Thomas Alva Edison fue un célebre inventor nacido durante el año 1847 en un pueblo llamado West Orange, Estados Unidos.

Muchos de los inventos de Edison son ampliamente conocidos por todos, siendo algunos ejemplos: el fonógrafo, la cámara de cine o la bombilla incandescente. Este inventor fue uno de los primeros en implementar la producción en cadena y el trabajo en equipo a gran escala, conceptos que hoy en día implementamos en cualquier empresa o oficio.

Frases y citas célebres de Thomas Edison

El apodado Mago de Menlo Park es sin duda el inventor por antonomasia y el más conocido internacionalmente.

A continuación encontrarás las 80 frases más célebres de Thomas Edison, quizás uno de los hombres más inspiradores de la historia.

1. El descontento es la primera necesidad del progreso. Muéstrame un hombre completamente satisfecho y yo te mostraré un fracaso.

Cuando no estamos contentos con nuestra vida, nos esforzamos más por mejorarla.

2. No conocemos una millonésima parte del uno por ciento de nada.

Efectivamente, en la actualidad muchas cosas aún se escapan de nuestro entendimiento.

3. La madurez es a menudo más absurda que la juventud y con mucha frecuencia es más injusta que la juventud.

Cuando envejecemos, la vida puede parecer mucho más injusta. La vida, al fin y al cabo siempre sigue las mismas etapas.

4. El primer requisito para el éxito es la capacidad de aplicar tus energías físicas y mentales a un problema, sin cesar y sin cansarte.

Nuestra perseverancia nos permitirá alcanzar el éxito, debemos ser concienzudos en nuestro trabajo.

5. El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración.

Nuestro esfuerzo determinará nuestras posibilidades de éxito, sin esfuerzo el fracaso está garantizado.

6. Hay una manera de hacerlo mejor; encuéntrala.

Mejorar lo que ya existe, es una buena forma de poder inventar algo nuevo.

7. Cuando has agotado todas las posibilidades, recuerda esto; no lo has hecho.

Siempre puede existir otra forma de hacerlo, depende de nosotros poder encontrarla.

8. Nunca he tenido un día de trabajo en mi vida. Todo es diversión.

Cuando amamos a lo que nos dedicamos, el trabajo puede llegar a ser muy divertido. Dedícate a aquello que más te apasione.

9. Nuestras escuelas no están enseñando a los estudiantes a pensar. Es sorprendente cómo muchos jóvenes tienen dificultades para poner sus cerebros definitivamente y sistemáticamente a trabajar.

El sistema educativo americano en la época de Edison tenía sin duda grandes flaquezas. La educación es un aspecto fundamental en la vida de cualquier persona.

10. No hay sustituto para el trabajo duro.

El trabajo duro no puede ser nunca sustituido, o se hace o no se hace, así de simple.

11. Solo porque algo no ocurre como planeaste, no significa que sea inútil.

Debemos aprender a encontrar la utilidad de las cosas, siempre puede tener una utilidad en la que no habías pensado.

12. Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tuvieron éxito.

Poder alcanzar el éxito nos ayudará a realizarnos como individuos, debemos perseguir nuestros sueños.

13. Vamos a hacer la electricidad tan barata que sólo los ricos quemarán velas.

Una gran frase de Thomas Alva Edison, el inventor de la bombilla y principal precursor de la electricidad.

14. El tiempo es realmente el único capital que cualquier ser humano tiene y lo que menos se puede permitir malgastar o perder.

El tiempo es un bien muy escaso, nunca se tiene suficiente. Cuando nuestro tiempo se termina, éste nunca volverá.

15. La función principal del cuerpo es acompañar al cerebro.

El cerebro es uno de los órganos más esenciales que tenemos como seres humanos, sin él no seríamos quienes somos.

16. Realmente no tenemos una gran cantidad de datos sobre el tema, y ​​sin datos, ¿Cómo podemos llegar a conclusiones definitivas?

Los datos pueden permitirnos llegar a una conclusión, sin ellos es totalmente imposible.

