Mucha gente cree que ir a psicoterapia implica explorar aspectos del pasado que han definido nuestra personalidad e incluso nuestras vulnerabilidades psicológicas. De hecho, el estereotipo más frecuente del típico psicólogo es el de un individuo que realiza constantemente preguntas sobre cómo fue nuestra infancia, a lo largo de una larga serie de sesiones que llegan a convertirse en un hábito, más que en una necesidad.

Sin embargo, esta visión de la psicoterapia está desactualizada: hoy en día, la mayor parte de los profesionales de la salud mental ponen mucho empeño en abordar el problema del paciente tal y como se presenta en el aquí y ahora, para poder dar soluciones rápidas sin necesidad de reconstruir el pasado.

La Terapia Breve Estratégica, que actualmente se basa sobre todo en los trabajos de Giorgio Nardone y Paul Watzlawick, es una muestra de estos esfuerzos por ayudar a los pacientes poniendo el foco de la cuestión en el presente. En este artículo veremos qué es y en qué principios se fundamenta.

¿Qué es la psicoterapia breve?

Para comprender qué es la Terapia Breve Estratégica, es importante saber que esta se incluye en una categoría más amplia, el de psicoterapia breve.

El concepto de psicoterapia breve se utiliza para referirnos a una amplia variedad de propuestas terapéuticas cuyo objetivo es obtener resultados concretos y objetivos en un periodo lo más limitado posible, de manera que los pacientes se puedan beneficiar de la satisfacción de sus necesidades cuanto antes.

Dicho así, la razón de ser de la psicoterapia breve parece obedecer al puro sentido común. ¿Acaso no se intenta siempre obtener resultados satisfactorios de la forma más rápida? En teoría, la respuesta a esta pregunta es sí. A la práctica, sin embargo, esto es algo más complicado de lo que parece, sobre todo si nos centramos en lo que la psicoterapia ha sido históricamente.

Y es que si bien hoy en día la labor de la psicología aplicada (y, por consiguiente, de la terapia psicológica) sí tiene que ver con la obtención de resultados optimizando el uso de los recursos y del tiempo disponible, hace algunas décadas esto no estaba tan claro.

Desde la perspectiva del psicoanálisis, por ejemplo, que llegó a ser el paradigma dominante en psicoterapia en la primera mitad del siglo XX, para ayudar a los pacientes había que indagar profundamente en sus procesos inconscientes, e incluso cuestionar que su verdadero motivo por el que va a terapia sea el que dice que es. Y más allá de los seguidores directos de Sigmund Freud, otras formas de psicoterapia influidas por el psicoanálisis también adoptaron parte de esta filosofía de trabajo según la cual la psicoterapia es un proceso de cambio sin un final claro, o incluso para toda la vida.

En oposición a estos planteamientos, la psicoterapia breve es mucho más pragmática y centrada en la solución de problemas específicos y definidos desde las primeras sesiones a través del diálogo entre terapeuta y paciente. Por ello, la Terapia Breve Estratégica hereda esta manera de trabajar e intenta dar respuestas concretas a necesidades muy acotadas.

¿Qué es la Terapia Breve Estratégica?

La Terapia Breve Estratégica es un modelo de intervención psicológica en pacientes desarrollado por los investigadores Paul Watzlawick y Giorgio Nardone en la segunda mitad del siglo XX y que actualmente sigue siendo estudiado para saber en qué tipo de problemas y trastornos psicológicos puede ser utilizado de manera eficaz.

El mecanismo de trabajo por el que se rige la Terapia Breve Estratégica consiste en detectar cuál es el círculo vicioso de comportamientos que está manteniendo vivo el problema a tratar, para poder "deshacer" esa rueda que va girando sola por su propia influencia sobre las acciones del paciente, y darle la oportunidad a esta persona de adoptar nuevos hábitos para empezar desde cero.

Es por ello que la Terapia Breve Estratégica concentra sus esfuerzos en el presente, porque si apuntara principalmente hacia el pasado, el desarrollo del problema a abordar iría siempre varios pasos por delante de las indagaciones del terapeuta y esa pérdida de tiempo incrementaría el riego de fracasar al ayudar al paciente.

Así pues, la Terapia Breve Estratégica requiere tener una visión global sobre la manera en la que el trastorno psicológico o disfunción comportamental se expresa en el presente, por un lado, y un plan para intervenir en el problema presente sin olvidar que es un círculo vicioso en el que hay que tener en cuenta todas sus partes a la vez (de ahí viene la palabra "estratégica").

Ideas y principios de esta intervención psicológica

De manera resumida, las ideas desde las que parte la Terapia Breve Estratégica son las siguientes.

1. La percepción es clave

Al igual que ocurre en la terapia cognitivo-conductual, en la Terapia Breve Estratégica se asume que la manera en la que el paciente interpreta la realidad explica al menos en parte por qué surge el trastorno o la disfuncionalidad a tratar.

2. El problema se mantiene a sí mismo

Otro aspecto característico de la Terapia Breve Estratégica es que ve aquello que hay que solucionar como una combinación de tres tipos de conductas que se retroalimentan entre sí: patrones conductuales de la percepción, patrones conductuales de la gestión emocional, y patrones cognitivos maladaptativos.

3. El problema está en el presente

Tal y como hemos visto, desde este tipo de psicoterapia no tiene sentido obsesionarse con lo que ocurrió en los primeros años de vida del paciente, sino que resulta más práctico saber cómo es el problema en el presente, ya que es eso lo que debe ser solucionado. Además, esto permitirá ver qué comportamientos que el paciente pone en práctica para intentar debilitar su problema tienen el efecto contrario, reforzándolo.

Los dos investigadores de referencia

Tal y como hemos visto, existen dos nombres que destacan especialmente a la hora de comprender qué es la Terapia Breve Estratégica: Giorgio Nardone y Paul Watzlawick. Para terminar, veamos un par de pequeños resúmenes acerca de quiénes son.

Paul Watzlawick

El psicólogo Paul Watzlawick (1921 - 2007) fue uno de los principales exponentes del constructivismo radical, corriente filosófica que pone énfasis en la subjetividad y el modo en el que esta crea fenómenos aparentemente objetivos. Por ello, quiso investigar cómo los diferentes modos de percibir las cosas afecta a nuestras acciones.

Además, Watzlawick fue uno de los investigadores más destacados de la Mental Research Institute de Palo Alto, California, y uno de los fundadores del Brief Therapy Center.

Giorgio Nardone

Giorgio Nardone (1958 - ) es el Director del Centro di Terapia Strategica de Arezzo, Italia. Durante años colaboró con Paul Watzlawick para desarrollar los fundamentos teoóricos y prácticos de la Terapia Breve Estratégica.

Referencias bibliográficas:

  • Griffin, E. (2012).A first look at Communication Theory. 8th. Nueva York: McGraw-Hill.
  • Nardone G. (2016). La terapia de los ataques de pánico: Libres para siempre del miedo patológico. Herder: Barcelona.
  • Watzlawick, P. & Nardone, G. (2005). Terapia Breve Estratégica. Barcelona: Paidós.