Winston Leonard Spencer Churchill (1874 - 1965), conocido simplemente como Winston Churchill, fue sin lugar a dudas uno de los políticos ingleses más famosos de todos los tiempos, pues el papel que desempeñó durante la Segunda Guerra Mundial fue decisivo para que esta se desarrollarse de la forma en que lo hizo.

Su carácter y temperamento hizo de Churchill un hombre con grandes admiradores y detractores allá donde se encontraba.

Frases célebres de Winston Churchill

El cargo que Churchill ostentó fue sin duda altamente relevante como primer ministro inglés, pero lo que muchos desconocemos de este gran hombre es como se mostraba en su vida más privada.

Para todos aquellos que quieran saber más de esta figura relevante del siglo XX, a continuación os presentamos las 80 mejores frases de Winston Churchill.

1. La política es casi tan excitante como la guerra y casi igual de peligrosa. En la guerra solo te pueden matar una vez, pero en política muchas veces.

Churchill era sin duda un político muy habilidoso, nos lo demostró al gran público durante toda su carrera.

2. Si pasas por el infierno, sigue adelante.

Cuando pasamos por momentos complicados en la vida, debemos mantenernos fuertes y mirar hacia el futuro.

3. De nada sirve decir “Lo estamos haciendo lo mejor posible”. Tienes que hacer lo que sea necesario para tener éxito.

En ocasiones lo único que importa son nuestros actos, las palabras pasan a un segundo plano.

4. El precio de la grandeza es la responsabilidad.

Cuando alcanzamos un carga relevante en la vida, las responsabilidades que vienen con este suelen ser muy numerosas.

5. El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.

Podemos fracasar una y otra vez, pero si no nos rendimos jamás seremos derrotados.

6. Mis gustos son simples. Me satisfago con las mejores cosas.

Churchill siempre fue un sibarita, sabía disfrutar de los pequeños lujos que tenía a su alcance.

7. Nunca llegarás a tu destino si te detienes a tirarle piedras a cualquier perro que ladre.

Debemos saber valorar las situaciones con las que nos encontramos y sólo prestar nuestra atención a aquellas que realmente lo merezcan.

8. Puede que esté borracho, señorita, pero por la mañana estaré sobrio y usted seguirá siendo fea.

Churchill fue un conocido alcohólico y nos dejó frases tan controvertidas como esta, sin duda también tenía defectos en su personalidad. Esta es una de las frases de Winston Churchill más célebres.

9. Coraje es lo que se necesita para levantarse y hablar; coraje es también lo que se necesita para sentarse y escuchar.

Esta cita nos habla muy bien de que en ocasiones también debemos escuchar las opiniones de los demás.

10. Soy un optimista. No tiene mucho sentido ser otra cosa.

Debemos ser positivos para poder superar los obstáculos que nos pone la vida.

11. El mejor argumento contra la democracia es cinco minutos de conversación con el votante medio.

Churchill nos comenta en esta cita el modo en que discrepaba con las ideas de un gran número de sus votantes.

12. Mi logro más brillante fue mi habilidad de ser capaz de persuadir a mi mujer de casarse conmigo.

Para Churchill su mujer siempre fue un pilar fundamental en su vida, llegó a ser la persona que fue en parte gracias a ella.

13. En la guerra, resolución. En la derrota, desafío. En la victoria, magnanimidad. En la paz, buena voluntad.

En esta cita, Churchill nos hablaba de sus buenas voluntades con respecto a la guerra, fue una situación que nunca deseó.

14. El esfuerzo continuo, no la fuerza o inteligencia, es la llave para desatar nuestro potencial.

Mostrar nuestra perseverancia nos llevará a superar cualquier reto al que nos enfrentemos.

15. Las cometas se elevan más altas contra el viento, no a favor de él.

Cuando superamos obstáculos nos volvemos mucho más fuertes.

16. Deberemos defender nuestra isla, cualquiera que sea el coste, deberemos luchar en las playas, en los campos de aterrizaje, en las calles, en las colinas, nunca deberemos rendirnos.

Churchill alentaba a sus conciudadanos a luchar hasta las últimas consecuencias.

