Margaret Hilda Thatcher fue una célebre política británica, nacida en la ciudad de Grantham durante el año 1925.

Durante su carrera política Thatcher obtuvo el cargo de primera ministra inglesa durante el año 1979, un puesto que después mantendría durante 11 años convirtiéndose así en la persona que más tiempo estuvo al mando del gobierno británico durante todo el siglo XX.

Su fuerte carácter y su firme decisión en la toma de decisiones le valieron el sobrenombre de “La Dama de Hierro", un apodo bastante curioso que a partir de ese momento le acompañaría durante el resto de su vida. En Abril del año 2013 por desgracia esta gran política acabó abandonándonos, pero por otra parte podemos estar seguros de que el pueblo británico jamás olvidará a su tan querida primera ministra.

Frases y reflexiones Margaret Thatcher

A continuación te presentamos una recopilación con las 70 mejores frases de Margaret Thatcher, una gran mujer que gracias a su esfuerzo y dedicación logró convertirse en una de las figuras más relevantes de su época.

1. Disciplinarse para hacer lo que sabe que es correcto e importante, aunque es difícil, es el camino hacia el orgullo, la autoestima y la satisfacción personal.

Las tentaciones pueden ser muchas a lo largo de nuestras vidas, pero podemos estar seguros de que a la larga siempre será mucho mejor para nosotros no haber caído en ellas.

2. Si lideras un país como Gran Bretaña, un país fuerte, un país que ha tomado la delantera en los asuntos mundiales en las buenas y en las malas, un país que siempre es confiable, entonces debes tener un toque de hierro.

Un país fuerte merece un gobierno igual de fuerte y en aquellos tiempos no había nadie mejor para un puesto tan relevante, que la célebre política inglesa Margaret Thatcher.

3. Si te propones agradar, estarás dispuesto a ceder en cualquier cosa en cualquier momento y no lograrás nada.

Debemos mantenernos siempre fieles a nuestros ideales, indistintamente de qué puedan pensar todos aquellos quienes nos rodean.

4. Curar la enfermedad británica con el socialismo fue como tratar de curar la leucemia con sanguijuelas.

Muchos dirigentes declararon en aquellos tiempos estar totalmente en contra del socialismo, la Unión Soviética era vista por la mayoría de ellos, como el mismísimo diablo en persona.

5. Tengo la capacidad de una mujer para aferrarme a un trabajo y seguir adelante cuando todos los demás se marchan y lo dejan.

Thatcher era sin duda una mujer profundamente decidida, nada ni nadie le diría nunca hasta dónde ella con su trabajo podía llegar.

6. Tú y yo venimos por carretera o ferrocarril, pero los economistas viajan en infraestructura.

Todo político siempre debe saber cómo adecuar su discurso al lugar en el que se encuentra, algo para lo que hace falta una cierta técnica comunicativa y en lo que Thatcher era sin duda toda una gran profesional.

7. Cualquier líder debe tener una cierta cantidad de acero, así que no me molesta que me llamen “la Dama de Hierro”.

“La Dama de Hierro” era un apodo que le confería una gran fuerza y determinación, unas cualidades que todo gran político siempre debe poseer.

8. Llevar el corazón en la manga no es un plan muy bueno; debe usarlo adentro, donde funciona mejor.

Si nos dejamos llevar por nuestro corazón quizás podamos cometer ciertos errores, pero aún así habremos demostrado ser plenamente consecuentes con respecto a nuestros sentimientos.

9. Las verdades de la tradición judaico-cristiana, son infinitamente preciosas, no solo, como creo, porque son verdaderas, sino también porque proporcionan el impulso moral que es el único que puede conducir a esa paz, en el verdadero sentido de la palabra, que todos anhelamos. . . . Hay pocas esperanzas para la democracia si los corazones de hombres y mujeres en sociedades democráticas no pueden ser tocados por un llamado a algo más grande que ellos mismos.

La religión puede ser una gran inspiración que nos ayude a encontrar una forma mucho más correcta de vivir, dotándonos a algunos de nosotros de ciertos valores morales que quizás no hubiésemos poseído de ninguna otra forma.

