María de los Ángeles Félix Güereña, conocida popularmente por María Félix, fue una actriz mexicana nacida el 8 de abril de 1914.

Esta popular actriz es, sin duda, una de las mujeres más bellas de su tiempo y todo un mito erótico de la época, pero lo que realmente hacía grande a esta mujer era su carácter fuerte, su voluntad decidida que la hizo destacar siempre a lo largo de su vida.

Grandes frases de María Félix

María Félix, que falleció en el año 2002, fue una mujer con ideas muy claras sobre su papel en el mundo y sobre el sistema machista en el que se veía envuelta en el México de aquellos tiempos.

Estamos ante una mujer con tanto talento que merece sin duda permanecer siempre en nuestro recuerdo, y es por eso que hemos realizado una selección de las 70 frases más célebres de María Félix, ¡que seguro os gustarán!

1. No tengo voz pero tengo un estilacho.

El carácter de María Félix siempre fue algo que sin duda hacía de ella una mujer de armas tomar.

2. A mí lo que me sorprende aún en esta época es que las mujeres se dejen golpear ¡Tarugas!…Yo fui una mujer muy golpeada, maltratada, tirada de las escaleras, pellizcada… pero en las películas. ¡No tengo cara de pegada!

Nunca se dejó intimidar y se mostró siempre tal como era, todo un ejemplo de actitud frente a la vida.

3. En un mundo de hombres como éste, quiero avisarles que tengan cuidado. Ahí viene la revancha de las mujeres. Cuando seamos mayoría vamos a mandar. Y para mandar hay que estar informadas, aprender y estar preparadas. Por eso es necesario que la mujer se eduque. Así que mujeres abusadas.

Siempre fue una defensora de los derechos de las mujeres y de la igualdad de oportunidades entre ambos sexos.

4. Yo no justifico el asesinato, el asesinato de una persona es algo horrible pero en este caso (de una violación a la mujer) yo también agarro la pistola y me lo trueno.

Siempre fue una mujer que no se dejó pisotear y pobre de aquel que se atreviera a faltar a la gran María Félix.

5. Yo no soy calzonuda, yo traigo calzones.

En aquellos tiempos tener un carácter tan fuerte, podía llegar a darle más de un dolor de cabeza incluso a una gran mujer como ella. Una de las frases de María Félix con más carácter.

6. Hay que darse a valer y más en este país de machos.

Tener claras nuestras ideas y luchar por ellas es lo que predicaba María Félix.

7. Se me figura que México tiene que ser de otra manera.

México tenía aún mucho que progresar como país, su cultura y la educación de los más pequeños de la casa era algo primordial que mejorar.

8. El primer macho que yo conocí fue mi padre.

Con su padre, María ya pudo ver los primeros abusos de poder que las mujeres tenían que soportar.

9. Tenemos que ser más autónomas, más dueñas y señoras de nuestro destino, así podremos hacer más por este país.

Ella era muy consciente del poder de las mujeres y sabía que les aguardaba un futuro muy relevante en la sociedad mexicana.

10. Sin misterio no hay amor. El misterio tiene que conservarse no puedes andar con la pantufla arrastrando en la casa. Es preciso que se conserve un poco de misterio, que estés guapa en la casa para conservar el amor. A mi un hombre en la casa me hace ponerme guapa.

Era una mujer consciente del poder que ejercía en los hombres y supo valerse de sus cualidades para lograr sus objetivos en la vida.

11. La mejor manera de amar a alguien es amarlo como la persona es, con sus defectos.

El amor es incondicional, amas a esa persona con sus virtudes y sus defectos, si no es así no es verdadero amor.

12. El hombre es infiel por naturaleza… bueno y la mujer también.

La infidelidad es algo que practican los dos sexos, María Félix sabía muy bien que no era algo intrínseco a solo un género.

13. Para mi manera de ver las cosas necesitaríamos un líder con fuerza, con físico, con luces, con atractivo, con carisma y con amor al País.

