Elizabeth Taylor fue una célebre actriz británica-estadounidense, nacida en la localidad de Hampstead, Londres durante el año 1932.

Gracias a su inusual belleza, Taylor consiguió de forma muy rápida poder convertirse en toda una celebridad de su época. Algunas de las películas que la catapultaron hacia la fama fueron: “Cleopatra”, “El padre de la novia”, “Gigante” o “La gata sobre el tejado de zinc”, una película que protagonizó junto al también célebre Paul Newman.

Grandes frases y reflexiones de Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor

Durante su excelsa carrera Taylor consiguió ganar 2 premios Oscar a la mejor actriz y también numerosos Globos de Oro, unos premios que sin duda ayudaron a aumentar la fama de la que ya por aquellos entonces disponía.

A continuación podrás disfrutar de una recopilación de las 70 mejores frases de Elizabeth Taylor, la que sin duda es una de las mejores actrices de Hollywood de todo el siglo XX.

1. Las personas que me conocen bien, me llaman Elizabeth. No me gusta Liz.

Su nombre Elizabeth posee muchísima más fuerza que su abreviatura Liz y es por esto que esta famosa actriz deseaba que siempre la llamasen por su nombre completo.

2. Cuando la gente dice: "Ella tiene todo", tengo una respuesta: no he tenido mañana.

La vida de la estrella no es tan idílica como desde fuera puede parecernos, pues el nivel de exigencia al cual una estrella se somete no tiene en realidad nada que ver con el que tenemos las personas anónimas.

3. Realmente no recuerdo mucho sobre “Cleopatra”. Había muchas otras cosas sucediendo.

“Cleopatra” fue una película en la que Taylor brilló con una gran fuerza, su mirada sin duda fue lo que le dió una gran profundidad al personaje que interpretaba.

4. El problema con las personas que no tienen vicios es que, en general, puedes estar bastante seguro de que van a tener algunas virtudes bastante molestas.

Como seres humanos todos tenemos defectos, tengamos muy claro que nadie en el mundo está completamente exento de ellos.

5. Soy un sobreviviente, un ejemplo vivo de lo que la gente puede atravesar y sobrevivir.

Si somos pacientes y perseverantes al final lograremos cumplir todos aquellos objetivos que nos hayamos propuesto. Todos deberíamos tener más fe en nosotros mismos.

6. Adoro usar gemas, pero no porque sean mías. No puedes poseer resplandor, solo puedes admirarlo.

Las joyas siempre le encantaron, como ella misma dijo en una ocasión: las chicas grandes necesitan diamantes grandes.

7. Supongo que cuando alcanzan cierta edad, algunos hombres tienen miedo de crecer. Parece que cuanto más viejos se hacen los hombres, más jóvenes se vuelven sus nuevas esposas.

Cuando nos hacemos mayores las inseguridades muchas veces se apoderan de nosotros, llevándonos incluso a cometer actos que nunca habríamos hecho en el pasado.

8. Es extraño que los años nos enseñen paciencia; que cuanto más corto sea nuestro tiempo, mayor será nuestra capacidad de espera.

En el transcurso de nuestra vida aprendemos que las cosas no siempre llegan de un día para otro, aquellas cosas más valiosas tardaremos un largo tiempo en poder conseguirlas.

9. Hay tanto que hacer, tan poco hecho, cosas por hacer.

Debemos aprovechar nuestro tiempo de vida al máximo, pues uno nunca sabe cuándo su tiempo se terminará.

10. Me siento muy aventurera. Hay tantas puertas para abrir, y no tengo miedo de mirar detrás de ellas.

La vida puede ser maravillosa si somos valientes, como se suele decir: la fortuna favorece a los audaces.

11. Algunos de mis mejores hombres principales han sido perros y caballos.

Los animales son tremendamente fieles y cariñosos, siempre debemos tratarlos con el respeto que se merecen.

12. Siempre he admitido que estoy gobernada por mis pasiones.

La pasión puede ser una fuerza arrolladora que nos dirija en nuestra vida, al igual que le sucedía a esta célebre actriz.

13. Me caí de mi nube rosa con un ruido sordo.

Su llegada al mundo de la interpretación sin duda fue una gran sorpresa para todos los espectadores, un momento que muy probablemente recordarán durante toda la vida.

