5 valores importantes en el liderazgo

Un repaso a los valores más importantes en las funciones de liderazgo en equipos.

Valores importantes en el liderazgo

A lo largo de tu vida, seguramente, has pertenecido a varios grupos, ya sea de trabajo, equipo de fútbol, club de emprendedores, estudios, etc.

Lo que habrás notado en cada uno de estos grupos es que existe un patrón común, una persona que guía y dirige con valores a los otros miembros que conforman el grupo. ¿Quiénes son estas personas? Son los líderes.

Las funciones del líder

Un líder es aquella persona capaz de gestionar o dirigir un equipo o grupo de personas hacia un determinado objetivo o bien común. A través del liderazgo, el líder posee y desarrolla habilidades que logran influenciar en el comportamiento y pensamiento del grupo.

Las cualidades del líder están ligadas a su personalidad; y las habilidades que posee están relacionadas a sus capacidades. Pero un buen liderazgo está fundamentado en valores que están relacionados a la parte más profunda e íntima del líder; es decir, con sus motivaciones y necesidades.

Valores para liderar

Los valores influyen en la manera en la que el líder guía a los demás y en el ambiente de trabajo que fomenta para lograr el fin o bien común. Todo esto se evidencia en el desempeño, ya sea de una empresa, asociación, equipo de fútbol, etc.

Valores clave en el liderazgo

Te voy a presentar los cinco valores principales del liderazgo que deberás considerar si deseas ser un buen líder:

1. El Respeto

El respeto es fundamental para un buen liderazgo. Un buen líder reconoce el valor de los miembros que dirige, y esto es recíproco porque los subordinados también respetan al líder. A través del respeto se mantiene un ambiente de igualdad entre el líder y los demás. Además, mediante el valor del respeto el líder reconoce las capacidades y cualidades individuales de cada miembro y no actúa con superioridad.

2. La Confianza

Otro valor importante dentro de un buen liderazgo es la confianza que sostiene la relación de líder y subordinados. La confianza se da de dos maneras, la primera es la confianza que el líder tiene hacia él mismo; es decir, confía en sus capacidades y cualidades de líder para generar confianza en los demás. Si el líder no tiene confianza en sí mismo, los subordinados lo notarán y pueden dejar de confiar en su capacidad de líder.

El buen líder también confía y potencia las capacidades y habilidades de sus subordinados para poder delegar funciones dentro del equipo. Reconoce los talentos de su equipo y busca empoderar a esas personas en beneficio de un mejor desempeño de la empresa, negocio, etc.

3. La Responsabilidad

La responsabilidad es otro valor importante de un buen liderazgo. Todos sabemos lo que implica la responsabilidad, que es asumir las consecuencias de toda acción, pero un buen líder responsable no solo asume las consecuencias, sino que antes de que tome una acción pone mucho cuidado y analiza las posibles consecuencias de sus decisiones.

Un buen líder sabe que no debe actuar de manera impulsiva y que debe ser responsable de sus decisiones: antes, durante y después.

4. La Honestidad

Mediante el valor de la honestidad, un buen líder practica la sinceridad, la justicia y la verdad dentro de su equipo. Un buen liderazgo tiene como prioridad la ética, que a través de la honestidad genera una cultura de confianza dentro del grupo. El líder que practica el valor de la honestidad es honesto consigo mismo y los demás, busca siempre comunicar con la verdad de manera directa y clara.

5. La Empatía

Mediante el valor de la empatía, el buen líder busca ponerse en el lugar de los demás para comprender sus emociones, necesidades y opiniones que le ayudarán a guiarlos mejor. Por ello, el líder le da mucha importancia al contacto y la accesibilidad con sus subordinados. Se pone a disposición y siempre fomenta el hecho de relacionarse para formar un equipo con mayor desempeño, ya que a través del contacto directo conoce las capacidades y habilidades de los demás.

Cuando trabajo con líderes y emprendedores en muchas ocasiones hay un vacío. Un vacío y una pérdida del norte que es difícil de explicar. En muchas ocasiones es debido a que se han desconectado de sus valores y sus contravalores están dominando su vida.

Liderar desde los valores es liberador. Es lo que reconecta a muchos líderes con su norte, y a personas que están en esa reinvención profesional, les da unos pilares sólidos donde rediseñar su futuro profesional.

Artículos relacionados