Javier Ángel Encinas Bardem, más conocido como Javier Bardem, es un conocido actor español nacido en Las Palmas de Gran Canaria durante el año 1969.

Siendo descendiente de una célebre saga de actores, Bardem comenzó a trabajar en el mundo de la interpretación cuando solo era un niño. Cabe destacar que durante su tierna infancia este actor principalmente se centró en el rugby, un deporte en el que rápidamente destacaría, llegando a debutar en las categorías inferiores de la selección española durante los años 80.

Gracias a Pedro Almodóvar, Bardem consiguió hacerse mundialmente famoso y poco tiempo después este actor consiguió por medios propios, convertirse en uno de los actores más interesantes de todo el panorama cinematográfico actual.

Frases célebres de Javier Bardem

A continuación podrás disfrutar de una selección de las 70 mejores frases de Javier Bardem, el que sin ninguna duda es uno de los actores españoles más internacionales de todos los tiempos.

1. Este gran mundo imperialista llamado Estados Unidos nos ha hecho creer que un Oscar es lo más importante en el mundo para un actor. Pero si lo piensas durante cinco minutos, te das cuenta de que no puede ser.

Lo más importante para un actor siempre debe ser su carrera, no un determinado premio en concreto.

2. Me miro a mí mismo y veo a una persona española que está tratando de ser entendida por un público de habla inglesa y está poniendo mucha energía en eso, en lugar de expresarse libremente y sentirse cómodo.

Bardem siempre ha intentado convertirse en un actor verdaderamente universal, su deseo personal es que tanto hispanos como anglosajones, puedan disfrutar de todas sus películas con la misma intensidad.

3. A veces me digo, ¿Qué haces en este absurdo trabajo? ¿Por qué no vas a África y ayudas a la gente? Pero no puedo ayudar a las personas, porque soy hipocondríaco.

Las injusticias siempre han preocupado profundamente a este célebre actor, pero por desgracia estas son demasiadas como para que él solo pueda hacerles frente.

4. Pero no me llames actor. Solo soy un trabajador. Soy un artista. No digas que lo que estoy haciendo es arte.

La interpretación es mucho más para él que un simple trabajo, un oficio maravilloso gracias al cual este actor ha descubierto nuevas formas de poder entender el mundo.

5. Quiero actuar porque no sé hacer otra cosa.

A sus 51 años, Javier Bardem ya no se ve realizando ningún otro oficio, pues como todos sabemos la interpretación sin duda ha sido siempre su gran vocación.

6. Lo único que puedo hacer es actuar, pero no es algo que me haga sentir cómodo. Me cuesta mucho, porque soy una persona tímida, incluso si no lo veo.

En la actualidad este actor aún conserva cierta timidez, una curiosidad sobre este actor que muchos de nosotros posiblemente hasta ahora desconocíamos.

7. No sé conducir un auto.

A día de hoy este actor por fin ya ha conseguido el carnet de conducir y disfruta en gran medida cuando conduce su Lincoln Navigator por las calles de la ciudad de Madrid.

8. Vivo en España. Los Oscar son algo que están en la televisión el domingo por la noche. Básicamente, muy tarde en la noche. No miras, solo lees las noticias después de quién ganó o quién perdió.

Los Oscar en España no tienen un gran seguimiento, algo lógico si tenemos en cuenta que estos premios suelen representar sobretodo al cine norteamericano.

9. Respeto la fe de las personas, pero no respeto su manipulación de esa fe para crear miedo y control.

La fe puede ser una herramienta muy poderosa en la vida de las personas, tanto si deseamos hacer el bien como si deseamos hacer el mal.

10. Trabajaré con un director que tenga buen material porque al final del día, eso es lo que cuenta.

Si una película no posee un buen guión será imposible que ésta triunfe en taquilla. La trama argumental de una película es uno de sus factores más relevantes.

11. El premio es importante para atraer a la gente al cine. Ese es el único significado principal de cualquier premio.

Ganar un Oscar puede permitir a un actor dar una mayor visibilidad a todos sus trabajos. Algo que sin duda puede venirle realmente muy bien a la carrera profesional de cualquiera.

12. Los premios se hicieron en Hollywood, en cualquier momento en que se creó. Son para promocionar las películas de los demás. Tú me das un premio, yo te doy un premio y la gente creerá que hacemos grandes películas e irán a verlas. Sigue siendo lo mismo.

