El Riesgo de delegar tu motivación: conecta con tu trabajo antes de salir de casa

Una reflexión sobre la motivación laboral y la automotivación.

El Riesgo de delegar tu motivación: conecta con tu trabajo antes de salir de casa

La motivación en el entorno laboral es un factor clave para el éxito y la satisfacción en el trabajo. Sin embargo, existe una creencia errónea de que es responsabilidad de la empresa mantener a sus empleados motivados en todo momento.

En realidad, la motivación intrínseca, es decir, la motivación que proviene de dentro de cada individuo, desempeña un papel fundamental en la conexión con el trabajo y el logro de un equilibrio vital saludable.

Motivación Intrínseca: La Fuerza Desde Dentro

La motivación intrínseca es la fuerza que surge de nuestros propios intereses, valores y necesidades personales. Cuando estamos intrínsecamente motivados, realizamos tareas con pasión y compromiso, sin necesidad de recompensas externas. Esta forma de motivación es esencial para establecer una conexión significativa con nuestro trabajo y alcanzar el éxito a largo plazo.

La motivación intrínseca está estrechamente relacionada con la idea de tener un propósito en la vida. Cuando nuestras metas y valores personales se alinean con las metas y valores de la empresa en la que trabajamos, la motivación intrínseca florece de manera natural. Esto significa que no debemos esperar que la empresa nos proporcione la motivación; este es un tema que tenemos que arreglar cada uno de nosotros.

La Responsabilidad Personal en la Motivación Laboral

Es muy común que las personas esperen que las empresas para las que trabajen sean las principales responsables de mantenerlos motivados. Sin embargo, esta mentalidad puede llevar a una desconexión con el trabajo ya una insatisfacción constante. En lugar de esperar que la empresa te motive, es esencial asumir la responsabilidad personal de tu propia motivación.

Una forma efectiva de hacerlo es identificar tus valores y metas personales. ¿Qué te motiva en la vida? ¿Cuáles son tus pasiones y aspiraciones? Una vez que tengas claridad sobre estas cuestiones, puedes buscar oportunidades laborales que estén en sintonía con tus intereses y objetivos. Esto te permitirá llegar al trabajo con una motivación intrínseca sólida, que te impulsará a dar lo mejor de ti cada día.

Conectar tu Propósito con tu Trabajo

La conexión entre tu propósito personal y tu trabajo es fundamental para mantener una motivación intrínseca sólida. Cuando sientas que tu trabajo está alineado con tus valores y metas personales, es mucho más probable que te sientas motivado y comprometido.

Para lograr esta conexión, es importante reflexionar sobre tus valores y objetivos personales y buscar formas de aplicarlos en tu trabajo. Esto puede implicar la búsqueda de proyectos o tareas que te permitan contribuir a algo que consideres significativo. Por ejemplo, si valoras la sostenibilidad ambiental, trabajar en una empresa comprometida con la protección del medio ambiente puede ser una forma efectiva de conectar tu propósito con tu trabajo.

Establecer metas laborales que estén alineadas con tus objetivos personales puede ayudarte a mantener esa conexión. Cuando ves cómo tu trabajo te acerca a tus aspiraciones personales, tu motivación se fortalece.

La Empresa como Facilitadora de la Motivación

Si bien es cierto que la motivación intrínseca proviene de dentro de cada individuo, la empresa también tiene un papel importante que desempeñar. En lugar de ser la fuente principal de motivación, la empresa debe actuar como facilitadora y apoyar a sus equipos en su búsqueda de la motivación intrínseca.

Esto implica crear un entorno de trabajo que fomente la autonomía, la creatividad y el desarrollo personal. Cuando las personas tienen la libertad de tomar decisiones y contribuir con sus ideas, se sienten más comprometidos y motivados. Además, las oportunidades de desarrollo profesional, como la formación y el crecimiento dentro de la empresa, pueden ayudar a mantener la motivación intrínseca a lo largo del tiempo.

Sostenibilidad y Equilibrio Vital

La motivación intrínseca no solo es esencial para el éxito en el trabajo, sino que también desempeña un papel crucial en el logro de un equilibrio vital saludable. Cuando estamos intrínsecamente motivados en nuestro trabajo, no solo rendimos mejor, sino que también experimentamos menos estrés y agotamiento.

Cuando nuestra motivación se deriva únicamente de factores externos, como el salario o el reconocimiento, es más probable que experimentemos altos niveles de estrés y agotamiento. En cambio, la motivación intrínseca actúa como un amortiguador contra estos efectos negativos, ya que nos impulsa a seguir adelante incluso en momentos desafiantes.

Cuando nuestro trabajo está alineado con nuestro propósito y valores personales, nos sentimos más realizados en todos los aspectos de nuestra vida. Este sentido de realización se extiende más allá del trabajo y contribuye a un equilibrio vital más saludable.

La Motivación es una Responsabilidad Compartida

La motivación intrínseca desempeña un papel esencial en la conexión con tu trabajo y en el logro de un equilibrio vital saludable. No debemos depender únicamente de la empresa para mantenernos motivados; en su lugar, debemos asumir la responsabilidad de nuestra propia motivación, identificando nuestros valores y metas personales y buscando oportunidades laborales que estén en sintonía con ellos.

La empresa, por su parte, debe actuar como facilitadora de la motivación, creando un entorno de trabajo que fomente la autonomía, la creatividad y el desarrollo personal. La comunicación abierta y la retroalimentación constructiva también son fundamentales para fortalecer la motivación intrínseca de las personas en el trabajo.

Manel Fernandez Jaria

Manel Fernandez Jaria

Mentor&Coach Directivos &Cohesión Equipos, Psicopedagogo, Especialista en Inteligencia Emocional, Licenciado Humanidades. Profesor Dirección Personas en Universitat Oberta Catalunya (UOC)

Profesional verificado
Torredembarra
Terapia online

Cuando ambas partes trabajan juntas para fomentar la motivación intrínseca, se crea un entorno laboral más satisfactorio y se logra un equilibrio vital saludable.

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese

Consulta a nuestros especialistas