Estas son las cualidades que María pensaba que se le debían atribuir al posible futuro presidente de México.

14. Yo tengo alma de mariachi.

Siempre fue una mujer con gusto por la música y el baile, disfrutó durante toda su vida de ambas cosas.

15. Siempre he tenido mucha suerte. ¡Tremenda!

Se consideraba a sí misma una mujer que tuvo mucha suerte durante toda su carrera, a nivel laboral y económico adquirió gran solvencia.

16. Protesten, quéjense, no se dejen, prepárense, hagan de su vida lo que ustedes desean y no lo que sus hombres les permitan ser. Amen y háganse amar. No se conformen con poco. Este será de hoy en adelante un país de mujeres. Ahora nos toca.

La lucha por los derechos de las mujeres siempre fue algo que preocupó a María Félix, esta tuvo un papel relevante en el empoderamiento de las mujeres en México.

17. Hago un voto de fe y de razón para que las mujeres mexicanas ya no se queden calladas. Para que entiendan que para tener un mejor lugar hay que tener valor. Hay que saber que la verdad es lo único que nos va a salvar y hará mejores personas.

María deseaba que las mujeres lucharan por su futuro y que sus quejas se hiciesen oír dentro de la sociedad.

18. La belleza está en la planta de los pies. Sí, porque una bonitilla sentada pega pero nada más se levanta, camina como chencha y ya no. Hay tantas que no son tan bonitas pero caminando en la calle las miras.

Esta gran mujer sabia muy bien que nuestra actitud es algo muy importante, pues con esta podemos dar una imagen de nosotros mismos mucho más poderosa.

19. Yo manejaría a México con orden y con honor.

En esta cita nos habla de que si se lo permitiesen, aceptaría el papel de jefe del estado, seguro que hubiese sido toda una señora presidenta.

20. Ahora operarse (de la cara) es como subir una bastilla. La gente critica por envidia.

La época que pudo vivir fue un tiempo de grandes cambios en la sociedad, pero ella siempre supo actualizarse y seguir siempre en boga.

21. Yo hago un llamado a todas las mujeres, al cuidado y la precaución en la cama.

María sabía muy bien que las mujeres debían tener poder de decisión en cuestiones amatorias y que debían tomar todas las precauciones que les fuesen posibles.

22. Si tu quieres dejar a un hombre, investígalo pero si no lo quieres dejar, no le busques porque le vas a encontrar.

Todos los hombres guardan sus propios secretos, al igual que muchas mujeres también los tienen.

23. Yo con el pasado no cuento. Siempre vienen cosas nuevas.

Debemos pensar siempre en el futuro y ser ambiciosos, esta gran mujer siempre fue una persona muy positiva.

24. Estoy en contra de la explotación de la mujer mexicana. Mucho de lo bueno que tiene México desde el principio de los tiempos se debe a la mujer. La mujer ha sido un valuarte y de conservación en la casa y fuera de la casa. Son los hombres en gran medida los que se han matado en las guerras y han volteado al país de cabeza en la política.

María era plenamente consciente del papel relevante que juegan las mujeres dentro de cualquier sociedad y de cómo estas debían tener poder en la toma de decisiones en mayor medida.

25. El peor de los males que nos hace perdedoras es el machismo.

El machismo es algo que ha estado presente en casi todas las sociedades desde tiempo inmemoriales y que debe ser erradicado.

26. Los mexicanos aprendemos del fracaso.

Los mexicanos como todas las sociedades aprenden por el método de error o acierto, al final resuelven sus propios problemas.

27. Es preciso que la mujer sea fuerte, que sea firme, que sea autónoma en la medida de los posible, que busque tener una vida independiente, claro con su papel de madre, con su papel de esposa. Eso está bien. Yo he sido madre y esposa y lo he sido a fondo pero me he forjado a pulso y me he hecho yo una vida propia.