Como dice Bardem en esta cita, los Oscar son una forma muy efectiva de promocionarse, algo que como muchos de nosotros sabemos a la industria del cine le interesa en demasía.

13. Algunas actuaciones y películas de calidad tienen la oportunidad de ser recompensados, pero no es como si fuera una biblia.

Aunque una película sea premiada, no significa directamente que esta posea una calidad por encima de lo normal. Como dice este actor los premios son en la mayoría de los casos simples tácticas publicitarias.

14. Realmente no tengo ninguna fórmula para las elecciones que hago.

Uno nunca sabe dónde le llevará la vida, a veces no dar demasiadas vueltas a los problemas es la mejor opción.

15. Realmente no me importa de dónde vienen las películas, siempre que valga la pena hacerlas.

Como vemos, a Bardem no le importa el tema de la financiación, para él lo único importante de una película es su faceta más artística.

16. Los actores siempre decimos cuán difícil y físicamente exigente fue un papel. Pero dame un respiro, es solo una película.

Algunos papeles exigen un gran cambio físico al actor que los interpreta, un cambio que en muchas ocasiones quizás no sea tan relevante como muchos solemos pensar.

17. ¿Qué tiene que ver mi actuación con la de Russell Crowe? Nada. Si interpreto Gladiator y todos interpretamos Gladiator con Ridley Scott en la misma cantidad de tiempo, tal vez tengamos la oportunidad de ver quién lo hizo mejor.

Algunos papeles cinematográficos son prácticamente imposibles de imitar, una gran verdad con la que este conocido actor ha aprendido a convivir.

18. Un premio no necesariamente te convierte en un mejor actor.

Los premios no siempre se dan a quienes más los merecen, para muchos de nosotros quizás sea una injusticia pero por desgracia así es la triste realidad.

19. Disfruto de mi trabajo siempre que pueda crear un personaje, de lo contrario es aburrido.

Solo algunos papeles son realmente interesantes bajo su punto de vista, los demás suelen ser vistos por él como un simple trámite.

20. La celebridad es muy rara.

La celebridad tiene aspectos positivos y también negativos, pues como suele decirse: A veces no es oro todo lo que reluce.

21. Ahora, hay tantas películas, tantos festivales y tantos premios en curso, cada uno juzgado entre sí, como si su trabajo fuera peor que otros y eso no es justo. ¿Cómo puede saber qué es lo mejor y lo peor de estos premios? Estamos hablando de arte.

El mundo del cine no debería caer en la banalización de su arte, algo que por desgracia en la actualidad, parece ser que no se está gestionando ni mucho menos de la mejor manera posible.

22. Vivimos en el momento en que todo este negocio de películas es una locura.

La industria del cine nunca en la historia ha manejado tanto dinero, actualmente es sin ninguna duda uno de los negocios más rentables del mundo.

23. Mi preocupación es seguir respetando mi trabajo como lo he hecho desde que comencé como actor y solo podría hacerlo si soy lo suficientemente fuerte como para seguir haciendo lo que creo que es mejor de una manera artística.

Al igual que otros muchos grandes actores, él siempre ha sentido un profundo respeto hacia el arte que practica. La interpretación es como sabemos mucho más para él que simplemente su profesión.

24. Si alguna vez recibo una llamada telefónica que dice ¿Te gustaría trabajar con Al Pacino? Me volvería loco.

Como vemos, este actor siente una gran devoción hacia su compañero de profesión Al Pacino, un célebre y muy conocido actor el cual siempre ha sido un gran referente para Bardem.

25. Creo que estamos viviendo en tiempos egoístas. Soy el primero en decir que soy el más egoísta. Vivimos en el llamado "primer mundo", y podemos ser los primeros en muchas cosas como la tecnología, pero estamos detrás de la empatía.

La sociedad en la que vivimos tiene muchas luces pero también muchas sombras, ninguna clase social en este mundo está completamente libre de aspectos negativos.

26. Cada vez que me despierto, me veo como si alguien me golpeara.

Ciertamente Bardem no es el hombre más atractivo del mundo, pero él siempre tuvo muy claro, que nunca dejaría que algo tan superfluo como la belleza le frenase en su carrera profesional.