14. Averigua quiénes son tus verdaderos amigos cuando estás involucrado en un escándalo.

Los amigos de verdad siempre serán aquellos que nos ayuden cuando más lo necesitemos, además seguramente representarán en realidad, un número muy reducido de entre todos aquellos que dicen ser nuestros amigos.

15. Mi madre dice que no abrí los ojos durante ocho días después de mi nacimiento, pero cuando lo hice, lo primero que vi fue un anillo de compromiso. Me enganché.

Sus aventuras amorosas fueron muy sonadas. En aquellos tiempos las celebridades, como también sucede hoy en día, siempre ocupan todas las portadas de las revistas del corazón.

16. Todo me pone nerviosa, excepto hacer películas.

El cine parecía ser su medio natural, en él Taylor siempre encontró un lugar donde poder expresarse libremente.

17. No creo que el presidente Bush esté haciendo nada en absoluto sobre el SIDA. De hecho, no estoy seguro de que él siquiera sepa deletrear SIDA.

Una cita que nos revela en cierta manera su ideología política o al menos de lo que podemos estar seguros, es que el partido republicano nunca fue de su agrado.

18. Tengo el cuerpo de una mujer y las emociones de un niño.

Gestionar las emociones puede ser algo complicado en ciertas ocasiones, pues aquellas personas que son más empáticas suelen sentirlas de una forma mucho más intensa.

19. Solo me he acostado con hombres con los que me he casado. ¿Cuántas mujeres pueden hacer esa afirmación?

Como vemos esta actriz nunca fue una cualquiera, pues durante toda su vida solo estuvo con aquellos hombres con los que previamente había compartido el altar.

20. No he leído ninguna de las autobiografías sobre mí.

Ella conocía perfectamente de dónde venía y quién era, ninguna autobiografía nunca podría cambiar nunca esa idea.

21. Creo que finalmente estoy creciendo, y ya es hora.

Al final la madurez es algo que nos llega a todos, con ella seremos capaces de vivir la vida de una forma mucho más serena y calmada.

22. He pasado por todo, bebé, soy madre coraje.

Sus hijos siempre fueron lo primero para ella, su faceta como madre siempre representó el papel principal de su vida.

23. Soy una esposa muy comprometida. Y también debería estar comprometida, por estar casada tantas veces.

Aunque una relación no funcionase eso no le iba a disuadir de buscar el amor verdadero, ella sabía que algún día sin duda lo encontraría.

24. Si alguien es lo suficientemente tonto como para ofrecerme un millón de dólares para hacer una foto, ciertamente no soy lo suficientemente tonta como para rechazarlo.

El dinero le ayudó a vivir de una forma mucho más acorde con sus pensamientos y por ello que nunca perdió una oportunidad de poder ganarlo.

25. Sudo verdadero sudor y sacudo verdaderos batidos.

Al final del día era una mujer completamente normal, algo que algunos admiradores y muchos periodistas nunca lograron entender.

26. Salí de casa tan pronto como pude, cuando tenía 18 años. Pensé que estaba enamorada y me casé, la prensa lo llamó Príncipe Azul y Cenicienta. Él era un Hilton, así que yo era la pobre Cenicienta. Y cuando me divorcié nueve meses después, nunca le dije a la corte por qué, pero él fue cruel.

Su primer matrimonio como vemos no resultó ser nada fácil, pues el cuento de hadas que ella se imaginaba que viviría fue en realidad una auténtica pesadilla.

27. No pretendo ser una ama de casa ordinaria.

Elizabeth Taylor era una mujer muy adelantada para su época, siempre tuvo muy claro que ella nunca sería la típica ama de casa.

28. En la película donde no me llevaba bien con el director, decidí no hablar con él.

La relación Actor/Director es complicada en algunas ocasiones, cuando esto sucede para que una posible obra pueda salir adelante, lo mejor será que ambos interactúen lo mínimo posible entre ellos.

29. Siempre he cantado en la ducha. Ahora hago del escenario una ducha mental para no ponerme demasiado nervioso y disfrutarlo.

Muchos de nosotros hemos cantado alguna vez en la ducha, sin duda este es un lugar donde normalmente la mayoría de personas siente una sensación de gran privacidad.

30. Actuar es divertido. No es toda mi vida. No es todo mi ser. Es secundario a mi vida. Mi vida es primaria, estoy corriendo en la primaria, como sabes.

La interpretación siempre fue algo que le apasionaba, aunque esta actividad nunca fue la mayor prioridad de su vida.

