Heráclito de Éfeso (540 a.C. - 480 a.C.) fue un filósofo griego, también conocido como “El Oscuro de Éfeso”. Nacido en una población de la actual Turquía, es uno de los filósofos anteriores a Platón más estudiados, a pesar de que se conservan apenas unos pocos escritos originales.

La obra de este pensador griego es aforística y es necesaria una gran dote interpretativa para comprender sus enseñanzas.

Grandes citas célebres y frases de Heráclito

En este artículo vamos a intentar sintetizar la filosofía de Heráclito a través de sus mejores frases. Son citas célebres que resumen sus conocimientos y que nos llegaron a través de los siglos.

Te puede interesar:

1. Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña.

Tal vez su reflexión más estudiada y comentada. Todo es efímero, por lo que no podemos afirmar con rotundidad que un ente sigue siendo el mismo en dos instantes distintos.

2. Los médicos cortan, queman, torturan. Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen.

Sobre la temible ignorancia presuntuosa de los médicos.

3. Para Dios todo es hermoso, bueno y justo. Los hombres han concebido lo justo y lo injusto.

Es la humanidad la que concibe los principios éticos de bien y mal.

4. Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río.

Otra cita célebre de Heráclito en relación a la mutabilidad de la materia.

5. Con tanto ardor deben los ciudadanos pelear por la defensa de las leyes, como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquéllas que éstas para la conservación de una ciudad.

Defensa y orden, dos principios básicos para la subsistencia de una civilización.

6. Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco.

Grandes empresas conllevan a menudo grandes decepciones.

7. La enfermedad hace agradable la salud; el hambre la saciedad; la fatiga el reposo.

Sin la cara menos amable de la existencia no seríamos capaces de valorar la dicha de vivir.

8. En el círculo se confunden el principio y el fin.

Metáfora plástica de gran valor estético y filosófico.

9. A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente.

El don de la autorreflexión. Solo es preciso sentarse a meditar sobre la vida.

10. Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue.

Lo inesperado, tarde o temprano, puede llegar. Así que estate alerta.

11. Los asnos prefieren la paja al oro.

La percepción de la valioso no está en manos de cualquiera.

12. Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre.

Omnipotente y omnipresente. Una de las frases de Heráclito en que expresa su visión sobre el ente divino.

13. Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.

La moralidad humana no es sino una constatación de las leyes celestiales.

14. Todo cambia; nada es.

Otra cita célebre, muy concisa, sobre la mutabilidad de la materia.

15. Muerte es todo lo que vemos despiertos; sueño lo que vemos dormidos.

Preciosa frase onírica con la que reflexionar.

16. Los perros sólo ladran a quienes no conocen.

Con esta cita célebre, Heráclito nos exhorta a reflexionar.

17. El sol es nuevo cada día.

Se puede interpretar de distintas maneras, pero es probable que Heráclito pronunciara esta frase pensando de nuevo en el cambio permanente de la realidad.

18. El alma seca es la más sabia y la mejor.

Sin artificios, sin maquillajes.

19. Es de sabios prestar oídos no a mí, sino ("al logos") a la palabra, y reconocer que todas las cosas son una.

Una muestra de su monismo filosófico, doctrina también respaldada por Parménides, Spinoza o Hegel.

20. Este mundo siempre fue, es y será fuego eternamente vivo.

La llama de la existencia raramente se apaga.

21. La guerra es el origen de todo.

Interesante reflexión sobre la violencia.

22. Los cuerpos muertos han de desecharse con mayor motivo que el estiércol.

Tal vez para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

23. Nada es permanente a excepción del cambio.

El cambio es lo único que podemos dar por certero y fiable.

24. No hagas reír hasta el punto de dar motivo a la risa.

El autorrespeto y la compostura, muy presentes en la obra de Heráclito.

25. Porque sin fuerzas de colisión no hay movimientos y no hay realidad.

En el conflicto se encuentra la esencia y la síntesis.

26. Si todas las cosas se convirtieran en humo, las narices discernerían.

Metáfora para aplicar a distintos contextos de la vida.

27. Una vez nacidos, quieren vivir y alcanzar su destino, pero más bien descansar, así que dejan tras de sí para que alcancen su destino.

Sobre la existencia humana.

28. Erudición no enseña sensatez, pues se la habría enseñado a Hesíodo y a Pitágoras y aún a Jenófanes y a Hecateo.

Tener conocimientos amplios no implica haber alcanzado la madurez y la sabiduría.

29. El parecer de uno, enfermedad sagrada.

Sobre la banalidad de las opiniones mal fundamentadas.

30. No vayamos conjeturando azarosamente sobre los temas más importantes.

Muy en la línea de la anterior frase de Heráclito.

31. Preciso es saber que la guerra es común; la justicia, contienda, y que todo acontece por la contienda y la necesidad.

Otra frase de Heráclito en que exonera el conflicto del intuitivo rechazo que las gentes muestran por él.

32. Los ojos son testigos más exactos que los oídos.

La percepción humana prioriza el sentido de la vista. Pero se trata de una reflexión metafórica.

33. Lo sabio es la meta del alma humana y, a medida que se avanza en sus conocimientos, va alejando a su vez el horizonte de lo desconocido.

El conocimiento nos hace libres y nos da un lugar en el mundo.

34. El alma se tiñe del color de sus pensamientos.

Frase positiva del gran filósofo griego.

35. La salud humana es un reflejo de la salud de la Tierra.

Una de las primeras citas célebres ecologistas en esta frase de Heráclito.