Empédocles de Agrigento (495 a.C. - 444 a.C.) fue un destacado filósofo y político griego.

La Antigua Grecia, Empédocles jugó un papel importante en el desarrollo de la filosofía racionalista. Muy influido por las ideas de Parménides, creía en la inmutabilidad de lo existente. Fue un orador excepcional y un médico de reconocido prestigio. Fundó la escuela siciliana de medicina, siendo considerado como uno de los investigadores más intrépidos y prolíficos de su época.

Frases célebres de Empédocles

Suele haber consenso en que la causa de su muerte fue provocada. Empédocles se suicidó. Las únicas obras de las que se tienen constancia son dos poemas, llamados “Sobre la naturaleza de los seres” y “Las purificaciones”.

En este artículo vamos a descubrir a este pensador griego. A través de las 12 mejores frases de Empédocles viajaremos en el tiempo para conocer las ideas de este excepcional pensador y hombre de ciencia.

1. Es imposible que algo llegue a ser de lo que de ninguna manera es.

Sobre la esencia de las cosas.

2. Bendecido es quien ha adquirido una riqueza de sabiduría divina, pero miserable es de quien allí descansa una tenue opinión referente a los dioses.

Una gran frase acerca de la sabiduría divina.

3. El mar es el sudor de la tierra.

Excelente metáfora de gran calado poético.

4. Estos elementos nunca cesan de cambiar de lugar continuamente, ahora son todos unidos por amor en uno, ahora cada uno aparte por el odio engendrado en luchas, hasta que se reúnan en la unidad del todo y sea conforme a él.

Una muestra de su monismo filosófico.

5. Feliz es el que ha ganado la gran cantidad de pensamientos divinos, ¡ay de aquel cuyas creencias sobre los dioses son oscuras!

Un pensamiento teísta del gran Empédocles.

6. La naturaleza de Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna.

Una de esas frases de Empédocles en que nos describe su visión sobre el Ser Superior.

7. Lo que es correcto podría ser bien dicho incluso dos veces.

Sobre la verdad y su discursividad.

8. Conviene repetir las palabras útiles.

Muy en la línea de la frase anterior.

9. Ninguna cosa mortal tiene un comienzo o final en la muerte destrucción; solo hay una mezcla y separación de lo mezclado, pero por los hombres mortales estos procesos son llamados “comienzos”.

En esta frase nos muestra su posicionamiento sobre la inmutabilidad de la materia.

10. La fuerza que une todos los elementos para ser todas las cosas es el amor, también llamado Afrodita. El amor une elementos distintos en una unidad, para convertirse en una cosa compuesta. El amor es la misma fuerza que los seres humanos encuentran en el trabajo, cada vez que sienten alegría, amor y paz. La lucha, por otro lado, es la fuerza responsable de la disolución.

Una cita célebre de Empédocles que nos lleva a reflexionar profundamente.

11. Vemos la tierra por la tierra, el agua por el agua, el aire divino por el aire y el fuego destructor por el fuego. Comprendemos el amor por el amor y el odio por el odio.

Sobre la mismidad.

12. Yo he sido ya, anteriormente, muchacho y muchacha, arbusto, pájaro y pez habitante del mar.

Otra frase de Parménides que nos habla sobre el monismo.