17. En lo personal, me gusta trabajar alrededor de 18 horas al día. Además de las siestas cortas que tomo cada día, promedio de cuatro a cinco horas de sueño por noche.

Muchos de los grandes pensadores de todos los tiempos, tenían en su vida algún tipo de insomnio o desorden del sueño.

18. No hay un recurso al que un hombre no vaya para evitar el verdadero trabajo de pensar.

Pensar por nosotros mismos puede ser algo farragoso y por eso el ser humano tiende a dejarse asesorar por terceras personas. Llevar este estilo de vida puede sernos perjudicial con el tiempo.

19. Los tres grandes elementos esenciales para lograr cualquier cosa que valga la pena son: trabajo duro, apegarse y el sentido común.

El trabajo duro, nuestros seres queridos y nuestro uso del sentido común, son tres factores que nos pueden guiar hacia una vida más ordenada.

20. Nunca he visto la más mínima prueba científica de las ideas religiosas del cielo y el infierno, de la vida futura para las personas o de un Dios personal.

Los científicos solo creen en aquello que pueden ver, sentir y oír. ¿Cómo podemos creer en algo que no sabemos si existe realmente?

21. No creo en el Dios de los teólogos; pero que hay una Inteligencia Suprema, no lo dudo.

Edison creía en una inteligencia superior, en algún tipo de ente que con su inteligencia ordenaba el universo en el que vivimos.

22. La naturaleza es realmente maravillosa. Solo el hombre es verdaderamente sucio.

La naturaleza es increíble, posee unas cualidades excepcionales. El hombre, por desgracia, está empeñado en destruir la naturaleza.

23. Como una cura para la preocupación, el trabajo es mejor que el whisky.

El trabajo puede ayudarnos a ordenar nuestras ideas, como terapia, el trabajo puede ser muy efectivo.

24. Las grandes ideas se originan en los músculos.

Cuando nos movemos, bombeamos sangre y oxígeno a nuestro cerebro, con ello podremos pensar con una mayor claridad.

25. El cuerpo es una comunidad formada por sus innumerables células o habitantes.

El ser humano es una máquina biológica increíble, tardaremos mucho tiempo en poder entenderla a la perfección.

26. Aquí no hay reglas; estamos intentando lograr algo.

Para poder alcanzar el éxito, deberemos poder romper todas las barreras establecidas hasta ese momento.

27. En mi opinión, los viejos maestros no son arte; su valor está en su escasez.

Cuando un arte es escaso, este necesariamente subirá de precio, no por su valor real sino por su escasez.

28. Los resultados negativos son justo lo que quiero. Son tan valiosos para mí como los resultados positivos. No puedo encontrar lo que funciona mejor hasta que encuentro lo que no funciona.

La información es poder, ya sea ésta positiva o negativa. Depende de nosotros la utilidad que le demos a la información de la que disponemos.

29. Rayos X… les tengo miedo. Dejé de experimentar con ellos hace dos años, cuando estuve a punto de perder la vista y Dally, mi asistente prácticamente perdió el uso de ambos brazos.

Durante su desarrollo, los rayos x eran una tecnología totalmente exótica y cuyos efectos a largo plazo en los seres humanos se desconocían.

30. Mi mente es incapaz de concebir algo así como un alma. Puedo estar equivocado, y el hombre puede tener un alma; pero simplemente no lo creo. Lo que puede ser un alma está más allá de mi comprensión.

El concepto “alma” era algo que a Thomas Edison sencillamente se le escapaba, como científico no podía llegar a entenderlo.

31. Estoy convencido de que el cuerpo está compuesto de entidades que son inteligentes y están dirigidas por este Poder Superior. Cuando uno se corta su dedo, creo que es la inteligencia de estas entidades la que sana la herida. Cuando uno está enfermo, es la inteligencia de estas entidades lo que trae consigo la convalecencia. ¿Sabes que hay células vivas en el cuerpo tan pequeñas que el microscopio no puede encontrarlas? Las entidades que le dan vida y alma al cuerpo humano son más finas y se encuentran infinitamente más allá del alcance de nuestros mejores instrumentos científicos. Cuando estas entidades dejan el cuerpo, el cuerpo es como un barco sin timón: desierto, inmóvil y muerto.

