El aprendizaje por descubrimiento implica cambios en el sistema educativo. Unsplash.

Todos y cada uno de nosotros realizamos un gran número de aprendizajes a lo largo de nuestras vidas. Y a lo largo de la historia se han generado instituciones como la escuela, las cuales permiten que parte de dichos conocimientos sean transmitidos a las nuevas generaciones y les proporcionen herramientas para desarrollarse en el mundo actual.

Pero no siempre se han empleado las mismas metodologías: existen diversas maneras de aprender y enseñar, algunas de las cuales resultan más ventajosas que otras para alcanzar y desarrollar el conocimiento. Una de ellas es el aprendizaje por descubrimiento, del cual vamos a hablar a lo largo de este artículo.

El aprendizaje por descubrimiento

El aprendizaje por descubrimiento puede entenderse como una vía para la obtención de conocimiento la cual se caracteriza por el hecho de que la adquisición de conocimientos es producida por el propio sujeto. Así, la información no viene del exterior, sino que este se limita a proporcionar medios a través del cual el propio usuario llega a adquirirlo.

Así, parte del establecimiento de hipótesis de partida a partir de las cuales el sujeto llega a sus propias conclusiones, de manera autorregulada y potenciando la propia investigación al basarse en la identificación de problemáticas a resolver de manera activa.

Es una de las principales vías por las que se pueden presentar los nuevos contenidos en la estructura psíquica, permitiendo que sea el propio sujeto quien genere el aprendizaje, lo asimile y le de forma por sí mismo.

Este tipo de aprendizaje es mucho más frecuente y útil en el ámbito de la ciencia, en el que la comprensión de cvonocimientos parte de los descubrimientos llevados a cabo por el propio individuo en vez de provenir directamente de la repetición de información.

Sus fundamentos en el constructivismo

El aprendizaje por descubrimiento, defendido por Bruner, parte del constructivismo, el cual plantea que el hecho de aprender depende de la construcción de conocimientos por parte de los aprendices o alumnos: se trata de un proceso activo y no pasivo, en el que a través de procesos de asimilación y acomodación de los nuevos conocimientos el sujeto adquiere el saber.

Resulta relevante que el conocimiento debe ser significativo, es decir, que la nueva información debe poder vincularse con los conocimientos y esquemas previos con el fin de poder entenderlos y dotarles de un sentido. También presta gran atención a los factores intrapsíquicos y contextuales del proceso educativo, destacando entre los primeros las capacidades intelectuales y especialmente la motivación para aprender.

Sin embargo, aunque puede parecer que el aprendizaje por descubrimiento va necesariamente ligado al aprendizaje significativo, lo cierto es que esta modalidad o vía únicamente no implica per sé que los aprendizajes sean significativos, de tal manera que no puede establecerse una correspondencia.

Y es que es posible que el aprendizaje significativo se produzca por recepción, siempre y cuando la información procedente del exterior permita la construcción de conocimiento a partir de los esquemas previos a través de asimilación y acomodación.

El aprendiz: un sujeto activo

Uno de los elementos más relevantes del aprendizaje por descubrimiento es que permite que el alumno o aprendiz sea un sujeto activo en la propia construcción de conocimientos, de tal manera que pueda otorgar significado con más facilidad al nuevo material y organizarlo en función a sus intereses y conocimientos previos.

Permite asimismo que el propio sujeto desarrolle la capacidad para pensar por sí mismo y de manera crítica con el material ya existente, además de poder potenciar el pensamiento lateral y incrementar la sensación de autoeficacia a largo plazo. También se vincula a elevados niveles de interés y motivación por parte del alumno para aprender.

El papel del docente

Al contrario que en una enseñanza más tradicional y mecanicista, en el que el docente es un transmisor o fuente del conocimiento que los alumnos reciben y del que adquirir la información, en el aprendizaje por descubrimiento el papel del docente cambia.