17. Si abrimos una disputa entre pasado y presente, encontraremos que hemos perdido el futuro.

Debemos mirar siempre hacia delante en la vida y aprender que hay cosas que son mejor no rememorar.

18. Un hombre hace lo que debe, a pesar de las consecuencias personales, a pesar de los obstáculos, peligros y presiones, y eso es la base de la moral humana.

En esta cita Churchill apelaba a la moral de los ingleses para que estos encontraran las fuerzas suficientes para combatir en su día a día.

19. Es siempre sabio mirar adelante, pero difícil mirar más allá de lo que puedes.

Saber ver más allá de donde nos alcanza la vista es algo que algunos de nosotros en ocasiones debemos hacer.

20. Aunque la estrategia sea hermosa, ocasionalmente deberías ver los resultados.

Cuando una estrategia es positiva esta debe darnos síntomas de mejora durante su aplicación.

21. Estoy preparado para conocer a mi creador. Si mi creador está preparado para la gran prueba de conocerme a mí es otro tema.

El temperamento de Churchill fue algo manifiesto en el hasta el último de sus días.

22. Soy fácilmente satisfecho con lo mejor.

Churchill sabía disfrutar de todo lo que la vida le ofrecía, la disfrutó en el transcurso de toda ella.

23. Siempre hemos encontrado a los irlandeses un poco raros. Se niegan a ser ingleses.

En esta cita Churchill nos habla de cómo veía el problema irlandés, estos se mostraban reticentes a ser ingleses.

24. Todo el mundo tiene su día y algunos días duran más que otros.

Debemos valorar todo lo que la vida nos aporta los buenos y los malos días, para que podamos aprender de todos ellos.

25. Un prisionero de guerra es un hombre que intenta matarte y falla, luego te pide que no lo mates a él.

Los prisioneros de guerra siempre han sido un tema muy controvertido, Churchill nos explica el porqué en esta cita.

26. Juega por más de lo que te puedes permitir perder, solo entonces aprenderás el juego.

Correr ciertos riesgos es algo que todos debemos hacer forzosamente en tiempos de guerra, con ello también aprendemos a valorar mucho más la vida.

27. Conocer a Franklin Roosevelt fue como abrir tu primera botella de champán.

Churchill y Roosevelt fueron posiblemente los dos hombres más relevantes para que las fuerzas aliadas derrotaran a el eje del mal.

28. Nunca me preocupo por la acción, sino por la inacción.

Para sobreponernos a los obstáculos de la vida debemos luchar contra ellos, de otra forma nunca los superaremos.

29. En el curso de mi vida, a menudo me he tenido que comer mis palabras, pero debo confesar que es una dieta sana.

Saber reconocer nuestros errores nos engrandece como persona, Churchill lo sabía muy bien.

30. La historia es escrita por los vencedores.

Una gran cita que guarda una gran verdad, los vencedores son quienes escriben la historia siempre desde su propio punto de vista.

31. Tiene todas las virtudes que no me gustan y ninguno de los vicios que admiro.

Las personas somos imperfectas y los defectos que poseemos son los que nos hacen realmente únicos,

32. Es bueno para un hombre sin educación leer libros de citas.

Churchill conocía el poder de las citas y cómo estas nos brindan de forma breve un gran conocimiento.

33. Sin comentarios es una expresión espléndida. La uso una y otra vez.

Existen ocasiones donde es mejor no mostrar nuestra opinión de forma apresurada.

34. No tengo más que ofrecer que sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas.

Churchill sabía que su nación (Reino Unido) se enfrentaba a el mayor reto con el que jamás se había enfrentado.

35. Las palabras cortas son mejores y las palabras antiguas las mejores de todas.

Cuando nos expresamos, si lo hacemos de forma breve, nuestras palabras adquieren más fuerza.

36. Hay una cantidad terrible de mentiras sobre el mundo, y lo peor es que la mitad de ellas son verdad.

El desconocimiento es una fuente muy grande de obstáculos para la humanidad.

37. No puedo aparentar ser imparcial sobre los colores. Me regocijo con los brillantes y siento pena por los pobres marrones.

