Antonio Gramsci fue un filósofo, político, sociólogo y periodista italiano nacido durante el año 1891 en la ciudad de Ales, Cerdeña.

Su ideología de base marxista y sus propias ideas, hicieron que fuera encarcelado por el régimen fascista de Benito Mussolini. Sin duda, Antonio Gramsci es toda una referencia dentro de la ideología comunista, pues creó buena parte del ideario que actualmente es utilizado por los partidarios de esta corriente ideológica.

Frases y citas célebres de Antonio Gramsci

Si te interesa el comunismo o el marxismo y quieres conocer un poco más sobre la figura que fue esta notable celebridad, a continuación podrás descubrir las 70 frases más célebres de Antonio Gramsci, un pensador que, sin duda, vale la pena conocer.

1. A menudo el que quiere consolar, ser cariñoso, etc., es en realidad el más feroz de los verdugos. Incluso en el afecto es necesario ser, ante todo, inteligente.

Cómo demostramos nuestro afecto hacia los demás, puede llegar a demostrar en cierta medida la inteligencia de la que disponemos.

2. El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos.

Es durante los momentos más difíciles cuando las personas demuestran su auténtica forma de ser.

3. ¿Cuándo será alegre el trabajo? ¿Cuándo será seguro el amor?

Todos esperamos que en la vida, nuestro futuro sea mejor que el presente.

4. El hombre es sobre todo espíritu, o sea, creación histórica, y no-naturaleza.

Los hombres tienen la capacidad de, con sus propios actos, poder cambiar el devenir de la historia.

5. El paso de la utopía a la ciencia y de la ciencia a la acción. La fundación de una clase dirigente equivale a la creación de una concepción del mundo.

Para poder llegar a ser la clase dirigente, deberemos realizar ciertos actos que nos permitan obtener el control de la sociedad.

6. El presente momento histórico es de una gravedad indecible, sus consecuencias pueden ser gravísimas, hagamos de tal modo que se resuelva el mayor número posible de las cuestiones dejadas irresueltas por el pasado y que la humanidad pueda volver a emprender su camino.

La Segunda Guerra Mundial fue a causa de los errores del pasado, que habían quedado pendientes de resolución durante la primera Gran Guerra.

7. El tiempo es lo más importante: es un simple sinónimo de la vida misma.

El tiempo es lo único en el mundo que nunca se detiene, no podemos hacer nada por cambiar este hecho.

8. Instrúyanse, porque tendremos necesidad de toda vuestra inteligencia. Agítense, porque tendremos necesidad de todo vuestro entusiasmo. Organícense, porque tendremos necesidad de toda vuestra fuerza.

Como miembro del Partido Comunista italiano, Antonio Gramsci era un ferviente ideólogo revolucionario.

9. La cultura es cosa muy distinta. Es organización, disciplina del Yo interior, apoderamiento de la personalidad propia, conquista de superior conciencia por la cual se llega a comprender el valor histórico que uno tiene, su función en la vida, sus derechos y sus deberes.

La cultura es necesaria para poder llevar una vida ordenada, siendo conscientes de nuestro propio papel dentro de la sociedad.

10. La indiferencia actúa poderosamente en la historia. Actúa pasivamente, pero actúa.

Cuando nos mostramos indiferentes hacia un problema de terceras personas, cometemos un error; pues estos problemas un día pueden llegar a afectarnos.

11. La indiferencia es el peso muerto de la Historia.

La indiferencia puede causar mucho daño a terceros y a nosotros mismos.

12. La vida es así, muy dura, los hijos tienen que dar de vez en cuando a sus madres grandes dolores si quieren conservar el honor y la dignidad de los hombres.

La vida durante la primera mitad del siglo XX fue sin duda muy complicada. Gramsci, como contemporáneo de la época, era plenamente consciente de ello.

13. No se puede hablar de los no-intelectuales, porque los no-intelectuales no existen. Todos los hombres son intelectuales.

Todos tenemos nuestra propia forma de entender la vida, una visión muy particular de la que solo nosotros somos su espectador.

14. Pesimismo del espíritu, optimismo de la esperanza.

Debemos conservar siempre la esperanza, sin ella estaremos perdidos.

15. Ser partidario de la libertad en abstracto, no sirve para nada; es simplemente una posición de hombre de gabinete estudioso de los hechos del pasado, pero no del hombre moderno, partícipe de las luchas de su tiempo.

Debemos apoyar la libertad de las personas con todo nuestro ser, la libertad debe ser un derecho inalienable de todos los seres humanos.

16. Todos los hombres son intelectuales; pero no todos cumplen la función de intelectuales en la sociedad.

Aunque poseemos nuestras propias ideas, muchas veces no se las mostramos a los demás. Debemos saber compartir nuestras ideas.

