En los últimos años, las sales de Epsom se han ido volviendo cada vez más populares, ya sea porque muchos atletas las usan para calmar sus doloridos músculos o influencers hacen remedios caseros con esta sustancia.

Estas sales se las ha relacionado con múltiples beneficios terapéuticos, además de servir para obtener unos mejores cultivos y ser utilizada en la industria alimenticia.

Veamos qué son exactamente estas sales, cuales son los beneficios que se apunta que tienen y si, aunque de origen natural, suponen algún tipo de riesgo para la salud.

Sales de Epsom: ¿qué son?

Las sales de Epsom, también conocidas por su nombre químico como sulfato de magnesio, son un remedio natural y exfoliante utilizado para tratar múltiples dolores y problemas orgánicos. Dado que contienen magnesio se cree que pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades causadas por la falta de este mineral.

El magnesio es un elemento que adquiere un papel muy importante en la síntesis de proteínas que el cuerpo humano necesita, sobre todo las que se localizan en las articulaciones y en el sistema nervioso.

Las sales de Epsom han ido adquiriendo mayor popularidad con el paso de los años, siendo un ingrediente muy importante en muchos productos de belleza y también para fabricar sales de baño.

Composición química

Originalmente, estas sales eran extraídas de un manantial cercano al Epsom, en Inglaterra, por este motivo reciben su nombre. El agua de este manantial es salada y amarga, y fue allí donde se logró destilar por primera vez estas sales.

El sulfato de magnesio contiene como en su composición azufre, oxígeno y magnesio. Las sales se presentan en forma de cristales incoloros, con aspecto similar a la sal común o cloruro sódico.

Usos y beneficios

Son múltiples los beneficios que se le han atribuido a las sales de Epsom.

Usos terapéuticos

Se ha sugerido que las sales de Epsom son ideales para tratar muchos problemas de salud. Sin embargo, cabe decir que la investigación científica al respecto es limitada y que, al igual que puedan tener ciertos beneficios, también pueden implicar riesgos, por muy naturales que sean.

1. Aumentan los niveles de magnesio

Tener unos niveles adecuados de magnesio favorece una buena salud en general. De hecho, uno de los problemas médicos más comunes es el déficit de magnesio o hipomagnesemia.

La hipomagnesemia puede ser el resultado de abusar del alcohol, desnutrición, diarrea severa o niveles elevados de calcio, teniendo como consecuencias enfermedades cardíacas, fatiga crónica, trastornos digestivos, osteoporosis y problemas psicológicos.

El magnesio que forma parte de estas sales se puede absorber por la piel, ya sea introduciendo los pies en agua con sales de Epsom o tomando un relajante baño. Esto evita tener que consumir suplementos orales con magnesio.

Unos buenos niveles de magnesio en el organismo permiten que se sinteticen de forma correcta más de 300 enzimas fundamentales que están detrás de las funciones orgánicas y un buen control muscular.

2. Calman el estrés

El magnesio parece tener un efecto relajante sobre el organismo. Uno de los usos más extendidos de estas sales es utilizarlas como sales de baño.

Se ha llegado a decir que las sales de Epsom contribuyen en la producción de serotonina, lo cual podría relacionarse con el beneficio de reducir el estrés y la ansiedad, aunque el respaldo científico de esto es más bien escaso.

3. Antisépticas y antiinflamatorias

Estas sales se han utilizado para aliviar el dolor y las molestias asociadas con las quemaduras y las inflamaciones por alergias, no obstante, esto no se ha demostrado científicamente.

Como aparentemente parecen tener capacidades antisépticas, se han utilizado para eliminar el olor de los pies, eliminando las bacterias que lo causan.

4. Alivio del estreñimiento

Son consideradas un alivio natural para el estreñimiento. Si se consumen de forma oral, las sales de Epsom actúan como laxantes, haciendo que haya más agua en los intestinos y favoreciendo la egestión.

5. Regulan los niveles de glucosa

Se ha sugerido que su consumo podría evitar que se desarrollara diabetes. El magnesio contribuye a que se dé una mejor utilización de la insulina en el cuerpo.

Agricultura

Estas sales se utilizan para incrementar los niveles de magnesio y sulfatos en la tierra cultivable.

Varias plantas requieren mucho magnesio para dar frutos y verduras nutritivas y bien maduradas, como los tomates, las patatas, las zanahorias, limones, pimientos y, en floristería, las rosas.

El sulfato de magnesio es una sustancia con pH casi neutro. Esto hace que, a diferencia de varios fertilizantes, no se den cambios en el pH de la tierra de los cultivos, lo cual podría estropear las plantaciones.

Alimentación

En la industria alimentaria, las sales de Epsom se utilizan para elaborar algunos tipos de cerveza.

También es utilizada en Asia en la elaboración del tofu y derivados de la soja.

Riesgos para la salud

Aunque se trate de un producto natural, no sintetizado en un laboratorio, estas sales no están exentas de riesgos para la salud.

Consumir sales de Epsom debe hacerse bajo revisión médica, dado que un consumo abusivo de la sustancia puede hacer que se eleven los niveles de magnesio en sangre, dando como consecuencia una hipermagnesemia. Como síntomas asociados a esta condición médica están diarreas, dolor abdominal, náuseas y calambres.

No se recomienda el consumo de estas sales por cuenta propia, ya sea con la finalidad de tratar enfermedades o prevenirlas. Tampoco se recomienda utilizarlas para tratar heridas en la piel, quemaduras y alergias, dado que podría empeorar las lesiones.

Referencias bibliográficas:

  • Heinz-Büchel, Karl, Moretto, H. H., Werner, D., Wiley, J. (2000) Industrial Inorganic Chemistry,.
  • Blitz M, Blitz S, Hughes R, Diner B, Beasley R, Knopp J, Rowe B. H. (2005) Aerosolized magnesium sulfate for acute asthma: a systematic review.Chest, 128:337-44.
  • Duley, L; Gülmezoglu, A. M.; Henderson-Smart, D. J.; Chou, D. (2010). "Magnesium sulphate and other anticonvulsants for women with pre-eclampsia". The Cochrane Database of Systematic Reviews (11)
  • Duley, L; Henderson-Smart, DJ; Walker, GJ; Chou, D (8 December 2010). "Magnesium sulphate versus diazepam for eclampsia". The Cochrane Database of Systematic Reviews (12)