La amistad es una relación entre dos personas muy bonita donde ambos deciden apoyarse el uno al otro sin pedir nada a cambio.

La amistad es sin ninguna duda una de las relaciones más hermosas que podemos tener a lo largo de nuestra vida. Gracias a nuestras amistades podemos disfrutar mucho más de nuestra vida e incluso alcanzar metas que antes no creíamos posibles, compartiendo momentos y aficiones.

Grandes proverbios sobre la amistad

Valorar a nuestros amigos y lo que hacen por nosotros es algo que sin duda todos debemos hacer, por eso hemos realizado una selección de los 75 proverbios sobre la amistad que más nos pueden hacer reflexionar, para que todos podamos tener una visión más amplia de esta fantástica relación entre personas.

1. Quien se junta con sabios, sabio se vuelve; quien se junta con necios, acaba mal.

Sabernos rodear de las personas adecuadas es algo que debemos aprender en nuestra vida.

2. El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos.

Existen muchos tipos de personas tóxicas que enturbian las amistades entre personas.

3. El perdón restaura la amistad, el rencor la termina.

Cuando sentimos rencor hacia un amigo o amiga, nunca podremos recuperar la amistad que una vez le tuvimos.

4. En todo tiempo ama el amigo, y el hermano nace para tiempo de angustia.

Nuestros amigos y seres queridos serán quienes nos apoyarán en los momentos más difíciles.

5. Con las riquezas aumentan los amigos, pero al pobre hasta su amigo lo abandona.

Cuando pasamos por un buen momento económico los amigos por interés salen por doquier. Pero al encontrarnos con dificultades, estos huyen despavoridos.

6. No frecuentes la casa de tu amigo; no sea que lo fastidies y llegue a aborrecerte.

Debemos saber dar su espacio a nuestras amistades, no debemos mostrarnos demasiado dependientes.

7. Fieles son las heridas del amigo, Pero engañosos a los besos del enemigo.

Saber diferenciar un amigo de un enemigo puede resultar a veces algo confuso, pero solo así sabremos realmente en quién debemos confiar.

8. No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema. Más vale vecino cercano que hermano distante.

Las amistades más cercanas son aquellas que más nos pueden ayudar en un momento de apuro.

9. Para afilar el hierro, la lima; para ser mejor persona, el amigo.

Nuestras amistades hacen de nosotros una persona mejor de la que éramos.

10. A quien de madrugada bendice en alta voz a su amigo, por maldición se le contará.

Debemos hablar siempre de forma positiva sobre nuestras amistades, pues a ellas les debemos la persona que somos hoy en día.

11. Para alegrar el corazón, buenos perfumes; para endulzar el alma, un consejo de amigos.

Los consejos que nuestros amigos de verdad nos pueden dar, solo obedecen a la inquietud que estos tienen de mejor nuestra vida.

12. Confiar en alguien inestable en tiempos de angustia es como masticar con un diente roto o caminar con un pie cojo.

Aquellas personas que nos han demostrado no ser dignas de confianza cuando las condiciones no eran óptimas, no deben ser tomadas en gran estima.

13. No te hagas amigo de la gente irritable, ni te juntes con los que pierden los estribos con facilidad, porque aprenderás a ser como ellos y pondrás en peligro tu alma.

Debemos sabernos rodear de personas que nos ayuden a mejorar como individuos, no relacionarnos con personas que empeoren nuestros atributos personales.

14. Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.

Las amistades pueden ser muy diferentes entre sí, sólo depende de nosotros cómo las valoremos.

15. El perdón restaura la amistad, el rencor la termina.

Cuando sentimos rencor hacia alguien no podemos tener ningún sentimiento de amistad hacia él o ella.

16. Al pobre hasta sus amigos lo aborrecen, pero son muchos los que aman al rico.

Las amistades que se forjan por interés están destinadas al fracaso en los tiempos difíciles.

17. Sobre el camino de la amistad, no dejes la hierba crecer.

Debemos cuidar nuestras amistades y demostrarles que estamos ahí para ellos o ellas.

18. En la buena fortuna nunca hay que ir a ver a un amigo sin ser invitado y en la mala hay que ir sin ser reclamado.

No debemos aprovecharnos de nuestros amigos y por el contrario debemos ayudarles cuando lo necesiten.

19. Entre soldados como entre amigos, los cumplidos son innecesarios.

Con nuestros amigos más cercanos podemos mostrarnos como realmente somos.

20. La amistad aumenta visitando a sus amigos. Pero visitandolos raramente.

Debemos dar el espacio que necesitan nuestras amistades y solo reclamar su atención en momentos puntuales.

