Gabriela Mistral fue el pseudónimo que utilizó la poetisa, diplomática y pedagoga chilena Lucila Godoy Alcayaga, nacida en el año 1889 en Vicuña, Chile.

Mistral desempeño una fructífera carrera como pensadora que le llevó a estar involucrada en la reforma del sistema educativo mexicano y a realizar una gran labor como cónsul chilena en el estado de Nueva York.

Las mejores frases de Gabriela Mistral

Una gran mujer que no puede pasar desapercibida en los libros historia merecía forzosamente una recopilación de sus mejores ideas y pensamientos.

Por eso en el texto que encontraréis a continuación podréis disfrutar de las 75 mejores frases y reflexiones de Gabriela Mistral más relevantes de toda su trayectoria.

1. El mundo cambia en un instante y nacemos en un día.

La vida da muchas vueltas y el tiempo pasa muy deprisa en ella.

2. Recordar un buen momento es sentirse feliz de nuevo.

Nuestros recuerdos son uno de los bienes más valiosos que poseemos.

3. Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.

Con nuestro esfuerzo personal y dedicación, lograremos alcanzar todos nuestros objetivos personales.

4. La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios.

La educación es el pilar en el que se basa una vida productiva, es la herramienta principal que más utilizaremos.

5. Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca.

Un simple beso de nuestro ser querido puede trastocar totalmente nuestra mente, hacernos perder el oremus.

6. Los días más felices son aquellos que nos hacen sabios.

El día que aprendemos algo nuevo es un día bien aprovechado.

7. Hay sonrisas que no son de felicidad, sino una manera de llorar con bondad.

Una sonrisa puede significar muchas cosas diferentes, en infinidad de ocasiones no mostramos nuestros verdaderos sentimientos.

8. Dame la mano y danzaremos; dame la mano y me amarás. Como una sola flor seremos, como una flor, y nada más.

Las relaciones de pareja pueden ser algo maravilloso, Mistral conocía muy bien este sentimiento.

9. El mundo fue más hermoso desde que me hiciste aliada, cuando junto de un espino nos quedamos sin palabras ¡Y el amor como el espino nos traspasó de fragancia!

El momento en el que encontramos el amor siempre lo recordaremos, quedará marcado a fuego en nuestra memoria.

10. ¡Ay, qué amante es la rosa y qué amada la espina!

Todo en el universo tiene aspectos positivos y negativos, la ambigüedad está presente en todo lo que nos rodea.

11. Te llamas Rosa y yo Esperanza, pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina y nada más.

Una breve cita de uno de los poemas más relevantes de Gabriela Mistral, una metáfora sobre las relaciones personales.

12. Creo en mi corazón, siempre pero nunca vaciado.

La fuerza de nuestros sentimientos puede llevarnos a realizar grandes cosas en la vida.

13. Existe la inmensa alegría de vivir y de ser justos, pero ante todo existe la inmensa alegría de servir.

La vida es maravillosa y debemos saber aprovecharla, solo tenemos una para poder alcanzar la felicidad.

14. Te espero sin plazo ni tiempo.

El amor es un sentimiento que nos puede durar toda la vida, más allá del tiempo y el espacio.

15. Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos.

Los besos pueden hacernos sentir que el tiempo se para a nuestro alrededor.

16. Porque mi amor no es sólo esta gavilla

reacia y fatigada de mi cuerpo, que tiembla entera al roce del cilicio y que se me rezaga en todo vuelo. Es lo que está en el beso, y no es el labio lo que rompe la voz, y no es el pecho: ¡Es un viento de Dios, que pasa hundiéndome el gajo de las carnes, volandero!

Un ejemplo muy bueno de la poesía de esta genial escritora, tenía un don para ella.

17. Creo en mi corazón, ramo de aromas que mi Señor como una fronda agita, perfumando de amor toda la vida y haciéndola bendita.

Nuestros sentimientos pueden marcarnos muy profundamente, para Gabriela Mistral eran fuente de inspiración.

18. Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada, hay besos que se dan con la memoria.

Siempre recordaremos esos besos apasionados que tuvimos alguna vez en la vida.

19. El mismo verso cantaremos, al mismo paso bailarás. Como una espiga ondularemos, como una espiga, y nada más.

En ocasiones nos sentimos conectados con otras personas de una forma muy potente, como si fuésemos parte de un mismo ser.

20. Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas.

Nuestros recuerdos de niñez nos acompañarán a lo largo de toda nuestra vida.

21. Escóndeme que el mundo no me adivine. Escóndeme como el tronco su resina, y que yo te perfume en la sombra, como la gota de goma, y que te suavice con ella, y los demás no sepan de dónde viene tu dulzura.

Todos poseemos cualidades innatas que debemos saber aprovechar, de ellas depende lo que somos hoy y lo que seremos mañana.

22. Creo en mi corazón, el que yo exprimo para teñir el lienzo de la vida.

Nuestra fuerza de voluntad y perseverancia vienen desde nuestro corazón, desde donde brotan nuestras emociones.

23. En vano se echa la red ante los ojos de los que tienen alas.

Todo depende desde el punto de vista dónde observamos algo, nuestra percepción puede ser muy diferente.

24. La experiencia es un billete de lotería comprado después del sorteo.

La experiencia es uno de los mayores regalos que la vida nos puede dar, con ella podemos alcanzar la sabiduría.

25. Tu entraña fuese y sería quemada en marchas tuyas que nunca más oigo, ¡Y en tu pasión que retumba en la noche, como demencia de mares solos!

Una cita muy poética de Mistral que nos brinda desde su talento para la escritura.

26. Nosotros somos culpables de muchos errores y muchas faltas, pero nuestro peor crimen es el abandono de los niños negándoles la fuente de la vida.

Debemos mirar siempre por los más pequeños, ellos son el futuro de la humanidad.

27. Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar y que lindo niño veo a tus ojos asomar.

Estar en contacto con nuestro niño interior es algo que todos debemos hacer y muy pocos hacemos realmente.

28. Tener patria es un regalo al que tarde en tarde hay que corresponder.

Amar a nuestro país es algo que muchos hacemos y que siempre debemos fomentar.

29. Felices los que eligen, los que aceptan ser elegidos.

En la vida a veces nos toca elegir y a veces ser escogidos, debemos ser felices en ambas situaciones.

30. Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo.

Una metáfora muy poética que nos habla sobre el valor de lo intangible, lo que muchas veces no vemos.

31. La Biblia es para mí el libro. No veo cómo puede alguien vivir sin ella.

Mistral nos revela en esta cita la importancia que tenía la Biblia para ella.

32. Doña Primavera de aliento fecundo, se ríe de todas las penas del mundo.

La primavera es una época preciosa de la que todos podemos disfrutar allí dónde nos encontremos.

33. No digas lo que piensas, pero piensa lo que dices.

Una norma que todos debemos obedecer siempre es: piensa siempre antes de hablar.

34. No hay arte ateo. Aunque no ames al creador, lo afirmarás creando a su semejanza.

Normalmente el artista siempre respeta las creencias de los demás, lo que le lleva muchas veces a tener sus propias creencias.

35. Vuélveme tu suspiro, y subiré y bajaré de tu pecho, me enredaré en tu corazón, saldré al aire para volver a entrar. Y estaré en este juego toda la vida.

Muchas veces podemos desear vivir una y otra vez aquellas buenas experiencias que tuvimos con un ser querido.

36. Decir amistad es decir entendimiento cabal, confianza rápida y larga memoria; es decir, fidelidad.

La amistad es una de las mejores relaciones que los humanos podemos llegar a tener los unos con los otros.

37. No temas noche, neblina ni aguacero. Acude con sendero o sin sendero. Llámame a donde tú eres, alma mía, y marcha recto hacia mí, compañero.

Muy bonita cita que nos habla sobre a estar siempre presentes para nuestros seres queridos.

38. Las cosas de la vida siguen su rumbo pero no te dejes llevar por su destino.

Debemos intentar cumplir nuestros objetivos, llevar la vida que nosotros deseamos realmente.

39. Un bello paisaje, una hermosa jornada, un libro selecto... ¿Qué más necesitáis para ser felices? El sol resplandece por dentro.

Las cosas más bonitas de la vida suelen ser muchas veces las que parecen más insignificantes.

40. La guerra es para distraernos de lo bueno.

La guerra es una de las peores etapas por las que cualquier ser humano puede tener que pasar, nunca se saca nada bueno de una guerra. Más vale una mala paz, que una buena guerra.