La biología humana era algo desconocido en aquellos momentos, incluso a día de hoy desconocemos gran parte de ella.

32. Empiezo donde el último hombre lo dejó.

Que alguien no lo haya logrado, no significa que nosotros no podamos hacerlo.

33. La no violencia guía a la ética más alta, lo cual es la meta de toda evolución. Hasta que no dejemos de dañar a todos los demás seres vivos, somos aún salvajes.

El ser humano debe saber valorar a todos los seres de la creación, debemos causar el mínimo impacto posible durante nuestra existencia.

34. Sé valiente. He visto muchas depresiones en los negocios. América siempre ha surgido de estas, fuerte y más próspera. Sé valiente como tus padres. Ten fe. Ve hacia adelante.

Ser valientes y perseverantes, nos permitirá alcanzar el éxito en nuestra vida.

35. Encuentro mi mayor placer, y por eso mi recompensa, en el trabajo que precede a lo que el mundo llama “éxito”.

Trabajar puede ser realmente placentero cuando lo hacemos en aquello que más nos apasiona.

36. El valor consiste en lo que eres y no en lo que tienes.

La riqueza no define la persona que somos, pero nuestros valores y principios sí lo hacen.

37. Nunca hice nada por casualidad, ni ninguno de mis inventos llegaron por accidente; llegaron por el trabajo.

Para poder alcanzar cualquier meta que nos propongamos, sin duda deberemos trabajar para conseguirla. El trabajo es esencial para conseguir el éxito profesional.

38. Cualquier cosa que no se venda, no la quiero inventar. Su venta es una prueba de la utilidad y la utilidad es el éxito.

Edison al fin y al cabo era también un gran empresario, si algo tiene utilidad, seguro se venderá bien.

39. Durante todos esos años de experimentación e investigación, nunca hice un descubrimiento. Todo mi trabajo fue deductivo, y los resultados que obtuve fueron los de invención, pura y simple.

A raíz de los descubrimientos científicos de terceras personas, nosotros podemos crear máquinas que aprovechen ese potencial. Un descubrimiento se vuelve real cuando se le da una utilidad.

40. Todos roban en el comercio y la industria. He robado mucho, yo mismo. ¡Pero sé cómo robar! ¡Ellos no saben cómo robar!

Para poder crear una gran riqueza deberemos robar de una forma u otra, ya sea creando un monopolio o aprovechando algún vacío legal.

41. Los que aseguran que es imposible, no deberían interrumpir a los que lo estamos intentando.

No debemos dejarnos llevar por los comentarios pesimistas de los demás, lograremos hacer realidad nuestro objetivo.

42. Una buena intención, con un mal enfoque, a menudo conduce a un resultado pobre.

Saber el camino que debemos tomar para hacer realidad una idea, es algo tan importante como la propia idea.

43. Tengo amigos normales cuya amistad no cambiaría por el favor de los reyes del mundo.

Debemos conservar a nuestros amigos de toda la vida, ellos siempre serán honestos con nosotros.

44. Creo en la existencia de una Inteligencia Suprema que impregna el Universo.

Algo intangible parece ordenar todo lo que sucede en el universo, Thomas Edison creía en una inteligencia superior.

45. El médico del futuro no dará ninguna medicación, pero interesará a sus pacientes en el cuidado del cuerpo humano, en la dieta humana y en la causa y prevención de las enfermedades.

Saber prevenir las enfermedades es el mayor remedio del que podemos disponer, en la actualidad esta práctica está muy extendida entre la comunidad médica.

46. Los mejores pensamientos se han hecho en la soledad. Los peores se han hecho en la agitación.

Para poder reflexionar seriamente sobre algo, debemos hacerlo en soledad y en silencio.

