Pelé, cuyo nombre real es Edson Arantes do Nascimento (Brasil, 1940) es un futbolista retirado que es considerado por muchos como el mejor jugador de la historia.

Referido muchas veces como el mejor jugador histórico del Santos y de la selección brasileña, Pelé llegó a ganar tres Mundiales y fue condecorado como el mejor jugador de fútbol del siglo XX según la FIFA.

Artículos relacionados:

Frases célebres de Pelé

Para conocer más de cerca los hitos de este mítico futbolista, nos hemos propuesta recopilar las mejores frases de Pelé, así como sus declaraciones y reflexiones más célebres.

1. Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar.

Una frase para recordar que el esfuerzo tiene sus frutos.

2. Todo es práctica.

El entrenamiento es el hábito que hace grandes a los futbolistas con corazón.

3. Si eres el primero, eres el primero. Si eres el segundo, no eres nada.

Solo el campeón es recordado y pasa a la historia. Del segundo nadie se acuerda.

4. Si no das educación a la gente, es fácil manipularla.

Una reflexión en tono filosófico de “O Rei”.

5. Debes respetar a la gente y trabajar duro para estar en forma. Yo solía entrenar muy duro. Cuando otros jugadores iban a la playa tras entrenar, yo estaba golpeando la pelota.

Sobre su ética de trabajo.

6. Dondequiera que vayas, hay tres iconos que todo el mundo conoce: Jesucristo, Pelé y Coca-Cola.

Tres iconos universales, cada uno en su ámbito.

7. Pelé no muere. Pelé nunca morirá. Pelé va a seguir para siempre.

Sin duda, el recuerdo de este mítico jugador no se borrará de la memoria colectiva.

8. Un penalti es una forma cobarde de marcar.

Pelé no quería que se lo pusieran fácil.

9. Brasil come, duerme y bebe fútbol. ¡Vive el fútbol!

Sobre la afición brasileña y su devoción por el deporte rey.

10. La gente discute entre Pelé o Maradona. Di Stéfano es el mejor, mucho más completo.

Aunque cueste creerlo, el propio Pelé pronunció esta frase, dejando claro quién fue, en su opinión, el mejor futbolista de la historia.

11. Si marqué la diferencia fue gracias a mi educación y mi base familiar, por eso nunca estuve envuelto en escándalos.

Una familia estructurada fue clave en el desarrollo deportivo de Edson.

12. Si muero un día, me sentiré feliz porque intenté dar lo mejor. Mi deporte me permitió hacer tanto porque es el deporte más grande del mundo.

Sobre el fútbol y su legado personal.

13. El entusiasmo es todo. Debe ser tenso y vibrante como una cuerda de guitarra.

Sin actitud no llegan las victorias ni los títulos.

14. Mi madre me dijo: “no juegues al fútbol. Tu padre jugaba y se lesionó, y ahora no puede mantener a la familia”.

Un consejo que, afortunadamente, no siguió.

15. Toda mi vida doy gracias a Dios. Mi familia era muy religiosa.

Sobre su posición en cuanto a la existencia de Dios.

16. Las reglas del fútbol son una educación: iguales y justas para todos.

Todos compiten con las mismas normas.

17. No creo que soy un muy buen hombre de negocios. Actúo demasiado con mi corazón.

Demasiada impulsividad no es buena consejera en el ámbito de los negocios.

18. La Copa del Mundo es una forma muy importante de medir a los buenos jugadores. Es una prueba de un gran jugador.

Enfrentarse a otras naciones y a sus mejores jugadores es una experiencia única.

19. Cuando juegas contra jugadores sucios o jugadores muy duros, es fácil escapar, porque sabes lo que van a hacer. Pero cuando el jugador es duro, pero inteligente, es mucho más difícil.

De ahí que un buen defensa tenga que ser también inteligente y organizado.

20. Represento a Brasil en todo el mundo. A donde quiera que vaya, lo tengo que hacer lo mejor posible para no decepcionar al pueblo brasileño.

Sobre su responsabilidad con su pueblo.

21. Siempre pienso que me habría convertido en un actor si no hubiera sido un jugador de fútbol.

Sus dotes cómicas siempre fueron excelentes.

22. Dios me dio el don de jugar al fútbol, y el resto lo conseguí porque me cuidaba y me preparaba.

Dios dispone, pero cada uno es responsable de hacer su trabajo.

23. Para ser delantero se necesita estar en buena forma.

Lógicamente, la velocidad y la agilidad son armas muy poderosas para un ariete.

24. Cuando se es joven se hacen un montón de cosas estúpidas.

La juventud a veces va acompañada de ciertas dosis de locura.

25. Era un cobarde cuando jugaba. Sólo me preocupaba por la evolución de mi carrera.

Reconociendo que fue bastante egoísta como jugador.

26. El pueblo brasileño debe estar orgulloso de lo que Pelé ha hecho para promover y defender al país.

Ciertamente, Pelé siempre ha intentado influir en política y asuntos sociales.