En esta cita Churchill nos habla de forma subversiva sobre su disconformidad con las ideas fascistas.

38. Debemos mostrar misericordia pero no pedirla.

Cuando luchamos debemos mostrarnos magnánimos y merecedores de más respeto que nuestros adversarios.

39. Este informe, por su propia longitud, se defiende contra el riesgo de ser leído.

Los informes que presentaron a Churchill, pueden ser sin ninguna duda los más largos realizados hasta la fecha.

40. Es más agradable tener el poder de dar que de recibir.

Cuando tenemos una posición dominante nos sentimos mejor que a la inversa, Churchill sabía muy bien que se encontraba en una posición delicada.

41. Cuando tienes que matar a un hombre, no cuesta nada ser educado.

Debemos mostrarnos respetuosos incluso en los momentos más difíciles de nuestras vidas.

42. La guerra es sobre todo un catálogo de errores garrafales.

La guerra siempre es un cúmulo de errores de los que nunca extraemos nada positivo.

43. Puede que tenga que luchar cuando no haya esperanza de victoria, porque es mejor perecer que vivir como esclavos.

Mientras Churchill viviera nunca se rendiría incluso aunque con ello encontrara la muerte.

44. La diplomacia es el arte de enviar a la gente al infierno de tal manera que ellos soliciten direcciones.

Churchill sabía muy bien que mandaba a sus soldados hacia un futuro incierto, pero también admiraba el valor que estos mostraban.

45. Temer es una reacción. El coraje es una decisión.

El miedo es algo que todos sufrimos de forma innata, pero podemos decidir sobreponernos a él.

46. Los fascistas del futuro serán los antifascistas.

Una cita que nos habla de cómo las personas pueden usar discursos antagónicos a ellos, pues saben que son más atractivos para el gran público, aunque sus acciones no comulguen realmente con dichos discursos.

47. El gin tonic ha salvado más vidas y mentes inglesas, que todos los doctores del Imperio.

Churchill fue un ávido consumidor de gin tonics, una bebida inglesa muy conocida de la cual se dice que la bebe inclusive la reina madre.

48. Un magnífico éxito siempre es acompañado de un enorme riesgo de fracaso.

Para alcanzar las metas más elevadas debemos asumir los riesgos más enormes.

49. Sus mayores miedos son creados por su imaginación. No ceda a ellos.

Sabernos sobreponer al miedo que sentimos es algo que debemos hacer en tiempos de guerra.

50. El socialismo es como un sueño. Tarde o temprano despierta a la realidad.

Churchill no comulgaba con el ideal socialista, pues veía lagunas en su ejecución.

51. Desde profundas complejidades, emergen profundas simplicidades.

En muchos casos la solución para un gran problema suele ser la más simple.

52. La lección más grande en la vida es saber que incluso los tontos tienen razón a veces.

Debemos escuchar la opinión de los demás, pues pueden aportarnos un punto de vista diferente.

53. Toda la historia del mundo se resume en el hecho de que, cuando las naciones son fuertes, no son siempre justas, y cuando desean ser justas, ya no son fuertes.

Las naciones poderosas caen muchas veces en la corrupción de sus poderes, pues el corrupto siempre ansía el poder de dichas sociedades.

54. En ocasiones, los hombres tropiezan con la verdad, pero la mayoría se levantan y se van corriendo como si nada hubiese pasado.

La verdad puede ser dolorosa de enfrentar y por eso rara vez la combatimos cara a cara.

55. No es suficiente con hacer lo mejor que podamos. A veces, debemos hacer lo que se requiere.

Existen ocasiones que para superar un obstáculo debemos dar lo mejor de nosotros.

56. Una broma es algo muy serio.

El humor fue algo realmente característico de este gran hombre del siglo XX.

57. Me gustan los cerdos. Los perros nos miran con admiración. Los gatos nos miran con desprecio. Los cerdos nos tratan como iguales.

La personalidad un tanto excéntrica de Churchill se ve claramente representada en esta cita.