27. Tengo este problema con la violencia. Solo he hecho una película en casi 20 años donde maté gente. Se llama Perdita Durango. Es una película española. Estoy muy orgulloso de la película, pero me sentí raro haciendo eso.

La violencia no es atractiva para él, este tipo de papeles podría decirse que distan mucho de ser sus preferidos.

28. Lo personal es algo de lo que nunca he hablado. Y nunca lo haré. Eso está prohibido. Mi trabajo es público. Pero eso es todo. Cuando no estás trabajando, no tienes la obligación de ser público.

Su vida personal es muy importante para él y por eso mismo esta siempre debe quedar totalmente apartada de la opinión pública.

29. Solía ​​ser un buen chico de fiesta. Estoy viejo. Soy un hombre viejo. Tú pagas las consecuencias. Estoy bien con un par de tragos, no más que eso.

Estando ya en su madurez el mundo de la fiesta ha quedado en un segundo plano. Un cambio en su estilo de vida que también solemos compartir la mayoría de los hombres.

30. Cuando me veo a los 14 años puedo poner mis manos sobre mi cabeza y pensar: ¿Cómo podría haber hecho eso? Pero en ese momento tenía sentido para mí. Haces lo mismo cuando tienes 20 años. Y ahora, cuando miras a las personas que tienen 20 años, te preguntas: ¿Era así? ¿Realmente era así?

Con el pasar de los años todos vamos cambiando. Según en la etapa de la vida que nos encontremos todos solemos actuar de ciertas formas algunas de ellas muy concretas.

31. Realmente, no veo nada de esto.

Aquellos temas que no son interesantes para él simplemente no tienen cabida en su vida. La vida es demasiado corta como para preocuparnos por cosas que realmente no tienen nada que ver con nosotros.

32. Me golpearon emocional y físicamente en el estómago. Este no es un lugar donde vas y entregas las líneas y luego regresas. Es una especie de experiencia que cambia la vida. Pero no puede ser mejor que esto para ningún actor: es como una ópera.

Ciertas experiencias pueden cambiarnos para siempre, quizás aquellas pruebas más difíciles que la vida nos interponga, finalmente nos acaben convirtiendo en mejores personas en el futuro.

33. Todos en España están hartos de mí. Pero en Estados Unidos, hay curiosidad sobre el nuevo chico de la cuadra que no habla inglés muy bien. La atención me hace sentir vulnerable, que es algo que no había sentido en mucho tiempo. Pero me gusta.

Cuando este actor llegó al cine norteamericano fue toda una revolución, los medios no tardaron mucho tiempo en convertirlo en uno de los actores más codiciados de Hollywood.

34. Mi verdad, lo que creo, es que no hay respuestas aquí y, si está buscando respuestas, será mejor que elija la pregunta con cuidado.

Como vemos, Bardem no es un hombre que se deje manipular con facilidad por los entrevistadores. Su opinión y su verdad, son para él ideas totalmente inamovibles.

35. Siempre he dicho que jugar rugby en España es como ser un torero en Japón.

El rugby en España es ciertamente un deporte minoritario, en la actualidad por desgracia son muy pocas las personas que practican este conocido deporte en el país ibero.

36. Pero recuerdo el momento en que murió mi padre. No era un católico muy comprometido de antemano, pero cuando sucedió, de repente todo se sintió tan obvio: ahora creo que la religión es nuestro intento de encontrar una explicación, para que nos sintamos más protegidos.

Siempre que la necesitemos, la religión estará ahí como herramienta, para ayudarnos a superar nuestros baches emocionales más complicados.

37. Y todo el asunto del Oscar, eso es simplemente surrealista: pasas meses y meses haciendo promociones, y luego vuelves a la realidad con esta cosa dorada en tus manos. Lo pones en la oficina y luego solo tienes que mirarlo sentado en el estante. Y, después de aproximadamente dos semanas, usted dice: ¿Qué está haciendo eso allí?

El premio Oscar sin duda fue un gran regalo para él, pero la vida continuaba y Bardem sabía que aún quedaba mucho trabajo por realizar.

38. Me retiré del rugby porque era viejo y me estaba volviendo muy lento.

El tiempo pasa para todo el mundo y también pasó para este conocido actor. Como todos sabemos, el deporte es tan exigente que uno profesionalmente no puede practicarlo durante toda su vida.

39. Cuando sabes que las personas están realmente en paz con quienes son y lo que hacen, colaboran y quieren ayudarte a mejorar.