Las mujeres deben ser libres de llevar aquella vida que más les satisfaga, sin importar lo que piense el resto de la sociedad.

28. Habiendo tantos hombres… ¿llorar por uno?

Ella sabía muy bien que las relaciones amorosas podían no acabar bien y que no por ello era el fin del mundo.

29. Hay maridos que utilizan la violencia física con sus esposas. Yo hago un voto: que la justicia sea más severa para estos verdugos domésticos.

La violencia de género que siempre han sufrido las mujeres, María Félix era una gran activista que abogaba por que la ley fuese lo más severa posible con estos monstruos que la practicaban.

30. ¿Doña, es usted lesbiana? le preguntó un periodista argentino

-Si todos los hombres fueran como usted, pero inmediatamente.

María sufrió en varias ocasiones comentarios tan desafortunados como este, pues había hombres que no entendían un carácter tan fuerte como el de ella y se sentían intimidados.

31. No te sientas mal si alguien te rechaza, la gente normalmente rechaza lo costoso porque no puede pagarlo.

Una frase muy inspiradora que nos anima a valorarnos, y que tiene una forma de ver la vida típica de María Félix.

32. Vale más dar envidia que piedad.

Esta gran actriz fue muy envidiada en toda su carrera, pero ella siempre supo sobreponerse a los problemas que los envidiosos le podían causar.

33. No es difícil ser bonita, ¡lo difícil es saber serlo!

Ser una mujer bonita no es cuestión solo del físico, sino también de la actitud que debes adoptar.

34. Una mujer original no es aquella que no imita a nadie, sino aquella a la que nadie puede imitar.

Ser alguien único es algo que es muy difícil dentro de esta sociedad, pero María Félix supo sin duda serlo.

35. Me parece un poco difícil hablar de mí; el hablar de mí es muy severo porque soy mucho mejor de lo que parezco.

La autoestima de esta actriz siempre fue algo que la caracterizó durante toda su vida, sabía muy bien que no debía dejarse pisar por nadie. Una de las frases de María Félix más reconocidas.

36. Yo no me creo la divina garza: soy la divina garza.

Una cita muy célebre de María Félix donde dejó claro que era muy consciente de su propia valía y de que iba a hacerse notar dentro de la sociedad.

37. El dinero no es la felicidad, pero siempre es mejor llorar en un Ferrari…

Esta puede que sea su cita más célebre. ¿Quién no la ha usado alguna vez refiriéndose a una posible riqueza personal? Una de las frases de María Félix más internacional, aunque poca gente sabe que fue ella quien la pronunció por primera vez.

38. ¿Yo pelearme por un señor? ¡No! Ellos sí por mí; pero yo por ellos no […] Yo nunca he llorado por un hombre porque en el momento en que no me quiere él, ya no lo quiero yo”

El mundo es muy grande y siempre podemos encontrar a otra persona para empezar una nueva relación, María Félix lo sabía muy bien.

39. A un hombre hay que llorarle tres días… Y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva.

Una forma al más puro estilo María Félix de superar una relación amorosa. ¡Siempre con actitud!

40. Si todos los hombres fueran tan feos como usted, claro que sería lesbiana, respondió a un reportero en Argentina que cuestionó sus preferencias sexuales.

En esta cita, María Félix también tuvo que parar a un reportero que insinuó cuáles podían ser sus preferencias sexuales e incluso llegó a tildarlo de feo.

41. (Represento) a la mexicana triunfadora que no se deja. Yo no soy una dejada. Nunca lo fui.

María siempre se vio a sí misma como una mujer triunfadora, luchadora y empoderada.

42. Hay algunos (hombres) que no me convenían, unos por feos, otros porque estaban muy pobres y a mí no me gusta andar pidiendo medias.

Ella siempre supo muy bien qué buscaba en un hombre y nunca se lo ocultó a nadie.

