Tales de Mileto (624 a.C. - 546 a.C.) fue un filósofo, geómetra, matemático y hombre de leyes griego. Nació y vivió toda su vida en la ciudad griega de Mileto, en la actual Turquía.

Como ocurre con la mayoría de pensadores de la Grecia antigua, Tales de Mileto no dejó ninguna obra escrita, y lo que se sabe de él lo debemos a otros pensadores y filósofos posteriores, quienes recogieron sus enseñanzas.

Artículos relacionados:

Frases célebres de Tales de Mileto

Pionero en el pensamiento deductivo aplicado al campo de la geometría, su legado recoge varios teoremas matemáticos que siguen vigentes.

Para conocer más de cerca la obra de este pensador griego, nos hemos propuesto recopilar las mejores frases de Tales de Mileto. Estos aforismos nos transportan a la Grecia de la época en que vivió este genial filósofo.

1. El placer supremo es obtener lo que se anhela.

Lograr nuestros objetivos nos hace sentirnos realizados.

2. La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil es hablar mal de los demás.

La crítica siempre es facilona y simple. La introspección es un asunto complicado.

3. La felicidad del cuerpo se funda en la salud; la del entendimiento, en el saber.

Mente y cuerpo tienen distintas formas de estar en plena forma.

4. Todo es animado y todo está lleno de dioses.

Una frase de Tales de Mileto en que nos muestra su animismo filosófico.

5. La belleza no dimana de un cuerpo hermoso, sino de las bellas acciones.

La ética y la estética se funden en un mismo ente.

6. Toma para ti los consejos que das a otro.

Es fácil repartir consejos por doquier; lo complicado es aplicarlos a nuestra propia vida.

7. Muchas palabras nunca indican sabiduría.

Los verdaderos sabios raramente hablan demasiado.

8. La esperanza es el único bien común a todos los hombres. Los que todo lo han perdido la poseen aún.

Lo último que se pierde es la esperanza en una vida mejor. Gran reflexión de Tales de Mileto.

9. Si buscas una buena solución y no la encuentras, consulta al tiempo, puesto que el tiempo es la máxima sabiduría.

Tal como señalan muchos pensadores, el tiempo es el mejor antídoto para cualquier veneno.

10. De todas las cosas la más antigua es Dios, porque no fue creado.

Una particular visión sobre el ente divino.

11. Elige una sola cosa buena.

Un resumen sobre su ética monista.

12. Estoy agradecido a mi destino por tres cosas; por haber nacido humano, por haber nacido hombre no mujer, por haber nacido heleno no bárbaro.

Algunas características de las que Tales de Mileto estaba especialmente orgulloso.

13. El trabajo aumenta la virtud. El que no sabe cultivar las artes, trabaje con la azada.

Oda al esfuerzo mental y manual.

14. El agua es el elemento y principio de las cosas.

El arkhé; el principio de la vida.

15. Quebrantará así la lengua de los charlatanes.

La mentira tiene los días contados.

16. ¡Ay Tales! No eres capaz de ver lo que pasa a tus pies y percibir el cielo al mismo tiempo.

Frase que pronunció tras caerse en un pozo después de tener la vista puesta en el cielo.

17. Sea tu oráculo la mesura.

El equilibrio siempre es el mejor guía.

18. Lo más grande es el espacio, porque lo encierra todo.

Tal vez no sea infinito, pero sí contiene todo lo contenible, según Tales.

19. Lo más hermoso es el mundo, porque es obra de Dios.

Sobre la creación divina, perfecta y en todo su esplendor.

20. Busca siempre un quehacer; cuando lo tengas no pienses en otra cosa que en hacerlo bien.

La profesionalidad nace de la obsesión y el esfuerzo diarios.

21. Cuida tus palabras; que ellas no levanten un muro entre ti y los que contigo viven.

Ser comedido en las palabras nos asegura un entorno favorable y amistoso.

22. Lo más fuerte es la necesidad, porque domina todo.

Impera en la vida de los hombres y los hace sumisos.

23. Lo más veloz es el entendimiento, porque corre por todo.

Una de esas frases de Tales de Mileto que nos recuerdan su capacidad para describir cualquier concepto.

24. El pasado es cierto, el futuro oscuro.

Una visión razonable sobre la temporalidad.

25. No llegué a ser un padre porque soy amigo de los niños.

Irónica frase de Tales en que nos muestra su amor por la infancia.

26. Si hay un cambio, tiene que haber algo que cambia, sin embargo, no cambia.

Lo aparentemente mutable, en realidad, no lo es. Según Tales de Mileto.

27. ¿Quién es feliz? Una persona que tiene un cuerpo sano, que se cubre con la paz de la mente y que cultiva su talento.

La receta para la felicidad: mens sana in corpore sano.

28. Evita hacer lo que se puede culpar a otros por hacer.

No creas que tu inocencia tiene más fundamentos que la de cualquier otro.

29. No vivimos, en realidad, en la cima de una tierra sólida, sino en el fondo de un océano de aire.

Curiosa e interesante reflexión acerca de nuestro entorno natural.

30. Todas las cosas son de agua y todas las cosas se disuelven en agua.

Un principio químico no del todo errado.

31. Aísla tu persona en tu mundo interior y reflexiona sobre el sistema del universo.

De lo pequeño a lo inconmensurable.

32. Si no hay riqueza excesiva ni pobreza inmoderada en una nación, entonces se puede decir que la justicia prevalecerá.

Según Tales de Mileto, la democracia ha de sustentarse en un reparto equitativo de los bienes materiales.