¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 100 mejores frases de Irvin D. Yalom

Una selección de las frases de Irvin David Yalom más inspiradoras.

Las mejores frases de Irvin D. Yalom

Irvin David Yalom es un psicoterapeuta, catedrático de psiquiatría de la Universidad de Stanford y escritor de novelas en las que fusiona a la ficción literaria con los principios de diversas teorías psicológicas o el día a día que pueden experimentar los expertos de esta rama, pero con un toque fantasioso.

En esta recopilación de las frases de Irvin David Yalom encontrarás arias reflexiones interesantes que sirven de inspiración y ayudan a entender la filosofía de vida de este autor.

Las frases de Irvin David Yalom más memorables

Para conocer más sobre la trayectoria y vida de este psicólogo y escritor, traemos una recopilación de frases y reflexiones de Irvin Yalom.

1. Cada persona debe elegir cuánta verdad puede soportar.

No todos están dispuestos a escuchar la verdad.

2. Amar significa estar activamente preocupado por la vida y el crecimiento del otro.

El amor es para ayudarnos a superarnos, no mantenernos atados.

3. Es más fácil, mucho más fácil, obedecer a otro que mandarse a uno mismo.

¿Por qué tendemos a complacer a los demás y no a nosotros mismos?

4. Para poder tener una relación con otra persona, uno debe tener una relación consigo mismo.

Si no estás conforme con quién eres, no podrás ser feliz con alguien más.

5. Es más fácil enfrentarse a la mala reputación que a la mala conciencia.

Muy pocas personas son capaces de escuchar a su conciencia.

6. Se accede a la verdad –prosiguió Nietzsche– a través de la incredulidad y el escepticismo, no a través del deseo infantil de que algo se produzca.

La verdad es el resultado de lo que buscamos para resolver nuestra ignorancia.

7. He reducido mis obligaciones a una sola: perpetuar mi libertad.

La libertad es poder hacer lo que amamos en nuestra vida.

8. ¡Debe elegir entre la comodidad y la investigación verdadera!

No todos son capaces de ver la realidad porque esta puede ser muy cruel.

9. Debes estar listo para quemarte en tu propia llama. ¿Cómo podrías volverte nuevo si antes no te hubieras convertido en cenizas.

No podemos llegar al verdadero éxito si no aprendemos de nuestros errores.

10. El matrimonio y su séquito de posesión y celos esclavizan al espíritu.

Un matrimonio sin amor y compromiso, es igual que una cárcel.

11. Para construir niños, primero debes ser construido tú mismo. De lo contrario buscarás hijos por necesidades animales, o por soledad, o para remendar los agujeros en ti mismo.

Tener hijos para llenar alguna clase de vacío n o te permitirá formar una familia estable.

Citas de Irvin Yalom

12. La soledad sólo existe en soledad. Cuando se comparte, se evapora.

La soledad es ese espacio de desesperación e incomodidad con nosotros mismos.

13. Si quieres elegir el placer de crecer, prepárate para un poco de dolor.

Cuando sufrimos aprendemos cosas que no podemos saber de ninguna otra forma.

14. El dolor está ahí, cuando cierras una puerta, toca para entrar a otro lado.

No podemos evitar el dolor, pero sí podemos elegir cómo reaccionamos a este.

15. Sólo el sanador herido puede sanar de verdad.

Sanamos por completo cuando aceptamos lo que sucedió y podemos dejarlo atrás.

16. Nos convertimos en extraños.

Parte de crecer es dejar atrás a aquellas personas que no caminan por el mismo rumbo que tú.

17. ¡No es la verdad lo que es sagrado, sino la búsqueda de nuestra propia verdad! ¿Hay algún acto más sagrado que la auto-indagación.

Cuando nos conocemos por completo, somos capaces de luchar por lo que queremos, sin importar lo que digan los demás.

18. La verdadera elección, la elección completa, solo puede florecer bajo el resplandor de la verdad.

Recuerda que cualquier elección que hagas puede cambiar tu futuro.