41. El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde.

Debemos hacer todo lo posible por nuestros hijos hoy, el futuro aún no está escrito.

42. Muchas de las cosas que nosotros necesitamos pueden esperar, los niños no pueden, ahora es el momento, sus huesos están en formación, su sangre también lo está y sus sentidos se están desarrollando, a él nosotros no podemos contestarle mañana, su nombre es hoy.

Como adultos debemos velar por el futuro de todos los niños, empezando ahora mismo.

43. Tengo un día. Si lo sé aprovechar, tengo un tesoro.

Cada día que vivimos es un tesoro que debemos saber aprovechar al máximo.

44. Doña Primavera viste que es primor, viste en limonero y en naranjo en flor.

Qué bonita es la primavera y cuántas cosas maravillosas nos regala cada año.

45. Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clase. Enseñar con la actitud, el gesto y la palabra.

Los niños y los jóvenes aprenden cada segundo de su existencia, aprenden de todas las experiencias que viven constantemente.

46. Para corregir no hay que temer. El peor maestro es el maestro con miedo.

Para poder enseñar a los niños lo que está bien y lo que está mal, debemos corregir a nuestros pequeños.

47. Vivir las teorías hermosas. Vivir la bondad, la actividad y la honradez profesional.

Ser maestros puede aportarnos muchas experiencias personales invaluables.

48. Más puede enseñar un analfabeto que un ser sin honradez, sin equidad.

Que no sepamos escribir o leer no significa que no tengamos valores, algo que es de mucha mayor importancia.

49. Amenizar la enseñanza con la hermosa palabra, con la anécdota oportuna, y la relación de cada conocimiento con la vida.

En esta cita Mistral nos habla sobre las cualidades de cualquier buen profesor, la enseñanza didáctica.

50. La enseñanza de los niños es tal vez la forma más alta de buscar a Dios; pero es también la más terrible en el sentido de tremenda responsabilidad.

Cuando el futuro de niños o jóvenes pende de nuestras manos, la responsabilidad que tenemos es muy seria.

51. Si no realizamos la igualdad y la cultura dentro de la escuela, ¿Dónde podrán exigirse estas cosas?

En la escuela deben existir todos los derechos que después los niños se encontrarán en la vida.

52. La nobleza de la enseñanza comienza en la clase atenta y comprende el canto exaltador en sentido espiritual, la danza antigua -gracia y decoro-, la charla sin crueldad y el traje simple y correcto.

Una clase bien ordenada es, sin ninguna duda, una clase mucho más eficiente.

53. La maestra que no lee tiene que ser mala maestra: ha rebajado su profesión al mecanismo de oficio, al no renovarse espiritualmente.

La lectura es una actividad que debemos realizar durante toda nuestra vida, nos enriquece cultural y espiritualmente.

54. Tan peligroso es que la maestra superficial charle con la alumna, como es hermoso que esté a su lado siempre la maestra que tiene algo que enseñar fuera de clase.

La profesión de un maestro no termina cuando sale del colegio, tiene que ser un ejemplo a seguir en todos los aspectos de su vida.

55. Las parábolas de Jesús son el eterno modelo de enseñanza: usar la imagen, ser sencilla y dar bajo apariencia simple el pensamiento más hondo.

Jesús al fin y al cabo fue todo un tutor para muchísimas personas a lo largo de su vida.

56. Es un vacío intolerable el de la instrucción que antes de dar conocimientos, no enseña métodos para estudiar.

Para poder aprender de forma efectiva debemos saber cómo estudiar, muchos niños carecen de ese tipo de instrucción.

57. Como todo no es posible retenerlo, hay que hacer que la alumna seleccione y sepa distinguir entre la médula de un trozo y el detalle útil pero no indispensable.

El alumno debe saber cómo cribar la paja del grano y hacer una síntesis correcta de lo estudiado.

58. Como los niños no son mercancías, es vergonzoso regatear el tiempo en la escuela. Nos mandan instruir por horas, y educar siempre. Luego, pertenecemos a la escuela en todo momento que ella nos necesite.

El sistema educativo de muchos países es claramente mejorable, Mistral colaboró para mejorar el sistema educativo de México.

