El trabajo o tu vida y desarrollo profesional implica una gran inversión de horas diarias y condiciona gran parte de tu bienestar y vida personal. Puede ser un reto diario motivante que te hace crecer o, por el contrario, suponer una fuente de estrés, cansancio y desmotivación.

Sin embargo, en muchas ocasiones el problema no está en el trabajo... sino en cómo nos sentimos a la hora de afrontarlo.

El estrés, pero también el cansancio (sin que exista una justificación aparente), la desmotivación o el desánimo suelen ser una fuente de malestar y sobre todo de confusión a la hora de trabajar. Sentimos que nada tiene sentido y no sabemos de dónde vienen esas sensaciones. En muchas ocasiones esto ocurre en momentos donde, objetivamente, todo parece ir lo mejor posible, pero la motivación e ilusión que sentimos tiempo atrás parece haberse desvanecido.

El equilibrio emocional en el trabajo

La clave para que tu trabajo se armonice con tu vida personal y conseguir más y mejores resultados y que sea realmente motivante no es exactamente lo que haces sino cómo lo haces.

En ese sentido, las habilidades personales son fundamentales para saber qué está ocurriendo y cómo solucionarlo. ¿Qué es lo que realmente te condiciona en tu trabajo o vida profesional? Se trata ante todo de factores psicológicos y emocionales: cómo te sientes, cómo gestionas tus emociones, cómo te relacionas o comunicas con los demás, tu grado de confianza o seguridad, o incluso tu autoestima.

Ante todo, somos seres humanos, sociales y emocionales, y no dejamos de serlo en el trabajo. Especialmente en la vida laboral se ponen en juego nuestra forma de entender y gestionar nuestras emociones, tu forma de relacionarte, de comunicarte, y también de motivarte de forma intrínseca (es decir, que tu entusiasmo sea gestionado por ti y no por factores externos, que nos resulta imposible controlar).

La desmotivación como factor psicológico y emocional

En ciertos momentos de nuestra vida nos sentimos cansados, desmotivados y estresados en el trabajo porque no estamos sabiendo gestionar las situaciones y sobre todo nuestro propio estado de ánimo. En otras situaciones, que cada vez son más habituales en consulta, en desánimo en el trabajo ocurre tras un periodo de tiempo (a veces, años) muy intenso, de mucho entusiasmo y éxito, y también repleto de impulsividad y energía.

La motivación y el impulso son también estados emocionales que tienen que ser gestionados para que sean equilibrados, y cuando existe un periodo de tiempo muy acusado de mucha energía y entusiasmo, con el tiempo podemos llegar al extremo contrario, quedando tu bienestar en manos de factores externos que no puedes controlar.

En los últimos 10 años he acompañado en procesos de cambio a personas que querían mejorar su vida profesional pero porque habían perdido la ilusión, el enfoque y el ánimo para continuar y disfrutar de su trabajo y vida profesional. En ocasiones, también existía confusión y dificultad en la toma de decisiones, ya que no sabían qué camino continuar. En estos casos, aprender a conocerte, saber entender y gestionar tanto tu desánimo como tu inseguridad y miedos, es fundamental para que el cambio se produzca en ti y sea estable.

En este vídeo voy a explicarte mucho mejor a qué puede deberse ese cansancio, desmotivación y estrés, y ante todo, cómo puedes solucionarlo gracias a tu propio cambio personal.

Cuando tu bienestar depende de factores externos, siendo estos factores que no puedes controlar (ciertos momentos de tu vida, la actitud de los demás, ciertos resultados concretos por vivir en épocas más sencillas o prósperas), terminamos por sentir frustración y ansiedad y a largo plazo esas sensaciones se transforman en desánimo y pérdida de control (desmotivación).

Cuando sabes entender y gestionar tu mundo emocional, tu bienestar vuelve a depender principalmente de lo que haces, cómo lo haces, y cómo interpretas lo que les ocurre a los demás. Así es cómo vuelves a recuperar el equilibrio, pero implica vivir un proceso de cambio personal donde los cambios lleguen precisamente a través de tu propio cambio. Eso es lo que se quedará contigo para siempre y lo que te ayudará a volver a disfrutar, con equilibrio, de tu vida profesional para que puedas también armonizarla con tu vida personal, formando parte de un todo basado en la confianza y la tranquilidad.

Si quieres dar el paso para vivir ese proceso de cambio, te animo a que agendemos una primera sesión exploratoria gratuita en empoderamientohumano.com. Podremos conocernos, explorar más tu situación, descubrir el problema, encontrar la solución y finalmente ver cómo puedo acompañarte en ese proceso de cambio donde tú seas el protagonista y vuelvas a recuperar la ilusión no por el factor externo (en este caso lo que ocurre a tu alrededor) sino por tu propia vida y aprendizaje, ya que es lo que siempre tendrás contigo y tenemos que aprender a gestionar y tenerlo de nuestro lado.