https://www.flickr.com/photos/epublicist/

Existen diferentes tipos de Curriculum Vitae que nos van a servir para demostrar las fortalezas que poseemos: nuestra experiencia, nuestro nivel académico, los idiomas que dominamos, etcétera. Cuando estamos buscando trabajo, el CV va a ser nuestra carta de presentación, es decir, nuestro anuncio para que la empresa en la que queremos trabajar se interese por nuestro perfil. 

Así pues, no es ninguna pérdida de tiempo centrar nuestros esfuerzos en hacer que el CV esté impecable.

Los diferentes tipos de currículum

En cada uno de los tipos de currículum, la misma información se puede organizar de formas muy diferentes. Dependiendo de la estructura daremos más importancia a unos aspectos y no a otros, y podremos beneficiarnos de los diferentes tipos de currículum para mostrar lo que más nos interesa. 

En nuestro artículo “10 consejos para mejorar tu Currículum Vítae” ya dimos información de cómo elaborar un currículum vitae exitoso. A continuación, te presentamos los diferentes tipos de curriculum que, según la forma en que esté organizada la información, podrás emplear a la hora de preparar tu CV.

4 clases de CV ¿cómo saber cuál me conviene usar?

Empecemos por el primer CV (y también el más comúnmente usado): el CV cronológico.

1. Currículum cronológico

Este tipo de currículum es el más tradicional y usado, ya que resalta de forma organizada la carrera profesional. Se emplea para destacar que se ha progresado en un campo determinado y muestra el orden que se ha seguido a lo largo de la trayectoria profesional y educativa. Por lo tanto, la información se organiza partiendo de los logros más antiguos y llegando hasta los más recientes. A diferencia de los otros tipos de currículum, pone en relieve la estabilidad y la evolución ascendente de la carrera, y destaca la promoción, el aumento de tareas o las subidas en las escala profesional.

Puntos fuertes del CV cronológico

El currículum cronológico debería usarse en las situaciones siguientes:

  • Si se ha progresado en un campo laboral en un orden lógico y se busca promoción o una mejora en las condiciones laborales.
  • Si se ha tenido una carrera profesional estable, sin parones largos que hagan cuestionar al reclutador la motivación por el puesto.
  • Si se ha tenido pocos trabajos, pero una amplia experiencia en ese campo.
  • Si no se quiere cambiar la línea de trabajo.
  • Si no se tienen más logros que el haber trabajado en una compañía de alto prestigio.

Inconvenientes del CV cronológico

Por otro lado, este currículum también tiene sus inconvenientes:

  • Resalta los cambios de trabajo así como la falta de ascensos o cambios de responsabilidad.
  • Muestra los periodos de inactividad.
  • Puede mostrar la falta de reciclaje o la falta de actualización formativa.

2. Currículum funcional (o temático)

Este tipo de currículum resalta las habilidades, y es útil si uno ha tenido experiencias diferentes en ámbitos que muestren competencias importantes. Por lo tanto, a diferencia del CV cronológico, no presenta el tiempo de permanencia en la empresa, sino la variedad de las funciones que se han desempeñado

En esta clase de CV se indican de tres a seis áreas de funcionales en las que se ha laborado. Por ejemplo, si una persona opta a un puesto de recepcionista en un hotel, los diferentes títulos funcionales de su hoja de vida pueden ser: guía turístico, atención al cliente (al haber trabajado en una oficina de atención al cliente en un centro comercial) y docente de idiomas. Esto aporta información al reclutador de que puede ser un buen candidato para el puesto: habla idiomas, ha trabajado cara al público y ha trabajado en el entorno turístico.

Puntos fuertes del CV funcional

El currículum funcional debería usarse en las situaciones siguientes:

  • Si se quiere poner énfasis sobre las habilidades necesarias para desempeñar un puesto de trabajo concreto y no se tiene experiencia en ese sector.
  • Si una persona ha sido freelance y quiere volver a trabajar para alguien.
  • Si se quiere camuflar periodos en blanco o de inactividad.
  • Si se quiere suprimir fechas y mostrar la adaptabilidad a los empleos antes que la estabilidad.
  • Si se busca el primer empleo o si se tiene una corta experiencia laboral.
  • Si uno piensa que la edad puede ser una barrera.

Inconvenientes del CV funcional

Los inconvenientes del este formato de curriculum son:

  • No es el formato de presentación habitual, por lo que los reclutadores pueden percibir que se esconde información.
  • No da importancia al periodo de tiempo que se ha estado en cada puesto ni al nombre de la empresa.

3. Currículum mixto (o combinado)

El curriculum mixto o combinado es una mezcla de los dos tipos de currículum anteriores. Normalmente se inicia con una descripción funcional de las competencias o habilidades, seguido de un orden cronológico de la trayectoria del individuo. Por lo tanto, formato combina los puntos fuertes de los dos tipos de CV anteriores.

Puntos fuertes del CV mixto

El currículum mixto debería usarse cuando se desea destacar la experiencia y las habilidades que presenta el candidato en función del puesto al que opta. Además, este modelo de CV, no es percibido negativamente por algunos reclutadores, ya que muestra los periodos de inactividad.

Inconvenientes del CV mixto

Igual que los demás tipos de currículum, CV mixto también el presenta inconvenientes:

  • Se necesita un currículum diferente para cada puesto al que se opta.
  • No es adecuado para presentar cuando piden formularios estándar.
  • Al añadirle el orden cronológico, los momentos de inactividad también serán mostrados.

Además de estos tipos de currículum basados en la organización de la información, el currículum puede presentarse, por ejemplo, con un toque artístico (si se aplica para un trabajo relacionado con el arte) o más formal (si se aplica para un trabajo en una oficina). En la actualidad, incluso se hace uso del videocurrículum en vez del formato papel.

4. El videocurrículum

El videocurrículum muestra al candidato en una grabación que no se recomienda que sea más larga de un minuto (no es conveniente que dure más de dos minutos). Este formato es ideal para mostrar las habilidades comunicativas o la personalidad activa y dinámica, y abre canales de comunicación como el visual, que no están presentes en el formato escrito. Además, el videocurrículum puede incorporar elementos creativos, como proyectos realizados, fotografías, etc.

También permite demostrar competencias profesionales, como el dominio de idiomas o algún talento, o la buena presencia o imagen. El videocurrículum es una manera original de presentar la candidatura, aunque no todas las empresas permiten este formato. Aun y así, está ampliamente aceptado en el mundo audiovisual o el marketing.