31. Es increíble la gimnasia que puedes hacer cuando no quieres hacer algo. Cómo puedes forzarte contra todas las fuerzas de la naturaleza. Me tiré hacia atrás.

Cuando no queremos hacer algo, ponemos todo nuestro empeño en ello. Es muy difícil que puedan obligarnos físicamente, a hacer algo que realmente no queramos hacer.

32. Para mí, actuar es una cuestión de concentración absoluta. Puedes reírte y reírte con tus amigos hasta el momento en que el director dice: "¡Acción!" Luego, pone su mente en forma y en el personaje que está interpretando y se relaciona con las personas con las que está actuando y olvida a todos los demás con los que ha estado bromeando.

La interpretación necesita el cien por cien de nuestra capacidad intelectual durante ese preciso momento, cuando actuamos todos debemos dejar nuestros problemas y preocupaciones personales de un lado.

33. He sido sumamente afortunada en mi vida porque he conocido un gran amor y, por supuesto, soy el custodio temporal de algunas cosas increíbles y hermosas.

El amor puede ser realmente maravilloso, pues poder encontrar a esa persona que emocionalmente nos completa, es una sensación muy difícil de explicar.

34. Nunca he tenido una lección de actuación. Nunca me han dado técnicas. Todo lo que he hecho está inventado.

Fue una actriz la cual nunca estudió interpretación, ella simplemente siempre supo cómo debía actuar delante de la cámara.

35. Odio la idea de tener que interpretar siempre las ideas, pensamientos y palabras de otras personas, porque soy muy independiente y, creo, una pensadora libre.

Su personalidad real era mucho más fuerte que la de aquellos personajes que interpretaba, siempre fue en su vida personal donde ella se mostraba totalmente fiel a sí misma.

36. Solía pensar que beber ayudaría a mi timidez, pero todo lo que hizo fue exagerar todas las cualidades negativas.

La bebida puede ayudarnos a deshinibirnos, pero también puede despertar en nosotros demonios que hasta ahora no conocíamos.

37. ¡Nunca he querido ser una reina! Cleopatra fue un papel, y yo soy actriz, así que fue divertido interpretar uno, pero no es real.

Cuando interpretó a Cleopatra lo disfruto muchísimo, pero este papel nunca llegaría a calar completamente en su personalidad. La Elizabeth Taylor real siempre fue una mujer mucho más interesante, que su versión de Cleopatra.

38. Un nombre ya no lleva una película. La gente solía ir al cine a ver una película de John Wayne. Y no tienes que pasar eso ahora, excepto en el mundo del rock, que ha eliminado el evento de las películas.

Ciertos actores consiguieron una fama tan grande en su momento, que las personas solo iban a ver una película por poder verlos a ellos. Algo que con la llegada de nuevas generaciones de actores dejaría de producirse.

39. Me encanta ir a conciertos de rock, me encanta perderme en esa gran ola de ritmo y calor corporal y tener el mismo ambiente.

El Rock and Roll supuso un cambio radical en el mundo de la música, llegando a convertirse en un fenómeno social como nunca antes se había visto.

40. Siempre puedes evitar lanzarte frente a un tren que se aproxima. Hay algo que simplemente te aleja, y me ha alejado, porque todavía no estoy muerta, al borde del impacto. A veces me ha rozado mucho ese tren.

Saber evitar los problemas nos permitirá vivir de una forma mucho más tranquila, algo que sin duda aprenderemos a valorar con el paso del tiempo.

41. No tengo un patrón establecido. Tomo las cosas como vienen. Por lo general, con una gran cantidad de gusto. Solo me recuesto y espero a que suceda. Y generalmente lo hace.

La vida por sí sola siempre nos traerá nuevas oportunidades, muchas de las cuales simplemente aparecerán en el momento que menos las busquemos.

42. Siempre he preferido los animales a las niñas o niños. Tuve mi primer caballo, en realidad era un pony de Terranova, cuando tenía tres años, y me encantó montar, sin que nadie me encadenara, cabalgando a pelo tan rápido como pude.

Los animales son seres maravillosos, Elizabeth Taylor siempre fue una mujer realmente enamorada de todos los animales en general.

43. Nunca planeé adquirir muchas joyas o muchos maridos. Para mí, la vida sucedió, como lo hace para cualquier otra persona.