10. Los hechos de la vida son conservadores.

Recordar el pasado puede ayudarnos a evitar los errores del futuro, pues como suele decirse, una sociedad que no recuerda estará siempre abocada a cometer una y otra vez los mismos errores.

11. No es la creación de riqueza lo que está mal, sino el amor al dinero por sí mismo.

El dinero en realidad carece de valor, lo que sí tiene un valor real es todo aquello edificante que podemos hacer con él.

12. La libertad se destruirá a sí misma si no se ejerce dentro de algún tipo de marco moral, algún conjunto de creencias compartidas, alguna herencia espiritual transmitida a través de la Iglesia, la familia y la escuela.

Nuestras libertades siempre terminan donde comienzan las libertades de los demás, es por ello que la libertad nunca podría existir en nuestra sociedad sin un gobierno fuerte que obligue a cumplir la ley.

13. Los fanáticos de la izquierda a menudo han estado preparados para pasar por alto el debido proceso y las consideraciones básicas de justicia cuando creen que pueden salirse con la suya. Para ellos, el fin siempre parece justificar los medios. Así es precisamente como sus predecesores llegaron a crear el gulag.

Algunos gobiernos socialistas como el soviético o el cubano, fueron los chivos expiatorios perfectos para todos los gobiernos abiertamente capitalistas. Una forma de proceder que muchos partidos políticos aún utilizan asiduamente en la actualidad.

14. Por supuesto, ser madre y ama de casa es una vocación de muy alto nivel. Pero simplemente sentí que no era toda mi vocación. Sabía que también quería una carrera. Una frase que Irene Ward, diputada de Tynemouth, y yo usamos a menudo era que 'si bien el hogar debe ser siempre el centro de la vida, no debe ser el límite de las ambiciones.

Thatcher no permitiría que la sociedad en la que vivía dictaminase cuáles eran sus límites. Para ella, la política era un camino que simplemente estaba destinada a seguir.

15. Puede que sea el gallo el que canta, pero es la gallina la que pone los huevos.

Tanto hombres como mujeres pueden ser igual de productivos dentro del mundo laboral, nuestro sexo no determina en realidad lo buenos o malos profesionales que llegaremos a ser.

16. Toda familia debería tener derecho a gastar su dinero, después de impuestos, como lo desee y no como lo dicta el gobierno. Extendamos la elección, extendamos la voluntad de elegir y la posibilidad de elegir.

Todos debemos tener la libertad de gastar nuestro dinero de la forma que deseemos, pues al fin y al cabo si hoy lo poseemos es porque antes nos lo habremos ganado.

17. Todavía hay gente en mi partido que cree en la política de consenso. Los considero Quislings, traidores ... lo digo en serio.

Llegar a un acuerdo en el mundo de la política puede ser una tarea muy complicada, ciertos partidos sencillamente parecen haber nacido para estar enfrentados de una forma perpetua.

18. Es apasionadamente interesante para mí que las cosas que aprendí en un pueblo pequeño, en una casa muy modesta, son solo las cosas que creo que han ganado las elecciones.

Son los valores que recibimos durante nuestra niñez los que más tarde nos crearán como individuos y gracias a haber salido de un hogar humilde, quizás recibamos unos valores y principios mucho más correctos que los de algunas otras personas.

19. No dices mentiras deliberadas, pero a veces tienes que ser evasivo.

Esta gran política nunca estuvo a favor de mentir, pero sabía que ante ciertas situaciones debía intentar por todos los medios, evadir algunas preguntas que en ciertas ocasiones le lanzaban.

20. Mira un día en el que estás sumamente satisfecho al final. No es un día en el que te quedes sin hacer nada; es un día en el que has tenido todo por hacer y lo has logrado.

El trabajo duro también puede traer consigo una grata sensación de satisfacción, una forma de sentirnos que no podremos conseguir de ninguna otra forma.

21. No me importa lo mucho que hablen mis ministros, siempre que hagan lo que yo digo.

Bajo su estricto mando el gobierno debía hacer siempre lo que ella decidía y más les valía hacerlo si no deseaban enfrentarse cara a cara con “la Dama de Hierro”.

22. Vale la pena conocer al enemigo, sobre todo porque en algún momento puedes tener la oportunidad de convertirlo en un amigo.