47. Le debo mi éxito al hecho de que nunca tuve un reloj en mi taller.

Para poder llegar a conseguir algo realmente trascendental, debemos dedicarle todo el tiempo que necesitemos para poder hacerlo realidad.

48. No he fracasado. He encontrado 10.000 maneras que no funcionan.

El fracaso puede realmente no serlo si lo sabemos ver desde el prisma correcto.

49. El valor de una idea reside en el uso de la misma.

Toda gran idea debe tener un uso práctico en la sociedad, si no lo tiene no sería tan buena la idea.

50. Para inventar, necesitas una buena imaginación y un montón de basura.

Todos somos capaces de inventar algo nuevo, si poseemos la imaginación suficiente. La imaginación es una capacidad increíble del ser humano.

51. A menudo se pierde la oportunidad porque viene vestida con un mono y parece un trabajo.

Una trabajo poco glamuroso puede ser también apasionante, no debemos dejarnos llevar por una falsa concepción.

52. Averiguo lo que necesita el mundo. Luego voy hacia delante y trato de inventarlo.

Poder cubrir las necesidades de los demás puede proporcionarnos grandes riquezas.

53. Todo llega a quien se apresura mientras espera.

Nuestra actitud en la vida determinará nuestras probabilidades de éxito.

54. La naturaleza es lo que sabemos. No conocemos a los dioses de las religiones. Y la naturaleza no es amable, ni misericordiosa, ni amorosa.

La naturaleza se muestra implacable con todos los seres que la habitan, no debemos pensar que será misericordiosa con nosotros.

55. Muchos de los fracasos de la vida son de personas que no se dan cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos.

No debemos rendirnos nunca, el éxito puede estar a la vuelta de la esquina.

56. Nuestra mayor debilidad radica en renunciar. La forma más segura de tener éxito es siempre intentarlo una vez más.

La perseverancia es algo fundamental para poder triunfar en la vida, debemos perseguir incansablemente nuestros sueños.

57. Si hiciéramos todas las cosas de las que somos capaces, literalmente nos sorprenderíamos a nosotros mismos.

No aprovechamos ni un diez por ciento de nuestro máximo potencial, somos capaces de mucho más de lo que imaginamos.

58. Lo que la mente del hombre puede crear, el carácter del hombre lo puede controlar.

El hombre es capaz de ser muy habilidoso si realmente se lo propone, no debemos poner límites a la invención humana.

59. Para tener una gran idea, ten muchas de ellas.

Para poder dar con una idea relevante, deberemos tener muchas otras no tan interesantes. Trabajar en ellas día tras día, nos ayudará a elegir entre ellas.

60. Lo que eres se mostrará en lo que haces.

Nuestra actividad diaria determina quiénes somos dentro de la sociedad, efectivamente somos lo que hacemos.

61. Debemos recordar que la buena fortuna ocurre a menudo cuando la oportunidad se reúne con la preparación.

Para poder tener suerte deberemos estar preparados para ella, la suerte, sin duda, favorece a los que más trabajan.

62. El cinco por ciento de la gente piensa; el diez por ciento de la gente piensa que piensa; y el otro el ochenta y cinco por ciento prefería morir antes que pensar.

Si no nos paramos a pensar, sin duda no aprovecharemos nuestro máximo potencial humano. El pensamiento es un arma realmente poderosa que debemos aprovechar en nuestra vida.

63. A otros les gusta coleccionar sellos; a mí me gusta inventar: una manía como otra cualquiera.

Edison como inventor, fue uno de los más prolíficos de la historia, una interesante actividad que era su mayor pasión.

64. No quiero inventar nada que no se pueda vender.

El bienestar de su familia era importantísimo para él y para poder asegurarlo debía ganar dinero.

65. Casi cada hombre que desarrolla una idea, la hace funcionar hasta el punto en que parece imposible y luego se desalienta. Ese no es el lugar para desanimarse.

No debemos abandonar nunca en la búsqueda de nuestros propósitos, nuestro trabajo y dedicación nos permitirán alcanzar nuestro objetivo.

