Son muchos quienes quieren formarse en coaching ejecutivo, dado que es una de las ramas de esta disciplina que a la práctica tiene mayores oportunidades de ser aplicado en el día a día. Sin embargo, no son tantos quienes saben de qué manera formarse adecuadamente en este ámbito, sin dejar al descubierto grandes vacíos de conocimiento o directamente sin internalizar patrones de comportamiento dañinos por no haber aprendido a partir de buenas fuentes.

Por eso, si eres una persona interesada en este tema, aquí veremos algunas ideas que te pueden ayudar a formarte en coaching ejecutivo, con varios consejos.

¿Cómo formarse en coaching ejecutivo?

El coaching es una área de especialización que cada vez se aplica a más aspecto de la vida de las personas. La idea de que es posible entrenar una gran variedad de patrones de comportamiento y de habilidades psicológicas fundamentales en el día a día, más allá de la gestión del malestar emocional y de las psicopatologías (campo en el que históricamente se ha especializado la psicología hasta tiempos recientes) es algo que seduce a muchos.

Naturalmente, esto también se plasma en la trayectoria profesional de quienes hacen de su trabajo un elemento importante de sus vidas. Es por eso que existe el coaching ejecutivo, pensado para dar respuesta a quienes ocupan un cargo de responsabilidad en las empresas o en las organizaciones en general.

Se trata de no subestimar las "soft skills" y abordar la posibilidad de progresar tanto en la vida personal como en la profesional interviniendo sobre la raíz del comportamiento: las aptitudes de liderazgo, la gestión de los conflictos, la negociación, la regulación de la ansiedad en momentos en los que hay que trabajar bajo presión...

Ahora bien... ¿cómo es posible formarse en coaching ejecutivo para aplicar todos estos principios a uno mismo y a aquellas personas con las que se trabaja o se colabora? Aquí veremos varias ideas clave que te pueden ayudar a hacerte una idea de cómo es un proceso de aprendizaje eficaz en este tipo de habilidades.

1. Céntrate en las soft skills, no en los contenidos

En los programas de formación en coaching ejecutivo hay que tener claro que todo gira alrededor de las soft skills, es decir, las habilidades de tipo psicológico que no pueden ser resumidas simplemente a través de palabras, sino que hay que experimentar en primera persona y entrenar, como si de tocar un instrumento musical se tratase.

Es por eso que no hay que aprender como si todo consistiera en memorizar conceptos: hay que conectar entre sí aprendizajes teórico-prácticos y aplicarlos a situaciones de interacción con el entorno para reforzar estas habilidades adquiridas recientemente. No se aprende a liderar simplemente leyendo manuales, sino tratando con equipos de verdad.

2. Aprende de los profesionales

En coaching ejecutivo no es suficiente con ser un docente: hay que ser un profesional del campo sobre el que se imparte la materia. Por ello, hay que aprender a partir de la perspectiva de quienes tienen experiencia en los pequeños detalles, e incluso los aspectos más cotidianos y aparentemente banales de lo que se enseña: lo práctico, a fin de cuentas.

3. No ignores las emociones

El procesamiento emocional es un aspecto fundamental del comportamiento humano: hacer ver que no existe es totalmente contraproducente. Por eso, para mejorar el funcionamiento de procesos de trabajo en el contexto profesional, hay que tener en cuenta aspectos que van más allá de la pura racionalidad basada en las pérdidas y ganancias a corto plazo.

4. Valora la importancia de la asertividad

Muchos de los problemas que se encuentran los ejecutivos, los CEOs y los líderes en general tienen que ver con no dominar bien la asertividad: hay quienes evitan ciertos temas delicados pero importantes por miedo a alterar el clima de trabajo, y hay quienes los explicitan de manera muy hostil, mostrando si dominancia. Estos son errores que se pagan caro: hay que saber encontrar un equilibrio entre el respeto al interlocutor y a la necesidad de pedir compromiso y asunción de responsabilidades.

5. Ve alternando temas

A la hora de formarte, en un ámbito tan amplio como el coaching ejecutivo, es importante que aprendas acerca de los diferentes contenidos que incluye abordándolo desde diferentes perspectivas y áreas de trabajo. De esta manera, las diferentes partes del conocimiento que vayas interiorizando se reforzarán mutuamente, y harán más difícil que las olvides.

El Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo Intensivo Internacional de EEC llega a México

Escuela Europea de Coaching

Si vives en la zona de México D.F. y quieres formarte en coaching ejecutivo, te interesará saber que Escuela Europea de Coaching (EEC) está a punto de lanzar su quinta edición del Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo Intensivo Internacional en esta ciudad.

Este Programa de Certificación de Coaching Ejecutivo, a cuya finalización otorga el título de Executive Coach por EEC con la acreditación Accredited Coaching Training Program de la International Coach Federation, arranca el día 24 de febrero y combina el aprendizaje presencial con la formación online en aula síncrona (con grabaciones en directo). Entre sus cualidades están el hecho de ofrecer un acompañamiento y asesoramiento individualizado, sesiones de coaching, y formación vivencial orientada a lo práctico, así como su enfoque empresarial.

Escuela Europea de Coaching es una entidad de origen español fundada en 2003 y que actualmente impulsa cursos y Másters en varios países del mundo; en esta ocasión, vuelve a la capital de México tras haber realizado en este lugar varias ediciones de programas de certificación. Si te interesa saber más sobre el Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo Intensivo Internacional de EEC, el cual tiene una duración de 5 meses, encontrarás más información sobre esta entidad (así como sus datos de contacto) haciendo clic aquí.