Una gran frase que puede recordarnos mucho una cita del ex presidente estadounidense Abraham Lincoln, una frase que decía así: ¿Y no destruyo a mis enemigos cuando los convierto en mis amigos?

23. ¿Sabes que uno de los grandes problemas de nuestra época es que nos gobiernan personas que se preocupan más por los sentimientos que por los pensamientos y las ideas?

Dejarnos llevar por nuestros sentimientos puede hacernos cometer muchos errores, algo que de ningún modo podemos permitirnos cuando tenemos el control de toda una nación.

24. Para aquellos que esperan con gran expectación ese eslogan favorito de los medios, el cambio de sentido, solo tengo esto para decirles: Vuélvanse si quieren; la dama no es para girar.

Thatcher nunca permitiría que los medios de comunicación dañaran su imagen, gracias a sus discursos siempre consiguió revertir con gran éxito, todo aquello que algunos de sus rivales más indeseables dijeron sobre ella.

25. Siempre me alegro inmensamente si un ataque es particularmente hiriente porque pienso, bueno, si atacan a uno personalmente, significa que no les queda ni un solo argumento político.

Sus rivales, como vemos, estaban muy faltos de argumentos, llegando a faltarle al respeto en más de una ocasión.

26. La Navidad es un día de significado y tradiciones, un día especial que se pasa en el cálido círculo de familiares y amigos.

Sin duda la Navidad es una de las épocas más deseadas por todos los ingleses, una etapa del año donde las reuniones familiares suelen ocupar una gran parte de nuestro tiempo.

27. Europa fue creada por la historia. Estados Unidos fue creado por la filosofía.

Estados Unidos es ciertamente un país muy joven, una nación que se fundó utilizando como base los principios morales de sus más célebres impulsores.

28. Hay diferencias significativas entre la versión estadounidense y europea del capitalismo. El estadounidense tradicionalmente enfatiza la necesidad de un gobierno limitado, regulaciones ligeras, impuestos bajos y máxima flexibilidad del mercado laboral. Su éxito se ha demostrado sobre todo en la capacidad de crear nuevos puestos de trabajo, en los que siempre tiene más éxito que Europa.

Estados Unidos ha demostrado poseer una gran capacidad de creación de negocio, algo que Europa siempre ha intentado igual teniendo un éxito relativo.

29. Lo que Gran Bretaña necesita es una dama de hierro.

Esta conocida dirigente sabía que su nación la necesitaba, sin ella el Reino Unido no podría alcanzar la posición relevante dentro de Europa que estaba destinado a ocupar.

30. Ser primer ministro es un trabajo solitario ... no se puede liderar entre la multitud.

El primer ministro inglés siempre suele vivir de una forma un tanto aislada, no en vano quien ocupa esa notable posición es automáticamente investido como una de las personas más poderosas a nivel mundial.

31. Me encanta la discusión, me encanta el debate. No espero que nadie se quede sentado y esté de acuerdo conmigo, ese no es su trabajo.

Debatir es algo democráticamente sano, siempre claro está que utilicemos argumentos contrastados y no faltas claras de respeto.

32. Ninguna mujer de mi época será primera ministra, canciller o secretaria de Relaciones Exteriores, ni los puestos más importantes. De todos modos, no me gustaría ser primer ministro; tienes que darte el 100 por ciento.

Las mujeres en aquellos tiempos rara vez solían ocupar posiciones de poder, algo que con el paso de los años afortunadamente está dejando de suceder.

33. Si simplemente te propones agradar, estarás preparado para comprometer cualquier cosa en cualquier momento y no lograrás nada.

Siempre debemos respetar nuestras propias ideas, sin importar qué puedan pensar los demás sobre ellas.

34. Por cada pacificador idealista que esté dispuesto a renunciar a su autodefensa en favor de un mundo libre de armas, hay al menos un guerrero ansioso por explotar las buenas intenciones del otro.

Un ataque armado solo puede ser repelido con el uso de la fuerza, pues por mucho que podamos desear un mundo sin armas, nuestras ideas nunca harán que estas sencillamente desaparezcan.

35. Un mundo sin armas nucleares sería menos estable y más peligroso para todos nosotros.

La proliferación de armas nucleares estaba en aquellos tiempos en auge, una idea en gran medida desastrosa que por suerte los gobiernos han dejado de perseguir.

36. Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en acciones. Observe sus acciones, porque se convertirán en… hábitos. Cuida tus hábitos porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter, porque hará tu destino.

Nuestra forma de ser puede ser la que nos impulse hacia el éxito, un consejo que nos habla sobre la importancia de creer en nosotros mismos.

37. Algunos socialistas parecen creer que las personas deberían ser números en una computadora del Estado. Creemos que deberían ser individuos. Todos somos desiguales. Nadie, gracias a Dios, es como los demás, por mucho que los socialistas pretendan lo contrario. Creemos que todos tienen derecho a ser desiguales, pero para nosotros todos los seres humanos son igualmente importantes.

Los gobiernos socialistas eran vistos en aquellos años como gobiernos sumamente autoritarios, algo que solo era verdad quizás de una forma un tanto relativa.

38. Antes se trataba de intentar hacer algo. Ahora se trata de intentar ser alguien.

Triunfar en la vida es cada vez más difícil, sólo convirtiéndonos en la mejor versión de nosotros mismos conseguiremos alcanzar todos aquellos objetivos que nos propongamos.

39. Tienen la enfermedad socialista habitual, se han quedado sin dinero de otras personas.

Los gobiernos socialistas entraron en bancarrota, una situación que llevó a muchísimas personas a tener que pasar hambre.

40. Mis políticas no se basan en alguna teoría económica, sino en cosas que a mí y a millones como yo nos criaron: un día de trabajo honesto por un salario honesto; vive dentro de tus posibilidades; poner un huevo de nido para un día lluvioso; pague sus facturas a tiempo; apoyar a la policía.

Solo viviendo una vida ordenada podremos alcanzar un cierto nivel de bienestar económico, una idea que Thatcher siempre tuvo muy presente a lo largo de toda su vida.

41. ¿Trivialidades? Sí, hay lugares comunes. Los tópicos están ahí porque son ciertos.

Los tópicos suelen tener una base que los fundamenta, pues como dice el conocido refrán, cuando el río suena es que agua lleva.

42. No creo que haya una primera ministra en mi vida.

Son muy pocas las mujeres que han alcanzado durante sus vidas puestos tan relevantes como este, algo que a día de hoy solo ha sido igualado por la conocida cancillera alemana Angela Merkel.

43. Si quieres cortarte el cuello, no vengas a buscarme un vendaje.

Nuestras decisiones diarias nos dirigen hacia el futuro que nos merecemos, algunas personas parece que solo buscan su propia autodestrucción a juzgar por la forma en la que viven.

44. La batalla por los derechos de las mujeres se ha ganado en gran medida.

En el siglo XX las mujeres alcanzaron una gran igualdad de derechos, una igualdad que desgraciadamente aún no se ha conseguido en su totalidad a día de hoy.

45. El problema con el socialismo es que eventualmente te quedas sin el dinero de otras personas.

Los gobiernos socialistas demostraron ser en aquellos tiempos auténticas máquinas de quemar riqueza, algo como nunca antes se había visto en los países de índole capitalista.

46. ¿Qué es el éxito? Creo que es una mezcla de tener talento para lo que estás haciendo; sabiendo que no es suficiente, que hay que trabajar duro y tener un cierto sentido de propósito.

El talento por sí solo nunca nos llevará hacia el éxito, siempre deberemos trabajar muy duramente si deseamos poder alcanzar un logro elevado en el futuro.

47. Yo también tengo una cierta idea de Estados Unidos. Además, no me sentiría autorizada a decir lo mismo de ningún otro país, excepto el mío. Esto no es solo sentimiento, aunque siempre me siento diez años más joven, a pesar del desfase horario, cuando pongo un pie en suelo estadounidense: hay algo tan positivo, generoso y abierto en la gente, y todo realmente funciona. Sin embargo, también siento que, en cierto sentido, tengo una parte de Estados Unidos.

Como vemos, los Estados Unidos le encantaban. Thatcher durante toda su vida siempre se sintió muy agusto cuando visitaba este país situado al otro lado del océano.

48. No existe la sociedad: hay hombres y mujeres individuales, y hay familias.

Todas las personas eran para ella igual de relevantes y nunca tuvo en cuenta su clase social, nivel económico o etnia.