Rodearnos de personas afines a nosotros, siempre será algo que nos ayudará a poder conseguir todos nuestros objetivos personales.

40. Desea hacer bien su trabajo para que la gente en el futuro diga: Está bien, no está mal, contratémoslo.

Si hacemos bien nuestro trabajo y somos honestos, siempre surgirán nuevas ofertas laborales para nosotros. Pues ya lo dice el refrán, uno siempre recoge lo que siembra.

41. No hay término medio en Hollywood; eres un fracaso o eres un éxito. Esa mentalidad es salvaje.

Triunfar en Hollywood es algo realmente complicado, son muy pocas las personas que logran hacerse un hueco en este tan codiciado ambiente laboral.

42. Estoy felizmente casado.

El matrimonio ciertamente le ha ayudado a estabilizar su vida, algo que ha muchos de nosotros seguro también nos sucedió.

43. Tengo un hombre y una mujer en el mismo cuerpo; Tengo los valores masculino y femenino en el mismo cuerpo.

Como nos dice esta cita, Bardem está en permanente contacto con su lado más femenino. Haber crecido siempre rodeado de mujeres, le ha permitido con el paso de los años tener la capacidad de poder ponerse en la piel de ellas.

44. El hecho de que me guste hacer personajes no significa que me guste ver cómo se hacen mis personajes, mi actuación.

No a todos los actores les gusta verse a sí mismos en la gran pantalla, este actor siempre ha pensado que no debe ser él quien valore su trabajo sino el público en general.

45. Me criaron para no tener miedo de mostrar emoción o imaginación.

No debemos tener nunca miedo de expresarnos tal y como somos. Mostrar una actitud positiva frente a la vida puede ser una llave que más tarde nos abra muchas puertas a nivel profesional.

46. Realmente agradezco a quien esté allá arriba por darme la oportunidad de ser amado.

Muchos de nosotros deberíamos estar agradecidos por todo lo que tenemos, pues probablemente en realidad tengamos mucho más que la mayoría de personas.

47. Bond es la franquicia de más larga duración y hay una razón para eso: son películas de acción pero también son tocadas por los eventos actuales sin ser políticas o demasiado serias.

James Bond es una de las mayores franquicias del mundo cinematográfico, estas películas se llevan rodando cerca de 70 años y el codiciado papel de Bond lo han interpretado ya 8 actores diferentes.

48. No hay un buen lado de la celebridad.

Ser conocidos puede meternos en numerosos problemas, pues al fin y al cabo la celebridad podemos verla como poner una gran diana en nuestras espaldas.

49. La vida no es perfecta.

La vida es una sucesión de altibajos. Aunque mañana seamos ricos y famosos siempre tendremos que lidiar con ciertos problemas diarios.

50. Cuando pones gasolina en tu auto, estás haciendo una declaración política, porque estás apoyando a los imperios que controlan y continúan la destrucción de algunos países.

Bardem ha hablado muchas veces sobre la importancia del cambio climático y sobre el llamado efecto invernadero, pero por otra parte también conduce un vehículo que es extremadamente contaminante. Una forma de actuar que ciertamente puede darnos mucho que pensar.

51. La gente ha nacido en campos de refugiados y se están cansando de eso.

Los conflictos internacionales nunca han dejado de sucederse, desgraciadamente millones de personas en todo el mundo viven en una situación de pobreza extrema.

52. Hago un trabajo y tengo la suerte de hacer un trabajo que me encanta, pero es difícil. No digo que sea tan difícil como trabajar en una mina de carbón, pero sigue siendo difícil de una manera diferente. A veces tienes que pasar por viajes emocionales muy fuertes y luego volver a ti mismo. Y eso puede ser difícil de controlar.

La interpretación puede hacernos vivir situaciones emocionalmente duras, unas experiencias personales que indiferentemente de si son positivas o negativas, a partir de ese momento nos acompañarán durante toda nuestra vida.

53. Vivimos en un mundo de negación, y ya no sabemos cuál es la verdad.

La verdad no siempre es la conclusión más obvia para poder conocer la auténtica verdad, deberemos antes poseer absolutamente todos los datos sobre el tema que estamos estudiando.