21. No escondas a tu amigo lo que el enemigo sabe.

Saber confiar en nuestros amigos puede ser algo esencial, pues nos pueden ayudar a superar muchos contratiempos.

22. Que tu amistad no sea como una piedra, pues si se rompe no se pueden unir los pedazos; pero que sea como un hilo de seda, pues si está demasiado forzada, siempre podrás añadir más para reforzarla.

Debemos cuidar a nuestras amistades y dedicarles el tiempo que necesiten para fortalecerse en el tiempo.

23. Todos los que te sonríen no son tus amigos.

Aquellas personas que quieren mostrarse de forma más agradable con nosotros pueden no tener buenas intenciones.

24. Si tu amigo es de miel, no te lo comas entero.

Aunque nuestras amistades se porten muy bien con nosotros no debemos abusar de su generosidad.

25. Si quieres conocer a tu amigo, túmbate al borde del camino y simula embriaguez.

Los amigos de verdad demuestran su aprecio en los momentos más embarazosos.

26. Que tus relaciones de amistad sean como la relación entre la boca y la mano: cuando la mano tiene dolor, la boca le sopla; y cuando la boca sufre, es la mano quien le frota.

Debemos apoyar a nuestras amistades, ser el hombro que les ayude a elevarse en la batalla de la vida.

27. El ojo y el amigo, la menor cosa basta para herirlos.

Cuidar a nuestras amistades necesita tiempo, esfuerzo y dedicación. Pero sin ninguna duda vale la pena.

28. No hay que enjuagar la copa de la amistad con vinagre.

No debemos hacer nada que estropee una amistad verdadera, pues son difíciles de encontrar en estos tiempos.

29. Amigos y libros, ten pocos pero buenos.

Debemos saber elegir nuestras amistades y solo quedarnos con aquellas que valgan realmente la pena.

30. Buenas cuentas, conservan amistades.

Ser honestos con nuestros amigos nos ayudará a conservar una amistad verdadera.

31. Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.

Cuando una amistad es auténtica, el tiempo o la distancia no podrán acabar con ella.

32. Al amigo que en apuro está, no mañana, sino ya.

Debemos estar ahí para ayudar a nuestros amigos en cuanto lo necesiten, pues estos dependen de nosotros.

33. Amigo leal y franco, mirlo blanco.

Los amigos de verdad son muy raros de encontrar, debemos valorarlos cuando se nos presenten.

34. Vida sin amigos, muerte sin testigos.

Carecer de amistades hará de nuestra vida una mucho más triste y sombría.

35. El mal tiempo trae bienes consigo: huyen las moscas y los falsos amigos.

Los amigos que no son de verdad huyen en los malos momentos y esa es nuestra oportunidad de deshacernos de ellos.

36. A casa de amigo rico irás siempre requerido, y a la del necesitado irás sin ser llamado.

No debemos aprovecharnos de nuestras amistades aunque dispongan de más recursos que nosotros, y debemos por otro lado ayudar a aquel que necesite nuestra ayuda.

37. Amigo no es quien te limpia las lágrimas, es el que evita que derrames ni una sola.

Nuestros amigos harán lo imposible para hacer de nuestra vida una más plena y feliz.

38. Al amigo y al caballo, no hay que cansarlo.

No debemos atosigar a nuestras amistades, hay que dejarles aire y espacio para respirar.

39. A los festines de los amigos ve despacio, pero a sus desgracias deprisa.

Estar cuando nuestros amigos lo necesitan les mostrará el aprecio que tenemos hacia ellos.

40. La amistad hace lo que la sangre no hace.

Nuestros amigos pueden ser quienes más nos ayuden en el camino de nuestra vida, a veces incluso más que nuestros familiares.

41. Amigo es aquel que llega cuando todo el mundo se ha ido.

El amigo de verdad nos apoyará incluso cuando nadie más lo haga.

42. Amigo sin dinero, eso quiero; que dinero sin amigo, no vale un higo.

Debemos seleccionar nuestras amistades por su valor personal, no por su riqueza económica.

43. Amigo en la adversidad, amigo de verdad.

El amigo de verdad demuestra su valía en los tiempos difíciles.

44. Amistad de yerno, sol en invierno.

Las amistades entre suegros y yernos son muy escasas pero también muy hermosas. Este es uno de los proverbios sobre la amistad más curiosos.

45. Antes de pedir dinero a un amigo piensa bien cuál de las dos cosas necesitas más.

Las amistades son mucho más valiosas que el simple dinero, pues estas pueden tener un valor incalculable.

46. Amigo verdadero: no va contra tu honra ni contra tu dinero.

Los amigos de verdad quieren ayudar a sus congéneres, no atentarán en contra de sus de sus objetivos.

