En este momento de cuarentena, es fácil que aparezcan alteraciones psicológicas por ansiedad, además de otras dificultades severas relacionadas con el estrés. Y no es para menos, pues la situación actual es absolutamente extraordinaria y ha logrado desestabilizar a todo el panorama político, económico y social actual, así como a sus integrantes.

Además, aparece en esta inesperada crisis una nueva circunstancia. Los psicólogos han de trabajar desde sus casas para atender a las personas que lo necesitan, ya que ahora es más necesaria que nunca su labor debido a todos los desórdenes psicológicos que se están desencadenando exponencialmente.

Por otro lado, los médicos, que siempre colaboran con el psicólogo en el manejo del estrés en las personas, están apagando el mayor fuego de la historia y apenas pueden atender la crisis psicosomática consecuente al COVID-19 , la de los problemas psicológicos-psiquiátricos, que ahora ya no es problema de unos pocos, sino que abarcan a un gran sector de la población que está recibiendo el impacto de multitud de consecuencias en relación a esta parada obligada.

Gracias a los avances tecnológicos, la psicoterapia se expande

Esta es la buena noticia: la tecnología permite que todo en psicología siga desarrollándose con cierta normalidad aunque dispongas de pocos recursos y dotes digitales.

Con un móvil se puede acceder como cliente o paciente a muchos psicólogos, pudiendo así obtener todos los beneficios de una psicoterapia como si se asistiese a la consulta presencial de un profesional.

Ahora más que nunca, la persona se anima a poder elegir a un profesional independientemente de la distancia física y puede optar por un experto mucho más afín sin tener en cuenta el país en el que se encuentre.

¿Qué es exactamente la terapia online?

La terapia online es la intervención psicológica a distancia mediante videoconferencia con apoyo de cualquier otro recurso tecnológico que facilita la comunicación y permite el trabajo del psicólogo ayudando así al paciente-cliente en la resolución de conflictos y/o emociones disfuncionales.

Los motivos por los que una persona elegía la psicología online, hasta hace poco eran sobre todo que no disponía de un especialista en su zona, porque viajaba frecuentemente, porque tenía horarios poco flexibles o porque deseaba la intimidad y discreción de su hogar.

En esta nueva actualidad la única posibilidad es la psicología online para hacer frente a los problemas psicológicos evitando el riesgo de contagio y respetando las indicaciones gubernamentales.

Además, los trastornos psicológicos se han disparado, registrando en la actualidad un récord de incidencia en crisis de ansiedad, trastornos por estrés postraumático, fobias e hipocondría, como principales diagnósticos.

Características diferenciales a tener en cuenta

Mucha gente elige en la actualidad la terapia online y especialmente en esta temporada de cuarentena, donde es la única opción.

Los beneficios de la psicología online son muchos, ya que puedes entrevistarte con un psicólogo desde casi cualquier lugar del mundo, desde tu propio hogar o entorno laboral, y con mayor intimidad y discreción.

Es cierto que aún es una modalidad que genera muchas desconfianzas o ciertas dudas debido a la distancia física del profesional, la calidad de la relación que se va a establecer, el mito de que para ayudar es necesaria la proximidad física, y la desconfianza de algunas personas en los métodos digitales.

De todas formas, la telepsicología se ha convertido en una buena opción para recibir atención psicológica; estas semanas suponen un nuevo y potente renacer de esta modalidad que ya empezó su auge por el año 2000.

¿Tiene la misma eficacia que la terapia presencial?

La duda más frecuente que aparece en las personas que precisan de atención psicológica es sobre el nivel de eficacia y validez de esta modalidad y si la psicología online tiene equivalencia con la psicoterapia presencial.

La respuesta es si, tiene la misma validez y la misma calidad, ya que lo único que las diferencia es el canal de comunicación. Además, la Asociación Americana de Psiquiatría concluye que ambos ambos tipos de intervenciones son equivalentes.

