¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Víctor Fernando Pérez: «El mayor impulsor del estrés es el control»

Víctor Fernando Pérez, fundador de ENDI En Directo, nos habla sobre el origen del estrés.

Psicología y Mente

Psicología y Mente

Víctor Fernando Pérez: «El mayor impulsor del estrés es el control»

El estrés puede adoptar muchas formas, y la mayoría de ellas no son problemáticas. Sin embargo, a veces el exceso de estrés genera experiencias incómodas o directamente dolorosas y que nos lleva a auto-sabotearnos.

Es en situaciones de este tipo cuando nos solemos preguntar por las causas de ese estado mental que nos hace sentir estresados; sin embargo, para comprender bien los desencadenantes de esas problemáticas, es importante conocer el estrés en general, no solo el que nos hace sentir mal.

Para saber más sobre el tema, hoy te ofrecemos una entrevista con el psicólogo Víctor Fernando Pérez López.

Entrevista a Víctor Fernando Pérez López: el origen del estrés

Víctor Fernando Pérez López es Fundador de ENDI En Directo: Terapia y Coaching. En esta entrevista nos habla sobre los orígenes y desencadenantes del estrés.

Víctor Fernando Pérez López

Víctor Fernando Pérez López

Psicología

Profesional verificado

Ciudad de México

Terapia online

Víctor, desde hace cerca de 2 años las personas en nuestro mundo se han enfrentado a muy altos niveles de estrés, quizás en parte por el drástico cambio en la manera en la que vivíamos y como consecuencia de la pandemia. ¿Será acaso que el cambio por circunstancias ajenas a nuestro control es el factor desencadenante del estrés patológico?

No. Aunque podemos sentirnos seducidos por la creencia de que el cambio como condición de adaptación es uno de los factores que origina el estrés patológico, no es así. Te lo planteo a través de una pregunta: ¿Qué pasaría si no tuvieses ningún tipo de cambio en tu vida y que todo se mantuviese inmutable y “aparentemente perfecto”?

Al principio sería cómodo pero creo que en algún momento podría llegar a aburrirme.

Cierto, pero además de eso, es probable que sin tener en tus manos la ilusión de que puedes dirigir tu destino, también te sintieses enormemente estresado por no poder controlar nada.

Sin emociones no hay estrés pero tampoco encontramos sentido a la vida, es por eso que necesitamos “adoptar” un cierto grado de estrés y sentir emociones. El estrés está ligado a las emociones y que no es posible separarlo por completo de ellas.

Supongo que hay millones de personas viviendo con un estrés que no les hace bien, ¿Cómo es que las personas se estresan de manera negativa?

Según estudios del estrés en el ser humano, el estrés patológico se produce cuando una gran cantidad de condiciones inusuales amenazan el bienestar o integridad de una persona. Aunque también se puede presentar un evento aislado que para lo que se ha definido “Estrés postraumático” .

Entonces, si el cambio no es el factor más estresante, ¿cuál sería el o los factores responsables de que las personas nos estresamos de manera negativa?

En mi opinión el estrés patológico se llega a establecer por algunos condicionantes. Por ejemplo, cuando el descanso físico así como el estado de sueño-vigilia no son adecuados durante períodos de tiempo extensos y como consecuencia no se tiene lo que llamamos “descanso reparador”.

También cuando hay una sobrecarga de exigencias que no permite una recuperación suficiente para que nuestros procesos puedan darse de manera normal.

O cuando un acontecimiento negativo exige a la persona una capacidad de adaptación inmediata y se trata de un evento traumático, deriva en lo que he mencionado, “estrés postraumático”.

Considerando que el estrés es una forma de adaptación en nuestro organismo y en nuestra mente, ¿Existe algún grado de estrés que consideremos positivo?

No hablaría de estrés positivo, prefiero denominarlo estrés normal.

¿Es posible vivir sin ningún tipo de estrés?

No; el estrés es parte de la vida. Según la American Psychological Association, por sus siglas en inglés “APA”, cuando el estrés agudo se vuelve repetitivo llega al estrés agudo episódico, y si, como parte de creencias, presiones sociales, familiares y del entorno supera los límites en los que para una persona es posible sobrellevarlo, se corre el riesgo de que se convierta en estrés crónico.

Como consecuencia, según mi opinión no podemos hablar de estrés positivo ni de estrés negativo. Influye enormemente la percepción y la condición en que la personas se someta a cierto tipo de estrés y las herramientas con las que cuente para asumirlo.

¿Qué alternativas existen para afrontar el estrés crónico de la mejor manera?

Es muy recomendable hacer ejercicio. Realizado de manera constante e incrementando correctamente el grado de intensidad, esta actividad es lo más parecido a un tipo de estrés, lo cual puede ser un factor de fortalecimiento y reducir el riesgo de estrés patológico.

A través del ejercicio la persona puede elegir el nivel de intensidad de su actividad física y fortalecerse. El ejercicio, con el tiempo se convierte en una actividad enormemente gratificante.

Otra actividad que recomiendo es la práctica de Mindfulness; mediante esta práctica el cuerpo y la mente tienen la oportunidad de entrar en sano balance en el “aquí y ahora”.

Por último, acceder a terapia. Con la ayuda de un especialista cualificado de la Psicología o Coaching se convierten en herramientas poderosas para corregir situaciones de estrés patológico.

¿Existe un camino rápido a la reducción del estrés crónico?

En mi opinión, todas las alternativas que he mencionado son de enorme ayuda para normalizar nuestros niveles de estrés. Sin embargo, cuando las personas acudimos a un profesional, es precisamente cuando se demuestran a sí mismos que están listos para el cambio y es donde la magia de la renovación y el verdadero cambio sucede con la ayuda de un experto.

¿Qué conclusiones podríamos ir sacando sobre las causas del estrés?

En mi opinión el mayor impulsor del estrés es el control, no el cambio.

Podemos reconocer que el cambio es un factor constante, permanente e ineludible. Mientras que el control es opcional y está en nuestra capacidad de elegir soltar dicho control a favor de algo o de alguien e incluso decidir cuándo queremos volver a tenerlo.

Gracias por la información que nos has compartido, Víctor. ¿Hay algo que quisieras agregar?

Sí, claro. Sabemos que existen millones de personas viviendo condiciones de estrés crónico por múltiples dificultades. En ENDI En Directo contamos con un equipo cualificado de especialistas y todos ellos pueden ayudar a las personas que están pasando por momentos de estrés difíciles de sobrellevar.

Artículos relacionados