43. Alguna vez un periodista me preguntó con muy mala leche: A usted le gusta mucho hablar de sí misma, ¿verdad?, y le contesté: Yo prefiero hablar bien de mí a hablar mal de los demás.

María siempre fue una mujer que no hablo de nadie mal a sus espaldas, ella enfocaba su vida en su propio bienestar y en su carrera profesional, cosa que todos deberíamos hacer.

44. Yo seré para ti una mujer más en tu vida, pero tú un hombre menos en la mía.

Cuando un hombre no le convenía ella sabía muy bien que era el momento de empezar algo nuevo en su vida.

45. En México, cuando la quieren insultar a una, le dicen que está vieja.

En México tienen una forma un tanto peculiar de insultar y a María le decían que estaba vieja como si a ella le fuera a importar.

46. Desde el principio de los tiempos, los hombres se han llevado lo mejor del pastel. Yo tengo corazón de hombre y por eso me ha ido tan bien.

Ella siempre fue una mujer con ambiciones y sabía que nadie, ni la sociedad ni los hombres la iban a poder doblegar.

47. Si uno está guapo por dentro naturalmente se refleja y embellece el exterior.

María sabía que nuestra personalidad es aquello que nos hace vernos atractivos por dentro y por fuera.

48. Yo soy liberal porque siempre hago lo que quiero.

Fue una mujer que hizo cuanto deseó durante toda su vida, todo un ejemplo de mujer empoderada.

49. ¡Flores! ¡Odio las flores! Duran un día y hay que agradecerlas toda la vida.

Las flores son un obsequio que ella veía como banal y carente de sentido, pues estas no perduran en el tiempo.

50. No le tengo miedo ni a las canas ni a las arrugas, sino a la falta de interés por la vida. No le tengo miedo a que me caigan encima los años, sino a caerme yo misma.

Perder la ilusión por vivir es aquello que nos vuelve viejos de verdad, mientras tengamos ambiciones y ganas de descubrir cosas nuestra mente permanecerá joven.

51. Para que un hombre pueda saber cómo es la mujer de su casa necesita probar otras. También la mujer. La cosa debe ser pareja.

Una cita que nos habla sobre la infidelidad y de cómo puede ser una cosa de ambos dentro de una pareja.

52. Soy una mujer extremadamente antisocial, prefiero tener la atención de un solo hombre brillante que la de una horda de imbéciles.

María sabía rodearse muy bien de aquellas personas que realmente le aportasen algo positivo en su vida.

53. No me des consejos, yo puedo cometer errores sola.

Aprendemos de nuestros errores y ella lo sabía, así que no necesitaba los consejos de nadie mas que no fueran sus propios errores.

54. Claro que tengo alma, el que un ciego como tú no la sepa ver no significa que no la tenga.

Sufrió muchos comentarios desafortunados a lo largo de su vida, dichos por hombres que no comprendía su genio.

55. A mí no me impresiona nadie con el precio, pero sí con los resultados.

En nuestra vida nuestros logros son los que nos definen como individuos dentro de la sociedad.

56. Un hombre tiene que ser escultura para satisfacer, una mujer para satisfacer solo sonríe.

A María le gustaban los hombres bien formados, tenía un gusto muy personal para escoger la que sería su pareja.

57. Diva es algo inventado, pero yo no fui fabricada. La vida me hizo y me hizo posiblemente muy bien.

Ella sabía que todo el mérito por lo que conseguía era por sí misma, no por la intervención de ningún tercero.

58. Yo creo que supe dirigir mi vida y dirigí bien mi carrera, porque hay gente que dirige bien su trabajo pero no dirige bien su vida. Yo mi vida claro que la he dirigido bien, porque primero que nada me la he pasado fabuloso.

Disfrutó mucho durante toda su carrera y durante toda su vida personal, fue una mujer que supo conseguir todo aquello que deseó.