49. La gente piensa que arriba no hay mucho espacio. Tienden a pensar en él como un Everest. Mi mensaje es que hay mucho espacio en la parte superior.

Esforzándonos todos podemos alcanzar el éxito, el problema es que algunas personas deciden que el esfuerzo necesario para ello bajo su punto de vista es demasiado elevado.

50. Las constituciones deben escribirse en el corazón, no solo en papel.

Cualquier constitución siempre debe velar por los intereses de todos sus ciudadanos, sin importar cuál sea su nivel económico o clase social.

51. Nunca lo abracé, lo bombardeé. (Hablando del dictador, Muammar Gaddafi)

Como vemos, su enemistad con Gadaffi era palpable, una lucha que el Reino Unido no dudó en abordar siempre con las máximas garantías posibles.

52. Siempre es importante en asuntos de alta política saber lo que no se sabe. Aquellos que piensan que saben, pero están equivocados y actúan sobre sus errores, son las personas más peligrosas para tener a cargo.

Ser dirigente de un país es sin duda una gran responsabilidad. Aquellos hombre y mujeres que ostentan dicho cargo siempre deben asegurarse de que sus decisiones sean las correctas, pues la vida de muchísimas personas dependen directamente de ellas.

53. Cualquier mujer que comprenda los problemas de administrar una casa estará más cerca de comprender los problemas de administrar un país.

Las mujeres han demostrado desde el principio de los tiempos ser unas excelentes gestoras de sus hogares, una habilidad que Thatcher demostró que puede ser igual de efectiva cuando éstas toman el control de toda una nación.

54. Creo que hemos pasado por un período en el que a demasiados niños y personas se les ha dado a entender 'Tengo un problema, ¡es trabajo del Gobierno resolverlo!' o 'Tengo un problema, ¡iré a buscar una subvención para solucionarlo!' '¡No tengo hogar, el Gobierno debe alojarme!' y entonces están echando sus problemas a la sociedad y ¿quién es la sociedad? ¡No existe tal cosa! Hay hombres y mujeres individuales y hay familias y ningún gobierno puede hacer nada excepto a través de las personas y las personas se miran a sí mismas en primer lugar… No existe la sociedad. Hay un tapiz viviente de hombres, mujeres y personas, y la belleza de ese tapiz y la calidad de nuestras vidas dependerán de cuánto cada uno de nosotros esté preparado para asumir la responsabilidad de sí mismo y cada uno de nosotros esté preparado para dar la vuelta y ayudar por su cuenta.

Durante nuestra vida nunca nada se nos dará regalado, nuestro esfuerzo siempre será un requisito indispensable para poder alcanzar un nivel de vida elevado.

55. La elección que enfrenta la nación es entre dos formas de vida totalmente diferentes. Y qué premio tenemos por el que luchar: nada menos que la oportunidad de desterrar de nuestra tierra las nubes oscuras y divisorias del socialismo marxista y unir a hombres y mujeres de todos los ámbitos de la vida que comparten la fe en la libertad.

Como vemos, esta célebre dirigente británica estaba dispuesta a defender a su país con uñas y dientes, bajo su personal punto de vista despótico del gobierno socialista.

56. Le debo casi todo a mi padre y es apasionadamente interesante para mí que las cosas que aprendí en un pueblo pequeño, en una casa muy modesta, son solo las cosas que creo que han ganado las elecciones.

Poseer unas figuras paternas adecuadas fue algo que ayudó durante toda su vida a Margaret Thatcher, ella siempre tuvo muy presente que nunca hubiese llegado tan lejos en la política sin valores que un día amablemente recibió por parte de sus padres.

57. Ya sea en los Estados Unidos o en Europa continental, las constituciones escritas tienen una gran debilidad. Es decir, contienen el potencial de que los jueces tomen decisiones que deberían ser tomadas adecuadamente por políticos elegidos democráticamente.

La separación de poderes asegura que siempre se cumpla la Constitución, pues es la ley muchas veces y no la política, la encargada de velar en todo momento por los intereses de los ciudadanos.