58. Se le dio la posibilidad de elegir entre la guerra y el deshonor. Usted escogió el deshonor y tendrá la guerra.

En situaciones como en la que se veía envuelto Churchill, las personas no podemos elegir el bando donde nos encontramos.

59. Todos los hombres cometen errores, pero sólo los sabios aprenden de sus errores.

Aprender de los errores que cometemos es algo muy necesario para poder prosperar en la vida.

60. Cuando se nos acaba el dinero, tenemos que comenzar a pensar.

En las situaciones económicas complicadas es cuando debemos agudizar nuestro ingenio.

61. Hay una olvidada, casi prohibida palabra, que significa más para mí que cualquier otra. Esa palabra es Inglaterra.

Churchill siempre fue un patriota y defendió a su nación con todo aquello que le fue posible.

62. Quien no es liberal cuando es joven, no tiene corazón. Quien no es conservador cuando es viejo, no tiene cerebro.

Churchill conocía muy bien el poder de los discursos y cómo estos pueden manipular la mente de las personas.

63. Odio a los indios. Son un pueblo asqueroso con una religión asquerosa.

Churchill nos muestra su desagrado con el pueblo indio y lo que este representaba.

64. El optimista ve lo invisible, siente lo intangible, y logra lo imposible.

El poder del optimismo visto desde el punto de vista del gran Winston Churchill.

65. Lady Nancy Astor: Winston, si fuera mi marido, envenenaría su té. Churchill: Nancy, si fuera su marido, lo tomaría.

Churchill fue un enamorado de su esposa, para la que solo tenía ojos.

66. Ningún gobierno puede dar algo que no lo haya tomado de usted en primer lugar.

Los gobiernos son meros gestores del poder que la población les aporta.

67. Una nación que olvida su pasado no tiene futuro.

Debemos recordar los errores cometidos para no volver a cometerlos.

68. Siempre puedes contar con los estadounidenses para hacer lo correcto, después de haber intentado todo lo demás.

Una cita de Churchill hablando de sus aliados estadounidenses, de los cuales mostraba sus reparos.

69. Sin ejecución, el pensamiento es mera desidia.

Llegado el momento, la acción se vuelve totalmente necesaria.

70. La India es un término geográfico. No es más nación que el Ecuador.

Churchill nos habla sobre su idea de la nación India y de cómo él no la reconocía como tal.

71. La primera cualidad que se necesita es la audacia.

La audacia es una cualidad que Churchill siempre admiró de sus soldados e intentó fomentar.

72. El gran y buen hombre rara vez son el mismo.

Los hombres importantes muchas veces no son buenas personas.

73. Estos no son días oscuros; estos son grandes días, los más grandes que nuestro país ha vivido.

Churchill conocía muy bien el reto al que Inglaterra enfrentaba y estaba dispuesto a superarlo.

74. Estoy preparando mis observaciones improvisadas.

El poder de la observación es algo que Churchill conocía muy bien, pues sin ella es imposible gestionar correctamente una situación tan compleja como en la que él se encontraba.

75. Mi esposa y yo hemos tratado de desayunar juntos en los últimos 40 años, pero fue tan desagradable que tuvimos que parar.

El carácter de Churchill se mostraba en todos los aspectos de su vida.

76. Nunca he desarrollado indigestión por comerme mis palabras.

Churchill sabía muy bien que debía reconocer sus propios errores.

77. El verdadero genio reside en la capacidad de evaluar información incierta, conflictiva y peligrosa.

Analizar la información que recibimos y saberle dar el valor que contiene, es algo muy importante en la vida de cualquiera.

78. Me gusta el hombre que sonríe cuando pelea.

Churchill fue un defensor de la hombría a la antigua usanza, de un hombre duro y sin miedo a la muerte.

79. Nada es tan excitante en la vida como ser disparado sin resultado.

Churchill se llegaba a mofar de las situaciones complicadas en las que se veía envuelto, era un hombre de armas tomar.

80. Ciertamente no soy de los que necesita ser empujado. De hecho, si acaso yo soy el que empuja.

La actitud de Churchill fue algo que le acompañó durante toda su vida, un hombre muchas veces querido y otras veces detestado.