59. La belleza te lo da todo, pero no es todo.

Ella sabía valerse de su belleza, pero también sabía que su inteligencia es la que le permitía usar un abanico más grande de cualidades para lograr sus objetivos.

60. Estoy hasta arriba de la cabeza de los pendejos y, sobre todo, de los que nos quieren seguir viendo la cara. Y como algunos hombres no se ponen los pantalones, nosotras hoy nos los vamos a poner.

Una frase que describe muy bien el carácter fuerte y decidido de esta celebridad del cine mexicano de los años 40 y 50.

61. La gente sin ambición, no sale nunca del agujero.

La ambición llevó a María Félix a ser la mujer icónica que todos conocemos, la misma que alcanzó lo más alto del firmamento cinematográfico mexicano.

62. Mis enemigos son muchos y son malos; mis amigos pocos y buenos.

Los amigos de verdad se pueden contar con los dedos de las manos y eso era bien conocido por esta gran mujer. Otra de las grandes frases de María Félix.

63. Yo no la conozco, mi trabajo no tenía rivales. No sé, a mí me ha ido siempre tan bien en todo. Yo creo que nunca tuve competencia real.

Había gente que le quieren atribuir ciertas rivales dentro de su época como actriz, pero ella siempre las vio como meras compañeras que realizaban su propio trabajo.

64. Había un Zapata, el mismo Pancho Villa, aventurero, era un hombre, le veías tamaños al tipo. Ya no hay hombres como los de antes; es un producto que se ha perdido, la calidad está perdida. Fíjate hasta en el físico de los nuevos hombres y verás que no tienen esas envergaduras.

María añoraba tiempos atrás cuando los hombres estaban hechos de una pasta diferente a sus contemporáneos.

65. La mejor manera de amar a alguien es aceptarlo tal como es, eso es lo que yo hago con Antoine, no es fácil, pero sólo amar a los pendejos es fácil.

El amor de verdad puede ser complicado de encontrar, e incluso nos puede ser difícil de sostener en el tiempo, pero si lo encontramos debemos luchar por él.

66. Yo no tengo sinsabores. Muchas mujeres que yo conozco se ponen tristes porque ya no tienen los 20, los 25 años. A mí no me importa. Yo tengo la edad que tengo.

María siempre fue feliz con cualquier edad que vivió, lo importante es cómo vivimos cada año, no cuántos años vivimos.

67. En la vida yo considero que el éxito es inferior a la celebridad. El éxito puede ser alcanzado por mucha gente, la celebridad te toca y está contigo durante toda la vida.

Cuando alcanzas el estatus de celebridad, este permanecerá contigo toda la vida.

68. Dejen a los muertos en paz, si los que están adentro no pueden salir y los que estamos afuera no queremos entrar.

Debemos ser respetuosos con nuestros difuntos y dejarles descansar en paz, a todos nos llegará el momento.

69. El perfume del incesto no lo tiene otro amor.

Recientes estudios sugieren que el primer amor de María fue su hermano dos años mayor que ella, sin duda algo que ha levantado mucha controversia al respecto.

70. Investigarme ni me digas la palabra, el otro día un periodista desde su gran prestigio me dijo: "quisiera hacerte una biografía" y me pareció bien; tantas biografías chafas me han hecho y tantas que no he permitido y bien tuvimos citas, tuvimos grabaciones, tuvimos visitas, nos encuatachamos en esta historia de la biografía para que a un momento dado esta persona me diga "ya no puedo hacer tu biografía por que ya fui tu amiga ya me siento tu amiga ya no te quiero investigar" y la palabra me llenó: por qué me vas a investigar si yo no soy Porfirio Díaz o Emiliano Zapata por qué me vas a investigar a esos se les investiga, a una actriz se le inventa, una actriz es sueño.

Una gran cita que habla muy bien de la humildad de María Félix, la que sin duda fue una mujer de carácter fuerte pero que siempre fue honesta consigo misma y por eso es querida por miles de personas de todo el mundo.