47. Del enemigo te librarás, pero del mal amigo jamás.

De un enemigo podemos saber guardarnos, pero los falsos amigos son mucho más difíciles de descubrir.

48. Amistad fuerte, llega más allá de la muerte.

Las amistades verdaderas pueden perdurar más allá del tiempo.

49. Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.

Saber amoldarnos a nuestra vida y al momento en el que nos encontramos no tiene por qué separarnos de nuestras amistades.

50. Buen amigo y compañero es el que no nos pide dinero.

La amistad y el dinero son dos cosas diferentes que no tienen porque mezclarse.

51. El amigo viejo es el mejor espejo.

Nuestras amistades dictaminan en gran medida la persona que somos, dime con quién te juntas y te diré quién eres.

52. Cien amigos son pocos; y un enemigo es mucho.

Las amistades nunca son suficientes, en cambio los enemigos son innecesarios.

53. El amigo es como el dinero, que antes de necesitarlo se sabe el valor que tiene.

Los amigos de verdad estarán con nosotros en los momentos más difíciles sin necesidad de que nosotros se lo pidamos.

54. Cuando te vayas a casar, manda a los amigos a otro lugar.

Los amigos y las relaciones amorosas suelen chocar de muchas y variadas formas, pues ambos quieren lo mejor para nosotros pero de maneras diferentes.

55. El que de amigos carece es porque no los merece.

Aquella persona que carece de amigos suele ser representativo que posee ciertas cualidades que les hace perderlos.

56. Dar amistad a quien quiere amar, es como dar pan al que tiene sed.

La amistad y la sed son dos relaciones diferentes las cuales necesitan diferentes cuidados para su correcto funcionamiento.

57. El victorioso tiene muchos amigos; el vencido, buenos amigos.

En las derrotas solo permanecerán con nosotros nuestros verdaderos amigos.

58. El buen amigo debe ser como la sangre, que acude a la herida sin esperar que lo llamen.

Los amigos verdaderos acudirán en nuestra ayuda sin que nosotros les avisemos.

59. El que no encuentra amigos, por algo será, yo digo.

Cuando no somos capaces de conservar amistades, puede ser a causa de nuestra propia actitud hacia ellos o ellas.

60. El corazón de un hombre se mide por la antigüedad de sus amigos.

Aquel que es capaz de conservar amistades por largo tiempo muestra ser digno de admiración hasta por la gente que mejor lo conoce.

61. En el peligro se conoce al amigo.

En las situaciones complicadas los verdaderos amigos salen en nuestro apoyo.

62. El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

Cuando las cosas se complican es cuando vemos los verdaderos rostros de quienes nos rodean.

63. En la escuela, la cárcel, o la guerra se conocen los amigos.

Podemos encontrar a nuestros amigos en todos los momentos de la vida, en los dulces y en los amargos.

64. El perro es el mejor amigo del hombre.

Nuestros amigos más peludos nos muestran su cariño y lealtad incondicional sin tan siquiera decir palabra.

65. En la mucha necesidad se conoce al amigo de verdad.

Cuando estamos realmente en apuros es cuando los amigos verdaderos se revelan como tales.

66. Quien tiene un amigo tiene un tesoro.

Una amistad puede tener más valor que cualquier tesoro material.

67. En la vida no perdemos amigos, solo descubrimos quienes son los verdaderos.

A lo largo de nuestra vida solo los amigos de verdad permanecerán en ella.

68. A mi amigo quiero por lo que de él espero.

Una frase que nos habla sobre los amigos por interés, que solo nos buscan cuando tienen necesidades que cubrir.

69. Es más fácil perdonar a un enemigo, que a un amigo.

El enemigo puede ser perdonado, pero el amigo traidor se perderá para siempre.

70. Acabándose el dinero, se termina la amistad.

Cuando empiezan las penurias los amigos falsos se van por donde vinieron.

71. Los amigos ciertos son los probados en hechos.

Los hechos nos dicen quiénes son nuestros amigos, no las simples palabras.

72. Amistad de boquilla, no vale una cerilla.

Aquel que no nos demuestra su amistad con acciones no debe ser valorado inmerecidamente.

73. Al amigo falso, tómelo el cadalso.

Una frase que nos anima a deshacernos de los amigos que han demostrado no ser dignos de confianza. Uno de los proverbios de amistad falsa que debemos escuchar con atención.

74. Con amigos como esos, ¿para qué quiero enemigos?

Los amigos falsos que actúan de forma negativa a nuestras espaldas, son peores que cualquier enemigo declarado.

75. Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado.

Cuando decidimos perdonar a un amigo debemos ser precavidos con él hasta que demuestre ser merecedor de confianza.