19. La confianza en Dios no es una elección para un hombre. No es una elección humana, sino la búsqueda de una ilusión externa a nosotros.

Hay quienes se aferran a sus creencias para no hacerse responsable de sus actos.

20. Háblame de morir en el momento adecuado. - ¡Vive mientras vivas!

En lugar de darle tanta importancia a la muerte, deberíamos colocar todas nuestras fuerzas en vivir.

21. Odio a los que me roban la soledad sin ofrecerme a cambio verdadera compañía.

La perfecta explicación para ‘es mejor estar solo que mal acompañado’.

22. Necesito magia. No puedo vivir en blanco y negro.

Cada persona vive su vida de la forma en que percibe al mundo.

23. La angustia de la muerte es la madre de todas las religiones que, de una u otra forma, intentan atemperar la angustia de nuestra finitud.

Una reflexión sobre ese castigo o recompensa eterna luego de la muerte que se explican en todas las religiones.

24. Debería haberme convertido en un yo antes de haberme convertido en un nosotros.

Si no estás bien contigo mismo, tus problemas repercutirán en tu vida en pareja.

25. Cuanto menos vivida sea tu vida, mayor será tu ansiedad ante la muerte.

Solo aquellos que no hacen lo que aman, son los que más temen a la muerte.

26. En esa carta yo decía que había una división básica entre los hombres: los que aspiran a la paz espiritual, para quienes la felicidad reside en creer y abrazar la fe; y los que buscan la verdad, que dejan a un lado la paz mental y dedican la vida a la investigación.

Dos tipos de personas y sus elecciones de vivir.

27. Hay quienes no pueden aflojar sus propias cadenas y sin embargo pueden liberar a sus amigos.

Ocurre cuando las personas no se creen merecedoras de felicidad, a diferencia de sus amigos, que lo merecen todo.

28. Somos todos criaturas de un día; tanto el que recuerda como el recordado.

Es el presente que vivimos, no el pasado o el futuro.

29. Imaginar los finales puede ayudarnos a enfrentar el presente con más vitalidad.

Analizar los posibles destinos que te esperan, te ayuda a tomar mejores decisiones.

30. Todas las acciones son autodirigidas, todo servicio es egoísta, todo amor es egoísta.

Somos egoístas por naturaleza porque siempre esperamos algo a cambio de lo que hacemos.

31. Sueño con un amor que es más que dos personas anhelando poseerse mutuamente.

El amor no es posesión, es compartir la libertad para crear un nuevo mundo.

32. Algún día pronto, tal vez dentro de cuarenta años, no habrá nadie vivo que me haya conocido. Ahí es cuando estaré realmente muerto, cuando exista en ninguna memoria.

¿Cuando ya nadie nos recuerde, es cuando estaremos realmente muertos?

33. Mira por la ventana del otro. Intenta ver el mundo como te ve tu paciente.

El secreto detrás de las sesiones terapéuticas.

34. La ansiedad ante la muerte de muchas personas es alimentada... por la decepción de no haber alcanzado nunca su potencial.

Es saber que nuestro tiempo es limitado y no hemos hecho lo que siempre hemos querido.

35. Cada persona es dueña de su propia muerte. Y cada uno debía afrontarlo como mejor le pareciera.

La muerte es una experiencia personal y todos tienen su forma de verla.

36. Tarde o temprano ella tuvo que renunciar a la esperanza de un pasado mejor.

Renunciar al pasado deseado y que no tuvimos nos permite perseguir un mejor futuro.

37. El amor es una forma de ser, un dar, no un enamorarse, un modo de relacionarse en general, no un acto limitado a una sola persona.

Podemos amar de miles de formas, no solo como un amor romántico.

38. Cuando nos quedamos huérfanos, ya no hay nadie entre nosotros y la tumba.

Una reflexión sobre no tener a nadie más a nuestro alrededor que nos recuerde.