54. Imagine la situación entre Israel y Palestina. Es un gran desastre. Puedes estar de un lado o del otro. Pero lo que está claro es que hay una necesidad urgente de una solución allí y que se ha estado prolongando durante tanto tiempo.

Los conflictos en oriente medio están perdurando demasiado en el tiempo, tanto palestinos como israelíes sin duda deberían intentar llegar a un consenso lo antes posible.

55. Yo creo en las personas.

Existen personas buenas y personas malas, no debemos caer nunca en la fácil conclusión de que quizás todos somos iguales.

56. Incluso en las regiones más oscuras, las personas han descubierto su derecho a la libertad.

Como seres humanos todos debemos poseer ciertos derechos inalienables, ningún gobierno del mundo tiene derecho a despojarnos de nuestra dignidad.

57. Sabes que no me gusta hablar de mi vida personal.

Su vida privada siempre debe estar lo más alejada posible de los medios, así que Bardem nunca dudará en espetar frases como estas, a todos aquellos que le pregunten por ella.

58. Las clases medias y trabajadoras están pagando la deuda que crearon los mercados financieros.

La crisis del 2008 no ha afectado de forma justa a todas las capas de la sociedad, por desgracia los pobres como siempre han sido los que se han llevado la peor parte.

59. No puedo imaginar cómo sería ser James Bond las 24 horas. Eso debe ser agotador.

James Bond es un personaje que como sabemos, vive su vida al límite. La mayoría de nosotros no aguantariamos ni una sola hora siendo James Bond.

60. Siempre he dicho que no creo en Dios, creo en Al Pacino.

Al Pacino es sin ninguna duda uno de los mejores actores de todos los tiempos y todo un claro referente profesional para este célebre actor español.

61. Cuando nací, había una idea muy aislada de lo que significaba ser hombre o mujer, y pertenecía a un género u otro.

La sociedad muchas veces nos educa de una determinada forma siendo únicamente diferenciados por nuestro género, quizás deberíamos plantearnos la idea de educar a niños y niñas exactamente de la misma manera.

62. Lo bueno de ser actor, y el don de ser actor, es que estás hermosamente obligado a ver el mundo con otros ojos.

La interpretación es una actividad que puede permitirnos experimentar en nuestros propios cuerpos, las ideas y vidas de otras personas. Algo que ninguna otra práctica en el mundo posiblemente puede igualar.

63. No creo en los estereotipos. La mayoría de las veces, los estereotipos son solo eso.

No debemos permitir que las ideas de terceras personas dirijan nuestras vidas, los estereotipos siempre son ideas preconcebidas de las que todos deberíamos deshacernos.

64. Muchas personas no tienen la opción de elegir a sus amigos y a las personas por las que están siendo manipulados. Gracias a Dios, tengo esa opción. Puedo usar mi juicio y elegir.

No todos los días encontramos a personas realmente afines a nosotros, los amigos de verdad en este mundo en el que todos vivimos, son mucho más escasos de lo que imaginamos.

65. Cuando representas a alguien que tiene un peso emocional muy específico, sientes que realmente estás empezando a abandonar tu propio cuerpo e ir a otro lugar.

La interpretación puede ayudarnos a realizar una gran labor de introspección, algo que con ninguna otra actividad podremos realizar con la misma efectividad.

66. Soy un gran creyente en dobles de dobles. Hacen un trabajo asombroso.

Muchos actores utilizan dobles para las escenas arriesgadas, una práctica ciertamente muy común dentro del mundo del cine.

67. Los antecedentes, tu propia historia, son mucho más importantes que lo que puedes lograr como profesional.

El lugar de donde vienes siempre será una parte intrínseca de ti mismo, sin importar cuánto tiempo pase o cuántos kilómetros te alejes de tu hogar.

68. No necesitas un hombre, necesitas un campeón.

Ciertos logros sólo pueden ser conseguidos por un número muy reducido de personas, una idea muy personal con la que Javier Bardem está realmente muy familiarizado.

69. La edad no tiene realidad excepto en el mundo físico. La esencia de un ser humano es resistente al paso del tiempo.

Aunque todos envejecemos nunca dejamos de ser nosotros mismos. La edad no tiene por qué describir fielmente la esencia real de una persona.

70. Solo el amor incumplido puede ser romántico.

El romanticismo es algo que suele perderse con el paso de los años, por mucho que las personas solemos intentarlo parece casi imposible poder mantenerlo.