Otra duda común que encontramos es si utilizar las herramientas digitales pueden interferir en la alianza terapéutica entre paciente y psicólogo. La respuesta es no, el canal de comunicación es el único cambio en la relación entre las dos personas que forman esta colaboración y el trabajo que el psicólogo desarrolla es exactamente el mismo.

Según los estudios más recientes de metaanálisis que hacen comparativas entre resultados de una y otra modalidad, la validez científica de los tratamientos online es equivalente a la presencial tanto a nivel de resultados como en la solidez en el establecimiento de la alianza terapéutica.

Las variables que garantizan los resultados tienen que ver con los mismos factores que aparecen en la psicología presencial y uno de los más relevantes tiene que ver con la preparación profesional del psicólogo o psicóloga especialista en psicoterapia, su experiencia y sus habilidades en telepsicología, es decir, en la modalidad online que tiene alguna característica adicional a tener en cuenta, como por ejemplo el cuidado del canal de comunicación.

¿Qué se necesita para realizar una sesión online?

El cliente o paciente necesita unas condiciones sencillas para acceder a una consulta online y son las siguientes; conexión a una red de Internet estable, un dispositivo con cámara y micrófono que puede ser un smartphone, tablet u ordenador portátil o de sobremesa y correo electrónico para recibir los recordatorios de cita y si hay que intercambiar documentación, informes o facturas.

El psicólogo o centro de psicología también debería de disponer de unas condiciones determinadas, como una plataforma segura que proteja la confidencialidad del cliente y garantice la protección de sus datos, así como tener una formación en esta modalidad de tratamiento que le permita ser más efectivo.

El único inconveniente que aparece es para las personas que no están familiarizadas con Internet. Cabe decir que esta dificultad es perfectamente solventable, ya que se trata simplemente de familiarizarse con la nueva situación.

La psicoterapia online presenta además como beneficio la reducción clara de costes en transporte y tiempo de cada persona que realiza la terapia.

Las psicoterapias online son ideales para adultos que realizan sesiones individuales, y en terapia de pareja se recomienda en la combinación con sesiones presenciales; no están especialmente indicadas para niños o adolescentes por debajo de 16 años, aunque en el caso actual donde no hay otra opción, esta se configura como mejor que la ausencia de tratamiento. No obstante, siempre se puede pedir la colaboración de los padres o de algún familiar para realizar la consulta con el niño o joven.

En casos de patología grave no es la terapia de primera elección recomendada, pero en circunstancias adversas donde no hay alternativa sigue siendo mucho mejor que la ausencia de la misma.

Es importante subrayar que la psicología online es la terapia de primera elección para personas con algunas fobias específicas, en especial las que sufren de agorafobia y tienen temor a salir de sus casas y transitar o permanecer en espacios abiertos. También es de gran utilidad para las personas que sufren de depresión o están diagnosticadas por presentar trastornos alimentarios, así como para cualquier tipo de adicciones, y para todas aquellas personas que tienen una enfermedad crónica y no pueden desplazarse.

El intrusismo profesional es un problema a tener en cuenta

Con la necesidad actual de servicios psicológicos están apareciendo personas que se identifican como psicólogos o psicólogos clínicos y que no tienen la mencionada titulación. Ello ha hecho que los colegios de psicólogos se pongan en alerta para identificar estas posibles Infracciones y así velar por la seguridad de las personas que en situación de vulnerabilidad precisan de ayuda de un profesional cualificado.

Es posible prevenir estas situaciones seleccionando un psicólogo de un red de profesionales de la salud reconocida que ofrezca garantías o asegurándose de que el psicólogo seleccionado posea todas sus acreditaciones para no quedar expuesto a lo anteriormente descrito, siendo necesario así que la persona que contrata disponga de todas las garantías y requisitos para ejercer su profesión.

¿Te interesa empezar con la terapia online?

Monica Dosil

Si estás buscando apoyo profesional en estos tiempos de confinamiento, te invito a ponerte en contacto conmigo.

Soy psicóloga con más de 25 años de experiencia y atiendo tanto de manera presencial como online mediante videollamada. Puedes ver más información sobre mi trayectoria, así como mis datos de contacto, haciendo clic aquí.