39. Una cosa que tengo clara es que es importante no dejar que tu vida te viva.

Si dejamos que las cosas pasen por encima de nosotros en realidad las estamos dejando perder.

40. Disecciona tus motivos con mayor profundidad. Descubrirás que nadie nunca ha hecho nada enteramente por los demás.

Antes de enfocarte en alguien más, trata de trabajar en tí mismo.

41. La evidencia que respalda la efectividad de la terapia grupal y el sentimiento predominante en la profesión de la salud mental es lo suficientemente fuerte como para que sea difícil defender la idoneidad de la unidad de hospitalización que intentó operar sin un programa de grupos pequeños.

Siempre es más fácil enfrentar algo o sanar si se comparte con alguien que entienda tu situación.

42. La autoconciencia es un regalo supremo, un tesoro tan precioso como la vida. Esto es lo que nos hace humanos.

Es lo que nos diferencia de otras especies, nuestra capacidad para saber actuar y entender a los demás.

43. Se necesita caos y frenesí dentro de ti para dar a luz a una estrella danzante.

Todo el ruido que nos perturba por dentro puede ser una gran fuente de inspiración.

44. Aunque las piedras no pueden oír ni ver, todas suplican con tristeza que no las olviden.

El recuerdo es lo que nos hace inmortales.

45. No tomar posesión de tu proyecto de vida es dejar que tu existencia sea un accidente.

La importancia de crear un plan de acción para nuestro futuro.

46. Más enamorado del deseo que de lo deseado.

Hay cosas que queremos tener y cuando las tenemos, pierden su atractivo.

47. La muerte, sin embargo, pica. Pica todo el tiempo. Siempre está con nosotros, arañando alguna puerta interior.

Todos pensamos en la muerte en algún momento.

48. En la medida en que uno es responsable de su vida, uno está solo.

Verás que no todos los que están a tu alrededor estarán allí siempre, cuando decides mejorar para tí mismo.

49. Ahora creo que los miedos no nacen de la oscuridad; más bien, los miedos son como las estrellas: siempre ahí, pero oscurecidos por el resplandor de la luz del día.

Los miedos viven dentro de nosotros, lo importante es que no nos dominen.

50. La vida como terapeuta es una vida de servicio en la que diariamente trascendemos nuestros deseos personales y transformamos nuestra mirada en las necesidades y el crecimiento de los demás.

Su experiencia como terapeuta y lo que significa para él.

51. Debo evitar ser uno de esos que se llaman buenos porque no tienen garras.

Hay quienes se disfrazan de amables para sacar un beneficio personal.

52. La conciencia es sólo una película traslúcida que cubre la existencia: el ojo trinado ve a través de ella, vislumbrando fuerzas primitivas, los instintos, el verdadero motor de la voluntad de poder.

Una interpretación de lo que significa la conciencia.

53. Toda visión es relativa, como lo es todo conocimiento. Inventamos nuestras experiencias. Y lo que inventamos lo podemos destruir.

Podemos cambiar la forma en cómo vemos el mundo.

54. Nuestra existencia está para siempre ensombrecida por el conocimiento de que creceremos, floreceremos e inevitablemente decaer y morir.

Una reflexión sobre qué nos enfocamos más en que algún día moriremos en lugar de disfrutar la vida que tenemos ahora.

55. No dejo ningún punto de vista personal sobre la religión porque quiero quitarle algo que ofrece comodidad al paciente. Nunca quiero quitarle algo cuando no tengo nada mejor que ofrecerle de alguna manera.

A veces la religión de una persona es su forma de expresar las esperanzas que posee.

56. La vida es una chispa entre dos vacíos idénticos, la oscuridad antes del nacimiento y la oscuridad después de la muerte.

Una chispa que expandimos a medida que crecemos.

57. ¿No es la tarea de un buen padre permitir que sus hijos se vayan de casa?

Un buen padre es aquel que les enseña a sus hijos a ser independientes.

58. La muerte pierde su terror cuando uno muere, cuando ha consumado su vida.

En el momento justo en que ya nos vamos, es que dejamos atrás nuestras ataduras.