27. Cuando era delantero siempre quise anotar. Animaba a la multitud. Pero hoy Brasil ha perdido esa voluntad de tener el balón y dominar al adversario.

Sobre el cambio de concepto del fútbol brasileño.

28. La sensación de estar jubilado es mala. Todavía sueño que estoy regateando, marcando goles.

No poder hacer lo que más le gusta es un poco asfixiante para O Rei.

29. Echo de menos la pelota, el entusiasmo y la energía en el estadio, la lucha para conseguir un buen resultado, la alegría y la tristeza en la victoria y en la derrota.

Sobre sus sensaciones pasadas.

30. Nunca voy a ser un entrenador de fútbol. Sé que ser entrenador es complicado y no quiero complicarme la vida.

Una muestra de que es una persona que quiere vivir una vida relajada.

31. Nunca habrá otro Pelé. Mi padre y mi madre cerraron la fábrica. Soy único e irrepetible.

Irónica frase sobre su fútbol y su carisma: únicos.

32. Maradona fue un excelente jugador pero por desgracia todo el mundo puede ver lo que ha hecho con su vida.

Una crítica punzante a la drogadicción del astro argentino.

33. El único gol de cabeza importante que marcó Maradona fue con la mano.

Sobre el gol “la mano de Dios”, que subió al marcador pero debió ser anulado.

34. Ningún individuo puede ganar un partido por sí mismo.

Siempre se necesita al equipo para ganar campeonatos.

35. No hay peor castigo que nacer pelota y ser pateada por un inglés en Wembley.

Sobre la técnica poco refinada de muchos jugadores británicos.

36. Dios me dio el don de saber jugar al fútbol, pero el resto lo conseguí yo entrenándome preparándome a fondo para aceptar cualquier resultado.

La mentalidad sale de uno mismo.

37. Jamás seré técnico de fútbol. Sé que ser entrenador es complicado y no deseo complicarme la vida con eso. Tampoco podría aspirar a tener una carrera como la que tuve como jugador, eso es inalcanzable hasta para mí.

Una gran reflexión sobre lo que implica ser míster.

38. Para compararse conmigo, Maradona primero tiene que pedirle permiso a Sócrates, Tostao, Rivelino, Zico y Romario, así como a otros jugadores brasileños. Luego tendría que pedirle permiso a Di Stéfano y Moreno, dos grandes argentinos que fueron mejores que él.

Otro dardo envenenado para Maradona.

39. Los argentinos están cometiendo un error, no deberían invertir tiempo en asignarme un rival como Di Stéfano o Maradona; deberían invertirlo en darse cuenta de que yo soy mejor que ellos dos juntos.

Aunque contradice otra de sus frases célebres, Pelé descubre aquí su faceta más prepotente.

40. Es una blasfemia y queda mal que lo diga yo, pero en las encuestas soy más popular que Jesucristo. A mí me da risa, soy católico y sé lo que significa Jesús y sus valores.

Sobre su fama mundial.

41. Messi marcará una época, pero nunca será leyenda.

El jugador argentino Leo Messi nunca ha estado entre sus favoritos.

42. No es prepotencia, es que no admito que se diga que existe un jugador de fútbol mejor que yo hasta que no den con uno que haya superado mis mil goles, luego ya hablaríamos.

Ciertamente, esa cifra es inalcanzable para cualquier mortal.

43. Maradona no es un buen seleccionador porque lleva un modo de vida extraño y eso no pasa desapercibido en el equipo.

El liderazgo empieza por los buenos hábitos, y Maradona no es ejemplo de ello.

44. Me lo pasé muy bien en aquella época porque las chicas suecas nos querían, sobre todo si eras negro.

Una cita célebre sobre su éxito con las mujeres europeas.

45. Si un equipo tiene jugadores buenos y de calidad, artistas, se verá un espectáculo. En caso contrario no merece la pena ni poner la tele ni ir al estadio.

Deja muy clara su concepción sobre el fútbol.

46. Todos los jugadores de todos los equipos juegan igual, la diferencia llega cuando uno cuenta con dos o tres jugadores que tienen capacidades individuales. Ahí, amigo, se toca la gloria.

La creatividad no es un don que posean muchos futbolistas.

47. Neymar está listo para ser el líder de Brasil.

Sobre la estrella del PSG.

48. Cuando el 15 de junio de 1958 fui al estadio Nya Ullevi de Gotemburgo, había 50.000 personas con ganas de ver al pequeño niño negro que llevaba el número 10. Muchos me vieron como una especie de mascota en comparación con el físico enorme de los rusos.

Sobre uno de sus partidos en Europa y la euforia que desató su presencia.

49. Para imponerse, el entrenador debe tener buenos conocimientos e inspirar confianza. No puede convertirse en un verdugo, ese error suele pagarse caro porque los grandes equipos, como las grandes empresas, se construyen con unidad y respeto mutuo, no con un látigo.

Sobre la forma de liderar equipos.

50. El mejor jugador argentino después de Maradona, fue Juan Román Riquelme.

Una opinión controvertida, ya que Riquelme no logró triunfar en Europa.