Aunque ella no lo quería así, el amor siempre se le mostró algo esquivo. Debemos ser conscientes de que la vida no siempre nos mostrará su cara más amable.

44. Me resulta bastante tedioso trabajar con algunos actores que tienen que arrinconarse y saltar de un lado a otro, sacudir las manos y los brazos y decirle al director: "Solo un segundo, estaré listo en unos minutos". todos los otros actores están esperando para entrar. Luego dicen: "¡Bien! Estoy listo ahora". Y luego vienen y lo hacen exactamente de la misma manera que lo hicieron en el ensayo.

Algunos actores necesitan una gran preparación para poder interpretar a su personaje de una forma fidedigna, algo que nunca le sucedió a esta magnífica actriz. Elizabeth Taylor siempre estaba completamente preparada para poder actuar.

45. Me gusta la conexión con los fanáticos y las personas que me han apoyado. Y me encanta la idea de comentarios reales y una calle de doble sentido, que es muy, muy moderna.

Sus admiradores siempre fueron un gran apoyo para ella, sus comentarios siempre la animaron a trabajar mucho más duramente.

46. A veces creo que sabemos demasiado sobre nuestros ídolos y eso arruina el sueño.

Todas las personas poseen aspectos positivos y también negativos, los actores famosos al final del día son completamente iguales al resto de las personas.

47. Siempre quise tener una fragancia, y siempre quise conectarme con la gente de otras maneras que no fueran a través del cine.

Otros sectores del mundo de los negocios también le inspiraban enormemente. Gracias a esta breve cita podemos darnos cuenta de que la interpretación no era lo único que a ella interesaba.

48. Me perdería totalmente en la música y sería gitana. Iría a donde quisiera en mi cabeza, donde la música me llevara. Mi cuerpo me siguió.

La música siempre fue algo que esta actriz disfrutó muchísimo. Al igual que Taylor lo hacía, mediante la música todos nosotros podemos olvidarnos de nuestros problemas inmediatos, aunque tan solo sea por un breve periodo de tiempo.

49. Me odio en la pantalla. Quiero morir ... mi voz es muy alta o muy grave. Quiero bucear debajo de la alfombra ... Me encantaría ser alta y sauce ... Soy baja.

Uno no elige la estatura que posee, ser una mujer relativamente baja nunca fue un impedimento real para su éxito.

50. Algo siempre me hizo salvarme a mí misma. Ya sea en el Betty Ford Center o en el escenario para actuar en el teatro cuando mucha gente no creía que pudiera hacerlo.

Nunca debemos auto boicotearnos, pues si tenemos verdadera fe en nosotros mismos siempre lograremos realizar todo aquello que nos propongamos.

51. Por si acaso tienes neumonía o mueres. Las partes peligrosas son siempre los últimos días de rodaje.

Una forma de ver el cine realmente interesante, algo que nos demuestra que para los llamados productores, los artistas muchas veces solo suelen representar simples números.

52. No puedes llorar en el hombro de un diamante, y los diamantes no te mantendrán caliente por la noche, pero son divertidos cuando brilla el sol.

Las joyas pueden ser un premio interesante, pero al final del día ellas nunca podrán consolarte. El materialismo desbocado nunca nos llevará hacia la vida que todos realmente deseamos.

53. Creo en la diferencia entre hombres y mujeres. De hecho, abrazo la diferencia.

Los hombres y mujeres somos muy diferentes entre nosotros, pero son estas diferencias las que nos convierten en seres tan especiales los unos para los otros.

54. Sin homosexuales no habría Hollywood.

Las personas homosexuales siempre han formado una parte esencial dentro de esta famosa industria, si ellos nunca hubiesen contribuido Hollywood nunca habría alcanzado la repercusión mediática que actualmente posee.

55. Este es un libro que respeta a los niños y sus ideas. Y en ese sentido, coloca a Chasing Vermeer en la tradición de los favoritos clásicos recordados con cariño de nuestra propia infancia.

La lectura puede ser muy beneficiosa entre los más jóvenes, pues gracias a ella pueden desarrollar su intelecto de una forma mucho más pronunciada.

56. No tengo mal genio, solo tengo una reacción rápida a las tonterías.

Como mujer, Taylor era bastante temperamental, aquellas cosas que en realidad no le gustaban las comentaba sin tapujos.

57. En el Día de la Madre: es una estafa, para decir la verdad, una oportunidad de vender mi perfume y otras cosas que les gustan a las mujeres.