66. Tengo mucho más respeto por una persona con una sola idea y que la lleva a cabo, que por la persona que tiene miles de ideas y que no hace nada con ellas.

Las ideas carecen de valor si no luchamos por hacerlas realidad, nuestros actos y no nuestros pensamientos definen realmente quienes somos.

67. Cuando he decidido completamente que merece la pena conseguir un resultado, voy hacia delante y hago intento tras intento hasta que llega.

Nuestra fuerza de voluntad será totalmente necesaria para poder alcanzar nuestro objetivo, no debemos desfallecer.

68. Estoy orgulloso del hecho de que nunca he inventado armas para matar.

Thomas Edison siempre fue un hombre de paz, algo que sin duda le honra enormemente.

69. Hasta que el hombre duplique una brizna de hierba, la naturaleza puede reírse de su supuesto conocimiento científico.

Incluso en la actualidad, el hombre no es capaz igualar las maravillas que la naturaleza crea con gran facilidad. La naturaleza es realmente maravillosa.

70. Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida.

Desarrollar nuestro intelecto nos puede ayudar en todo lo que hagamos en la vida, debemos saber cultivarlo y apreciarlo. La educación es esencial para poder desarrollar todo nuestro potencial.

71. La caridad es una virtud del corazón, no de las manos.

Para poder mostrar realmente nuestra caridad, debemos saber dar con nuestro corazón. Lo mejor que podemos dar a otra persona es nuestro cariño y afecto.

72. El desperdicio es peor que la pérdida. Llegará el día en que todos los que se precien de hábiles se planteen permanentemente el problema del desperdicio. El alcance del ahorro no tiene límites.

El reciclaje es fundamental para poder asegurar nuestro futuro, sin él, el mundo se convertiría en un gran vertedero.

73. Toda persona debe decidir una vez en su vida si se lanza a triunfar, arriesgándolo todo, o si se sienta a ver el paso de los triunfadores.

Para triunfar en la vida debemos arriesgarnos, como bien nos dice el refrán, “quien no arriesga, no gana”.

74. Estar ocupado no siempre significa trabajo real. El objeto de todo trabajo es la producción o el logro y al menos que estos terminen, deberán ser pensados mediante la planeación de sistemas, inteligencia y propósito honesto, así como una buena cantidad de sudor, parecer que lo haces no es que lo hagas.

Para que un trabajo sea un trabajo real, este debe repercutir en nuestra vida de alguna forma positiva. Cualquier trabajo debe tener una producción y unos ingresos.

75. Yo descubro qué problema tienen, y casi siempre no puedo hacer nada al respecto.

Los problemas del mundo en la mayoría de ocasiones se escapan de nuestro control, quizás con el tiempo el ser humano pueda llegar a corregirlos.

76. Mañana es mi examen, pero no dejaré que ninguna hoja de papel decida mi futuro.

Thomas Edison quería enseñar a la gente de lo que era capaz, algo que sin duda hizo con creces.

77. Cuando un hombre desea una cosa tan profundamente que está decidido a arriesgar todo su futuro por una sola oportunidad, seguro que ganará.

Nuestra dedicación y esfuerzo nos permitirán alcanzar la gloria, no habrá nada que pueda pararnos si nosotros no lo permitimos.

78. Un hombre no puede controlar sus creencias.

Las creencias religiosas son algo que simplemente no controlamos, creemos en ellas muchas veces sin saber realmente por qué.

79. Fracasé en mi camino al éxito.

En ciertas ocasiones, este inventor no pudo hacer realidad sus maravillosas ideas, la ciencia en aquellos momentos tenía un límite fácil de alcanzar.

80. Cuando las iglesias empiecen a tener una visión racional de las cosas y dejen de enseñar fábulas, serán más efectivas de lo que son hoy.

Edison no era feligrés de ninguna iglesia, poseía sus propias creencias y era consecuente con ellas. Él creía en una inteligencia superior en el universo.