59. El amor a las niñas enseña más caminos a la que enseña, que la pedagogía.

Para ser un buen maestro uno debe amar su trabajo, haber nacido para ello.

60. Estudiamos sin amor y aplicamos sin amor las máximas y aforismos de Pestalozzi y Froebel, esas almas tan tiernas, y por eso no alcanzamos lo que alcanzaron ellos.

Para poder enseñar correctamente necesitamos poner mucho amor en aquello que deseamos que aprendan, como muy bien nos dice Mistral en esta cita.

61. No es nocivo comentar la vida con las alumnas, cuando el comentario critica sin emponzoñar, alaba sin pasión y tiene intención edificadora.

Una maestra puede enseñar a sus alumnas de muchas formas diferentes, no sólo dando nociones básicas de aritmética.

62. ¿Cuántas almas ha envenenado o ha dejado confusas o empequeñecidas para siempre una maestra durante su vida?

Una maestra que no desarrolle correctamente su trabajo puede causar daños severos en la identidad de sus alumnos.

63. La vanidad es el peor vicio de una maestra, porque la que se cree perfecta se ha cerrado, en verdad todos los caminos hacia la perfección.

Un maestro o maestra nunca debe ser vanidoso, debe aceptar por lo contrario que nadie es perfecto.

64. Todo esfuerzo que no es sostenido se pierde.

Para poder alcanzar nuestros objetivos debemos ser perseverantes, esta cualidad es una de las más importantes en la vida.

65. Nada es más difícil que medir en una clase hasta dónde llegan la amenidad y la alegría y dónde comienza la charlatanería y el desorden.

Saber parar los pies a tiempo de los niños y niñas, es un don que muchos profesores no poseen.

66. Hay derecho a la crítica, pero después de haber hecho con éxito lo que se critica.

Para poder criticar algo debemos hacerlo nosotros de una forma más acertada.

67. En el progreso o el desprestigio de un colegio todos tenemos parte.

Todas las personas dentro de un colegio son las causantes de su buena o mala fama.

68. Nada más triste que el que la alumna compruebe que su clase equivale a su texto.

Un alumno será lo bueno que su profesor le haya enseñado a ser, si no consiguen el nivel correcto siempre será por culpa del profesor.

69. La maestra que no respeta su mismo horario y lo altera sólo para su comodidad personal, enseña con eso el desorden y la falta de seriedad.

Un maestro o maestra debe siempre ser un claro ejemplo para los niños, en todos los aspectos que rigen su vida.

70. Soy seca, soy dura y soy cortante. El amor me hará otra contigo, pero no podrá rehacerme del todo.

Al final existen cualidades en nosotros que nadie va a poder cambiar, las que revelan nuestra auténtica forma de ser.

71. Sólo quisiera ser uno de los motivos de tu sonrisa, quizá un pequeño pensamiento de tu mente durante la mañana, o quizá un lindo recuerdo antes de dormir. Sólo quisiera ser una fugaz imagen frente a tus ojos, quizá una voz susurrante en tu oído, o quizá un leve roce de tus labios. Sólo quisiera ser alguien que quieras tener a tu lado, quizá no durante todo el día, pero de una u otra forma, vivir en ti.

Una frase de Gabriela Mistral muy romántica, la facilidad con la que realizaba sus poesías sin duda es increíble.

72. Dame Señor la perseverancia de las olas del mar, que hacen cada retroceso un punto de partida para un nuevo avance.

Mistral sabía muy bien la importancia de la perseverancia, con ella somos imparables.

73. Yo te enseñé a besar, los besos fríos son de impasible corazón de roca. Yo te enseñé a besar con besos míos inventados por mí para tu boca.

Una frase muy sencilla pero a su vez muy interesante, os recomendamos leer la poesía de esta fantástica autora.

74. Me voy de ti con tus mismos alientos: como humedad de tu cuerpo evaporo. Me voy de ti con vigilia y con sueño, y en tu recuerdo más fiel ya me borro. Y en tu memoria me vuelvo como esos que no nacieron ni en llanos ni en sotos.

Olvidar es algo muy difícil de hacer, nuestros recuerdos pueden acompañarnos toda la vida.

75. El amor es paciente, es bondadoso.

El amor, como eje principal de muchos textos de Mistral fue muy relevante en su vida, algo que muchos de nosotros compartimos.