59. Hay fronteras y hay fronteras. Las etiquetas hacen violentas a las personas.

Cuando te arrinconan toda tu vida, es difícil que aspires a algo más que ser alguien agresivo.

60. La desesperación es el precio que uno paga por la autoconciencia. Mira profundamente en la vida y siempre encontrarás desesperación.

Mientras más entendemos cómo se maneja el mundo, la desesperanza crece.

61. Si subimos lo suficientemente alto alcanzaremos una altura desde la cual la tragedia dejará de parecer trágica.

La tragedia pierde su impacto cuando existen más momentos felices que nos llenan.

62. Morir es duro. ¡Siempre he sentido que la máxima recompensa de los muertos es no morir nunca más!

Vivir para siempre en la mente de aquellos que amaron o a quienes tocaron de alguna u otra manera.

63. Uno se convierte en el padre de sí mismo o sigue siendo el hijo eterno.

Si eliges ser independiente o ser dependiente de alguien más.

64. Muchas personas están desesperadas porque sus sueños no se han hecho realidad, y se desesperan aún más porque no se han hecho realidad.

Un bucle infinito de desesperación que no nos permite buscar una salida.

65. Está por llegar el momento en que habrás olvidado todo; y está por llegar el momento en que todos se habrán olvidado de ti.

Tarde o temprano todo llega a su final.

66. Está mal tener hijos por necesidad, está mal usar a un niño para aliviar la soledad, está mal proporcionar un propósito en la vida reproduciendo otra copia de uno mismo,

Eso solo creará una cadena de daño y dolor a las futuras generaciones.

67. Me pregunto quién será esa persona para mí. ¿La muerte de quién me hará verdaderamente muerto?

¿Quién será la última persona que nos recuerde?

68. Todo es efímero: tanto la memoria como el objeto de la memoria.

Las cosas vienen y se van, no importa el tiempo que duren.

69. La realidad no es algo que esté disponible en el exterior sino algo que cada uno de nosotros construye, o fabrica, hasta un grado importante.

La realidad es lo que entendemos del mundo que vemos.

70. La vida es una cosa miserable. He decido pasar mi vida pensando en ello.

Cada persona decide cómo ve su vida.

71. Piensa siempre que pronto no serás nadie y no estarás en ningún lado.

Aceptar nuestra muerte debería llevarnos a enfocarnos en disfrutar nuestra vida.

72. Ahora debe aprender a enfrentarse a su vida y tener el coraje de decir: "Así lo elegí". El espíritu de un hombre se construye en función de sus decisiones.

Con cada cosa que eliges, debes asumir las consecuencias de esto.

73. La profundidad es a menudo el punto de partida para superar la ansiedad ante la muerte.

Una forma de quitarnos el miedo a morir.

74. El amor maduro es amar, no ser amado.

¿Estás de acuerdo con esta idea?

75. Si uno no vive en el momento adecuado, entonces nunca podrá morir en el momento adecuado.

Quién no vive su vida en plenitud, no podrá descansar en paz.

76. Estoy escuchando. A veces veo mejor con los ojos cerrados.

Es frecuente que nuestros ojos nos engañen, por eso debemos aprender a escuchar.

77. Una de las principales funciones de un amigo es sufrir, de una forma más dulce y simbólica, los castigos que quisiéramos y no pudiéramos infligir a nuestros enemigos.

¿Nuestros amigos pagan por la furia que sentimos?

78. No discutas: perderás; y aunque ganes, perderás.

Siempre hay que saber a quién enfrentarnos y los momentos en que es mejor callar.

79. Tal elección, la elección de otro por lo sobrenatural, es siempre debilitante. Siempre hace a un hombre menos de lo que es.

El poder que infligen nuestras creencias místicas.

80. Te conviertes en quien eres, y ¿cómo puedes descubrir quién y qué eres sin la verdad?

No puedes llegar a ser quién quieras ser, si no te conoces por completo.

