor. Es por ello que a lo largo de este artículo vamos a ver una pequeña biografía de Stanley Schachter.

La vida de Stanley Schachter: una biografía

El nacimiento de Stanley Schachter se produjo el día 15 de abril de 1922 en Flushing, Nueva York. Procedente de una familia de judíos de origen rumano, fue el hijo de Nathan Schacter y Anna Fruchter. Ya desde la infancia se mostró curioso y capaz, deseoso de aprender y cuando fue algo más mayor manifestando el deseo de estudiar en la universidad.

Formación académica y guerra

Una vez acabada su formación secundaria el joven Schachter procedió a matricularse en la Universidad de Yale, entrando a estudiar historia del arte. Se licenció en dicha carrera en 1942 y tras acabarla tomó la decisión de realizar además un máster en psicología al parecerle más cercano a sus intereses y poder trabajar problemáticas sociales. En este sentido fue profundamente influido por Clark Hull y su teoría del aprendizaje. Consiguió el título de máster en 1944.

En esa época la Segunda Guerra Mundial estaba en pleno apogeo, y una vez finalizado su máster Schachter se alistó en el ejército, donde llegaría a ser ascendido a sargento y en el que su principal papel sería trabajar estudiando los problemas visuales de los pilotos en la división de biofísica del laboratorio aeromédico. Su servicio militar terminó dos años más tardes, en 1946.

Doctorado

Posteriormente y durante el mismo año el psicólogo estadounidense se inscribió para realizar un doctorado de investigación en el MIT junto a Kurt Lewin, pretendiendo centrarse en las teorías relativas a la psicología social y especialmente al comportamiento de los grupos dentro del Research Center for Group Dynamics. Allí conocería a los que terminarían por ser grandes autores, como Festinger, pero lamentablemente solo un año después su maestro falleció. La muerte de Lewin hizo que el centro cerrara el proyecto y todos los alumnos tuvieran que buscar otro centro.

Tras un tiempo buscando finalmente Schachter fue aceptado para continuar su formación dentro del Institute for Social Research, en la Universidad de Michigan. Allí volvería a trabajar con Festinger, quien de hecho se convirtió en su mentor, y junto a él estudió la influencia social y la comunicación humana.

Terminó su doctorado en 1949, con una tesis referente al trato proporcionado por los miembros de un grupo a la existencia de divergencias respecto a la opinión mayoritaria.

Inicio de la vida laboral

En base a su trabajo durante el doctorado, la Universidad de Minnesota le ofreció su primer empleo como profesor asistente en el departamento de investigación en relaciones sociales. Poco a poco iría ascendiendo en el escalafón, convirtiéndose en profesor asociado en el 54 y en profesor titular en 1958.

En este época prosiguió su investigación respecto a las relaciones y el comportamiento de los grupos y elaborando diferentes obras, respecto a la comunicación social y a la presión dentro de los grupos. También terminaría por escribir junto a Festinger y Riecken la publicación “Cuando la profecía falla”, en la que se estudiaba el caso de un grupo con creencias apocalípticas que pese a las evidencias en contra mantenían sus creencias respecto a la inminente destrucción del mundo. Ello hizo al autor interesarse aún más en el poder de la influencia social, algo que le hizo investigar aún más y elaborar diversas publicaciones, las cuales le valieron interesantes premios y prestigio. Permanecería en su puesto un total de doce años.

Sin embargo, en 1961 fue contratado por la Universidad de Columbia como profesor de psicología. Ese mismo año se casó con Sophia Duckworth, con quien acabaría teniendo un hijo en 1969. Ocuparía el puesto hasta 1992. Sería durante este período en el que llevaría a cabo algunas de sus contribuciones más destacadas.

Grandes investigaciones

En primer lugar trabajó elementos como los efectos del orden de nacimiento en los hermanos o la reacción y la sensibilidad de la población obesa hacia estímulos alimentarios (comen más si el alimento puede ser obtenido con facilidad). También se interesó por las reacciones fisiológicas a los estímulos, y poco a poco fue naciendo un interés en comprender e investigar el funcionamiento y el origen de las emociones y las reacciones físicas que las acompañan. Otras investigaciones relevantes serían las vinculadas a sustancias, especialmente en el caso de la habituación y dependencia al tabaco.

Pero sin duda alguna su contribución más conocida es la que realizó en los últimos años de los sesenta, momento en que entraría en contacto y empezaría a colaborar con Jerome Singer y otros autores con el objetivo de hallar cómo experimentamos las emociones.

En el que se volvería el mayor y más conocido trabajo de ambos autores, Singer y Schachter llegarían a la conclusión de que la emoción es el resultado de la presencia de una activación mental interna a nivel fisiológico y una serie de procesos con los que intentamos dar nombre y reconocer la activación en cuestión.

Para estos autores la emoción sentida vendría después de la reacción fisiológica, es decir que primero el cuerpo presenta activación y luego nuestra mente otorga a dicha activación un significado o sentido en base a la situación y la experiencia previa. Ello implica que la emoción no es más que el etiquetado a nivel consciente de la interpretación de nuestra actividad física y mental.

Últimos años y muerte

Schachter siguió en su puesto y realizando diversas investigaciones el resto de su vida hasta 1992. En ese momento cesaría su relación con la Universidad de Minnesota. Pocos años después el autor descubrió estar padeciendo un tumor maligno: cáncer de colon. La muerte le llegó a Schachter el 7 de junio de 1997, cuando el cáncer acabó con él en su casa de Nueva York.

El legado de Schachter es grande. Si bien entre la población probablemente no es uno de los nombres más conocidos, lo cierto es que se encuentra entre algunos de los autores más reconocidos especialmente a nivel de estudio sobre las emociones. Además la diversidad de sus investigaciones hacen pensar en él como uno de los precursores de la psicología de la salud.

Referencias bibliográficas:

  • Nisbett, R.E. (2000). Stanley Schachter 1922-1997. Biographical Memoirs, 78. National Academy of Sciences. The National Academy Press. Washington, D.C.