51. Cubillas es mi sucesor.

Sobre el futbolista peruano, que nunca llegó a ser lo que Pelé esperaba.

52. Hoy el fútbol es muy defensivo, muy táctico. Los entrenadores tienen conocimiento de todos los equipos. Los jugadores conocen los equipos. Ya no hay una sola táctica, ahora todos atacan y todos defienden. Cuando se pierde la pelota, todos van a recuperarla. No hay más 4-3-3 o 4-4-2. Todos juegan igual. La diferencia es cuando se tiene uno o dos jugadores con capacidad individual.

La diferencia la marca el jugador (o jugadores) con algún don destacado.

53. Alguna gente piensa que el cuarto árbitro no debería tener autoridad para controlar a los entrenadores. Mi opinión personal es que si le damos al entrenador un área, puede hacer lo que quiera, porque a algunos técnicos les gusta hablar y gritar, y a otros no. No creo que se les deba decir que se vayan hacia atrás y se sienten en el banquillo. Existe la sensación de que tienen demasiado poder. A menos que diga o haga cosas perjudiciales, el entrenador debería tener libertad para trabajar en su área.

Sobre una de las reglas más polémicas del fútbol, que atañe a la capacidad de los entrenadores para dirigir a sus jugadores.

54. Tuvo mucha suerte porque pese a todo lo equivocado que ocurrió en su vida, como las drogas, hay personas que aún le ofrecen empleo.

Otra vez hablando sobre Diego Armando Maradona.

55. Nací para el fútbol como Beethoven para la música.

En esta frase, Pelé nos habla sobre sobre su don mágico para el fútbol.

56. El deporte es algo que inspira mucho a los jóvenes.

Es cierto: muchos jóvenes tienen como referente a futbolistas u otros atletas.

57. Constantemente me preguntan sobre jugadores. La única forma de ganar es en equipo. El fútbol no se trata de escuadras de una, dos o tres estrellas.

Sobre la importancia de competir en equipo.

58. Podría mencionar algunos nombres, pero lo que ha ocurrido en los últimos 10 a 15 años, creo que Messi es el jugador que más consistente de todos esos años, sin duda.

Su opinión sobre Messi fue mejorando a lo largo de los años.

59. El éxito no es un accidente. Es trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, estudio, sacrificio y, sobre todo, el amor por lo que está haciendo o aprendiendo a hacer.

Una máxima para el éxito que todos deberíamos aplicar.

60. Mi padre solía decir: ‘Escucha. Dios te dio el regalo de poder jugar a fútbol. Si cuidas tu salud, si estás en buena forma todo el tiempo, con el don que te dio Dios nadie te detendrá pero debes estar preparado’.

Un sabio consejo de su padre que Pelé siguió fielmente.

61. Cuando un muchacho marca muchos goles mucha gente piensa: “Es un gran jugador”, porque un gol es un objetivo muy importante, pero un gran jugador es aquel que puede hacer de todo en el campo. Puede alentar a sus colegas, darles confianza para seguir adelante. Es alguien que, cuando un equipo no lo hace bien, se convierte en uno de los líderes.

Sobre las cualidades de un gran jugador.

62. Cristiano Ronaldo es un gran goleador... pero Messi es el mejor.

Finalmente, Pelé reconoció la grandeza de “La Pulga”.

63. Ya lo dije, Maradona me ama. Fui a la inauguración de su programa [de televisión], a ayudarlo en un evento para reunir dinero. Me gusta, creo que él me ama. En cuanto a quién era mejor, yo todavía creo que tiene que aprender a cabecear bien y a pegarle con la pierna derecha.

Otra de sus célebres opiniones sobre Maradona, en un momento en que la relación era cordial.

64. Entonces, vi a mi padre llorando. No entendí por qué lloraba, porque siempre me habían dicho que los hombres no lloran. Le dije: 'Papá, no llores. Ganaré la Copa del Mundo por ti, no llores'.

Un consuelo que se volvió realidad al cabo de unos pocos años.

65. Dios me dio el fútbol y sólo Él me lo puede quitar.

Una de esas frases de Pelé más religiosas.

66. Soy un hombre tranquilo, calmado. Tengo mucha paciencia y por eso puedo aguantar los golpes que me pegan dentro de la cancha o los machucones que me dan los partidarios cuando me felicitan. Me gusta hacer amigos, no colecciono enemigos.

Sobre su personalidad tranquila y bondadosa.

67. Los políticos han propiciado que suframos siempre la miseria en Brasil.

Una crítica al establishment del país americano.

68. Yo no busco que hablen bien de mí cuando me muera.

Su legado como individuo le es indiferente.

69. De jugar hoy al fútbol, lo haría en el Barcelona.

Querría jugar al lado de Leo Messi, probablemente.

70. Técnicamente, Neymar es el mejor jugador del mundo.

Sobre el astro brasileño, que militó en las filas del Barcelona para más tarde fichar por el Paris Saint Germain.