81. Nuestra responsabilidad ante la vida es crear lo superior, no reproducir lo inferior.

Debemos procurar mejorar y no retrasarnos.

82. Algún día cercano, tal vez dentro de cuarenta años, no habrá nadie vivo que me haya conocido. Ahí es cuando estaré realmente muerto, cuando no exista en la memoria de nadie

¿La verdadera muerte es dejar de ser recordado?

83. En un estudio que hicimos sobre el duelo, descubrimos que un número bastante impresionante de viudas y viudos no había regresado simplemente a su funcionamiento anterior a la pérdida, sino que se había cultivado.

Las personas nunca vuelven a ser las mismas después de enfrentar una pérdida.

84. Ya sea que viva mucho o poco tiempo, estoy vivo ahora, en este momento.

No importa el tiempo, sino lo que hacemos en este.

85. Cuidar de otro individuo significa conocer y experimentar al otro lo más plenamente posible.

Una relación profunda que sólo sigue creciendo.

86. La obsesión por el amor a menudo sirve como una distracción, evitando que la mirada del individuo tenga pensamientos más dolorosos.

Estar eternamente enamorados impide que se crea un compromiso real en una relación y se rompa con cualquier dificultad que salga.

87. Los terapeutas tienen una doble función: deben observar y participar en la vida de sus pacientes

El trabajo en el que se involucran los terapeutas.

88. Florezco por mi propio bien, porque me agrada, y no por el bien de los demás. Mi alegría consiste en mi ser y en mi florecimiento.

Mejora por tí y para tí, no pensando en los demás.

89. Nos deleitamos no solo en el crecimiento de nuestro paciente, sino también en el efecto dominó: la influencia saludable que nuestros pacientes tienen sobre aquellos que tocan en la vida.

El resultado favorable que todo especialista desea lograr con sus pacientes.

90. El deseo de ponerse en manos de Dios no es la verdad. No es más que un deseo infantil.

Una de las ideas principales y más arraigadas de Nietchze.

91. Es más fácil eludir algo cuando a uno se lo dicen desde afuera que cuando surge de las profundidades del propio ser.

Tendemos más a escuchar la opinión de los demás que nuestra propia voz.

92. Si no somos capaces de abrazar nuestra propia soledad, utilizaremos al otro como escudo contra nuestra soledad.

El peligro de ver la soledad como algo negativo.

93. Mientras haya ignorancia habrá adhesión a la superstición. Disipar la ignorancia es la única solución.

La ignorancia es el mal que crea preconceptos dañinos para todos.

94. El pasado es parte de tu conciencia presente; forma los espectáculos a través de los cuales experimentas el presente.

Nunca hay que ignorar el pasado pero tampoco hay que aferrarnos a este.

95. Crearse a uno mismo es un motivo de gran orgullo, pero también genera una sensación de no tener fundamentos.

No hay nada malo en enfocarnos en nuestro crecimiento propio.

96. Cuando un hombre es presa de sus emociones no es dueño de sí mismo, sino que está a merced de la fortuna.

Sobre lo necesario que es aprender a manejar nuestras emociones.

97. Si mata a Dios, también debe dejar el refugio del templo.

No puedes dejar algo pero con la necesidad de volver.

98. ¡Amo lo que nos hace más de lo que somos!

Todos tenemos la capacidad de ser mejores versiones de lo que ahora somos.

99. Creo que, aunque la ilusión a menudo alegra y consuela, al final invariablemente debilita y constriñe el espíritu.

Cuando nos aferramos a una mentira no somos capaces de salir adelante por nuestra cuenta.

100. Cuanto más falles en experimentar tu vida plenamente, más temerás a la muerte.

La verdadera razón por la cual la muerte es una amenaza constante.

Psicóloga

Adriana Méndez es psicóloga integral, graduada en la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado de Venezuela. Apasionada de la escritura, la lectura y la divulgación científica, especialmente en el campo de la salud mental.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados