Buena parte de nuestro bienestar psicológico depende, entre otras cosas, del grado de apertura que existe en nuestra sociedad a la hora de hablar abiertamente sobre temas relacionados con la salud mental.

Y es que una cultura llena de aspectos tabú resulta tan limitante que dificulta gestionar eficazmente los problemas de tipo emocional e incluso psicopatológico. Por suerte, últimamente se van realizando cada vez más esfuerzos por normalizar este tipo de conversaciones, es decir, para hacernos perder el miedo a la hora de reconocer que casi nadie tiene una vida perfecta en todos los aspectos.

En este sentido, los profesionales de la salud mental forman parte de aquellos que luchan más por fomentar que estas conversaciones sean algo normal, que no resulte raro hablar sobre nuestros malos momentos y nuestras vulnerabilidades emocionales. Un ejemplo de esto lo encontramos en la persona a la que entrevistamos en este caso: Lizbeth García. Esta psicóloga forma parte del equipo de Astronauta Emocional, centro de psicoterapia situado en Ciudad de México, y estos días tanto ella como sus colegas están impulsando la campaña #HablemosDeEmociones, que se apoya en la fuerza expresiva de la ilustración.

Entrevista a Lizbeth García: impulsando la campaña #HablemosDeEmociones

Lizbeth García es Psicóloga Clínica y miembro del equipo directivo de Astronauta Emocional, centro de asistencia psicológica ubicado en México D.F. Esta entidad se caracteriza, entre otras cosas, por su potente presencia en Internet y en ámbitos de divulgación sobre la Psicología, acercando la ciencia del comportamiento al público general tanto a través de sus redes sociales y su presencia en medios, como a través de su podcast, "De Otro Planeta", que puede ser escuchado en la web de Astronauta Emocional.

En esta ocasión, Lizbeth nos habla acerca de la campaña #HablemosDeEmociones, que está teniendo lugar estos días y que busca fomentar la normalización de las conversaciones acerca de lo que los miembros de la sociedad sentimos, en lo bueno y en lo malo, y acerca de los eventuales problemas emocionales que surgen en las vidas de todo tipo de personas.

Dicho de manera resumida, ¿qué es la campaña Hablemos de Emociones, cuándo tiene lugar y qué mensaje quiere transmitir a la sociedad?

La campaña #HablemosDeEmociones es una campaña que estamos realizando con el propósito de decirles a las personas que está bien hablar de lo que sentimos y que es normal que experimentemos de diferentes formas nuestras emociones. Creemos que este es el primer paso para fomentar la empatía, pero principalmente para abrir la conversación a los diferentes trastornos psicológicos que hoy en día, y aún más en pandemia, estamos experimentando.

Así que lo que hicimos fue juntarnos con cinco de los mejores ilustradores mexicanos para que del 5 al 10 de Octubre cada día representemos por medio de una imagen la importancia de las emociones con el objetivo de que las personas también compartan su historia.

Además, en nuestro podcast tendremos dos entrevistas con personas que no son psicólogas, para que nos platiquen su historia. Nuestra primera invitada es una persona que actualmente tiene Trastorno Límite de Personalidad y que hoy en día creó la mayor comunidad de salud mental en México. Nuestro segundo invitado fue diagnosticado con Trastorno de Ansiedad y también tiene una de las principales comunidades de salud mental en temas de ansiedad.

Hablemos de emociones

¿Cuáles crees que son los principales motivos por los que, a día de hoy, se tiende a evitar hablar de los problemas emocionales en general, y de los que tienen que ver con trastornos psicológicos en particular?

Me parece que es algo que viene de tiempo atrás; de pequeños nunca nos enseñaron lo que significa hablar de nuestras emociones, y culturalmente tampoco se tiene esta apertura. Y creo que esto representa un problema, porque entonces vivimos el día a día con inmediatez pero sin pararnos a reflexionar acerca de qué nos está pasando y cómo nos estamos sintiendo.

