Hermann Hesse (1877 - 1962) fue uno de los más destacados pensadores del siglo XX.

Novelista, pintor y filósofo, el alemán Hermann Hesse ganó el Premio Nobel de Literatura en el año 1946 después de toda una vida dedicada a las letras.

¿Quién fue Hermann Hesse?

Ya desde niño, Hesse mostró predilección por la poesía. Llegó a escapar de un seminario evangélico donde estudiaba puesto que no se le permitía tener acceso a obras literarias y de poesía.

Un tiempo después se desarrolló como librero. A finales del año 1898 publicó su primer poemario, “Canciones románticas”, pero apenas vendió unos pocos ejemplares. Sin embargo, su suerte cambió a raíz de la publicación de “Peter Camenzind”, en el año 1904, y a partir de ese momento pudo dedicarse en cuerpo y alma a escribir.

Frases y pensamientos célebre de Hermann Hesse

Una figura frecuentemente tachada de esquiva y huraña, Hesse tuvo fama de tener un carácter complicado. Varias de sus obras maestras llegaron en su madurez: “Demian” (1919), “Siddharta" (1922), “El lobo estepario" (1927) o “El juego de los abalorios” (1943) conforman las que son, tal vez, sus libros más aclamados.

Su obra ha sido traducida a más de 50 idiomas y han sido objeto de estudio por parte de filósofos y psicólogos. Su interés por el mundo espiritual le llevó a escribir sobre los valores de la sociedad occidental. Un pensamiento fluido y brillante, con una prosa envidiable le convirtieron en uno de los escritores más leídos de la historia moderna.

En este artículo vamos a reproducir algunas de sus frases y citas célebres.

1. ¿Qué puedo decirte que te pueda ser útil, excepto que tal vez estás buscando algo con tanta insistencia que consigues no encontrar nada?

Una frase de Hermann Hesse que nos recuerda que debemos dejar fluir las cosas.

2. Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad.

No hay que confundir las opiniones sobre la realidad con la realidad misma.

3. Como cuerpos, todos somos solteros, como almas, nadie lo es.

Todos tenemos vínculos con otras almas.

4. No debería ser nuestro objetivo convertirnos en otra persona, sino reconocer a los demás, honrar a los demás por el simple hecho de ser como son.

Las relaciones humanas y sus tensiones y conflictos podrían resolverse aplicando esta máxima de Hesse.

5. El pájaro pelea hasta que consigue salir del huevo. El huevo es su mundo. Todo ser viviente debería intentar destruir el mundo.

El ser humano y su necesidad de ir más allá de los límites establecidos.

6. Las personas con carácter y valentía siempre parecen siniestras a los ojos de las demás.

Si tienes unas metas muy claras en la vida es probable que en tu entorno se generen ciertas resistencias y recelos.

7. Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.

Una frase célebre de Hermann Hesse que nos hablan sobre la mentalidad positiva y el locus de control interno.

8. Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.

El poder y las figuras de autoridad no dejan de ser un constructo social.

9. La eternidad es un mero instante, lo suficientemente largo como para bromear sobre ella.

Una reflexión sobre el tiempo que nos revela su filosofía de vida.

10. La felicidad es un ‘cómo’, no un ‘qué’. Es un talento, no un objeto.

Este pensamiento de Hermann Hesse bien podría aparecer en nuestra recopilación de frases sobre la felicidad.

11. Cualquier cosa parece un poco más pequeña cuando se ha dicho en voz alta.

Cuando compartimos una duda o un problema es probable que, solo por el mero hecho de expresarla, mengüe su tamaño.

12. Tal vez las personas como nosotros no son capaces de amar. La gente común sí es capaz… ese es su secreto.

Una frase inquietante sobre la capacidad de expresar amor.

13. La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero.

Una reflexión poética sobre el destino de cada ser humano.

14. Solo estamos asustados cuando no nos sentimos en armonía con nosotros mismos.

Los problemas de autoestima pueden anclarnos en la zona de confort.

15. Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.

En esta reflexión, Hesse nos habla sobre la proyección psicológica.

16. Aquellos que no saben gobernarse a sí mismos están constantemente buscando un líder al que adorar.

El gregarismo, uno de los grandes problemas que surgen cuando no existe pensamiento crítico.

17. El conocimiento puede ser transmitido, pero no la sabiduría.

La sabiduría puede ser experimentada y gozada, pero no existe forma de enseñarla a los demás.

18. Hago mi camino cansado y polvoriento, y detenida y dudosa queda tras de mí la juventud, que baja su hermosa cabeza y se niega a acompañarme.

Extracto de uno de sus más célebres poemas.

19. Cualquier ser humano es capaz de lograr cosas imposibles si alguno de sus ideales está amenazado.

Una frase que nos muestra el carácter soñador e idealista de Hesse.

20. Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos.

El narcisismo puede tener una conexión con la falta de objetivos, según Hermann Hesse.

21. La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros.

Con esta sentencia, el autor alemán nos invita a reflexionar.

22. La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.

Entre sus obras, las reflexiones sobre la belleza son una constante.

23. La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz.

Poco más que añadir a esta hermosa reflexión.

24. El agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.

A pesar de su aspecto líquido, el agua, con el tiempo, es capaz de pulir la dura roca.

25. Si para divertirte necesitas el permiso de los demás, entonces eres verdaderamente un pobre diablo.

Cada uno tiene que ser capaz de encontrar su propio espacio de ocio.

26. Sin palabras, sin escritura y sin libros no existiría Historia, y no podría existir un concepto de humanidad.

La importancia de la transmisión del conocimiento queda plasmada en esta frase.

27. Las palabras no expresan nuestros pensamientos nada bien. Siempre mutan un poco después de ser expresadas, y se muestran un poco distorsionadas, un poco tontas.

Con esta cita célebre de Hermann Hesse terminamos la recopilación de hoy.

Esperamos que os haya parecido interesante el pensamiento de este escritor alemán.