17. Todo movimiento revolucionario es romántico, por definición.

La revolución siempre empieza impulsada por un ideario romántico, pero con el tiempo estas ideas románticas dejan paso a las ideas pragmáticas, las cuales son las que perduran en el tiempo.

18. Puesto que debemos construir el país, construyamos directorios, enciclopedias, diccionarios.

Asegurando la educación de nuestros hijos, aseguraremos el futuro de nuestra nación o país.

19. La abolición de la lucha de clases no significa la abolición de la necesidad de luchar como un principio de desarrollo.

Para poder desarrollar la economía de cualquier nación, deberemos luchar arduamente por ello. La lucha siempre estará presente en nuestras vidas.

20. Mi pragmatismo consiste en saber que si golpeas tu cabeza contra la pared, es tu cabeza la que se romperá y no la pared.

Debemos actuar de manera inteligente en nuestras vidas. Los errores pueden salirnos muy caros.

21. La mayor parte de los hombres son filósofos en cuanto operan en la práctica y en su trabajo práctico está implícitamente contenida una concepción del mundo, una filosofía.

Todos somos quizás un poco filósofos dentro de nosotros, solo que muchas veces no lo demostramos en público.

22. La indiferencia es abulia, parasitismo y cobardía, no es vida.

Debemos ser valientes en nuestra vida y actuar siempre por el bien común.

23. La ilusión es la maleza más tenaz de la consciencia colectiva: la historia enseña pero no tiene alumnos.

Nuestras ilusiones pueden ser muchas veces algo descabelladas, debemos aprender de los errores históricos para no volver a cometerlos.

24. La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados orgánicos infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios.

Para poder llegar a obtener el control político de un país, deberemos antes haber obtenido el control de los medios de comunicación.

25. En el principio era el Verbo… No, en el principio era el sexo.

El sexo es un aspecto muy importante para la vida de cualquiera, y para Gramsci, sin duda, también lo era.

26. El reto de la modernidad es vivir sin ilusiones y sin desilusionarse.

El mundo moderno puede resultar complejo para muchos pero no debemos desanimarnos, en el futuro alcanzaremos el éxito personal.

27. El pesimismo es un asunto de la inteligencia; el optimismo, de la voluntad.

Cuanto más inteligentes somos, también más pesimistas solemos ser. Debemos mantenernos fuertes y con la moral alta ante cualquier circunstancia.

28. El incendio revolucionario se propaga, quema corazones y cerebros nuevos, hace brasas ardientes de luz nueva, de nuevas llamas,devoradoras de perezas y de cansancios. La revolución prosigue, hasta su completa realización. Y la vida es siempre revolución.

Las revoluciones son muy difíciles de parar una vez han comenzado, durante ellas, el proletariado obtiene por la fuerza el control de las instituciones.

29. Decir la verdad es siempre revolucionario.

La verdad siempre debe ser nuestra bandera en la vida, la mentira siempre traerá consigo problemas en el futuro.

30. Adherirse a un movimiento quiere decir asumir una parte de la responsabilidad de los acontecimientos que se preparan, convertirse en artífices directos de esos acontecimientos mismos.

Una vez somos parte de un partido político, seremos también en cierta manera cómplices de todo lo que este partido haga.

31. El error del intelectual consiste en creer que se puede saber sin comprender y, especialmente, sin sentir y ser apasionado (no sólo del saber en sí, sino del objeto del saber), esto es, que el intelectual pueda ser tal (y no un puro pedante) si se halla separado del pueblo-nación, o sea, sin sentir las pasiones elementales del pueblo, comprendiéndolas y, por lo tanto, explicándolas y justificándolas por la situación histórica determinada; vinculándolas dialécticamente a las leyes de la historia, a una superior concepción del mundo, científicamente elaborada: el saber. No se hace política-historia sin esta pasión, sin esta vinculación sentimental entre intelectuales y pueblo-nación.

Para poder llegar a entender cómo una sociedad actúa y por qué lo hace, deberemos estar en contacto con dicha sociedad.

32. Es demasiado fácil ser original limitándose simplemente a hacer lo contrario de lo que hacen los demás; esto es sólo mecánica. Lo que es de verdad difícil es insistir en la disciplina y la socialidad, y seguir profesando la sinceridad, la espontaneidad, la originalidad y la personalidad.

Debemos ser quienes realmente somos, indistintamente de lo que piensen los demás. Debemos ser fieles a nuestros pensamientos.

33. Tomen la educación y la cultura, y el resto se dará por añadidura.

La educación y la cultura, son aspectos totalmente fundamentales dentro de cualquier sociedad. Estos dos aspectos crean dos de sus pilares de sustentación más firmes.