En el aprendizaje por descubrimiento, el profesor o maestro actúa a modo de guía que proporciona los instrumentos para que el sujeto desarrolle por sí mismo el saber, en vez de actuar como fuente de conocimiento que lo transmite a sujetos receptores pasivos.

En este sentido se genera un andamiaje, de tal manera que el aprendiz construye en base a las ayudas que el profesional va proporcionando de manera ajustada pero sin por ello dejar de construir conocimiento por sí mismo.

Puntos a favor de este tipo de aprendizaje

El aprendizaje por descubrimiento presenta una serie de grandes ventajas en relación a otros tipos de aprendizaje. Para empezar, se trata de un tipo de aprendizaje que fomenta la creatividad, así como el hecho de aprovechar y fomentar la motivación intrínseca hacia el aprendizaje de tal manera que el aprendiz busca aprender no por posibles motivantes externos sino por el propio placer de aprender.

Asimismo favorece que el alumno aprenda a aprender, favoreciendo la metacognición y la capacidad para buscar información, sintetizarla y ser crítico para con ella. También favorece la adquisición de habilidades de resolución de problemas y búsqueda de verificación de hipótesis, así como la aceptación y el aprendizaje de los errores.

Además de ello cabe tener en cuenta que este tipo de aprendizaje puede adaptarse con mayor facilidad a los gustos, deseos y capacidades del alumnado, al no centrarse tanto en un tipo de conocimientos sino en los que el sujeto desea explorar.

Además de ello, se facilita que el sujeto se sienta más capacitado y tenga un papel más activo y creativo en su día a día. También empodera al sujeto al hacerlo el protagonista de su proceso de aprendizaje, contribuyendo a su mayor independencia.

Posibles desventajas

Visto los anteriores puntos puede parecer que el aprendizaje por descubrimiento es algo siempre positivo y ventajoso para el desarrollo del conocimiento, pero también presenta una serie de desventajas que hacen que algunos autores hayan criticado este tipo de procedimientos.

En este sentido, se ha planteado que los aprendizajes obtenidos pueden ser positivos y útiles, pero puede resultar poco eficaz debido a la elevada dificultad para trasladar este tipo de aprendizaje a aulas con gran número de sujetos.

Por otro lado, el hecho de depender de la motivación del sujeto puede hacer que los descubrimientos realizados dejen de lado material o elementos que si bien no son apetecibles para el sujeto pueden ser de utilidad en el día a día. También puede hacer más complicada la gestión de la frustración ante el deber de hacer tareas poco deseables o interesantes.

Referencias bibliográficas:

  • Barrón, A. (1993). Aprendizaje por descubrimiento. Principios y aplicaciones inadecuadas. Revista de investigación y experiencias didácticas, 11 (1),
  • Barrón, A. (1991). Aprendizaje por descubrimiento. Análisis crítico y reconstrucción teórica. Salamanca. Amarú 8 Material Didáctico: Metodología y didáctica del proceso de enseñanza aprendizaje. Ministerio de educación y Cultura.
  • Bruner, J. (1966). Toward a Theory of Instruction. Cambridge, MA: Harvard University Press.
  • Camargo, A. & Hederich, C. (2010). Jerome Bruner: dos teorías cognitivas, dos formas de significar, dos enfoques para la enseñanza de la ciencia. Psicogerente, 13 (24).
  • Pozo, J y Gómez, M. (1998). Aprender a enseñar ciencia. del conocimiento cotidiano al conocimiento científico. España: Morata.
  • Prados, M.M., Sánchez-Jiménez, V., Sánchez-Queija, I., Mora-Merchán, J.A., Reina, M.C., Del Rey, R., Ortega-Rivera, J., Pertegal, M.A., Reina, M.M. y Ridao, P. (2014). Principales modelos teóricos ante los procesos de enseñanza y aprendizaje. Manual de psicología de la educación para docentes de educación infantil y primaria. Ediciones Pirámide