58. Los centavos no vienen del cielo. Tienen que ganarse aquí en la tierra.

Si no trabajamos duramente nunca alcanzaremos un nivel económico elevado, algo que siempre debemos tener muy presente en nuestro camino vital hacia el éxito.

59. El presupuesto de defensa es uno de los pocos elementos del gasto público que realmente puede describirse como esencial. Este punto fue bien planteado por un robusto ministro de Defensa del Trabajo, Denis (ahora Lord) Healey, hace muchos años: Una vez que hemos recortado los gastos hasta el punto en que nuestra seguridad está en peligro, no tenemos casas, no tenemos hospitales, no tengo escuelas. Tenemos un montón de cenizas.

Cualquier gobierno siempre debe velar por la seguridad de los ciudadanos a los que representa, es por ello que el presupuesto de defensa de cualquier gran nación siempre es tan elevado.

60. Si… muchas personas influyentes no han podido comprender, o simplemente han olvidado, a qué nos enfrentábamos en la Guerra Fría y cómo lo superamos, no serán capaces de asegurar, y mucho menos de ampliar, los logros que ha obtenido la libertad.

La guerra fría fue un periodo de mucho miedo e incertidumbre, muchos países vivían con la posible perspectiva de que una bomba atómica cayera sobre ellos en cualquier momento.

61. Cuanto más grande es la porción que toma el gobierno, más pequeño es el pastel disponible para todos.

El intervencionismo del gobierno en la economía de un país siempre debe ser el mínimo indispensable, una política que esta ex primera ministra intentó copiar en cierta medida del homólogo gobierno norteamericano.

62. Nada es más obstinado que un consenso de moda.

Debemos defender siempre nuestra propia opinión, aunque a veces ésta vaya en contra de las opiniones de todos los demás.

63. Ya sea fabricado por manos negras, blancas, marrones o amarillas, un widget sigue siendo un widget, y se comprará en cualquier lugar si el precio y la calidad son correctos. El mercado es una fuerza liberadora más poderosa y confiable de lo que el gobierno puede ser jamás.

Thatcher siempre tuvo muy presente la importancia de la economía en su país, tomando a lo largo del tiempo decisiones muy sabias que acabarían repercutiendo positivamente en la vida de millones de personas.

64. Estoy en política por el conflicto entre el bien y el mal, y creo que al final el bien triunfará.

Como política su única intención siempre fue mejorar la calidad de vida de sus conciudadanos, algo que sin duda logró con creces a lo largo de sus más de 10 años de mandato.

65. No puede haber libertad a menos que haya libertad económica.

La libertad en la pobreza no es la auténtica libertad, pues solo teniendo un nivel económico elevado podemos vivir tal y como nosotros realmente deseamos.

66. Ser libre es mejor que no ser libre, siempre. Cualquier político que sugiera lo contrario debe ser tratado como sospechoso.

La libertad es el primer derecho que cualquier persona del mundo siempre debe poseer, un derecho que incluso a día de hoy en pleno siglo XXI, por desgracia muchas veces termina no cumpliéndose.

67. Durante mi vida, la mayoría de los problemas a los que se ha enfrentado el mundo han venido, de una forma u otra, de la Europa continental, y las soluciones de fuera de ella.

Una forma de ver Europa ciertamente muy británica, quizás es por ello que en la actualidad el Reino Unido está en proceso de desconexión con la UE.

68. Los conservadores odiamos el desempleo.

El desempleo es uno de los mayores problemas a los que un país puede enfrentarse, una situación laboral evidentemente desastrosa que permite que la pobreza se extienda muy rápidamente a lo largo y ancho de cualquier nación.

69. Hay mucho que decir para tratar de mejorar la situación de algunas personas desfavorecidas. No hay nada que decir sobre intentar crear el cielo en la tierra.

Las ayudas a las clases más desfavorecidas siempre fueron una de sus mayores prioridades, una partida de recursos económicos que con el paso de los años no dejó de aumentar, mientras ella se mantuvo al mando del gobierno.

70. Una de las grandes debilidades de los hombres y mujeres razonables es que imaginan que los proyectos que van en contra del sentido común no son serios ni se están emprendiendo en serio.

En ocasiones para poder solucionar grandes problemas también hacen falta grandes soluciones, unas soluciones que quizás aquellos más conservadores no siempre verán del todo acertadas.