Un resumen de las características de este producto.

Muchos hemos oído la expresión “eres lo que comes”. Una buena dieta favorece a que nos mantengamos sanos y podamos funcionar tanto física como mentalmente.

No obstante, existen en el entorno factores, como el estrés del día a día, agentes patógenos, como bacterias y virus, o simplemente cierta predisposición genética que actúan como lastres para poder sacar nuestro máximo potencial.

En este artículo abordaremos el Immunocal, un suplemento alimenticio utilizado en el ámbito del deporte y también en personas con dolencias crónicas, además de explicar cuales son sus efectos en el organismo y sus beneficios.

¿Qué es Immunocal?

El Immunocal, originalmente llamado HMS-90, es un complemento alimenticio el cual suministra todos los aminoácidos que necesita el cuerpo humano para poder llevar a cabo sus funciones biológicas. Se comercializa en forma de polvo y se mezcla con agua, yogur o con zumo de frutas.

Destaca por contener grandes cantidades del aminoácido cisteína, el cual, mediante reacciones metabólicas, es transformado en un potente antioxidante: el glutatión.

El glutatión es una sustancia cuya función principal es la de proteger las células frente a las sustancias oxidantes. También interviene en procesos de detoxificación del organismo, combatiendo a patógenos tales como virus, bacterias y otros agentes nocivos. También elimina radicales libres, los cuales afectan de forma perjudicial a las células.

Beneficios de este suplemento

El Immunocal presenta una serie de efectos beneficiosos, listados a continuación:

Poder antioxidante y lucha contra los radicales libres. Como hemos indicado, ayuda en la síntesis de sustancias antioxidantes como el glutatión, evitando así el envejecimiento prematuro de las células.

Cuando hay niveles satisfactorios de glulatión en el organismo se liberan vitaminas como la A y la E, las cuales actúan como sustancias protectoras frente a agentes externos.

Además, lucha contra los radicales libres, los cuales están implicados en la muerte celular.

Ayuda al sistema inmunológico

El Immunocal contribuye en la producción de linfocitos, células fundamentales en el funcionamiento del sistema inmunológico.

También ayuda en el incremento de la actividad de otras células de gran importancia para el sistema inmune, como son los linfocitos T, los neutrófilos y las células NK (natural killers), las cuales están implicadas en los procesos infecciosos.

Refuerza la actividad deportiva

Este suplemento ontribuye en la recuperación muscular tras la realización de una actividad física de alto esfuerzo.

El desarrollo físico se da gracias a la acción de diferentes hormonas y a una correcta síntesis de proteínas. Para poder formar masa muscular el organismo requiere de unos niveles satisfactorios de aminoácidos con los cuales se harán proteínas que constituirán los músculos.

Immunocal favorece en el desarrollo y mantenimiento de la masa muscular gracias a que ofrece una gran variedad de aminoácidos.

Transporte de aminoácidos

Además de ser una fuente de aminoácidos, este suplemente contribuye en su transporte por el organismo.

Así ayuda a que el sistema nervioso, el inmunológico, el respiratorio y el digestivo cumplan de forma satisfactoria con sus funciones biológicas.

Regulación del pH

Este suplemento parece contribuir a mantener unos niveles de pH adecuados.

Si el pH del organismo se vuelve demasiado ácido las células pueden sufrir hipoxia, es decir, que tengan dificultades para que les llegue el oxígeno.

Modo de consumo

Las dosis de Immunocal recomendadas varían en función de las características del paciente o del deportista.

En personas con algún tipo de dolencia leve se administra unos 20 gramos diarios de este suplemento. En los casos más graves, las dosis suben a 30 gramos.

Para favorecer su absorción, se recomienda tomar immunocal sin demasiada comida en el estómago, y evitando otras fuentes con mucha cantidad de proteína.

Indicaciones terapéuticas

Este suplemento está recomendado para personas mayores de 35 años que estén sufriendo algunos trastorno grave que se dé de forma crónica, como estrés oxidativo, déficit inmunobiológico, hepatitis infecciosas, ciertos tipos de cánceres, problemas crónicos en los pulmones, asma, estados de desnutrición, intoxicación por radiación y acetominofen, y procesos relacionados con la vejez biológica.

Prácticamente casi todo el mundo puede tomar Immunocal: niños, mujeres embarazadas, diabéticos, personas hipertensas, deportistas, personas en la tercera edad… Y su administración puede ser tanto terapéutica como profiláctica, aunque cabe recordar que no es un fármaco, sino un suplemento que debe ser combinado con medicación eficaz.

Contraindicaciones

Este suplemento está contraindicado para personas que tengan algún tipo de trasplante de órganos como riñones o hígado, excluyendo a las personas que tengan marcapasos y prótesis dentales o e otro tipo.

Efectos secundarios

El Immunocal puede producir, como principal efecto secundario, hinchazón estomacal si no se da una adecuada hidratación. También se pueden dar irritaciones en la piel, aunque no suele ser algo que ocurra con frecuencia.

Hasta el momento no han sido reportadas las consecuencias de una sobredosis de este suplemento.

¿Qué respaldo científico tiene?

El Immunocal no es un fármaco, sino un suplemento alimenticio. Es por este motivo que puede surgir la duda sobre si realmente es eficaz y cierto lo que dicen sus defensores.

Este suplemento tiene el respaldo de varias organizaciones especializadas en comprobar la efectividad de medicinas y suplementos alimenticios. La Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos ha clasificado al immunocal con la categoría de GRAS, considerado como un producto seguro para el consumo humano.

En el país en que fue producioa por primera vez, Canadá, la CPS considera que es un suplemento natural efectivo para mejorar el estado de salud en varias dolencias, no obstante, se destaca que no es un sustituto de un tratamiento médico.

En el Physicians Desk Reference (PDR) se describe a este suplemento como una buena fuente de glutatión y cisteína, detallando los efectos terapéuticos que ha mostrado ofrecer.

Estas organizaciones destacan que al tratarse de un suplemento de origen natural presenta una baja incidencia de efectos secundarios. Es por ello, y siempre y cuando la dolencia del paciente no sea extremadamente grave y se precise de alternativas más potentes, el Immunocal está indicado como tratamiento combinado con el farmacológico.

Referencias bibliográficas:

  • Karelis A.D., Messier V., Suppère C., Briand P., y Rabasa-Lhoret R. (2015) Effect of cysteine-rich whey protein (immunocal®) supplementation in combination with resistance training on muscle strength and lean body mass in non-frail elderly subjects: a randomized, double-blind controlled study. Journal of Nutrition Health and Aging. 19(5) 531-6.
  • Lomaestro B., y Malone M. (1995) Glutathione in health and disease: pharmacotherapeutic issues. Annuals of Pharmacotherapy 29: 1263–73.