Pero además, actualmente hay una tendencia a “siempre pensar positivo” y por tanto creemos que lo que sentimos no es para tanto y nos decimos cosas como “Quizá estoy exagerando”, “Yo debería poder con todo”, “Hay que ver el lado positivo”, etc. el problema con este tipo de pensamientos es que nos encapsula y nos hace creer que está mal sentir tristeza, enojo, miedo... y a la larga negar todas nuestras emociones y los matices que hay en ellas nos afecta psicológicamente.

Y esto nos lleva a que por ejemplo, en México, acorde a estadísticas de la UNAM, de cada 100 habitantes al menos 15 sufren o sufrirán algún tipo de trastorno psicológico, y si no visualizamos el que está bien hablar de estos temas, estas cifras van a ir en aumento, y más ahora que nos afecta la pandemia.

Teniendo en cuenta los cambios culturales producidos en lo que va de siglo XXI, ¿dirías que se han realizado mejoras en este sentido, a lo largo de los últimos años? ¿Nos cuesta menos hablar acerca de las emociones y examinarlas desde un punto de vista constructivo?

Yo creo que vamos por un buen camino. Las generaciones más jóvenes ya comienzan a tener otro concepto respecto a la importancia de la salud mental; sin embargo, aún falta mucho trabajo por hacer, ya que no todos tienen acceso a la misma información y a poder tener atención psicológica.

Nosotros los psicólogos tenemos que ir derribando esos mitos en torno a lo que se piensa de salud mental, y hacer ver a las personas que los problemas en este ámbito son algo muy común, como cuando físicamente nos sentimos mal. De esa manera, cuando nos sentimos emocionalmente mal, es importante ir a revisar qué está pasando. Y por eso en Astronauta hacemos este tipo de campañas como #HablemosDeEmociones, para llegar a la población en general e ir rompiendo el estigma.

Dado que en la campaña buscáis la colaboración de ilustradores, ¿creéis que el dibujo una manera de expresar más libremente aspectos emocionales tabú o incómodos sobre salud mental que la sociedad tiende a minimizar?

Si, creemos firmemente que el arte en general nos sensibiliza mucho más en temas de salud mental, y en el caso de las ilustraciones, nosotros desde que iniciamos la campaña notamos que fue una muy buena manera de conectar con las personas de una forma mucho más creativa y sin ser tan directos. Utilizamos infografías, memes, y referencias de cultura pop para mandar mensajes acerca de la importancia de la salud mental.

Además, en nuestras ilustraciones siempre intentamos representar con humor y de manera creativa la diversidad de emociones, trastornos, situaciones y conflictos que pudieran estar experimentando las personas.

De todas formas, vuestra marca está caracterizada por tener una identidad visual muy marcada y característica. ¿Por qué decidisteis invertir esfuerzos en esto?

Yo creo que nunca es suficiente, y debido al incremento de casos respecto a la salud mental debido la pandemia y el encierro, decidimos que es un buen momento para abrir la conversación. Y de alguna manera, con la colaboración tanto de los ilustradores, nuestros invitados en el podcast y aliados, podemos lograr un impacto positivo en motivar a las personas a abrirse a hablar de sus emociones.

Además, nuestro propósito desde que Astronauta nació, fue incentivar a las personas a hablar más de estos temas independientemente de si lo hacen con un terapeuta, con amigos, pareja... pero que lo hagan para que se sientan mejor consigo mismos.

¿Qué hay que hacer para seguir la campaña?

Del 5 al 10 de Octubre estamos haciendo ruido; dentro de nuestras redes sociales (como la cuenta de Instagram de Astronauta Emocional) compartiremos las ilustraciones realizadas por los creativos, entrevistas de podcast y lives para hablar de este tema, pero además estaremos sorteando sesiones totalmente gratuitas para que las personas se motiven a hablar de sus emociones y de lo que les está pasando.