Las mujeres deben ser reconocidas y recompensadas por sus esfuerzos todos los días, el día de la madre sin duda debería darse los 365 días del año.

58. He estado casada muchas veces. Qué terrible cambiar las afiliaciones de los niños, sus afectos, para darles la inseguridad de confiar en alguien cuando tal vez alguien no estará allí el próximo año.

Las relaciones personales pueden ser muy complicadas, encontrar el amor verdadero quizás sea mucho más difícil de lo que algunos de nosotros solemos pensar.

59. ...No hay desodorante como el éxito.

Cuando tienes éxito todo el mundo desea ser tu amigo, todo tu entorno acaba convirtiéndose en un gran laberinto de espejos en el que muchas personas suelen perderse.

60. Tengo 45 años. No me veo mal para alguien de mi edad, con mi historial de enfermedades y operaciones y todos esos anestésicos. Cuando te dejan inconsciente, te da tiempo para ponerte al día con tu sueño reparador.

Los achaques fueron apareciendo poco a poco en su vida, el tiempo es desgraciadamente algo que nunca da tregua a ninguna persona.

61. Cuando seas mayor, apreciarás las ventajas de dormir solo.

Tener pareja también puede ser en ciertas ocasiones algo desagradable, pues como algunas personas suelen decir es mejor estar solos que mal acompañados.

62. Actuar es, para mí ahora, artificial. Ver a la gente sufrir es real. No podría ser más real. A algunas personas no les gusta mirarlo a la cara porque es doloroso. Pero si nadie lo hace, entonces no se hace nada.

El mundo es un lugar terrible en el que innumerables personas sufren las más grandes desgracias, la sociedad actual debería evolucionar para intentar proteger a todas las personas que se encuentra dentro de ella por igual.

63. No me preocupa morir. Consulto con Dios, mi creador. Y no tengo muchos problemas que resolver. Estoy bastante cuadrada de todos modos.

Ella nunca le temió a la muerte, en el momento que esta llegase la encontraría preparada.

64. Cuando la mujer deja de sonrojarse, ha perdido el arma de hechizo más poderosa.

La inocencia es una de las armas más poderosas que una mujer puede poseer, pero está también totalmente efímera. Pues llegado el momentos todas las personas la perdemos.

65. Todavía hay mucho más por hacer. No puedo sentarme y ser complaciente, y ninguno de nosotros debería estarlo. Ahora me muevo en una silla de ruedas, pero me muevo.

La vejez es algo que a todos nos llegará y en su momento también le llegó a la gran Elizabeth Taylor, una actriz muy diferente a todas sus homónimas actuales.

66. ¿Por qué las personas homosexuales no deberían poder vivir tan abierta y libremente como todos los demás? A lo que se reduce, en última instancia, es al amor. ¿Cómo puede algo malo salir del amor? Lo malo proviene de la desconfianza, la incomprensión y, Dios sabe, del odio y de la ignorancia.

La homosexualidad nunca fue vista como un problema para ella, si dos personas se aman realmente siempre deben ser completamente libres de poder estar juntos.

67. Marilyn Monroe parecía tener una especie de resplandor inconsciente sobre su ser físico que era inocente, como una niña. Cuando posó desnuda, fue 'Gee, soy un poco, ya sabes, un poco descarada', como si lo disfrutara sin ser egoísta.

Monroe fue una mujer que sin duda marcó muchísimo a esta célebre actriz, la personalidad de la que esta actriz siempre hacía gala era realmente conmovedora.

68. El judaísmo no tuvo absolutamente nada que ver con mi matrimonio anterior con Mike o mi próximo matrimonio con Eddie Fisher, ambos judíos. Era algo que había querido hacer durante mucho tiempo.

Su religión nunca tuvo nada que ver con sus matrimonios, pues ella siempre tuvo muy claro cuál era la religión que más le representaba.

69. Los altibajos, los problemas y el estrés, junto con toda la felicidad, me han dado optimismo y esperanza porque estoy viviendo la prueba de supervivencia.

La vida siempre nos traerá tanto buenas como malas experiencias, con el tiempo muchos de nosotros aprendemos a lidiar de una forma más exitosa con todas ellas.

70. Cuando no estoy con la persona que amo, amo a la persona con la que estoy.

Todos deberíamos vivir siempre el momento en el que nos encontramos más plenamente, tanto si estamos con amigos como con familiares.