34. Los revolucionarios ven la historia como obra de su propio espíritu, como realizadas por una serie de empujones violentos contra las otras fuerzas de la sociedad tanto activas como pasivas, y disponen lo máximo de las condiciones favorables para el empujón definitivo (la revolución).

La revoluciones francesa y rusa sentaron un precedente dentro de la sociedad que nunca antes se había dado, el pueblo unido puede hacerse con el poder muy rápidamente.

35. Mi estado de espíritu hace la síntesis de esos estados llamados “optimismo” y “pesimismo” y los supera: soy pesimista por la inteligencia, pero optimista por la voluntad.

Somos nosotros mismos quienes hemos de decidir entre el pesimismo y el optimismo, por eso debemos saber que ser negativos no ayudará en nada a nuestra causa.

36. Lo que se llama opinión pública está estrechamente vinculado con la hegemonía política, o sea que es el punto de contacto entre la sociedad civil y la sociedad política, entre el consenso y la fuerza. El Estado, cuando quiere iniciar una acción poco popular, crea preventivamente la opinión pública adecuada, esto es, organiza y centraliza ciertos elementos de la sociedad civil.

El gobierno siempre ha intentado manipular la opinión pública para que esta le sea favorable, a principios del siglo XX este ya era un hecho muy común.

37. El contenido de la prensa está influenciado por una idea: el servicio de la clase dominante, lo que inevitablemente se traduce en una cosa: luchar contra la clase trabajadora. De hecho, del primer al último renglón, el periódico burgués adopta y revela esta preocupación.

Aquel que posee más poder intentará hacerse con el control de los medios de comunicación por todos los medios, poseerlos es indispensable para poder manipular a la población.

38. El que una masa de hombres sea llevada a pensar coherentemente y de un modo unitario el presente real es un hecho filosófico mucho más importante y original que el redescubrimiento, por parte de algún genio filosófico, de una nueva verdad que se mantenga dentro del patrimonio de pequeños grupos intelectuales.

Tener el poder de convencer a las masas, es un don que, sin duda, todos desearíamos poseer.

39. El hombre es creación histórica, expresión de las relaciones entre la voluntad humana y la estructura económica de la sociedad. La escuela o, más genéricamente, la educación desempeña una función muy importante en el desarrollo de esas relaciones al asegurar la transmisión del acervo cultural de una a otra generación.

La educación es totalmente indispensable dentro de cualquier estado de derecho, ésta asegura que nuestros hijos puedan ser más eficientes que nosotros en el futuro.

40. La desdicha produce dos efectos: a menudo extingue todo afecto hacia los desdichados, y no menos a menudo extingue entre los desdichados todo afecto hacia los otros.

Cuando la fortuna no nos acompaña todo el mundo a nuestro alrededor parece darnos la espalda, debemos saber cuidarnos de no dársela nosotros también.

41. Los católicos querrían el Estado intervencionista totalmente a su favor; a falta de esto, o donde son minoría, exigen el Estado indiferente, para que no apoye a sus adversarios.

La religión tuvo en el pasado un papel muy significante dentro de la sociedad y cuando ésta lo perdió, luchó para poder conservar aquellos bienes de los que disponía.

42. Todo Estado es ético en cuanto que una de sus funciones más importantes es la de elevar a la gran masa de población a un determinado nivel cultural y moral, nivel (o tipo) que corresponde a las necesidades de desarrollo de las fuerzas productivas y por lo tanto a los intereses de las clases dominantes.

La sociedad puede otorgarnos una educación básica, pero depende de nuestros esfuerzos que esa educación alcance los niveles deseables para nosotros, la clase obrera.

43. El alma no se salva sólo con las palabras. Son necesarias obras, ¡Y cómo!

Los hechos son mucho más relevantes que las palabras, pues solo con hechos se crea verdaderamente la vida que deseamos llevar en el futuro.

44. Cada Estado es una dictadura.

Quizás esta cita parezca una exageración, pero también es algo evidente que cualquier gobierno posee el control total de la sociedad a la que representa.

45. El individuo no es un átomo, sino la identificación histórica de toda la sociedad.

Como individuos estamos profundamente influenciados por la sociedad en la que vivimos.

46. Quien no sea capaz de construir hipótesis nunca será científico.

Para poder ser unos científicos exitosos deberemos aprender a pensar por nosotros mismos.

47. Marx predijo lo que era posible predecir.

Karl Marx sin duda creó un punto de inflexión, a raíz de sus ideas sobre cómo debería ser la sociedad.

48. Si hay un enigma, no se trata de cosas "desconocidas", sino simplemente desconocidas.

En la mayoría de ocasiones, de los verdaderos enigmas no somos ni mínimamente conscientes.

49. Es más fácil formar un ejército que formar sus capitanes.

Aquellos que dirigen un ejército, son los principales causantes de su posterior victoria o derrota.

50. Hay dos tipos de políticos: los que luchan por la consolidación de la distancia entre gobernantes y gobernados y los que luchan por superar esta distancia.

Los políticos defienden tanto a la clase burguesa como a la trabajadora, debemos saber cuál representa realmente nuestros intereses.

51. El presente contiene todo el pasado.

Hemos llegado al momento en el que nos encontramos, mediante todas las acciones que hicimos en el pasado.

52. Ser apasionado significa tener el don de amar a los demás.

Cuando somos apasionados en aquello que hacemos, forzosamente lo realizaremos de una forma más eficiente. La pasión puede permitirnos mejorar profesionalmente.

53. En política, el cerco es recíproco.

Dentro de la política sus principales actores, deben vigilarse muy de cerca entre ellos.

54. Las ideas son excelentes en la medida que sean realizables.

La genialidad de una idea consiste en gran medida, en la viabilidad de la misma.

55. El estado es la organización económica y política de la clase burguesa. El estado es la clase burguesa en su fortaleza concreta actual.

Todos los dirigentes de un Estado o sus principales mandatarios siempre serán clase burguesa, con lo cual el Estado siempre mirará por esta clase en primera instancia.

56. En política de masas, decir la verdad es una necesidad política.

La verdad siempre debe acompañarnos durante nuestra vida, la mentira puede salirnos muy cara a la larga.

57. El estudio también es un trabajo muy agotador.

Estudiar puede ser mentalmente agotador, debemos tomarnos tiempos muertos durante nuestras jornadas de estudio.

58. Condenamos el pasado en todo cuando no nos diferenciamos de este.

Solemos pensar que somos mejores que nuestros antecesores, pero la realidad es que no es así.

59. La naturaleza del hombre es la historia.

Desde el inicio de la civilización, el hombre siempre ha intentado escribir su propia historia.

60. Todos los hombres del mundo en la medida en que se unen entre sí a la sociedad, trabajan, luchan y se mejoran.

La sociedad puede permitirnos poder mejorar en nuestra vida cotidiana, obtener una mejor calidad de vida a la que tendríamos sin ella.

61. La crisis consiste precisamente en el hecho de que el viejo muere y el nuevo aún no puede nacer. Mientras tanto, aparecen una gran variedad de síntomas mórbidos.

En las situaciones más difíciles es donde el hombre es puesto realmente a prueba, debemos demostrar de lo que somos capaces.

62. Marx significa la entrada de la inteligencia en la historia de la humanidad, significa el reino de la conciencia.

Con la llegada de Karl Marx los hombres cambiaron su forma de pensar, comenzando a pensar que un futuro mejor para todos, puede ser posible.

63. Somos creadores de nosotros mismos, de nuestra vida, de nuestro destino y queremos saberlo hoy, en las condiciones actuales, en la vida actual y no sólo cualquier vida y ningún hombre.

Una gran cita que todos deberíamos recordar, somos capaces de todo aquello que nos propongamos.

64. El principio que se debe enseñar es el periodismo y que no es racional dejar que el periodista se forme por sí mismo.

Para poder tener unos medios de comunicación dignos, la formación de los periodistas es esencial.

65. En la devaluación del pasado, hay implícita una justificación de la nulidad del presente.

Históricamente tendemos a devaluar el pasado, pero esto es algo que realmente no deberíamos hacer. Debemos aprender de nuestro pasado para poder ser mejores.

66. Es posible amar la comunidad sin haber nunca amado profundamente las criaturas humanas individuales?

Para poder amar a una sociedad, primero debemos amar a las personas que la conforman.

67. Una verdad da los frutos cuando se hace un esfuerzo para ganarla.

La verdad siempre sale a la luz, pero depende de nosotros y de nuestro esfuerzo que este hecho sea así.

68. La autoridad del partido comunista, o del partido que lidera el proceso, será omnipresente e invisible como un decreto divino. La mayoría obedecerá sin saber que obedecen.

El partido comunista en la URSS obtuvo el control total de las instituciones, además este también se infiltró en todas las capas que conforman a la sociedad.

69. Los diarios son dispositivos ideológicos cuya función es transformar una verdad de clase en un sentido común, asimilada por las otras clases como verdad colectiva, es decir, tiene un papel cultural de propagar la ideología. Implica ética, pero la ética tampoco es inocente: es ética de clase.

Mediante el uso de los medios de comunicación, podemos llegar a conseguir que la gente piense lo que nosotros deseamos.

70. Se trata de la cuestión del método de enseñanza universitaria: ¿en

la universidad se debe estudiar, o estudiar para saber estudiar? ¿Se deben estudiar hechos o el método para estudiar los hechos?

Para poder estudiar de forma eficiente, primero debemos saber cómo debemos estudiar. Cómo estudiamos determina en gran medida nuestro éxito en el estudio.